El creciente número de cazas furtivos Lockheed Martin F-35 Lightning II en manos de las fuerzas aéreas europeas le dará a la alianza de la OTAN una ventaja sobre Rusia en un conflicto de alta intensidad. Pero la coordinación es clave.

Eso es según un informe del grupo de expertos de RAND, publicado el mes pasado, que explica que los líderes políticos y militares rusos ya están preocupados por la ventaja de la OTAN en el dominio aéreo, una preocupación que probablemente empeore a medida que crezca el número de aviones de quinta generación en Occidente

Hay siete naciones europeas de la OTAN que operan o planean comprar el F-35: Bélgica, Dinamarca, Italia, Holanda, Noruega, Polonia y Reino Unido.

Para 2025, esos ejércitos deberían poseer colectivamente más de 200 ejemplares del caza furtivo. “Esto superará por un amplio margen el número de aviones estadounidenses de quinta generación estacionados en el teatro europeo”, dice el informe. Es probable que la fuerza combinada de los F-35 poseídos por los aliados europeos se acerque a los 400 aviones para 2030 y representaría aproximadamente el 30% de la flota combinada.

Por su parte, Rusia planea adquirir 76 ejemplares del caza Sukhoi Su-57 de quinta generación para el 2028. Moscú dijo recientemente que el primer avión furtivo de este tipo se entregaría en diciembre de 2020.

Las fuerzas aéreas aliadas europeas tienen alrededor de 1.900 cazas de cuarta generación que comprenden tipos como el Dassault Rafale, Eurofighter Typhoon y Lockheed F-16. La fuerza combinada actualmente tiene menos de 100 F-35 desplegados, según RAND.

Esos aviones de cuarta generación serían vulnerables en un conflicto de alta intensidad contra Rusia, un país con sólidas defensas de misiles tierra-aire.

Durante las fases iniciales de un conflicto con Rusia, la vulnerabilidad a las amenazas terrestres avanzadas limitaría los roles de la mayoría de las plataformas de cuarta generación y las llamadas plataformas de cuarta generación más (4++)”, dice el informe. “Mientras persista una amenaza extensa de defensa aérea integrada, las plataformas más avanzadas como el Rafale o el Eurofighter podrían, en teoría, realizar misiones de ataque dentro de la zona de amenaza junto con las plataformas de quinta generación, aunque este enfoque podría producir un desgaste inaceptable”.

Pero dado que es probable que los cazas de cuarta generación aún constituyan el 70% de las fuerzas aéreas europeas de la OTAN para 2030, la alianza debe encontrar formas de hacer un mejor uso de la aeronave.

CAMIONES DE MISILES​

Los reactores rápidos podrían usarse para lanzar ataques con misiles de largo alcance desde más allá del alcance de los misiles tierra-aire de Rusia. Y, si se actualiza con radares activos de matriz escaneada electrónicamente (AESA), los cazas europeos de cuarta generación serían más capaces en defensa. Los radares AESA pueden detectar, rastrear e identificar más objetivos, más rápido y a distancias mucho más largas, señala RAND.

El conocimiento de la situación resultante y la capacidad para derrotar múltiples amenazas al mismo tiempo hace que la capacidad de AESA sea esencial para aspectos de operaciones de alta intensidad, por ejemplo, para interceptar misiles de crucero ”, dice el informe del grupo de expertos. “La decisión francesa de adquirir radares AESA RBE2 para el caza Rafale F4 se basa en la oportunidad de proporcionar un aumento del 50% en el rango de detección, incluidos los objetivos poco observables, y maximizar el valor de los nuevos sistemas de armas como el MBDA Meteor misil más allá del alcance visual «.

El Meteor es un misil aire-aire guiado por radar activo más allá del alcance visual que se informa que tiene un alcance de 54 nm (100 km). En teoría, si un caza de cuarta generación como el Rafale tiene un radar AESA Thales RBE2 y está armado con un misil más allá del alcance visual como el Meteor, debería poder ver y golpear los aviones rusos entrantes, mientras se mantiene fuera de su alcance.

