El espionaje interno en los EE.UU.

Shandor

Colaborador
Colaborador
El lado femenino de la CIA, al descubierto

Entrevistas recientemente desclasificadas con agentes femeninas de la CIA arrojan luz sobre las mujeres dedicadas en los años 60 y 70 al espionaje, un mundo secreto tradicionalmente reservado a los hombres.
Según publica ‘Daily Mail’ a cuatro agentes que empezaron como mecanógrafas de bajo rango y que terminaron su carrera en las delegaciones internacionales de la CIA se les preguntó acerca de lo que suponía para ellas ser una mujer que trabajaba en la CIA en la década de los 60 y de los 70.
Las fascinantes conversaciones con estas mujeres han sido ahora desclasificadas por la CIA. Pese al sexismo reinante en la época, la labor de las agentes acabó siendo de un valor incalculable para la agencia. En una de sus misiones un complot en una embajada fue frustrado precisamente después de que un enemigo divulgara secretos a una de las agentes porque la consideraba “una mujer no muy brillante”.
Meredith, una de las agentes, explica que se unió a la agencia en 1979 debido a que su marido era oficial de operaciones. La mujer, que comenzó como “esposa de contrato” empleada como secretaría con bajo salario para apoyar el papel de su marido, señalaba que su buen ojo para la ropa de marca le dio una ventaja cuando se trataba de detectar a agentes extranjeros encubiertos.
“Siempre he dicho que si alguna vez escribo un libro, me gustaría empezarlo con la frase ”Podría identificarlos por sus calcetines’”, explicó.
Patty, otra entrevistada, describe el papel de mujeres en la década de los 70 como “esclavas de contrato”, aunque coincide con Meredith en que las mujeres son mejores en la detección de otros agentes.
A menudo las espía se vieron obligadas a trabajar con los artilugios que parecían directamente sacados de una película de James Bond, como polveras adaptadas para la vigilancia o micrófonos ocultos en glamurosos vestidos de noche.
la republica
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Sinceridad brutal de un ex jefe de la CIA
James Woolsey fue director de la agencia en la era Clinton. En Alemania declaró que "es irrelevante preguntarse si EE UU presentará disculpas".


El ex director de la CIA James Woolsey afirmó que el espionaje no responde a las leyes de la diplomacia, por lo tanto, "es irrelevante preguntarse si la Casa Blanca presentará disculpas a otros países", y advirtió que las revelaciones sobre esos procedimientos "causarán varios muertos".
Las labores de los servicios secretos, dijo Woolsey, no responden ni a "la diplomacia ni al Departamento de Estado. Se trata de hurtar secretos. De eso se trata la Inteligencia. No creo que sea bueno que la gente lo entienda como una subcategoría de la diplomacia", señaló Woolsey, que dirigió la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos entre 1993 y 1995, en entrevista con la emisora Deutsche Welle.
Al referirse al ex informante Edward Snowden, Woosley aseguró: "Creo que las revelaciones que está haciendo, ya sea través de los rusos, de los chinos, de sus compañeros periodísticos o de un posible interrogatorio del gobierno alemán en Rusia, han causado y causarán varios muertos."
Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, las cinco potencias anglófonas, integrarían el llamado acuerdo de Cinco Ojos, que reglamenta la cooperación de las Inteligencias en base a la exclusión de las espías mutuas. El gobierno de Alemania propuso a Estados Unidos la firma de un acuerdo que reglamente la cooperación pero niegue la posibilidad del espionaje bilateral. También se hablaba de la posibilidad de incluir a Francia. Pero Woosley subrayó que él jamás firmaría un acuerdo vinculante de no espionaje.
"Eso implicaría que si hubiésemos tenido informaciones sobre quiénes planearon los ataques del 11-S operando desde Hamburgo, no habríamos podido recabar información sobre ellos. No creo que ese sea un tipo de acuerdo que quiera firmar ningún presidente de Estados Unidos." A propósito, el presidente Barack Obama dijo ayer en una entrevista a la cadena NBC que no indaga o explora el origen cuando se le presenta información de Inteligencia sobre países o gobiernos aliados. Aunque reconoció que, "de alguna manera, la tecnología, los presupuestos y la capacidad han superado las restricciones. Y tenemos que reconstruir todo esto."
Tras darse a conocer que la Inteligencia estadounidense había hecho escuchas en Alemania y que los programas incluso llegaron a interceptar comunicaciones de la canciller Angela Merkel, el ex espía Snowden se ofreció a cooperar con el gobierno germano para esclarecer los operativos. Alemania evalúa interrogarlo en Moscú, donde Snowden se encuentra en calidad de refugiado. Una encuesta de ARD dio cuenta de que el 60% de los alemanes lo considera un héroe, en oposición a un 14% que cree que la revelación de secretos de Inteligencia representan un delito, como es considerado en su país.
Un 46% de los germanos también está a favor de concederle a Snowden asilo, mientras que el 48% se opone a cobijarlo en suelo alemán.
También cayó la simpatía por el presidente Barack Obama en Alemania: sólo el 43% se muestra complacido con él (32 puntos menos en relación con septiembre de 2012) y el 52% se muestra descontento con su gestión. En abril de 2010, la popularidad de Obama en Alemania era del 88 por ciento.
tiempo argentino
 

