Secreto a voces durante los últimos meses, finalmente se concretó la firma del contrato para la adquisición de aeronaves IA-63 Pampa III por parte de la República de Guatemala. La rubrica del documento se realizó en El Palomar, evento que contó con la presencia del Presidente del país centroamericano, Jimmy Morales y del Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri, así como diversas autoridades militares y políticas. De acuerdo al comunicado oficial emitido por la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín», la mencionada venta se concretó por un monto que asciende a U$S 28 millones e incluye los servicios de capacitación de personal y mantenimiento de los aviones.

De acuerdo a lo manifestado por Antonio Beltramone, presidente de FAdeA, «… “Esta venta es un hito histórico para nuestro país. FAdeA vuelve a ser exportadora de tecnología de altísima complejidad, demostrando la gran capacidad que poseemos los argentinos”. Por otro lado, agregó que la reactivación de FAdeA y la gestión de nuevos negocios “fue un proceso muy complejo que demandó un gran esfuerzo. Este es sólo el principio; seguimos trabajando para generar más ventas”. Finalmente, el titular de FAdeA concluyó: “cuando el Ministro de Defensa, Oscar Aguad, nos encomendó recuperar esta fábrica, nos parecía un sueño lograrlo en poco tiempo, pero gracias a quienes día a día se comprometen responsablemente por esta empresa, logramos devolverle su futuro”.

El IA-63 Pampa III es el producto de años de desarrollo, pero indudablemente alcanzó un importante grado de madurez en los últimos años: desde el primer contrato para la fabricación de las unidades de serie, pasando por su proceso de certificación hasta finalmente su entrada en servicio con la Fuerza Aérea Argentina. A lo largo de estos hitos, también se trabajó en un plan para solución de obsolescencias. Pese a la complejidad que implicó re-establecer la cadena del Pampa III y a una necesaria continuidad para la línea de producción, se logró entablar sinergia con la industria aeronáutica argentina que permitió la sustitución efectiva de componentes que eran adquiridos en el extranjero. Los resultado están a la vista: los Pampa III actualmente en la VI Brigada Aérea y las células que actualmente se encuentran en construcción (AV1031, AV1032 y AV1033 destinadas a la FAA por contrato 2019).

También debemos mencionar el aspecto humano en estas negociaciones: la importancia cuando se trata de intercambios y formación de personal de Fuerzas Aéreas extranjeras en los centros de estudio de la Fuerza Aérea Argentina. Tal como mencionáramos oportunamente, el Pampa III no resultaría desconocido para personal militar y autoridades ministeriales de varias naciones interesadas, en parte gracias a sus pasos por la Escuela de Aviación Militar o por el Instituto Universitario Aeronáutico.

Solo queda felicitar a todos los integrantes de FAdeA y a los organismos que intervinieron en las negociaciones, aportando su granito de arena para que se llegara a buen puerto con la venta a la República de Guatemala. ¡Felicitaciones!

4 COMENTARIOS

  1. El Pampa es un avión de entrenamiento de muy buena calidad y debería distribuírse por muchas partes del mundo, también tendría que pensarse en una evolución técnica de sus capacidades de prestación como avión de ataque.

  2. Tambien pienso que el Pampa aún no llegò a su techo tecnológico, todavía puede evolucionar más. Debería pensarse en una versión especializada de ataque ligero, dada la naturaleza de su diseño. Es alentador la venta a Guatemala, esperemos que se de también a otras fuerzas aéreas vecinas.

Deja un comentario