A lo largo de la semana, integrantes de la IV Brigada Aerotransportada así como personal de otras unidades del Ejército Argentino mantuvieron una intensa actividad en la Escuela de Aviación Militar y en el aeródromo «La Mezquita». Del ejercicio de aero-cooperación también tomó activa participación uno de los C-130H Hércules pertenecientes a la I Brigada Aérea, aeronave que operó casi sin pausa, tanto de día y como de noche. Las operaciones entraron en pausa obligada el miércoles ya que el TC-66 «Polo Sur» debió atender de urgencia el traslado a la Patagonia de brigadistas cordobeses, jujeños y catamarqueños

Las jornadas de lanzamientos se dieron en el marco de la formación de los paracaidistas militares y del dictado de los diversos cursos correspondientes al calendario de la IV Brigada Aerotransportada y de la Escuela de Tropas Aerotransportada y Tropas de Operaciones Especiales (ETA y TOE). Entre ellos se incluye el Curso Básico de Paracaidista Militar para cuadros y para soldados voluntarios de la Brigada, mientras que en paralelo también se avanzó con el Curso de Jefe de Lanzamiento y el Curso de Instructor de Paracaidismo.

Los saltos, realizados tanto de día como de noche, han mantenido el procedimiento usual que suele apreciarse en este tipo de actividad: zona de reunión en la EAM, donde aguardan paracaidistas y carga, despegue y breve circuito hasta llegar a la zona de lanzamiento sobre La Mezquita. La proximidad entre ambos aeródromos y la IV Brigada Aerotransportada no solo facilita el traslado de personal sino que también permite aprovechar los tiempos de operación al máximo.

A continuación, imágenes de las distintas jornadas, cortesía de Nicolás Ramirez.

Agradecimientos a Nicolás Ramirez por las imágenes. Para poder ver más de su trabajo, clic aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.