Sebastian

Colaborador
Las filtraciones de Snowden secundaron a Rusia en la ONU
http://sp.ria.ru/trend/espionaje_cibernetico_eeuu_2013/

Las filtraciones de Snowden secundaron a Rusia en la ONU

© Fotolia/ Feng Yu
15:44 11/11/2013
Moscú, 11 de noviembre, RIA Novosti.

Las revelaciones del extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU beneficiaron a Rusia que por primera vez consiguió que la ONU respaldara su resolución sobre la protección de la información en internet, escribe el diario ruso Kommersant.

Hace poco China se consideraba como el país que más beneficios logró con las filtraciones ya que le dieron un potente argumento contra las acusaciones por parte de EEUU de atacar sus redes informáticas.

Sin embargo, la aprobación de la resolución rusa ‘Avances en el ámbito informático y de telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional’ también le permitió a Rusia alcanzar varios objetivos suyos.

El documento hace referencia a la “seguridad informática” que, a diferencia de la ciberseguridad promovida por EEUU, se centra en el contenido peligroso y no en las amenazas físicas para las redes como los virus.

Además, el texto requiere la elaboración de normas de “actuación responsable de los países” en internet que, según Moscú, resolverá los ciberconflictos entre Estados. Finalmente, el texto menciona la necesidad de examinar los nuevos riesgos informáticos, por ejemplo, las tecnologías de control sobre el funcionamiento de las redes que permiten dedicarse al espionaje.

Rusia también pudo ampliar de 15 a 20 el número de expertos de la ONU en seguridad informática aumentando eventualmente la cantidad de sus aliados.

Antes de que Snowden hiciera sus revelaciones para los países de Occidente esas iniciativas rusas eran un intento de imponer la censura en internet. Ahora es EEUU que se considera el principal infractor de las libertades en la red.

A la vez, Exteriores ruso subrayó que Moscú estima que los derechos humanos no deben contraponerse a otros principios de la ley internacional como la no intervención en los asuntos internos y el respeto de la soberanía lo que podría abrir el camino para que los Estados controlen el sector nacional de internet.

Por el momento no se sabe si las recomendaciones de la resolución se llevarán a cabo ya que tienen un carácter recomendatorio. Sin embargo, Moscú, al igual que varios expertos estadounidenses, cree que las filtraciones de Snowden privaron a EEUU de la autoridad moral en el ámbito de la seguridad informática.
http://sp.ria.ru/revista_de_prensa/20131111/158519418.html
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Advierten que la CIA recopila datos de transferencias monetarias
La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por su sigla en inglés) recopila datos sobre transferencias internacionales de dinero en virtud de la misma ley que usa la Agencia de Seguridad Nacional para recoger registros telefónicos y de Internet. Así lo publicaron los diarios The New York Times y The Wall Street Journal.

