Luego de un parate obligado de varios meses, el IA-58 Fénix OVx-501 retomó las actividades aéreas el pasado lunes 4 mayo. Operando desde la renovada pista de la Escuela de Aviacion Militar, el único prototipo de Pucará remotorizado con PT-6 realizó repetidas secuencias de despegue, circuito, toque y motor y aterrizaje. El vuelo, que concluyó sin novedades, forma parte de las actividades previstas para completar las pruebas de la aeronave (la semana pasada se habían realizado ensayos en pista, por ejemplo).

Como es sabido, con el Fénix se pretende darle una segunda vida al histórico sistema de armas IA-58 Pucará. El desarrollo pretende convertirlo en una plataforma de inteligencias, vigilancia y reconocimiento (ISR, en su acrónimo inglés) gracias a la incorporación de un pod EO/IR desarrollado por la empresa cordobesa FixView. El Pod de Observación Aérea (POA) está compuesto por el probado timbal multisensor FV300, integrado a una barquilla que acomoda los diversos subsistemas.

El retorno a la actividad del Fénix va en consonancia con lo oportunamente expresado a Zona Militar por la actual titular de la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín», Dra Mirta Iriondo: la intención para 2020 es la firma de un contrato que permita finalizar el prototipo y el desarrollo del POA, y a la vez lograr la respectiva certificación. Una vez finalizado este proceso, se podrá iniciar la producción en serie con las células que aún disponen de potencial. Pese a que oficialmente no se ha expresado sobre cantidades, es sabido que existe un remanente de Pucará que ha sido considerado como candidatos para el proyecto (incluso hasta no hace mucho, aún volaban en la III brigada Aérea).

La conversión del Fénix, además de incluir la mencionada motorización y pod, tiene planificada también la modernización de cabina y sistemas de comunicación. Pese a que ya se realizaron estudios al respecto, tal como supimos publicar, actualmente también se analizan soluciones que se presenten más accesibles, por ejemplo algunas de las ofrecidas por Garmin. Pese a que aún queda un largo trayecto y que el contexto actual se presenta como otro desafío, el Fénix puede servir como un nuevo empujón para la I+D local (FAdeA, FixView, INVAP) y a la vez permitir una segunda vida al histórico y querido Pucará.

Actualización: en horas de esta mañana, el Fénix ha realizado un nuevo vuelo de pruebas, espacio que compartió con el C-130 Hércules TC-66, que hoy partió a la I Brigada Aerea. Se espera que el Fénix continúe con sus vuelos a lo largo de este mes.

Nuestro agradecimiento a Jorge Mendez por las fotos.

9 COMENTARIOS

  1. Para la modernizacion de la cabina deberian utilizarse los mismos equipos que en el Pampa III por una cuestión de estandarizacion.

  2. Bien por la información nos transmite gran esperanza de recuperación de activar nuestra industria nacional invirtiendo en sistemas de armas y usos múltiples gracias

  3. Otro buen ejemplo de lo posible.Tenemos las celulas , tenemos el desarrollo realizado por el I+D local (FAdeA, FixView, INVAP) .Una vez que quede certificado podemos replicarlo en la cantidad de aviones que la FAA considere (de acuerdo a planificacion y presupuesto).No será lo optimo pero es lo que hay …..

  4. Una consulta…¿alguien sabe que pasa con las células sin acabar que existen en la FAde A de Pucaras ?…Gracias desde ya…

  5. La reconversión del sistema de armas Pucará sirvió para hacer que el modelo permanezca en el aire, sigue siendo una plataforma de vigilancia singular ya que existen muy pocos aviones con estas cualidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.