La Segunda Guerra Mundial en Color

michelun

Co-laborador ZM
Miembro del Staff
Moderador


Las tropas estadounidenses inspeccionan un Sturmtiger abandonado de Sturm-Mörser-Batterie 1002 cerca de Calbe, Alemania. Abril de 1945.
El Tiger-Mörser, 38 cm RW61 auf Sturmmörser Tiger, o Sturmmörser Tiger, más conocido como Sturmtiger o Sturmpanzer VI, era un cañón de asalto alemán de la Segunda Guerra Mundial, construido a partir del chasis del Tiger I y armado con un mortero naval, el SturmMörser RW61 L/5,4 de 380 mm.
El tigre de tormenta de 65 toneladas fue construido por el Altmärkische Kettenwerke (Alkett) en Berlín. El prototipo fue presentado a Hitler el 20 de octubre de 1943 en el área de entrenamiento militar de Arys. Otros nombres para el tigre de tormenta fueron el dispositivo 817, el coche de armas 606/9 y el mortero de asalto "Tiger".
La característica principal del tigre de tormenta era el imponente mortero. Desarrollado por Rheinmetall para la Marina para su uso en submarinos para bombardeos costeros, pero nunca utilizado allí, el cañón calibre L / 5.4 de 38 cm se montó en el chasis de vehículos blindados VI "Tiger" dañados y reparados.
Desde su cañón extremadamente corto (205,4 cm) disparaba granadas de 148,9 cm de largo y 345 kg de peso hasta 5650 m. La granada contenía 125 kg de explosivos y tenía un motor de cohete sólido hecho de diglicol,
La tripulación de cinco hombres estaba protegida por una blindaje de hasta 15 cm, pero solo se podían transportar 15 granadas con municiones.

El arma tenía un anillo de agujeros; estos se usaron para reducir el enorme retroceso o para eliminar los gases después del disparo por aire comprimido.
.Se construyeron un total de 18 tigres de tormenta y 317 disparos del R.Sprgr normal. 4581 entregados.
Los vehículos se utilizaron como morteros de asalto, especialmente en el frente occidental en el Levantamiento de Varsovia. Aunque el arma principal tuvo un efecto enorme, sobre todo moral, demostró ser de poca utilidad debido a la falta de usos adecuados, la escasa movilidad de los vehículos y luego la falta de combustible o municiones.
El 23 de enero de 1945, fue reclasificado a una unidad de artillería con seis vehículos. Los últimos tres tigres de tormenta fueron destruidos y las tripulaciones capturadas por los estadounidenses
 

El líder soviético Iósif Stalin descartó inicialmente como "desinformación" un mensaje enviado por la inteligencia desde Berlín en 1941 alertando de que la Alemania nazi había completado los preparativos militares para atacar a la URSS, según un artículo escrito por Serguéi Naryshkin, director del Servicio de Inteligencia Extranjera de Rusia, con motivo del 80 aniversario del comienzo de la Gran Guerra Patria (1941-1945), que costó a la Unión Soviética más de 26 millones de vidas humanas.

El mensaje fue enviado el 16 de junio por Harro Schulze-Boysen, un militar alemán miembro de la resistencia contra Adolf Hitler e integrante de la red de espionaje conocida como La Orquesta Roja o La Capilla Roja. En este, el espía avisaba de que el régimen nazi había acabado todas las actividades militares de preparación para un ataque contra la URSS y que se podía esperar un asalto en cualquier momento.

El artículo de Naryshkin proporciona una fotocopia del informe de Schulze-Boysen. El mensaje precisaba que los objetos de los ataques de la aviación alemana serían principalmente la central eléctrica Svir-3 (construida en 1933 y que proveía de electricidad a Leningrado, la actual San Petersburgo) y las fábricas de Moscú que producían repuestos para aviones. Según el informe, cazas alemanes ya habían sido transferidos a aeródromos de Hungría, mientras que importantes talleres de reparación de aviones alemanes estaban operativos en las entonces ciudades alemanas de Königsberg, Gdansk, Graudenz, Breslavia y Mariemburgo.

El 17 de junio, Stalin llamó a su despacho al jefe de inteligencia extranjera de la URSS, Pável Fitin, y al comisario del pueblo de seguridad del Estado, Vsévolod Merkúlov, para conocer personalmente y en detalle qué tan confiable era la fuente que envió el mensaje.

Durante esa reunión, Fitin avaló la absoluta fiabilidad de Schulze-Boysen. No obstante, después de escuchar atentamente sus explicaciones, Stalin reaccionó de forma tajante: "Desinformación. Pueden irse".

"Fitin no se esperaba una reacción tan dura del líder, pero parece que entendió bien", escribe Naryshkin. "Stalin ordenó a la dirección de inteligencia tomar las máximas medidas para verificar la información obtenida y pidió otras pruebas adicionales. Fitin inmediatamente envió una orden de verificación a la 'rezidentura' [base de espionaje] de Berlín", añade.

El jefe de inteligencia extranjera de la URSS dio instrucciones para revisar los informes del Schulze-Boysen y también de Arvid Harnack, otro miembro de La Orquesta Roja alemana. A pesar de que obtuvo sólidas pruebas de la veracidad de estas informaciones, no tuvo tiempo de reportar a Stalin, ya que la guerra ya había dado comienzo.

