A través de una serie de memorandos de entendimiento, Egipto manifestó su interés de fabricar aeronaves de entrenamiento avanzado KAI T-50. De esta forma, se buscarían cumplir con los futuros requerimientos de nuevos aviones para la fuerza aérea del país, como de clientes de exportación dentro del Medio Oriente.

La información fue dada a conocer el 30 de noviembre. En este sentido se hizo publico la firma de un memorando de entendimiento (MoU) entre la empresa estatal egipcia Arab Organization for Industrialization (AOI) y Korea Aerospace Industries (KAI). El objetivo del mencionado memorando sería la fabricación de aeronaves en Egipto a fin de cumplir los requisitos por nuevos entrenadores, como de aviones de ataque ligeros; más precisamente por aeronaves T-50 Golden Eagle y FA-50.

Por parte de la empresa de Corea del Sur, KAI busca capitalizar el momento de la industria de defensa del país, la cual ha logrado formalizar diversos contratos con nuevos clientes europeos. En este aspecto destaca la venta de 48 cazas ligeros FA-50 a Polonia. De esta manera, la firma del memorando de entendimiento con la empresa egipcia puede verse como un primer paso para lograr un acuerdo para la venta de nuevas aeronaves destinadas a equipar a la Fuerza Aérea de Egipto.

Además, este no sería el primer contacto de este tipo entre empresa del Egipto y Corea del Sur. Es preciso destacar que el país asiático suministrará nuevos obuses autopropulsados K9 Thunder para las Fuerzas Armadas Egipcias. Ofreciendo opciones de fabricación local y transferencia de tecnología para estos sistemas.

Al día de la fecha, no se conocen mayores datos sobre los requerimientos esgrimidos por la Fuerza Aérea de Egipto. Pero la firma de este tipo de memorandos, con opciones de fabricación total y transferencia de tecnología, es un paso necesario para asegurar futuros contratos por aeronaves fabricadas por KAI; además de asegurar nuevas líneas de producción de sus productos. De esta forma, la fuerza buscaría renovar parte de su flota de actuales entrenadores; haciendo foco en los Aero L-59 adquiridos a mediados de los años 90´.

Tal vez te interese Corea del Sur busca que Uruguay impulse las ventas del KAI TA-50 en la región

Publiidad

1 COMENTARIO

  1. Un país inteligente siempre busca que la erogación que tenga que realizar en armamento, sea también una inversión con efectos sociales y lograr un acuerdo de producción de la aeronave con el proveedor, aún cuando tenga una integración nacional modesta, claramente lo es. No solo tiene efectos económicos y sociales positivos internamente sino además, el país se asegura la provisión de los repuestos, equipos y trabajos necesarios (know how) para el mantenimiento de la misma.

    Veremos que hace Argentina respecto a las negociaciones que está realizando en la búsqueda de un caza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.