La selección del futuro cazabombardero para la Fuerza Aérea Argentina se ha convertido en uno de los ejes de gestión de la actual conducción del Ministerio Defensa. La actual gestión de la cartera ha trazado como uno de sus objetivos más importantes la elección de un reemplazo de los interceptores Mirage/Finger, dados de baja en el año 2015. A lo largo de los últimos años se viene explorando, como recibiendo, propuestas de diversos países, tanto occidentales como de oriente. Es en este último caso donde la cartera que preside Jorge Taíana ha puesto sus esfuerzos en concretar el demorado reemplazo; siguiendo con mayor atención y detalle al caza de origen chino JF-17 Thunder.

Ya no es novedad las abiertas gestiones entre la República Argentina y la República Popular China. Desde los últimos meses y años se han concretado visitas al país de representantes de CATIC, promotor del JF-17 en el mercado internacional, en más de una ocasión. A su vez, más recientemente, como fuera adelantado por Zona Militar, una comitiva de la Fuerza Aérea Argentina concretó una visita a las instalaciones de AVIC en China; donde evaluó “en el terreno” al cazabombardero JF-17. La cuestión se da en sintonía con lo expresado por el Brigadier Isaac, titular de la Institución, ya no bastaba con presentaciones y documentos, sino que era necesario obsérvalos “in situ.

Los rápidos avances en la propuestas técnicas y opciones de financiamiento ofrecidas por China, ha hecho ver con cada vez mayor interés al JF-17 Thunder por parte de las autoridades políticas del Ministerio de Defensa. Sin embargo, a pesar de que se podría esperar una definición para la dilatada elección del futuro caza para el año 2022, una serie de factores endógenos y exógenos confluyen para que la decisión se postergue sin vislumbrar una fecha concreta. Dichos factores son: la siempre precaria situación económica argentina; las presiones internacionales de terceros países, y, por último, diferencias hacia dentro del propio gobierno sobre esta delicada cuestión.

Como hemos expresado en pasadas oportunidades, la elección de un determinado sistema de armas no debe ser evaluado en cuanto a sus capacidades y costos únicamente, sino que también analizada en su componente geopolítico. En el año 2020, conforme el JF-17 Thunder asomaba como uno de los candidatos para futuro caza de la Fuerza Aérea Argentina, se comenzaba a generar una respuesta a través de diversos niveles proveniente de los Estados Unidos. Solo basta comprobar las últimas visitas del alto perfil a nivel militar enviadas al país, encabezadas por los Jefes del Comando Sur de los Estados Unidos en dos oportunidades. En dichas ocasiones, tanto el entonces Almirante Faller en 2021, como la General Richardson en 2022, expresaron su preocupación a los titulares de la cartera de defensa nacional por el aumento de la influencia China en Sudamérica. Esta cuestión es ampliamente recalcada en sus audiencias frente al Congreso de los Estados Unidos, con mayor periodicidad y énfasis.

Los avances en las gestiones entre la Argentina y China por el caza JF-17 han provocado la necesaria respuesta del gobierno de los Estados Unidos y sus interlocutores en el país, buscando colocar al F-16 Fighting Falcon un serio candidato a ser tomado en cuenta por la Fuerza Aérea Argentina. Las aeronaves ofrecidas, a través del programada FMS (Foreign Military Sales), provendrían de la Fuerza Aérea de Dinamarca. Este ofrecimiento, habría tenido su eco en diversos sectores del gobierno, los cuales comprenden que en el actual contexto económico y financiero del país es necesario mostrar un cierto alineamiento que permita encauzar otras negociaciones en curso con la administración demócrata. De esta forma, desde la Secretaria de Asuntos Estratégicos de la Presidencia y el Ministerio de Economía de la Nación han expresado esta situación al Ministerio de Defensa.

Es decir, en caso de avanzar en la elección del caza chino JF-17 Thunder, dicha selección podría impactar en otros aspectos de la relación bilateral entre la Argentina y Estados Unidos; como podría ser el caso de la actuales gestiones con Fondo Monetario Internacional (FMI). No es novedad, que el gobierno argentino busca el apoyo de la administración Biden para encauzar las negociaciones con el organismo de crédito internacional en la redefinición de algunos aspectos del acuerdo alcanzado en meses pasados, como sus posibles revisiones.

