Faltando pocos días para el cierre del año, Zona Militar tuvo la posibilidad de entrevistar a la Presidenta de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”, Dra Mirta Iriondo, para que nos brindara un vistazo sobre las dificultades que debió afrontar la fábrica cordobesa así como la proyección previstas para el 2021.

Iriondo manifestó que FAdeA atravesó una situación muy seria durante el 2020, debiendo amoldarse a las estrictas normas de bioseguridad y a los nuevos tiempos políticos impuestos por la emergencia sanitaria desatada por el COVID. Un detalle no menor es que la ex-FMA debió reducir la actividad de su planta a un 10/15%, con las consecuencias lógicas en todas sus líneas de fabricación, ensamblado y servicios. Pese a que actualmente se pudo retomar niveles próximos a la normalidad (hoy se acerca al 75%), aún prevalece cierta incertidumbre en cuanto a la evolución e incidencias que pueda generar el COVID en la actividad de la fábrica.

Ante este contexto, la titular de FAdeA expresó que resulta muy difícil sacar conclusiones positivas o negativas para el 2020, aunque si consideró que aún queda mucho por hacer en cuanto a las posibilidades de crecimiento de la Fábrica. En ese sentido, durante el corriente año se avanzó con la reestructuración de las áreas de Mantenimiento, Calidad y Recursos Humanos, poniéndose énfasis en Aviones Militares, ya que la contracción y parálisis de los servicios para aviación comercial lo dejaron como la única fuente de ingresos.

Con la posibilidad de una recuperación de la aviación comercial para 2021 y años subsiguientes, FAdeA apuesta por restablecer negociaciones con LATAM y Etihad con el fin de reiniciar la prestación de servicios y de esta manera asegurar la tan necesaria facturación por fuera del estado nacional. En relación con este último punto, Iriondo comentó que también se viene trabajando con Embraer y el programa C-390 Millennium, específicamente en los componentes destinados al pedido portugués. La directora de FAdeA expuso que se vienen manteniendo negociaciones con la empresa brasilera sobre cuestiones de costos (reducción) y reprogramación de la producción. Vale recordar que en Córdoba se producen el upper rack, conjuntos de la puerta de carga, cono de cola, 4 puertas del tren de aterrizaje, spoilers y flap fairing.

Poniendo énfasis en las FFAA

Tal como mencionamos previamente, el nicho militar sigue siendo el principal cliente de FAdeA, con Fuerza Aérea Argentina a la cabeza, seguida por Armada Argentina y Ejército, contando cada fuerza con distintos proyectos en curso o aguardando el inicio de su ejecución.

Sin duda, Fuerza Aérea centraliza los esfuerzos de FAdeA con el Pampa III, la modernización de los C/KC-130 Hércules y la remotorización/modernización del IA-58 Pucará. Con los contratos plurianuales ya aprobados, queda por definir los contenidos técnicos de los distintos programas a los fines de dar los primeros pasos. Pese a que se trata de una buena noticia, lo cierto es que aún se está lejos de una planificación a largo plazo, contexto muy necesario cuando se trata sobre las FFAA armadas en general y sobre la industria aeronáutica en particular. Así lo expresó Iriondo, agregando que pese a que al Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF) se lo pueda considerar como la herramienta que permitirá traccionar la I+D local, el mismo necesitaría de otros instrumentos de tipo legislativo (como puede ser una Ley de Obtención de Medios) y financieros a los fines de asegurar un normal proceso de adquisición de equipamiento, así como la salvaguarda de fondos cuando el flujo de estos no es constante.

Haciendo un repaso por los proyectos de mayor relevancia, podemos mencionar:

IA-63 Pampa III: Con la parálisis sufrida en la línea de ensamblado y sin un flujo constante de fondos, FAdeA no pudo cumplir con las metas previstas para 2020, que era la entrega de al menos dos unidades siendo una de ellas el EX-04, prototipo que debía ser convertido al estándar Bloque II con la incorporación del Embedded Virtual Avionics como principal característica. La proyección para 2021 está puesta en realizar la campaña de ensayos en vuelo durante el primer semestre a los fines de lograr la certificación, mientras que en el plurianual se espera poder completar 6 nuevos Pampa III (dos por año) así como la modernización de otros 6 Pampa II/II-40 al estándar III Bloque 2.

