A través de la Agregaduría Militar de la Argentina en los EE.UU. , el Ejército Argentino a iniciado el proceso licitatorio a los fines de adquirir pistolas 9mm Glock17 Gen5 con supresor de sonido. Este nuevo lote comprende 220 pistolas, sus respectivos supresores así como accesorios, repuestos y kit de mantenimiento.

Vale recordar que el Ejército Argentino ya es usuario de los productos la casa austriaca al haber incorporado hace poco más de un año las pistolas Glock17 Gen5 y Glock19X. Esta compra inicial se dio en el marco de la modernización y reequipamiento de la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales, proceso que permitió la incorporación de nuevo armamento y diverso equipo tales como las mencionadas pistolas, fusiles Daniel Defense M4A1-EA y DD5V4 para tirador especial, la familia de pistolas-ametralladoras B&T APC9 PRO, ametralladoras Ohio Ordnance Works OOW249P, señaladores láser Steiner DBAL-A4, sistemas ópticos Trijicon, entre otros.

La pistola Glock 17 Gen5 9X19mm fue presentada en 2017 en conjunto con la Glock 19 Gen5, habiéndose implementado en ambos modelos sensibles mejoras materiales respecto a las generaciones precedentes, tales como revestimiento de nPVD resistente a la corrosión y alza/guión para uso nocturno. Entre algunas de las sus características principales destacan el cañón Glock Marksman (GMB), rediseño del alojamiento del cargador para facilitar su cambio, eliminación de las ranuras para los dedos en la empuñadura y la modificación en la cola del disparador. Uno de los últimos usuarios de la Glock 17 Gen5 es el Armée de Terre francés, el cual adquirió 75.000 unidades junto con sus respectivos accesorios a través de la Direction Générale de l’Armement (DGA).

Tal como mencionamos, la licitación en curso comprende 220 pistolas, cada una de las cuales contará con su supresor excéntrico (tipo descentrado para facilitar el uso sin obstrucción del alza/guión), 6 cargadores con capacidad para 19 cartuchos, un cañón adicional apto para acople de supresor, un kit de mantenimiento en campaña y estuche rígido. El lote también incluye un kit de accesorios para mantenimiento correctivo.

En cuanto al supresor, el material de dotación de la FOE dispone ya cuenta con AAC Illusion 9™, por lo no que resultaría llamativo si se sigue con el mismo modelo. De tipo descentrado, uno de sus principales beneficios es que facilita el uso sin obstrucción del alza/guión. El objetivo del diseño es un supresor de bajo perfil, lo suficiente como para evitar la interferencia de la visión del tirador. Su sistema A.S.A.P.™ (Assured Semi Automatic Performance) garantiza un funcionamiento fiable para un amplio espectro de pistolas.

La compra de un nuevo lote de pistolas Glock no hace más que refrendar la confianza en el producto de la casa austriaca, la cual junto con su proveedor han brindado diversas facilidades y capacidades al Ejército Argentino. Esta cuestión la abordaremos en una nueva nota a la brevedad.

Publiidad

16 COMENTARIOS

  1. Hay decisiones administrativas que llaman la atención. En Argentina existe una fábrica de pistolas similares (por supuesto la Glock se dice que es mas potente) que podría cubrir la licitación del Ejército en las actuales circunstancias tanto económicas como militar (considerando el actual T.O. de nuestro país), evitándose de esta manera la disposición de moneda extranjera (escasa como es de público conocimiento) ocupando además mano de obra local. Aún cuando la empresa argentina tenga que importar determinados materiales, es de suponer que no demandará dólares en la cantidad de la licitación completa.

  2. Estimado Carlos. La pistola Glock, con supresor de ruido o silenciador, no sería muy distinta en tamaño a la pistola Bersa AR 9 (Talon TAC-RAR 9) que es una pistola semiautomática con mecanismos operados por el sistema de inercia de masas (blowback), en calibre 9 mm. Cuenta con cañones de 6, 8 y 10 pulgadas, y acepta cargadores de pistolas Bersa Thunder y TPR, de 15, 17 y 30 cartuchos (https://weekend.perfil.com/noticias/armas-2/pistola-bersa-ar-9-el-clon-de-colt.phtml ) . La fábrica argentina Bersa puede realizar un acuerdo con el fabricante estadounidense representante de la empresa argentina a fin de nacionalizar dicha arma en el mercado argentino, con lo cual la licitación podría ser pagada en pesos argentinos y no en dólares estadounidenses.

    Las otras pistolas Bersa de igual calibre fabricadas en nuestro país por supuesto no llegan al nivel de la pistola Glock pero hay que considerar cual será el uso futuro de solamente 200 pistolas que es la licitación. ¿Está el Ejército argentino tan necesitado de una Glock que no pueda reemplazar con una Bersa ? Saludos

    • Estimado, se trata de cuestiones que exceden tamaño, configuraciones y capacidad de cargador. No por algo Glock es elegida por decenas de unidades de operaciones especiales a lo largo y ancho del planeta. Hablamos de material con refinado y perfeccionado en base a décadas de experiencia y que hoy está disponible para nuestras TOE.

