???????????????????????????????????????????????????????????????

A mediados del mes de junio, Zona Militar tuvo la posibilidad de visitar el Centro de Ensayos en Vuelo (CEV), oportunidad que no solo sirvió para interiorizarnos sobre la actividad que se realiza en dicha unidad, sino que también nos permitió apreciar y conocer en primera persona la labor que desempeña el personal que lo integra.  Alojado en el predio de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”, el Centro de Ensayos en Vuelo actualmente es el encargado de ejecutar las campañas de ensayos y homologaciones en los sistemas de armas IA-63 Pampa III y en la versión re-motorizada del IA-58 Pucará.

Tal como pudimos apreciar, los recursos humanos del CEV están integrados por un reducido componente que se caracteriza por su profesionalismo y homogeneidad, donde la interacción no se limita a la de los Oficiales y Suboficiales de la FAA sino que se trabaja mancomunadamente a diario con personal civil de FAdeA. Esta proximidad, que lógicamente se traduce en un sinnúmero de beneficios para ambas partes, también representa un constante desafío ya que los interlocutores deben articular soluciones constantemente sobre los distintos aspectos de los proyectos en curso.

Dependiente de la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID), el CEV nace conceptualmente con la fundación de la ex – FMA. Su creación oficial se formaliza por medio del Decreto PEN 10.597, el 9 de noviembre de 1961, siendo su misión central la de funcionar como ente rector dentro de la Fuerza Aérea Argentina en lo concerniente a la evaluación de aspectos críticos de distintas aeronaves, tales como son su performance, cualidades de vuelo, capacidades y seguridad operacional. Además, y tal como se puede apreciar con Pampa III y Pucará remotorizado, el CEV toma activa participación en diversas etapas de proyectos, sea para desarrollo o para la modernización de un sistema en particular. El mencionado trabajo en conjunto no solo se limita a los realizados con FAdeA sino que también se mantiene un estrecho vínculo con las agencias encargadas de la certificación final, en este caso la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC).

A lo largo de su historia, el CEV ha contribuido activamente en diversos desarrollos aeronáuticos, tanto de los mencionados (actualmente bajo tutela de FAdeA) como en aquellos proyectos que se concibieron durante los años en los cuales tuvo presencia la empresa Lockheed Martin Aircraft Argentina S.A. y, anteriormente, con la Fábrica Militar de Aviones. Entre ellos destacan la evolución del IA-63 Pampa, el IA-58 Pucará en sus diferentes versiones y la modernización de distintos sistemas de armas.

Durante las jornadas en las cuales fuimos recibidos por el CEV, Zona Militar pudo ser testigo de la actividad, alistamiento previo y coordinación que demandan los vuelos de prueba del IA-58 Pucará Fénix OVX-501 y el ya finalizado proceso de homologación de armamento realizado en el IA-63 Pampa III EX-03. Cabe resaltar que la actividad aérea no solo se limita a los mencionados sistemas y programas, sino que también abarca el aporte que realiza el CEV a la emergencia sanitaria por COVID-19.

 En el marco del esfuerzo que mantiene la Fuerza Aérea Argentina, tanto con personal como con su material de dotación, resultan de gran valor la diversidad de medios aéreos a disponibilidad del CEV, siendo utilizados para transporte de muestras el Cessna Skywagon 180 PG-394 y los Beechcraft/DINFIA B-45 Mentor EX-086 y EX-034. Las mencionadas aeronaves operan desde la pista de FAdeA, dirigiéndose a distintos puntos de la provincia de Córdoba en búsqueda de su carga sanitaria.

Las particularidades del CEV

Tal como se aludió previamente, el Centro de Ensayos en Vuelo reúne una serie de peculiaridades distintivas, propias de su misión y de las tareas que deben desempeñar los profesionales que lo integran. Las actividades que realiza la unidad, así como su material de vuelo, poseen sus lógicas exigencias las cuales irremediablemente tendrán una incidencia directa en la idiosincrasia del personal que conforma el CEV, desde sus Técnicos Especialistas. Mecánicos de armamento y de Aeronaves y, pasando por sus Pilotos de caza e Ingenieros de Ensayo hasta su Plana Mayor. El amplio espectro de procesos que demandan los ensayos en vuelo sin duda requiere de un grupo de trabajo uniforme y diestro en la materia.

Uno de los aspectos que destacan durante los ensayos en vuelo es la conformación del binomio Piloto-Ingeniero, los cuales mantienen una constante interacción tanto durante la actividad aérea como en tierra. El Piloto de ensayos/prueba tendrá como una de sus responsabilidades la de comandar la aeronave durante los vuelos, siguiendo un protocolo pre-establecido con ingenieros y técnicos, con el objetivo de obtener los datos requeridos por la fase de ensayos en curso. Su experiencia previa en unidades de formación y operacionales le brindará los conocimientos necesarios para operar un sistema de armas en particular. Pero será su perfil el que estará muy marcado por el ambiente mismo de su función, especialmente por el estrecho contacto a diario con ingenieros y la misma línea de producción de Fábrica de Aviones, lo que se traduce en un refuerzo y desarrollo cognitivo, con una mirada particular sobre procesos específicos, incluso desde su concepción.