Actualmente, el EX-04 se encuentra realizando las primeras pruebas de motor y rodaje, esperándose que antes de fin de año se pueda contar con su alta de taller y con un nuevo esquema de pintura (a definir). Vale recordar que para iniciar las primeras evaluaciones del Bloque II se deberá contar con dos aeronaves, siendo la segunda el EX-03, Pampa que forma parte del Centro de Ensayos en Vuelo y que a lo largo del corriente año realizó una serie de homologaciones de distintos componentes nacionalizados y de armamento (lanzamiento de bombas y tiro con pod de ametralladoras 7,62 y cañón de 30mm).

También debemos recordar que se ha seguido trabajando en el desarrollo de proveedores locales con el objeto de reemplazar componentes que son comprados en el extranjero o que están siendo discontinuados. Uno de los casos más recientes es el Sistema de Oxígeno de Emergencia (EOS) provisto por la empresa MBA S.A. Argentina, el cual reemplazará al que previamente era adquirido a la alemana Dragerwerk. Pese a que la proyección es incrementar el % de componente producidos nacionalmente, lo cierto es que, sin la previamente mencionada política a largo plazo, las garantías que se le puede ofrecer a los proveedores son muy pocas.

Iriondo mencionó a Zona Militar que otros de los frentes donde actualmente se está trabajando es en la recuperación de las capacidades operativas de la FAA, a los fines de garantizar el sostenimiento de los distintos medios que reciben atención de FAdeA. En relación con este punto, la titular de FAdeA confirmó que también se volverá a implementar un Rolling Plan en conjunto con la Dirección General de Material y las Brigadas Aéreas a los fines de establecer los requerimientos y planificaciones conjuntas, lo que permitirá mejorar los tiempos de respuesta ante la necesidad de repuestos o servicios.

A modo de cierre, y en coincidencia con lo oportunamente comentado por el JEMGFAA Brigadier General Isaac, FAdeA y la Fuerza Aérea vienen trabajando en diversos proyectos que apuntan a incrementar las capacidades del Pampa III, entre ellos la fabricación de los pilones internos Alkan 6095 y de los Alkan 6096 externos, el desarrollo de un pod y la evaluación de nuevo armamento.

C-130H Hércules: Actualmente se trabaja en el quinto y último Hércules, el TC-64, el cual debería ser entregado a la FAA en el segundo semestre de 2021 siempre y cuando se cuente con los fondos necesarios y la emergencia sanitaria no vuelva a recrudecer. Este año FAdeA logró entregar el TC-66, aeronave que fue mas que bien recibida en la I Brigada Aérea debido a la exigencia que se estaba poniendo en los únicos KC-130 operativos.

En cuanto al futuro del L-100 TC-100, ya se ha definido que el mismo recibirá la PDM e inspección isocrónica, debiendo aún la FAA realizar las definiciones técnicas en cuanto al kit de modernización que se le aplicará. Siempre dentro de un contexto incierto, la proyección para el TC-100 es que se pueda entregar en el 2023.

IA-100 Malvina: El proyecto por el nuevo entrenador básico también mantiene su marcha, habiendo cumplido con los hitos previstos para estas fechas. En marzo se pretende iniciar con las definiciones tecnológicas, de proveedores y línea de producción, proyectándose que el primer prototipo podría estar listo para mediados de 2021 y con roll-out en diciembre del mismo año. Para el primer semestre de 2022 se espera tener las certificaciones necesarias para comenzar la producción en serie en el segundo semestre del año, con una cantidad inicial prevista en 34 aeronaves. Lógicamente la agenda podría varias, ya que hay muchos factores que pueden tener incidencia directa tal como los distintos costos así como la disponibilidad de recursos presupuestarios.

Pucará Fénix: El prototipo OVX-501 mantuvo su campaña de ensayos en vuelo a lo largo del 2020, ocasión que fuera oportunamente cobertura de Zona Militar. Lamentablemente no se pudo finalizar con la mencionada campaña ni con la necesaria certificación de motores y hélices, materia pendiente para 2021 así como la certificación de modernización y ensayos con pod EO/IR-Radar que deben desarrollar FixView e Invap. De alcanzarse los hitos previstos para el año que viene, la producción en serie se ejecutará durante 2022 y 2023.