  3. Por supuesto que no se pueden comparar, pero no se trata de comparar peras con manzanas. En todo caso un Lamborghini con un Camaro. Pero la pregunta es: nuestras fuerzas especiales en el actual TO requieren de un Lamborghini ?
    Mi pregunta es conceptual y puede ser trasladada a un sinnúmero de situaciones dentro del equipamiento de nuestras FFAA.

  4. .muchachos,que discusión tan absurda,cuando se compra lo mejor…resulta que quieren nacional,y en un artículo donde no es comparable uno y otro,yo en todo caso me alegro de que paulatinamente las ffaa compren armamento de primer nivel

  5. Bersa no fabrica moderadores ni existe autorización para su fabricación en el país… Si fueran pistolas sin silenciadores podría tener más peso Bersa, pero si no puede ofrecer lo pedido, no hay que dar más vueltas.

  6. Estimado Leo, no me parece la presente una discusión absurda, aún cuando se trate simplemente de la provisión de doscientas pistolas especiales. Insisto, se trata de una cuestión conceptual. Conceptualmente yo prefiero lo nacional cuando el producto puede adaptarse a las necesidades de coyuntura.

    Y respondiendo a Checho, la autorización de fabricar silenciadores depende de una decisión de política de Estado que se refleja en el dictado de la normativa correspondiente. Cuando las compras se planifican adecuadamente la conexión con el proveedor nacional para adaptar un determinado requerimiento es posible y ello da origen al dictado de la respectiva normativa. En forma excepcional o no.

    Todos queremos lo mejor y posiblemente así pensaron quienes planificaron a largo plazo sus políticas de Defensa. Como un simple ejemplo, Francia. Es demasiado conocido que cualquier desarrollo en materia de industria para la defensa lleva muchos años, con continuidad e independencia de los gobiernos de turno.

    La importancia de la industria armamentística doméstica radica precisamente en la autonomía de contar con productos no vetables por terceros proveedores. Pero ello claro, deben ser decisiones a largo plazo y en algún momento hay que comenzar. Argentina ha sufrido y sufre en carne propia la carencia de equipamiento idóneo para sus necesidades. Soy consciente que nuestro país no puede desarrollar y producir todo el equipo que necesita, pero insisto, hay determinadas cosas que si puede desarrollar. Y debería hacerlo. Cordial saludo.

  7. ¿crear otra fábrica no sustentable para que la subvencione el estado con el dinero de todos los argentinos, como FADEA, y todas las otras fábricas que si no fuera por las subvenciones desaparecerian, incluidas las de automóviles?…vamos, si tenemos que fabricarlas aqui para fanfarronear que somos «industrializados»…

  8. No se trata de fanfarronear se trata de depender lo menos posible de tecnología extranjeros sobre todo en sistemas de armas y afines de uso militar…No como otros que ostentan, refriegan sistemas de armas dados de bajas por UK o EEUU ( Que son novedad en la región) pero sin capacidad de actualizarlos,… entonces bienvenidos sean las subvenciones.

  9. Además en el tema subvenciones, existe una concepción errada por parte de muchas personas. En industria militar, ABSOLUTAMENTE TODO es subvencionado, sea a través de contratos de diseño, desarrollo, producción seríada, etc. En una generación simple, algunos países lo hacen vía contratación, sea directa por licitación con empresas privadas, asumiendo el Estado el costo total de dichos desarrollos, otros países integran estructuras estatales industriales y técnicas con empresas privadas nacionales o extranjeras y otros países directamente realizan la investigación, desarrollo y producción con estructuras industriales estatales. En este último caso para el Estado el costo no es un gasto sino una inversión, dado la importancia que le asignan a sus políticas de Defensa.

    Lo que interesa en realidad es que el subsidio, cualquiera fuera su naturaleza, no alimente la INEFICIENCIA típica de aquellas estructuras donde la rentabilidad en sus balances interesa poco, caso de algunas empresas estatales, circunstancia que es la verdadera importancia a definir en este tema de industria para la Defensa.

    Para que el tema se dilucide insisto en que no hay que confundir el PROGRAMA DE DESARROLLO de un determinado objetivo, que paga el Estado – cualquiera fuera la forma en que se adopte dicho objetivo- cuyo costo siempre lo paga el Estado (pueden existir casos excepcionales que el riesgo lo asume el privado) con los COSTOS POR INEFICIENCIA en el desarrollo de dicho programa.

    Pido disculpas al Señor Borda Bettolli por haber de alguna manera desnaturalizado su artículo de información incorporando este tema, pero me pareció que merecía su aclaración, al menos desde mi punto de vista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.