El pasado 12 de junio y con la firma del Contrato Interadministrativo por parte de los titulares del Ejército Argentino y de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”, se dio el paso necesario para avanzar con los trabajos de retorno al servicio y modernización de los helicópteros Agusta Bell AB-206B1 pertenecientes al Comando de Aviación de Ejército. En esta ocasión, el acuerdo incluye la puesta a punto de cinco helicópteros, cuatro de los cuales recibirán la modernización en sus sistemas de comunicación y la instalación de nueva aviónica.


Como ya hemos informado anteriormente, FAdeA y REDIMEC fueron seleccionadas como las encargadas de realizar estos trabajos, luego de la prolongada espera por los helicópteros que anteriormente habían pertenecido a los Carabinieri italianos. Al igual que en el Contrato Interadministrativo de 2019, las aeronaves a recorrer y modernizar serán destinadas a una Fuerza de Seguridad federal a determinar y al Comando de Aviación de Ejército. Como es sabido, el Escuadrón de Aviación de Exploración y Ataque 602 ya opera cuatro AB-206B1 entregados a fines del 2019 y en abril de este año. Los mencionados helicópteros son el AE-310 (recorrido por Leonardo), AE-311, AE-312 y AE-314. Este año también se entregaron los AE-325 y AE-327 así como el AE-326, unidades que cuentan con los esquemas de Gendarmería Nacional y Prefectura Nacional respectivamente.
El actual Contrato tiene previsto retornar al servicio y modernizar los siguientes helicópteros:

  • AE-317 (CC 73 / SN 9191)
  • AE-318 (CC 69 / SN 9187)
  • AE-323 (CC 67 / SN 9185)
  • TBD
  • AE-329 (CC 70 / SN 9188) Esta unida solo será recorrida y no recibirá pintura.

Tal como detalla el Contrato, el monto total por la puesta a punto y modernización asciende a 129.933.522 pesos, suma que se divide en 76 millones para la vuelta a servicio de los 4 AB-2906B1 para el CAE y 18.5 millones para el destinado a la FFSS. Por su parte, la modernización de los cuatro helicópteros requiere un desembolso de 35.273.676 pesos.
Ahondando en los trabajos que se les realizará a los AB-206B1, podemos mencionar:

  • Célula: Inspección de 300 horas, con atención particular en el sistema de combustible y tanque de aceite. Decapado y pintado, control de corrosión, pruebas funcionales de comunicación y control de arneses, matafuego y equipos instalados.
  • Componentes dinámicos: Reemplazo de partes con vida útil limitada. Inspección mayor de componentes vencidos para overhaul. Corrida de componentes en aeronave o banco.
  • Motor RR Allison 250 C20: Revisión y reemplazo de partes, reparación mayor y prueba funcional en banco de ensayos. Integrar motor con aeronave y realizar pruebas funcionales, tanto en tierra como en vuelo. Remoción e inspección del detector de partículas metálicas

A lo mencionado también se incluye inspección del fuselaje, tren y cono de cola, control e inspección de los componentes del rotor, transmisiones, puesta a punto del interior de los helicópteros (asientos, arneses, etc). Por último, resta la instalación del sistema de aviónica por parte de REDIMEC (que incluye el Sistema de Visión Sintética). Durante los trabajos enumerados se respetará la configuración y equipos de los AB206B1 ya entregados, a los fines de primar la estandarización de todas las aeronaves de la línea.

El cronograma de entregas, que se estableció a partir de la fecha de entrada en vigencia de la facturación inicial, tiene previsto materializar la salida de los helicópteros recorridos y modernizados a los 6, 7, 8, 9 y 10 meses. Lógicamente, estos planes no serán ajenos a la actual pandemia de COVID19, por lo que no resultaría extraño que se puedan sufrir algunas demoras.

Fotos: Zona Militar

3 COMENTARIOS

Deja un comentario