Armada Argentina: Iriondo confirmó están previstos varios proyectos para la Aviación Naval. El de mayor envergadura corresponde a las actividades que se están realizando en el P-3B Orión 6-P-56 a los fines de completar los trabajos que fueron puesto en pausa por cuestiones burocráticas y presupuestarias hace un par de añosEl mencionado cuatrimotor tiene un completamiento de casi un 70%, esperándose que la inspección y la revitalización se pueda finalizar en el 2022. Sin embargo, la puesta a punto del remanente de la flota aún deberá aguardar por una decisión, habiéndose establecido una proyección de trabajos posterior a 2022. Otro detalle no menor es que las unidades almacenadas de P-3B han presentado serias novedades estructurales, lo que hace pensar que la actividad podría dividirse entre FAdeA y el Taller Aeronaval Almirante Zar.

Otro de los proyectos en curso y con vistas de poder avanzar en el 2021, es la modernización de los Beechcraft T-34C Turbo Mentor, estando previsto contar con un prototipo al cual se le sumarán siete unidades de serie.

Ejército Argentino: Con la Aviación de Ejército se trabajará en la puesta a punto y modernización de cinco helicópteros Agusta Bell AB-206B1. El contrato recibió luz verde a mediados de septiembre pasado, sin embargo, los fondos recién fueron puestos a disposición en el mes de noviembre. De acuerdo con lo mencionado en el contrato y confirmado por Iriondo, la puesta a punto y modernización incluyen la inspección de la célula y de componentes dinámicos, así como revisión de los motores RR Allison 250 C20. Al frente de la modernización se encuentra la empresa tandilense REDIMEC, encargada de la instalación del sistema de. Los helicópteros por recorrer y modernizar son el AE-317 (CC 73 / SN 9191), AE-318 (CC 69 / SN 9187), AE-323 (CC 67 / SN 9185) y TBD. El AE-329 (CC 70 / SN 9188) solo será recorrido y no recibirá pintura.

15 COMENTARIOS

  1. Resumiendo como no hay un mango no hicimos nada y pasamos todas las fechas para el año 2022 y 2023. El IA 100 que no se lo vendemos a nadie porque es caro para lo que sirve tampoco lo terminamos el Pucara Fenix sigue siendo ceniza. Y colorin colorado este cuentito ha terminado

  2. Bastante de acuerdo con Natalio, Entre otras cosas, en tanto «el nicho militar sigue siendo el principal cliente de FAdeA, con Fuerza Aérea Argentina a la cabeza, seguida por Armada Argentina y Ejército, contando cada fuerza con distintos proyectos en curso o aguardando el inicio de su ejecución» todo queda sujeto al dinero que ponga el estado para tales fines, cuestion bastante dudosa «crónicamente» y mas aun con el futuro económico financiero del país a futuro incluyendo el «declamado entusiastamente» FONDEF por el MINDEF. De paso el IA100 paso a la historia sin pena ni gloria. Ahora el «proyecto» es el IA 100B a requerimiento de la FAA, veremos cuando pueda volar el el prototipo. En principio planeaban entregar los primeros aviones en el 2022, cuestión bastante optimista por cierto (es el proyecto que se financia con 2,5 millones de dolares provenientes del IAF con «garantía» del MINDEF, es decir del Estado Nacional, «toda una GARANTIA»).

  3. No entiendo la modernización de los Beechcraft T-34C Turbo Mentor. Se supone que ya estaban retirados. Además, ¿Cuál seria su función teniendo ya a los IA-100 «Malvina»? Solo se me ocurre que formarían una escuadrilla histórica, lo que me lleva a preguntar si vale la pena gastar plata en eso cuando hay tantos proyectos operativos con falta de presupuesto. Se tiene previsto fabricar dos Pampa III por año; en años anteriores se llegaron a entregar tres unidades anuales. Esperemos que el FONDEF pueda aportar soluciones a los problemas materiales de las FFAA. El FONDEF no es la Panacea, pero seguramente permitirá poder proyectar con algo más de previsivilidad.

    • Inocencio…el T-34 B es un avión turbohelice con una velocidad máxima de 280 knts (unos 500 km/hr)…el IA 100 tiene motor a pistón y no alcanza ni la mitad de esa velocidad…es casi de la categoría de avión escuela de «Club Aereo», por lo que dudo que la Aviación Naval quiera reemplazar sus T-34 C por ese avión…a no ser que sea una compra «política».
      Slds.