Sin embargo, además de la incorporación de AESA en los cazas omnirol Rafales, los otros aviones europeos de cuarta generación carecen de un radar avanzado de este tipo.

“Sigue habiendo incertidumbre en cuanto a qué naciones invertirán en tecnología de radar AESA, municiones avanzadas y de largo alcance y enlaces de comunicación seguros, entre otras capacidades importantes”, dice RAND. «El grado en que las fuerzas aéreas europeas adquieran estas tecnologías afectará directamente su capacidad para contribuir a la gama de misiones aéreas de combate que se esperan en un conflicto de alta intensidad».

La Royal Air Force del Reino Unido anunció en septiembre sus planes para agregar el radar AESA Leonardo UK ECRS Mk2 ( European Common Radar System Mark 2 ) a 40 ejemplares de sus cazas Typhoons estándar de producción Tranche 3, con capacidad operativa inicial prevista para 2025. A su vez Alemania y España eligieron a Airbus Defense and Space ha sido seleccionada para actualizar los radares ESCAN que equipan a los Eurofighter Typhoon pertenecientes a la Luftwaffe y al Ejército del Aire Español. El contrato prevé la entrega e integración de 110 radares Captor-E para los Typhoon alemanes, mientras que 5 serán instalados en los españoles en 2023. El nuevo radar equipará a los aviones pertenecientes al Tranche 2 y Tranche 3, como a las nuevas aeronaves que serán construidas.

En última instancia, para aprovechar al máximo una flota mixta de aviones de cuarta y quinta generación, la OTAN necesitará invertir en tecnologías de comunicaciones para conectar los aviones, así como en ejercicios de entrenamiento para practicar la coordinación de los aviones de combate.

Los F-35 pueden comunicarse entre sí con su enlace de datos avanzado multifunción (MADL – multifunction advanced data link), un enlace de comunicaciones de baja probabilidad de intercepción. RAND apunta a un concepto operativo de cazas de cuarta y quinta generación llamado «modo de inteligencia de combate, vigilancia y reconocimiento (ISR)» descrito por Justin Bronk del grupo de expertos del Royal United Services Institute.

En el modo ‘combate ISR’, cuatro F-35 conectados por MADL generan conocimiento de la situación y comparten datos de objetivos con plataformas legacy que luego pueden disparar sus cargas útiles desde fuera del rango de las más capaces defensas aéreas del enemigo. ”, explica RAND. El avión de combate de cuarta y quinta generación se comunicarían y pasarían información sobre objetivos con el sistema Link 16, agrega el informe.

LA EW RUSA TIENE UN VOTO​

Sin embargo, esto podría ser un punto vulnerable. «Es razonable suponer que el ejército ruso buscaría interrumpir esta sinergia durante un conflicto, particularmente a la luz de las recientes inversiones rusas en capacidades de EW [guerra electrónica]», dice RAND.

Aún así, los militares europeos de la OTAN están adquiriendo más práctica con el F -35. «Los aliados ya han tomado los pasos iniciales para establecer tácticas, técnicas y procedimientos comunes para incorporar activos de quinta generación en operaciones combinadas a través de ejercicios específicos, así como sistemas de entrenamiento sintéticos preliminares que conectan aviones de cuarta y quinta generación», dijo el grupo de expertos.

Uno de los mayores obstáculos para la colaboración de la OTAN podría ser la inversión en la preparación de los aviones. “Para ser operativamente relevante durante un conflicto de teatro, las fuerzas aéreas de la OTAN deben mantener un número suficiente de aviones, municiones y tripulaciones disponibles”, dice RAND. «Actualmente, la mayoría de las fuerzas aéreas europeas mantienen alrededor de la mitad de sus flotas existentes o menos en estado de capacidad de misión, y algunos aliados caen por debajo de esa marca».

