Entre el 6 y el 8 de abril, el Comando Conjunto de Fuerzas de Operaciones Especiales (CCFOE) llevó a cabo en la provincia de Córdoba el ejercicio “Top Malo House 2021”. De las actividades realizadas a lo largo de las jornadas tomaron participación los distintos elementos de Tropas de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas, los cuales contaron con el apoyo de medios y personal pertenecientes a la IV Brigada Aerotransportada y a la Guarnición Aérea Córdoba. De esta manera, quedaría plasmado uno de los principios rectores pretendidos para la mencionada actividad operacional: la conjuntez.

El ejercicio Top Malo House 2021 se constituyó como una ocasión inédita, ya que, en el marco del mencionado despliegue, se logró aglutinar y coordinar por primera vez una importante cantidad de personal y medios pertenecientes a las tres Fuerzas y al Estado Mayor Conjunto. Esto se tradujo en el traslado de personal y su equipamiento del Grupo de Operaciones Especiales, Agrupación Comandos Anfibios, Agrupación Buzos Tácticos, Compañía de Comandos 603, Compañía de Ingenieros Buzos 601 y Regimiento de Asalto Aéreo 601 desde sus bases de asiento, tales como El Palomar, Mar del Plata y Bahía Blanca, a los cuales se sumaron los distintos elementos y unidades que ya cuentan con base en la provincia de Córdoba (Compañía de Comandos 601 y 602, Compañía de FFEE 601)

Todo el proceso previo de planificación y coordinación realizado por el CCFOE se vio plasmado en las primeras horas del 6 de abril, cuando los C-130H Hércules de la I Brigada Aérea iniciaban sus vuelos de traslado desde distintos puntos del país. A su vez, en Córdoba, los elementos de las TOE con asiento en Calera, así como la IV Brigada Aerotransportada y la Guarnición Aérea Córdoba completaban los preparativos para iniciar las actividades operacionales. Vale destacar la estrecha relación que mantienen Ejército y Fuerza Aérea en Córdoba gracias a las operaciones de aerocooperación que se realizan cada tanto desde la Escuela de Aviación Militar, lo que sin duda se traduce en procesos ya aceitados y probados.

Una exigencia adicional fue la incidencia del COVID, por lo que se debió operar bajo el marco de las medidas sanitarias vigentes. Esto no solo demandó tareas previas como testeos y el establecimiento de burbujas, sino que una vez en el terreno se siguieron manteniendo los recaudos necesarios con sus lógicas excepciones (saltos de paracaidistas, por ejemplo)

Inicio de las actividades

Con el arribo de los Hércules TC-66 y TC-61 a suelo cordobés, y una vez con todo el personal y equipamiento en tierra, se dieron por iniciadas las distintas actividades, tanto de coordinación, planificación como operacionales. El despliegue de la IV Brigada Aerotransportada se tradujo en un incesante ir y venir de vehículos y personal, los cuales se fueron aglomerando en las distintas zonas asignadas próximas a la pista de la Escuela de Aviación Militar. La organización es fundamental para este tipo de operaciones, para lo cual se establecen distintos sectores por los cuales deben pasar el personal que participará de los lanzamientos: desde un punto de chequeo para controlar habilitación, pasando por punto para entrega de paracaídas y, finalmente, las carpas donde se realizan los distintos procesos de alistamiento del paracaídas, chequeos y espera. Una vez que arriba el Hércules al punto de carga, los paracaidistas se forman y alinean según el orden de lanzamiento, iniciando una corta caminata en fila india para abordar al Hércules por su rampa trasera.

A los lanzamientos, en los cuales tomaron participación los elementos de las TOE así como personal perteneciente a las distintas unidades que componen la IV Brigada Aerotransportada, se sumó el Jefe del EMCO, General de División Juan Martín Paleo, el cual realizó salto de apertura manual. Las zonas de descenso fueron el lago San Roque (Carlos Paz) y el aeródromo de La Mezquita (La Calera). Vale aclarar que los lanzamientos desde Hércules requirieron de una lógica coordinación y control constante, actividad que realizó el Equipo de Control de Combate (ECCO) perteneciente al Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea Argentina. Ellos son los encargados, entre otras tareas, de identificar y señalizar zonas de lanzamiento, informar novedades respecto a condiciones en tierra y llevar chequeo de como evolucionan los lanzamientos.

