Zona Militar - Desde la Sociedad por la Defensa

Pese al contexto desfavorable que ha significado la emergencia sanitaria, la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” ha conseguido mantener el impulso necesario que garantizó la actividad en sus líneas de fabricación y mantenimiento, lo cual no es poco si consideramos el impacto negativo que ha sufrido la industria aeronáutica a causa de la pandemia de COVID-19.

En una nueva entrevista brindada por la titular de FAdeA, Dra Mirta Iriondo, Zona Militar pudo abordar los distintos proyectos en curso y la proyección realizada por la fábrica cordobesa para 2021. Indudablemente, a la cabeza de la mencionada planificación destacan el desarrollo del recientemente anunciado IA-100 “Malvina” y la continuación de la producción y evolución del Pampa III. También resultan de vital importancia los diversos contratos para brindar servicios de mantenimiento y modernización, los cuales incluyen los programas de modernización y recorrida de los C-130 Hércules, puesta a punto y modernización de los helicópteros Agusta Bell AB-206B1 de la Aviación de Ejército y la asistencia prevista para el retorno a servicio de los Fokker F-27 y F-28 de la Fuerza Aérea Argentina.

Algunos de los mencionados programas han visto demorada la aprobación de sus respectivos contratos, lo que motivó que FAdeA tuviera que absorber parte de los costos, trabajando a riesgo propio con el fin de no detener las actividades. Esta situación ya se veía como probable a fines del mes de marzo, ocasión en la cual la Dra Iriondo manifestó a Zona Militar que la preocupación por aquel entonces era la cambiante situación frente al COVID-19, lo que podría generar inconvenientes en la planificación y ejecución ya que los contratos de mantenimiento y fabricación eran esperados para el mes de abril.

Durante la reciente entrevista también se recalcó la vital importancia que significa contar con contratos plurianuales de fabricación y por provisión de servicios, así como lo necesario que resulta disponer no solo de un presupuesto aprobado sino también de una fuente de financiación para avanzar con distintos programas, función que se espera cumpla el Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF). De contarse con estas herramientas que contribuyan con un flujo de fondos, se piensa avanzar en proyectos paralizados, como es el caso de la revitalización e inspección PMI de los aviones de patrulla marítima P-3B Orión del Comando de Aviación Naval. Vale recordar que al día de la fecha, el único Orión que recibió los trabajos en FADeA (el 6-P-56) se encuentra completado casi en un 80%, a la espera de que se tomara una decisión sobre su futuro. De acuerdo con lo expuesto por Iriondo, la actividad debería normalizarse en los próximos meses ya que finalmente se pudo saldar la deuda (durante esta gestión y la pasada) que se mantenía con OGMA, empresa portuguesa con la cual se tenía contrato para asistencia del tipo On the Job Training. La operación fue realizada a riesgo de FAdeA, ya que tanto los fondos para saldar la deuda restante (restituidos por el MinDef) como la tarea actual de revisión de documentación y preparativos corre por cuenta de la fábrica. La extensión de los trabajos a las aeronaves restantes dependerá directamente de la asignación presupuestaria y de la asistencia que se pueda proveer con el non-nato FONDEF.

IA-100 “Malvina”

Proyecto recientemente presentado por el Ministerio de Defensa en compañía con las instituciones que participan del mismo, el IA-100 “Malvina” viene a retomar la experiencia obtenida con el demostrador tecnológico IA-100. La titular de FAdeA manifestó que con la etapa conceptual finalizada (proceso en el cual participó activamente la Fuerza Aérea Argentina), se espera dar los primeros pasos del proyecto en los próximos días, esta vez con el diseño conceptual e inicio de cálculos estructurales y cronograma.

El relanzamiento del IA-100 no resultó sorpresivo, ya que, en la entrevista realizada en el mes de marzo, Iriondo había expresado a Zona Militar la idea de retomar el proyecto, plan que era impulsado por el ministro Rossi y que contaba con el interés de la Fuerza Aérea. Dentro de la planificación establecida, se tiene previsto recurrir a las capacidades instaladas con que cuenta FAdeA, muchas de las cuales se obtuvieron gracias a la implementación del programa de fabricación de componentes del Embraer KC-390. Otro aspecto de vital importancia será el trabajo en conjunto a realizarse con el Instituto Universitario Aeronáutico (física de vuelo) así como con empresas privadas del rubro, tanto para tareas de cálculo y diseño como para el desarrollo de proveedores. Estos últimos no solo pensando en impulsar la industria local, sino también en la previsión de lo que será la producción en serie del IA-100 Malvina. Esto incluye los trabajos previos que deberán ejecutarse a los fines de alcanzar la adecuación que demandarán los estándares de producción. Si se mantiene la proyección prevista, se podría esperar que el primer prototipo vea la luz en el 2021.

En cuanto a los costos estimados de producción, se mencionó que la unidad de IA-100 Malvina se ubicaría entre los 600.000 y 650.000 dólares, manteniéndose la idea a largo plazo de poder concretar ventas al exterior, así como el desarrollo de versiones de 3-4 plazas y de un modelo destinado a la aviación civil. En esta ocasión no abordaremos detalles técnicos, ya que algunos de los mismos fueron tratados oportunamente en nuestro artículo “IA-100 Malvina, el futuro desarrollo de FAdeA”.

Servicios de modernización y mantenimiento.