Además, muchas aeronaves de cuarta generación están sufriendo «costos de mantenimiento crecientes debido a la antigüedad de la plataforma, desgaste operativo resultante de un ritmo operativo alto, y los desafíos asociados con los cuellos de botella en el suministro de repuestos sirven como restricciones significativas para la disponibilidad de las aeronaves», dice el informe.

El nuevo F-35 también tiene problemas iniciales, incluido su Sistema de Información de Logística Autonómica, un sistema de apoyo que tiene tantos problemas que debe ser reemplazado en toda la flota mundial.

RAND recomienda una serie de soluciones a los problemas de preparación de las aeronaves de la OTAN, incluida la publicación de datos sobre las tasas de capacidad de la misión. También sugiere que “el acuerdo público de los líderes de la OTAN sobre los objetivos de disponibilidad estándar podría proporcionar un enfoque político y presupuestario renovado en el mantenimiento y el sostenimiento eficientes y adecuadamente financiados”.

En última instancia, RAND concluye que el creciente número de aviones furtivos en Europa significa que «las líneas de tendencia van en la dirección correcta».

«Con una atención presupuestaria y política adicional para aumentar la preparación, los aliados europeos tienen la oportunidad de mejorar significativamente el poder aéreo de combate durante la próxima década», dice el grupo de expertos.

8 COMENTARIOS

  1. Un artículo extenso pero para nada ingenuo, lo digo como contribuyente Europeo,… existe un lobby muy instrumentado, para que los países centrales Europeos, aumenten el porcentaje de inversión ordinaria en defensa en forma sustancial, desde la administración Tump y es probable que este lobby siga activo con la nueva administración, americana, la cita que encabeza el artículo dice así “…El creciente número de cazas furtivos Lockheed Martin F-35 Lightning II en manos de las fuerzas aéreas europeas le dará a la alianza de la OTAN una ventaja sobre Rusia en un conflicto de alta intensidad…”

    Tal vez si tal vez no. Si engrosará las arcas de Lockheed Martin y del Complejo Militar Industrial Norteamericano, ahora bien con una Europa bastante dividida a la hora de tomar desiciones de calado presupuestarias, ni que hablar de una supuesta Guerra de Alta intensidad con Rusia,… el artículo roza lo delirante… porque establece una desconexión con la realidad del contribuyente medio Europeo pasmosa, que tiene otras prioridades, reforzar los Sistemas Sanitarios hoy golpeados por una Segunda ola Pandemica de Otoño y a las puertas de una tercera ola para febrero, especialistas Alemanes auguran que la población estará relativamente inmunizada con vacuna en Agosto de 2021 y que las precauciones uso de mascarillas, etc, seguirán porque ya hay otra nueva cepa del virus COVID.

    Esa es la Guerra de alta intensidad existente,… No otra,… lo demás es música de un futuro, incierto lleno de especulaciones y paranoia Corporativa de la OTAN, una nomenclatura burocrática supra estatal, con otros intereses, que no necesariamente convergen con las administraciones nacionales Europeas con otros problemas de caja, como la necesidad de reconversión tecnológica e industrial verde y digital, además de atender la problemática de abastecimiento energético del cual Rusia es garante fiable.

    Por otra parte ya existe un proyecto Europeo de caza furtivo que generará puestos de trabajo en Europa no en USA, una potencia con un futuro incierto, Sanitariamente hablando, con una economía sobre endeudada luego de 20 años de guerras desgastantes, con un futuro Social inquietante, máxime con una población muy fracturada y armada hasta los dientes, Biden & Cia. tienen otras prioridades.

  2. Se puede comparar un F35 con un Su57? Prácticamente son cosas muy diferentes, el F35 es una especie de evolución del Harrier y del Sukhoi está dentro del rango del F22.

  3. Que alguien le avise a estos muchachos que la urss se disolvió, que ya no hay amenazas de rojos desfilando en Paris, ah, necesitan vender, por eso siguen con el relato, cierto.

  4. Esa obsesión enfermiza de los regímenes occidentales por enfrentar a Rusia es incomprensible. Hace 800 años que vienen intentando subyugarla, y siempre terminan mal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.