  4. En lo personal, creo que no se toma en cuenta por parte del Directorio de FAdeA así como de las autoridades del MinDef, las posibilidades de desarrollar una aeronave civil bi motor como una familia de aviones para diferentes usos y autonomías. Entre otra opción muy importante, el desarrollo de un motor diesel del orden de los 350 HP para desentenderse de los proveedores extranjeros.

    Administrando recursos propios (financieros y técnicos) de FAdeA y con acuerdos de colaboración con potenciales proveedores externos (nacionales y foráneos) se podría llegar en un plazo prudencial a los dos prototipos para ofrecer al mercado un producto sin duda necesario y en forma competitiva. Mercado civil y porqué no, de aplicación también militar y para Fuerzas de Seguridad.

    El mundo nos muestra que las empresas proveedoras del Estado de material militar, aprovechan lo aprendido para desarrollar bienes para la actividad privada y FAdea deberia seguir el ejemplo.

    Saludos.

  5. Creo que la mayoría coincidimos en que se ha hecho poco y nada, y que en 2021 también se hará poco y nada.
    No tengo dudas de que deberíamos haber incorporado los P3C Orion ya aprobados por FMS y más Hércules de segunda mano. Su bajo costo de adquisición y nuestras capacidades para modernizar y poner en condiciones de vuelo a estas aeronaves, y las posibilidades de desarrollo futuro por parte de nuestros Científicos y Técnicos, hacen que no resista el menor análisis la conveniencia de su compra. Los que comentan o sobre todo los que escriben acá son especialistas, yo lo digo casi desde el sentido común.
    El FONDEF es una cáscara vacía, o llena de humo como más le gusta decir a muchos. Este Gobierno se va a terminar yendo mostrando toda su incapacidad para gestionar y más aún para desarrollar.

  6. Ing Francisco de Arteaga , ing Ambrosio Taravella, Brig Juan San Martín y Mirra Iriondo desempeñando iguales tareas al frente de la fábrica. Saquemos conclusiones.

  7. 34 avioncitos a U$S700K cada uno mas el costo de desarrollo son 25 millones dólares. Hay 20 prioridades de la FAA en que gastar antes que un entrenador que no necesita. Todo para darle de comer a una fábrica deficitaria que vive estrangulada por el goteo de capitales. Inviable por donde se lo mire. No hicieron nada y lo que harán será poquísimo porque no habrá dolares. Ya todos sabemos que ese será el final de la historia, el Fondef financiará los sueldos de los empleados para ver 4 Pampas al final de la gestión con suerte

  8. Fadea necesita proyección y estabilidad para encarar y sostener proyectos que necesariamente son siempre largos, no puede cada 4 años desarmarse y armarse de nuevo. La fabrica no tiene futuro de seguir así (bah , ni presente tiene). Debe ser privatizada o pasar a manos de la Fuerza Aérea. Si se privatiza entonces prevalecería la búsqueda de ganancia, si pasara a órbita de la FAA prevalecería el enfoque utilitario para la defensa, si continua como esta solo seguirá realizando propaganda política con vistas a elecciones (todos sus proyectos actuales solo tienen el fin de servir como propaganda, nada de lo que se desarrolla o produce es para cubrir una necesidad de un cliente).

  9. No se muchachos, este año estuvo dedicado casi completamente a la pandemia, era obvio que no iba a haber grandes avances. Con fondef tampoco espero un cambio de 180 grados, si se da un cambio se va a ir dando de a poco. Creo que hay que darle un changui a esta gestión tanto en Mindef como en Fadea, de por lo menos uno o dos años más y ahí evaluar bien.

  10. Me hubiera gustado tener una mínima planificación aunque sea en años anteriores,también me gustaría tener una lista de adquisiciones que hubieran surgido netamente de la gestion anterios ( sin nombrar los patrulleros que se compraron con plata ajena y sin planificación)

  11. Teniendo en cuenta lo que fué el 2020 «el futuro incierto» no hay que ni mencionarlo, aunque me hubiera gustado escuchar algún proyecto que fuera más allá de los papeles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.