Si bien desde las autoridades del Ministerio de Defensa no han expresado cual será el futuro cazabombardero de la Fuerza Aérea Argentina, saben que la decisión final podría recaerá en una decisión política de alto nivel. La necesaria adjudicación y luz verde para erogación de recursos a través de operaciones de crédito requiere el aval del Ministerio de Economía de la Nación, la Jefatura de Gabinete de Ministros, y, la más importante de todas, de la Presidencia de la Nación.

A su vez, los actores previamente citados han expresado que los principales proyectos impulsados por la cartera de defensa son irrealizables en el actual contexto económico y financiero. Más precisamente, la recuperación de la capacidad de interceptación supersónica que da un caza como el JF-17 Thunder o el F-16; como también la recuperación del arma submarina de la Armada Argentina. Estas metas son uno de los principales objetivos fijados por el Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF) en el futuro. Con esto presente, han requerido que tanto funcionarios como militares bajen el perfil de sus declaraciones sobre los mencionados temas de adquisiciones de envergadura.

Con todas estas cuestiones y situaciones descriptas, independiente de cual sea la elección, sea el JF-17 o el F-16, la elección del futuro caza para la Fuerza Aérea Argentina podría dilatarse aún más en el tiempo. Si bien se esperaba una definición para el año 2022, desde fuentes consultadas por Zona Militar expresaron que la decisión podría tomarse el año que viene. Este hecho no hace más que generar mayores interrogantes, teniendo presente que el próximo año 2023 es un año monopolizado por las campañas políticas de cara a las elecciones presidenciales. Donde, como desafortunadamente marcan las encuestas de opinión, la cuestión de la Defensa Nacional no es un tema que traccione de cara a la opinión pública con preocupaciones más acuciantes en mente.

Lo expresado también abre otros interrogantes. En caso de que en el año 2023 se dé el escenario donde otra coalición de distinto signo político arribe al Poder Ejecutivo, ¿podemos esperar que prosigan las negociaciones actuales para la adquisición del JF-17 con la República Popular China? ¿Puede generarse un giro de 180 grados por otro candidato como el caza F-16 de los Estados Unidos? O, como hemos atestiguado en otras oportunidades, el informe y evaluación técnica de las mencionadas aeronaves, independientemente de su origen y voluntades, termine siendo archivada a la espera de una nueva oportunidad.

Lo único probable es que, independientemente de la preferencia de las autoridades del Ministerio de Defensa, como de las evaluaciones realizadas por la Fuerza Aérea Argentina, la elección del futuro caza supersónico se continúe dilatando en el mejor de los casos hasta el próximo año 2023. Al presente, lo único concreto es que el país no puede garantizar el efectivo control de su espacio aéreo con los medios que posee.

Tal vez te interese Misión de la FAA en China – «es parte del proceso de selección que estamos llevando a cabo, que no terminó todavía con el JF-17»

Publiidad

33 COMENTARIOS

  1. BINGO!…Posponer la elección y compra de los aviones para el próximo año; ya van tres gobiernos que vienen posponiendo, de paso le dejamos el problema a la administración que viene. Hablar de este tema es una perdida de tiempo.
    Nuestros enemigos no tienen que hacer nada…para éso están nuestros propios políticos!

  2. Lo mismo de siempre, tengo recuerdos de seguir esta novela desde por lo menos el 2008 y los portales militares generan este tipo de noticias(aunque a veces no existan) para generar visitas(canales de youtube tambien).
    No es ninguna novedad que esto iba a pasar, estamos muy cerca de las elecciones y el bucle se vuelve a repetir. Despues aparecen otras ofertas y asi seguimos, con otras «noticias» que el F-16, que el KFIR y bla bla bla. todo lo mismo siempre.

  3. Pero por su puesto que est año no se va a decidir nada. Y el año que viene tampoco. Probablemente compremos chatarra usada, y no por presión de estados unidos, si no por qué a la clase política solo le importa gana las elecciones y jamás van a poner plata en armamento dado que no da votos.

  4. a la luz de las muchas evidencias la FAA tiene a su elegido hace tiempo. hay factores como como lo economico ,politico o una intervencion especial pueden demorar la oficializacion. aclaro que es solo mi opinion.