No menos importante resulta la labor del Ingeniero de Ensayos, el cual no solo deberá coordinar y conducir las tareas de las diversas actividades necesarias para alcanzar los objetivos de las pruebas, sino que también deberá establecer un espacio conjunto de trabajo con el Piloto y otros especialistas con el fin de precisar, planear y ejecutar los ensayos en vuelo. Una vez que se finaliza la actividad aérea, participan del análisis y presentación de los datos obtenidos.

Organigrama CEV

Ante las exigencias que demandan los ensayos en vuelo, tanto desde el aspecto concerniente a la recolección de datos como en lo que refiere a seguridad, será condición necesaria que tanto Ingenieros como Pilotos cuenten con experiencia y capacitación. En el caso del CEV, el actual binomio que ejecutó los vuelos de Pampa III e IA-58 Pucará durante nuestra visita cuenta con la titulación de Máster de Ensayos en Vuelo, formación obtenida en la Escuela Española de Ensayos en Vuelo y Aeronavegabilidad (E4A), centro perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid. El curso, que aborda contenido académico teórico-práctico necesario para la planificación, ejecución y análisis de los ensayos en vuelo, recibe la colaboración del Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) perteneciente al Ejército del Aire español.

La capacitación e instrucción en el extranjero resulta de relevancia no solo por sus alcances sino también porque se constituye como una herramienta vital para el personal que participa de los mismos. La inversión que realiza la Fuerza Aérea Argentina se traduce en lógicos beneficios para el CEV, a la vez que abre las puertas para conformación de núcleos que puedan implementar soluciones locales. Con una organización que amalgama recursos humanos con años de experiencia, diversos sistemas de armas y tecnología, el Centro de Ensayos en Vuelo se ha constituido como un instrumento ineludible en cada proyecto encarado por la FAA y la Fábrica de Aviones emplazada en Córdoba. No es coincidencia que su lema sea “Para que otros puedan volar”.

Material aéreo.

Cessna 180F Skywagon PG-394: Ingresó al CEV en el año 2007, para ser recuperado por un equipo de trabajo integrado por personal de la FAA y de LMAASA.

Beechcraft DINFIA B-45 Mentor EX-086 y EX-034: Dos de las 75 unidades construidas bajo licencia por la entonces Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas (DINFIA). Recuperados y puestos en vuelo por FAdeA y el CEV.

Cabe aclarar el 034 y el 086 formaban parte de un sistema de armas que había pasado a retiro, por lo cual se tuvo que realizar una inspección que determinara sus condiciones y la factibilidad de puesta en vuelo. Con la luz verde, la primera instancia de inspección profunda de sistemas y estructura estuvo a cargo de mecánicos de FAdeA, la cual posteriormente se amplió con la participación del CEV.

FAdeA IA-58 Pucará Fénix OVX-501: Anteriormente AX-561, se trata del único prototipo de Pucará remotorizado con P&W PT6A-62. Actualmente se encuentra ejecutando la campaña de ensayo en vuelo tendiente a certificar las modificaciones realizadas, así como la integración de un pod ISR.

FAdeA IA-63 Pampa III EX-03: Uno de los tres prototipos originales, el EX-03 actualmente cumple la función de plataforma para homologar y certificar componentes y sistemas para el Pampa III. Su última actividad fue la finalización de la campaña de homologación de lanzamiento de bombas, tema que trataremos en un próximo artículo.

Agradecimientos: A Secretaría General de la FAA así como a las Jefaturas de la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) y del Centro de Ensayos en Vuelo (CEV). A los mecánicos, personal técnico, ingenieros, pilotos y personal de torre por la excelente predisposición y trato brindado a Zona Militar durante los días que duraron las coberturas.

¡Apoyanos!

2 COMENTARIOS

  1. MUCHOS AÑOS TRABAJÓ EN ESAS DEPENDENCIA MI GRAN AMIGO HERMANO JESÚS FRANCISCO JUAREZ (POCHITO), POR EL CONOCI ALGUNOS DE SUS INTEGRANTES ESTO HACE AÑOS, LAMENTABLEMENTE POCHITO FALLECIÓ HACE UNOS DÍAS, AMABA SU LUGAR DE TRABAJO, TANTO O MÁS COMO YO AMO A LA FÁBRICA DE AVIONES QUE RECUERDOS QUE ME VIENEN A LA MEMORIA, GRAN RESPONSABILIDAD DE TODOS LOS QUE COMPONEN ESE GRUPO DE TRABAJO

  2. Que bueno que todavía funciones este organismo técnico, muy necesario para poder desarrollar nuestra actividad aeronáutica. A pesar de todas las dificultades, nuestra industria de aviación resiste, a la espera de mejores épocas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.