La empresa de defensa coreana Hanwha Systems dio a conocer su primer prototipo de un sistema de radar activo AESA para el avión de combate de próxima generación del país, denominado KAI KF-X, que reemplazará en el futuro a varios modelos de cazas actualmente en servicio con la ROKAF.

El primer prototipo del radar, compuesto por una antena y una fuente de alimentación, se ha producido para verificar si la nación es capaz de avanzar con el desarrollo de radares electrónicos de escaneo activo (AESA) con tecnología doméstica, según la Agencia para el Desarrollo de la Defensa (ADD).

El desarrollo del radar de AESA es parte del proyecto KF-X de 8,5 billones de won (7.500 millones de dólares) para construir un caza autóctono de quinta generación hacia el año 2026, el cual reemplazara en primera instancia a la envejecida flota de F-4 y F-5 de la Fuerza Aérea y quizas luego en una segunda etapa a los F-15 y F-16. El gobierno invertirá 10 billones de won adicionales (8.800 millones de dólares) para producir 120 aviones para el 2032.

El ADD está supervisando el desarrollo del radar, equipo esencial que ayuda a un piloto identificar a un amigo o enemigo en la batalla y a detectar objetivos en el suelo.

La compañía mostró el prototipo a periodistas en su centro de investigación en Yongin, provincia de Gyeonggi, durante el cual dio una demostración de una onda eléctrica transmisora.

Los investigadores de sistemas de Hanwha comprueban el primer prototipo de un radar AESA durante una presentación a los medios de prensa coreanos en el centro de investigación de la compañía de la defensa en Yongin, provincia de Gyeonggi, el jueves pasado. Una vez desarrollado, el radar de AESA se instalará en el caza furtivo KF-x, en desarrollo por Corea del Sur, cuya finalización está prevista para el año 2026. / Yonhap
El caza KAI KF-X entraría en servicio en 2026

Deja un comentario