  5. Realmente ya cansan con éste tema.parece q a ningún gobierno de turno le interese la defensa nacional.el año q viene hay elecciones y van a seguir posponiendo todo.dan asco!!

  6. Puede que sea el año próximo, y todo va lento, pero es un programa que ya no tiene vuelta atrás y cuando se acaben las visitas que quedan para ver cazas se elegirá uno. Por otra parte el Ministerio de economía será decisivo porque el dinero puede venir de una nueva recalificación de los acuerdos con el FMI de manera que Argentina tenga más dinero disponible, y ya sabemos que el mayor accionista del FMI es EEUU, o el dinero vendrá de China? veremos quién gana las elecciones, y en parámetros militares uno a uno, ya sabemos cuál es el mejor caza, los datos están ahí, no es que yo lo diga.

  7. Doy por sentado que Argentina nunva mas va vover a tener un caz supersonico. Me doy de de baja de esta revista. fue un gusto haberme interiorozado en una tematica qie siempre fue monotona, pusilanime y fascinerosa para nuestro pais. Gracias por hacer perder el tiempo a los lectores con notas al divino boton. La tematica militar argentina no va para ningun lado. Tres años hace que estoy leyendo esta revista para informarme un poco y solo encuentro vanalidades e indefiniciones y miedos. No voy a seguir perdiendo el tiempo con esto. Hasta nunca. Por respeto a este indefenso pais, no hablemos mas de estos temas, que siempre terminan siendo oprobiosos
    Me decepcionaron
    Saludos.

    • Estimado Miguel, estás en tu derecho de opinar como lo haces pero el culpable no es el cartero: solo informa.

      Lo que sucede es que hay una íntima conexión entre la economía macro de un país y sus propias Instituciones, entre las cuales se encuentran sus Fuerzas Armadas. Si la economía funciona mal la malaria se desparrama. Salvo que seas Corea del Norte donde se priorizan políticas de Defensa.

      No todo está perdido: creo que la ciudadanía ha llegado al hartazgo y quizás sea el momento de cambiar políticas que nos han empobrecido en los últimos setenta años. Mejorar nuestras capacidades debería ser parte del programa de desarrollo, donde la ciencia, la tecnología y la industria nacional será un actor importante en el proceso.

      Es mi deseo y lo que intento convencer a mis nietos que debería suceder con el esfuerzo también de ellos, para que no abandonen nuestro país.

  8. Con las visitas de » Almirante Faller en 2021, como la General Richardson en 2022″, queda más que claro, lo que nos conviene a nosotros. Esa preocupación no es para ayudarnos, todo lo contrario.

  9. Para esto existen las deudas, para esto existe el FMI, aquellos fanáticos de la relaciones carnales que sin excepción siempre destruyen el país, nos endeudan para mantenernos con el pie en la cabeza, y este es un claro ejemplo.

  10. Esta nota estaba escrita desde el 2015…cambian las fechas y la republican… pagina militante si las hay. El lunes volvemos con las flores a Taiana, Rossi y cualquier otro pseudo proyecto totalmente irrelevante.

  11. Si nos vamos a endeudar, para que nos obliguen a comprar aviones de descarte sin armamento, mejor no comprar nada. Sabia decisión.

  12. La novela del J17 Thunder es impulsada por el gobierno por motivaciones políticas, con esto logran dos objetivos, uno, el cohesionar a su nucleo de votantes haciéndoles creer que son anti norteamericanos, y luego ,por cuerda separada, logran su otro objetivo, no comprar nada. y tienen la excusa perfecta, » queremos comprar , pero la deuda del gobierno anterior no nos deja » dejan satisfechos a su base electoral con un discurso antinorteamericano y pseudo patriotico pero sin gastar un peso en el reequipamiento, pudiendo usar ese dinero para otros fines electoralistas de corto plazo, como planes sociales, subsidios o cosas por el estilo, negocio redondo.

  13. Sin consultar el oráculo de Delfos ,me atrevo a vaticinar la venida de una partida de F 16 casi inútiles en algún momento relativamente próximo, a decidir por la potencia del norte.