El cierre de esta primera e intensa jornada se concretaría con lanzamientos nocturnos sobre La Mezquita.

Las TOE en acción

El 7 de abril concentró gran parte de las operaciones efectuadas por las Tropas de Operaciones Especiales, las cuales incluyeron diversas actividades, entre ellas lanzamientos sobre el lago San Roque, distintos procedimientos de combate entre los cuales estuvo incluida una demostración con munición de guerra, combate en locación diurno y nocturno. Gran parte de las actividades contaron con la presencia del Jefe del EMCO, General de División Paleo, así como de los Jefes de Estado Mayor del Ejército, General de Brigada Agustín Cejas, y de la Fuerza Aérea, Brigadier Mayor Xavier Isaac. Por parte de la Armada, estuvo presente el Comandante de Adiestramiento y Alistamiento, Contraalmirante Juan Carlos Abbondanza. Entre los presentes también estuvieron el Brigadier Gustavo Perez Ortiz, Director de la Escuela de Aviación Militar, el General de Brigada Tomás Ramón Moyano, comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido y el Coronel Durán, comandante del CCFOE.

La meteorología fue un factor importante a tener en cuenta, ya que comenzó a presentarse como un limitante para las operaciones del C-130 Hércules, sin embargo, las actividades aéreas y terrestres ganarían tracción con el paso de las horas, tal como podríamos apreciar. Para el desplazamiento de las mencionadas autoridades a los distintos puntos donde se desarrollarían las operaciones se contó con el apoyo de un helicóptero Huey II perteneciente a la Sección de Aviación de Ejército de Despliegue Rápido y de un Bell 412 de la VII Brigada Aérea, aeronave que actualmente está desplegada en EAM.

El primer destino fue en zona aledaña al paraje denominado “La Represa”, lugar donde elementos de la Compañía de Comandos 601 integrantes de la FT 39.1 ejecutarían dos tareas: la recuperación de funcionarios de las Naciones Unidas y la eliminación de un comandante enemigo. Para ellos se ejecutó un procedimiento de combate de emboscada con una sección, movimiento destinado a recuperar a los mencionados funcionarios, mientras que, con un esfuerzo secundario de otra sección, se procedía a la eliminación de un comandante enemigo.

Tal como se aprecia en las imágenes, se simuló la neutralización de una columna para lo cual se dispuso de un bloqueo anterior y posterior a la misma, mientras que el elemento de asalto fue el encargado de la neutralización de amenazas y posterior rescate. Durante estas acciones se empleó munición de guerra, lo cual incluyó la utilización de un lanzacohetes AT-4CS para la eliminación del vehículo que cerraba el convoy mientras que el vehículo que lideraba la columna fue puesto fuera de acción mediante un dispositivo explosivo improvisado accionado a distancia.

Posteriormente, fue el elemento de asalto el responsable de eliminar las amenazas que aún permanecían con capacidad de respuesta, haciendo uso de granadas y fuego de precisión de los tiradores especiales con sus nuevos fusiles Daniel Defense DD5V4-EA. La acción continuó con un descenso en rappel, el cual fue cubierto desde las alturas por nutrido fuego de ametralladora MAG y fusiles DD M4A1-EA. Con el registro final, se procedió al repliegue del elemento a su punto de reunión. Este último movimiento, en una nueva demostración de trabajo en conjunto, contó con el apoyo aéreo cercano brindado por dos T-6C+ Texan II de la Fuerza Aérea Argentina, aeronaves que integran el Grupo Aéreo Escuela y que están prontas a recibir la configuración que les permitirá portar armamento.