Asimismo, el 19 de junio de 1941, el agente soviético Willi Lehmann informó a la 'rezidentura' en Berlín sobre la orden de Hitler a los empleados de la oficina central de la Policía secreta de la Alemania nazi, la Gestapo, para comenzar las operaciones militares contra la URSS a partir de las 3 de la mañana del 22 de junio.
 

michelun

Co-laborador ZM
Miembro del Staff
Moderador

Jagdpanzer 38t Hetzer.
El Hetzer sirvió tanto en el frente oriental como occidental en un número bastante grande (según los estándares alemanes de la guerra tardía), donde su tamaño diminuto lo hizo extremadamente efectivo en una emboscada.
A pesar de tener una armadura lateral delgada y un recorrido limitado en el arma principal, el Hetzer aún funcionó bien, incluso contra los grandes vehículos rusos como las series JSII e ISU.
La producción se llevó a cabo principalmente en Checoslovaquia, con la producción continuada después de la guerra, con muchos de estos vehículos finalmente utilizados por Suiza, ¡las últimas variantes se retiraron en 1973!
Al contrario de lo que puede indicar su nombre, la finalidad de los cazacarros alemanes no era buscar los tanques enemigo y “cazarlos” en terreno abierto, sino intentar sorprenderles desde posiciones perfectamente escogidas a modo de emboscada. La función del jagdpanzer era meramente defensiva y cuanto mayor fuese la habilidad del comandante de la unidad en escoger las mejores posiciones, mayor seria el éxito de la “caza”. De forma preferencial, estas posiciones solían situarse en los flancos del avance de las formaciones acorazadas enemigas, con una buena cobertura y con obstáculos naturales o artificiales delante de las disposiciones de los cazacarros, tales como ríos, pantanos o campos de minas, para de esta manera impedir que fuesen atacados, bien por infantería enemiga o por los mismos tanques que debían ser cazados.
Al igual que con los cañones de asalto, los cazacarros aumentaban su efectividad cuando estaban concentrados perdiéndola cuando por diversas razones actuaban en grupos aislados o incluso individualmente.
Las unidades de cazacarros que acompañaban a la infantería en el avance, solían quedarse en un objetivo ya capturado a la espera de un posible contraataque, si éste no se producía se retiraban a la línea de reserva hasta un próximo avance. Si las tropas de a pie eran atacadas por el enemigo, los cazacarros principalmente se enfrentaban en posiciones defensivas contras las fuerzas acorazadas sumándose su potencia de fuego a la de los cañones anticarro emplazados. En una retirada, la movilidad era esencial, saltando de posición a posición defensiva ayudando al repliegue ordenado de la infantería hasta llegar a una nueva línea de frente.
La principal característica armamentística de los cazacarros era su supremacía general en el propio cañón, así panzer versus jagdpanzer, era una relación siempre favorable al cazacarros por lo que siempre intentaban atacar a los tanques con la mayor distancia posible, de esta manera podían alcanzar a los carros enemigos antes que estos pudiesen hacer fuego efectivo desde sus cañones. En las estepas rusas y en el desierto africano, los espacios abiertos y su consecuente falta de posiciones de tiro estáticas con buena cobertura, “obligaban” a los cazacarros a utilizar su movilidad para mantener la distancia necesaria para aprovecharse de su generalmente mayor potencia de fuego.Jagdpanzer 38t Hetzer.
El Hetzer fue concebido como una forma de utilizar el confiable pero pequeño chasis Panzer 38t como base para la evolución del destructor de tanques Marder en un arma antitanque autopropulsada completamente cerrada.


 

michelun

Co-laborador ZM
Miembro del Staff
Moderador

1 de septiembre de 1939: ataque alemán a Polonia y comienzo de la Segunda Guerra Mundial. A las 4.45 am, el acorazado de entrenamiento alemán Schleswig-Holstein comenzó a bombardear Westerplatte, el Depósito de Tránsito Militar en la Ciudad Libre de Gdańsk, defendido por la tripulación (unos 200 soldados) bajo el mando del Mayor Henryk Sucharski y el Capitán Franciszek Dąbrowski. Durante 7 días, repelió heroicamente los repetidos ataques alemanes desde el mar, la tierra y el aire, convirtiéndose en un símbolo de la resistencia polaca.
 

michelun

Co-laborador ZM
Miembro del Staff
Moderador
Los prisioneros británicos son escoltados lejos después de ser capturados por las fuerzas alemanas, los Países Bajos, Arnhem / Nijmegen, septiembre de 1944.
La Operación Market Garden fue una operación militar de la Segunda Guerra Mundial que luchó en los Países Bajos del 17 al 25 de septiembre de 1944. Fue la creación del mariscal de campo Bernard Montgomery y firmemente apoyado por Winston Churchill y Franklin Roosevelt. La operación aérea fue llevada a cabo por el Primer Ejército Aerotransportado Aliado con la operación terrestre de XXX Cuerpo del Segundo Ejército Británico.
El objetivo era crear un salente de 103 km (formación de bulto de tropas) en territorio alemán con una cabeza de puente sobre el río Rin, creando una ruta de invasión aliada hacia el norte de Alemania. Esto iba a lograrse aprovechando una serie de nueve puentes con fuerzas aéreas, con fuerzas terrestres rápidamente siguiendo los puentes. La operación tuvo éxito en la liberación de las ciudades holandesas de Eindhoven y Nijmegen junto con muchas ciudades, creando un salente de 97 km en territorio de control alemán, limitando los lugares de lanzamiento de cohetes V-2 Sin embargo, falló en asegurar una cabeza de puente sobre el Rin, con el avance detenido en el río.
 

Noticias del Sitio

Arriba