  14. lo mismo de siempre, Argentina ya no tiene fuerzas armadas, ni las va a tener mas, somos un pais invadible, no existimos como estado soberano, no tenemos moneda, ni fuerzas armadas, de aca a treina años vamos a estar bajo el control de eeuu o inglaterra, como Irak

  15. en 2023 hay elecciones, ni sueñen con que vamos a comprar algun equipamiento militar, los politicos van a gastar en circo no en cosas serias, ya no tenemos fuerzas armadas y lo que es peor tenemos dos generaciones de militares de oficina, ves tenientes de 25 años gordos como un globo que jamas entrenaron realmente, NO EXISTEN MAS LAS FUERZAS ARMADAS

  16. yo le diria a los EEUU, «mira nosotros necesitamos si o si comprar los aviones y si le compramos a China es porque RU nos tienen vetados para compra de armamento por el tema de nuestras Islas, asi que anda a quejartele a ellos, no nosotros, son ellos los responsables de que vayamos a buscar armamento a China o Rusia». Listo

  17. Esto huele a que, como en 2015, ya entrado el país en campaña, postergan la decisión para que la tome el próximo gobierno. El tema es que seguimos, y parece que seguiremos sin contar con medios aéreos idóneos para defender nuestro espacio aéreo. El análisis de la presión de EEUU para que no compremos chino es muy acertada. El tema FMI es una condicionante de hierro a la hora de decidir libremente lo que tenemos que comprar. Según el análisis, se puede inferir que para poder arreglar con el FMI deberemos aceptar los cascajos de los F-16 muy baqueteados, con muchas limitaciones y seguramente con el software controlado por los EEUU. En pocas palabras, deberemos abarajar la chatarra de EEUU, nuevamente. Esta es una consecuencia irrefutable de la deuda externa del país. Es triste saber que seguramente pasarán muchos años hasta que podamos contar nuevamente con capacidad supersónica de intercepción.

  18. Compren lo que quieran pero ningún país del mundo vuela F-16 chatarra, limitados, etc, son calificaciones personales nada más, Lockheed Martin garantiza el perfecto funcionamiento y el armamento de todos los F-16 en activo, a mí no me gusta el JF-17 pero no es chatarra China. Los A4AR que son? chatarra USA?

  19. Lo mismo de siempre, que más se puede decir. El año que viene es electoral asique olvidense !! En fin no tenemos moneda, + 50 % de pobreza, fuga de cerebros, inflación, presión fiscal récord, no tenemos submarinos, el país no está radarizado, no hay ley de derribo, etc etc etc. Somos un ex país, estamos acabados lamentablemente.

  20. Esto termina en los F16 todos reventados que son esos MLU de 1979, me tiene podrido la novela esta, la única oportunidad de tener un avión «decente» dentro de lo «barato» y nuevo como el MiG35 que te da la posibilidad de irte al Checkmate más adelante totalmente desperdiciada

    • Porqué no convences a Taiana que compre F-16 nuevos como hace Chile y los demás países clientes de F-16? Argentina no es un país como los demás? o los quieren regalados?

  21. Como opinologo especializado creo que lo poco de dinero, ahorros o dólares, mas una inflación,
    Devastecimiento, los dueños de supermados que remarcan para combatir la inflación, no creo que salgan con bombos y platillos a decir que gastaron cientos de millones de dólares

  22. Zona Militar es mi opinión es un portal serio, por lo que sorprende extrañamente que en ningún momento del artículos menciono al MIG35 previamente evaluado. Una pena… Saludos.

  23. Siempre lo mismo… la verdad es que nuestros políticos no van a comprar nada.
    A nuestros políticos solo les importa mantenerse en el poder y culpa de eso cada vez somos un país mas pobre… el veto del RU desde Malvinas va a estar siempre, por lo tanto la OTAN nunca nos va a vender material moderno. No tenemos dólares para nadie por lo tanto es muy difícil que lo usen para comprar aviones . No tenemos una fuerza aérea con capacidad de interceptación y por lo visto no la vamos a tener por años.
    Muy dolido por lo que le pasa a nuestro país en todos los niveles de nuestras instituciones. Literalmente estamos indefensos ante el enemigo externo y nuestros políticos corruptos son nuestro enemigo interno…

  24. penoso lo nuestro cualquiera nos moja la oreja, mientras se gaste dinero en ministerios y se sigan dando planes para fines politicos estamos perdidos ya no somos un pais soberano , porque no podemos defender nuestra soberania , chau argentina dentro de poco vamos a dejar de existir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.