Las actividades sin pausa demandaron un nuevo desplazamiento en los helicópteros hasta la zona próxima a La Mezquita, lugar donde los distintos elementos de las TOE realizarían demostraciones de combate en locación, aunque esta vez sin el uso de munición de guerra. Fue en esta ocasión donde los Jefes de Estado Mayor pudieron hacer revista de sus respectivas unidades de operaciones especiales, apreciando el alistamiento de su personal y equipamiento disponible. Lo mencionado constituyó un ejercicio positivo, ya que las autoridades presentes no solo pudieron apreciar parte del moderno armamento incorporado recientemente por las TOE del Ejército y Comandos Anfibios, sino que también sirvió para evaluar en el terreno algunos requerimientos y necesidades que permitirán una potenciación de capacidades y alcanzar la homogeneización más que necesaria en el marco de las operaciones conjuntas.

El traslado a bordo del Huey y B412 hacía la Escuela de Aviación Militar sería el corolario para la presencia de las autoridades, sin embargo, las operaciones seguirán ejecutándose a lo largo de la jornada hasta que le meteorología lo permitiese. Una de las actividades fue el lanzamiento de paracaidistas sobre el lago San Roque, para lo cual se contó una vez más con el apoyo de la Compañía de Ingenieros Paracaidistas 4, unidad privilegiada al estar enclavada en un sector de las sierras cordobesas con un paisaje más que envidiable.

La mencionada unidad del Arma de Ingenieros fue la encargada de prestar el servicio de pista en el lago San Roque, para lo cual desplegó gran parte de sus medios: 11 botes propios, a los cuales se sumaron otros 5 pertenecientes al grupo de salvamento de la Policía de Córdoba y a Náutica, todos ellos destinados a recuperar al personal y material. Una vez más, los lanzamientos se realizaron desde el C-130H Hércules TC-66, el cual realizó dos pasajes, despidiéndose con un rasante sobre el espejo de agua. Lamentablemente, las condiciones climáticas empeorarían pasado el mediodía, por lo que todos los saltos planificados resultarían suspendidos, obligando a adelantar el cronograma previsto.

El cierre de la actividad operacional de “Top Malo House 2021” se dio durante la madrugada del jueves 8, cuando las Tropas de Operaciones Especiales ejecutaron diversos procedimientos de combate. Una vez finalizados los mismos, se procedió al alistamiento de todos los elementos participantes, algunos de los cuales debían retornar a sus bases de asiento.

Luego de tres días de intensa actividad, el despegue del TC-66 rumbo a Bahía Blanca marcó el fin de un ejercicio conjunto del cual no se tenían antecedentes y que seguramente demandará un profundo análisis por parte del CCFOE a los fines de obtener aspectos positivos y puntos sobre los cuales deberá trabajarse para perfeccionar el trabajo de las Tropas de Operaciones Especiales.

Agradecimientos: Esta cobertura no se podría haber realizado sin el apoyo y excelente predisposición del Estado Mayor Conjunto y del CCFOE, especialmente el Coronel Durán. Del Ejército Argentino, Fuerza Aérea Argentina y Armada Argentina. De la IV Brigada Aerotransportada y en especial, del Teniente Coronel Alejandro Ojeda, nuestro enlace a lo largo de las tres jornadas y que nos proporcionó todas las facilidades. Al personal del Regimiento de Infantería Paracaidista 2 (mención especial para encargados del Casino de Oficiales). A la Escuela de Aviación Militar, particularmente al Suboficial José Salazar. A la Compañía de Ingenieros Paracaidistas 4, por el café y paisaje privilegiado. Y a todos los integrantes de la comunidad de Tropas de Operaciones Especiales, con mención especial al GOE por habernos permitido realizar algo único.

Este trabajo tampoco se podría haber completado sin el inestimable aporte de Facundo Fernández, Nicolás Ramírez y Sebastián Borsero, los cuales fueron los encargados de capturar momentos únicos a lo largo de los días que duró el ejercicio.

Te puede interesar: Comando Conjunto de Fuerzas de Operaciones Especiales: la primera herramienta de respuesta

2 COMENTARIOS

  1. Que bueno que las tropas Argentina se mantienen bien entrenadas e Pandemia. Consulta alguien sabe porque la mayoria de los Comandos están en Cordoba ya que el El Estado Nacional siempre que lucho, que fue atacado fue por el este (oceano atlantico), yo vivo en Buenos Aires y en Campo de Mayo hay lugar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.