Positiva. Insuficiente.

7

La noticia de la media sanción por parte de Diputados del proyecto del FONDEF (Fondo para la Defensa), tema abordado desde el principio por Zona Militar, fue muy bien recibida por la comunidad de la Defensa Nacional. No ha sido tanto por sus implicancias en materia presupuestaria sino por que el contenido de la norma ha resultado del consenso del oficialismo y la oposición. Las rispideces iniciales durante la presentación del proyecto se esfumaron al momento en que el bloque promotor incluyo un articulo fundamental: el control por parte del congreso del destino y la planificación del fondo (articulo 7 del proyecto).

Primó el consenso y la pluralidad para dar un puntapié inicial a que el Estado Nacional construya lineamientos básicos en políticas de estado en materia de Defensa. Es verdad que consensos básicos existieron tanto con las Leyes Nacionales 24.554 y la 24.948. Sin embargo, el escueto proyecto presenta una novedad no abordada con anterioridad: un mecanismo de financiación que ya ha probado su valía en otros ámbitos como la educación.

¿De cuanto dinero estamos hablando? Se aspira a conseguir en un primer ejercicio unos 295 millones de dolares, que saldrían del 0.35% de los ingresos corrientes del Estado. Consecutivamente el porcentaje seria elevado al 0.5%, 0.65% y finalmente al 0.8%. Para los próximos años en un escenario económico como el actual se estima alcanzar un total de 1700 millones de dolares.

Esos montos anuales permitirían abordar una serie de proyectos tecnológicos actuales y avanzar en una recomposición gradual de equipamiento para las Fuerzas Armadas. Existen diversos programas tecnológicos en el ámbito de la Defensa que han sido congelados por falta de financiamiento y que ofrecen ventajas a nivel operativo, de desarrollo y comercialización.

Con pequeños montos en dolares y planes de financiamiento acordes resulta imperativo avanzar en un nuevo ciclo de planeamiento financiable y creible. La Armada Argentina podría retomar su proyecto de fabricación en el país de un buque LPD. Un plan similar al peruano o filipino demandaría menos de 50 millones de dolares por unidad. El Ejercito Argentino podría contar con los fondos necesarios para definitivamente comenzar con la modernización de los VC Tam y avanzar en el plan por los VCBR bajo el paraguas de un offset industrial. La Fuerza Aérea Argentina, con un desembolso gradual de menos de 50 millones de dolares estaría en condiciones de avanzar en un plan estratégico de desarrollo de drones clase II y III de manera interagencial con su experiencia y la de actores importantes como INVAP.

Insuficiente

La Argentina ha tocado su punto mas bajo en inversión militar. Con un 0.8% del PBI (o incluso menos para la función especifica de defensa) y con un 85% de esos fondos destinados a gastos corrientes (sueldos) el estado del instrumento militar bordea el desmoronamiento. Hay que contemplar que para el año 2019 otro indicador ha tocado piso: los gastos de capital o inversión solamente representan solo un 2.4% de la masa destinada al Ministerio de Defensa

El FONDEF representaría solamente un 0.05% del PBI para el 2020 y un 0.1% para el 2023, lo cual resulta sumamente insuficiente para alistar, adquirir o modernizar distintos sistemas de armas. A su vez, contando nuevas incorporaciones surgidas a través de los fondos anuales, el presupuesto actual para operaciones se encuentra en un estado calamitoso: menos horas de vuelo, navegación y ejercicios debido a los gastos logísticos crecientes.

Hoy por hoy la Argentina se encuentra comparativamente entre los últimos países de la región en invertir en sus fuerzas armadas. La región destina aproximadamente un 1.5% al sostenimiento de su instrumento militar. Mencionar insuficiencia quiere decir que el FONDEF puede resultar un paliativo, pero no soluciona los problemas que existen dentro de las Fuerzas Armadas.

Resulta fundamental que los fondos a destinarse dentro de un plan de financiamiento de capacidades sean acompañados con una política presupuestaria que rompa definitivamente con la problemática salarial, la estructura de recursos humanos y la baja disponibilidad operativa de los medios. En ese sentido, si bien positiva, el FONDEF resulta insuficiente.

7 COMENTARIOS

  1. Que excelente nota, con una única discrepancia: La Fuerza Aérea Argentina necesita incorporar aviones siglo XXI (Rafales, Migs), sin desmerecer el programa de los drones.
    Chile vuela F16, Brasil Grippen, los ocupantes ilegales de las Malvinas los Eurofighter Typhoon y tienen un nuevo portaaviones con F35, Los drones no son disuasión para estos, ni podrían repelerlos.
    Felicitaciones por el sitio.

  2. Excelente articulos muchachos. Los felicito por las ideas y valido analisis. Siempre tan profesionales. Ojala esta nota se difunda en los grandes medios de comunicion

  3. Un excelente análisis. Con respecto a los Rafale, no creo que sea hora de pretender estos aviones, Si bien son muy avanzados, no nos dan los números para comprar los suficientes. Por supuesto que este FONDEF es un paliativo, pero al menos es algo, dentro de un contexto histórico reciente donde no se atendieron las necesidades materiales de las FFAA. En una situación económica como la actual, no podemos pretender demasiado gasto en defensa, aún cuando sea absolutamente necesarios. Tal vez cuando salgamos de este descalabro económico se podrá ver si se puede invertir màs en esta materia. Veremos en qué se gastan estos fondos, de aprobarse el proyecto en Senadores.

  4. No podemos tener caza bombarderos supersonicos y de gran alcance, por los protocolos de Madrid 1991 donde el turco traidor e innombrable firmó la rendicion por Malvinas y la destrucción de las industrias militares de arma

  5. Alguna vez, cuando pertenecimos a los “no alineados”, llegamos a ambicionar los aviones J-10 Chengdu que podían compararse con un EF 2000, era posible que China nos lo vendiera, lo que no era posible es que tuviéramos el dinero para comprarlos. Conseguir armamento se puede conseguir de diferentes formas y con diferentes países, lo que hay que ver es como se paga.

Leave a Reply