Tal como mencionamos previamente, FAdeA sigue proveyendo servicios de mantenimiento y modernización. El programa más antiguo en ejecución es el que se viene realizando en los C/KC-130H Hércules de la Fuerza Aérea Argentina, aeronaves que no solo reciben la correspondiente PDM (Programmed Depot Maintenance) sino que también se les integra y actualiza distintos sistemas tales como la aviónica Rockwell Collins Flight2, sistemas de comunicación, navegación y gestión de tráfico aéreo, reemplazo total de los paneles de instrumento correspondientes a los pilotos y navegador, modificación del cableado eléctrico e hidráulico, instalación de un nuevo sistema de refrigeración y APU, provisión de un nuevo sistema de gestión de combustible y cambio de caja de válvulas de hélices asociado a un sistema de control digitalizado.

Actualmente, el C-130H TC-64 se encuentra en FAdeA, siendo la última unidad de la serie que será modernizada (cuarta realizada localmente). Iriondo manifestó que se espera completar un 50% de los trabajos este año, mientras que la mitad restante deberá completarse en el 2021 (contrato plurianual previsto para el presupuesto a aprobarse en octubre) siempre y cuando logren resolverse algunas cuestiones con uno de los proveedores. La línea podría mantenerse abierta con la posible recorrida y modernización del L-100 TC-100, trabajos que también fueron incluidos en el contrato plurianual. El mencionado cuatrimotor arribó hace meses a FAdeA, en espera de que se tome una decisión sobre su futuro. Ante la demanda de medios de transporte que requiere la Fuerza Aérea, sería más que necesario que se pueda avanzar en el retorno al servicio del TC-100.

Otra de las líneas que se mantiene en actividad es la correspondiente a los AB-206B1, en parte gracias al adelanto de fondos dispuestos para órdenes de compra. Al respecto, Iriondo explicó que la aprobación del contrato se ha visto demorada, encontrándose actualmente en el Ministerio de Defensa para su revisión técnica. El proceso burocrático incluye el paso por Jefatura de Gabinete de Ministros, donde deberá recibir luz verde.

Cabe recordar que las tareas de puesta a punto y modernización incluyen la inspección completa de la célula y de los componentes dinámicos, así como revisión de los motores RR Allison 250 C20. Al frente de la modernización se encuentra la empresa tandilense REDIMEC, la cual se encarga de la instalación del sistema de aviónica (incluido el Sistema de Visión Sintética). Los helicópteros que recibirán la totalidad de los trabajos mencionados serán el AE-317 (CC 73 / SN 9191), AE-318 (CC 69 / SN 9187), AE-323 (CC 67 / SN 9185) y TBD. El AE-329 (CC 70 / SN 9188) solo será recorrido y no recibirá pintura.

En relación con la recuperación de los sistemas de armas Fokker F-27 y F-28 que viene impulsando la Fuerza Aérea Argentina para recomponer su capacidad de transporte mediano, FAdeA ha conformado un joint-venture con la Fuerza, en la cual la fábrica proveerá de personal técnico para asistir al GT1 en El Palomar. FAdeA también oficiará como nexo para el procesamiento de compras de componentes y materiales. Debido a la emergencia sanitaria, el traslado de personal y actividades se ha ralentizado.

Por último, pero no menos importante, Iriondo brindó detalles sobre los servicios MRO que FAdeA venía ofreciendo a Etihad Engineering/LATAM, nicho que había permitido la diversificación e el ingreso de fondos por fuera del estado. Lamentablemente, la crisis aerocomercial ha impactado directamente en los contratos vigentes, habiéndose paralizado todas las actividades que se venían realizando con LATAM. Iriondo mencionó que actualmente FAdeA aloja una unidad de LATAM, la cual había presentado una novedad que no estaba prevista solucionar según contrato. Pese al envío de personal técnico extranjero por parte del cliente, los trabajos debieron ser paralizados por la cuarentena, situación que se agravó por la situación que atraviesa LATAM. Ante un contexto actual que no brinda las mejores condiciones para realizar una proyección, FAdeA mantiene interés en ampliar el espectro de clientes para MRO, para lo cual tiene previsto obtener certificaciones que la habiliten para ofrecer sus servicios a otros clientes.

En próximas entregas brindaremos más detalles sobre como avanza la fabricación y evolución del IA-63 Pampa III y de lo que podemos esperar respeto al Pucará Fénix.

Fotos: Zona Militar

3 COMENTARIOS

  1. Carlos excelente artículo con información detallada y muy equilibrada.
    La pregunta que todos nos hacemos luego de leer tu articulo seria: Es posible que una fábrica de aviones del estado sobreviva solo de contratos del estado?.
    Cuándo vendrá la etapa de de vender al resto del mundo?. Hago la pregunta porque gobierno tras gobierno prometieron hacer de Fadea una gran industria de desarrollo productivo.
    Hoy le pide 2, 5 millones de dolares al mismo quw prometió un Fondo para la Defensa sin aportar absolutamente nada.
    No será que algo está errado, no será que los inversionistas privados se deberían estar peleando por las acciones de Fadea, o por tener la suerte de invertir en ella?.
    Construir un proyecto de avión con la misma plata del Estado es fácil y rápido pero siempre estará condenada al fracaso.

    • Mario, muchas gracias por el comentario. Sin duda lo que comentás es el deseo que muchos tenemos para FAdeA: ser una alternativa para los clientes por fuera del estado. La diversificación implementada fue un primer paso hacia ese objetivo, sin embargo no podemos ignorar que la industria aeronáutica está sufriendo una contracción a nivel mundial. FAdeA no es la excepción (ya lo sufre con los trabajos de MRO paralizados) y más si consideramos que todavía le falta mucho camino por recorrer para afirmarse como un referente local.

  2. Al márgen de varias tareas para distintos aparatos que yá fueron realizadas exitosamente, el resto todos proyectos atados con piolín. Una pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.