Los datos, que incluyen registros de empresas como Western Union, forman parte de una base de datos de información financiera y personal autorizada por el Acto Patriótico, según fuentes gubernamentales no identificadas. Los datos no incluyen transferencias dentro de las fronteras de Estados Unidos ni transacciones interbancarias.

La CIA no quiso hacer declaraciones sobre programas específicos a ambos periódicos, pero dijo que sus operaciones cumplen con la ley sancionada por George Bush. Reuters no pudo contactar de manera inmediata a la CIA o a Western Union para solicitar comentarios.

La magnitud de la recopilación de datos por parte del Gobierno se hizo pública este año, después de que el ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden filtró documentos en que se describe cómo el Gobierno obtiene muchos más datos de internet y de llamadas telefónicas de lo que se sabía hasta ahora.

El Gobierno del presidente Barack Obama y muchos congresistas estadounidenses han defendido los programas, que han dicho que son cruciales para proteger la seguridad nacional del país y que han ayudado a evitar atentados de militantes. También afirman que son supervisados cuidadosamente por el Congreso y los tribunales de justicia.
ámbito web
 

Sebastian

Colaborador
Estados Unidos espió con permiso a ciudadanos británicos no sospechosos

La revelación socava la tesis de que los países anglosajones no se espiaban entre si

Walter Oppenheimer Londres 21 NOV 2013 - 10:20 CET10


Sede de la agencia británica de escuchas GCHQ, en Cheltenham (Reino Unido).

Estados Unidos obtuvo permiso del espionaje de Reino Unido para “desenmascarar” y analizar los números de teléfono y de fax, correos electrónicos y direcciones IP de Internet de cualquier ciudadano británico, según un memorando secreto de 2007 de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en sus siglas en inglés), la agencia estadounidense de escuchas, obtenido por el diario londinense The Guardian dentro del paquete de documentos que le entregó meses atrás el ex empleado subcontratado de la CIA Edward Snowden.

El memorando no explica quién en concreto dentro del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno(GCHQ, en sus siglas en inglés), la agencia de escuchas británica, autorizó esas actividades, ni si estas eran conocidas por el Gobierno laborista de la época. Hasta entonces, ese espionaje se limitaba a los teléfonos fijos.

El documento tiene importancia porque socava la tesis de que los países anglosajones que forman los llamados Cinco Ojos (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) no se espiaban entre sí.

La información era recogida de forma “fortuita” por la NSA, lo que el diario interpreta como una señal de que “los individuos afectados no eran en principio objetivos de las operaciones de vigilancia y por lo tanto no eran sospechosos de haber hecho nada malo”.

La NSA ha utilizado esos datos en Reino Unido “para construir los llamados ‘patrones de vida’ o análisis de ‘cadenas de contactos’ bajo los cuales la agencia puede buscar hasta tres saltos hacia arriba más allá del objeto del análisis: examinar las comunicaciones de un amigo del amigo de un amigo”. El diario concluye que según sus cálculos esos tres saltos en el caso de un típico usuario de Facebook podrían afectar más de cinco millones de usuarios.

El documento fue enviado a todos los analistas del Directorio de Señales de Inteligencia (SID, en sus siglas en inglés) de la NSA, responsable de recolectar, procesar y compartir informaciones recogidas por los servicios estadounidenses de vigilancia.

The Guardian explica también que un borrador de directiva de la NSA de 2005 revela que la NSA se preparaba para autorizar a su personal a espiar a todos los países de los Cinco Ojos en caso de necesidad “cuando es en el mejor interés de cada nación”. El diario no ha podido confirmar si ese borrador llegó a ser aprobado y aplicado.
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/21/actualidad/1385025648_304912.html
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
INTERNACIONAL Según el semanario alemán 'Focus'
Merkel fue espiada por los servicios secretos de cinco países

Angela Merkel Afp
El teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel, habría sido objeto de escuchas por parte de hasta cinco servicios secretos de diferentes países, según la información publicada este domingo por el semanario alemán 'Focus'.
Según este medio, las autoridades de la inteligencia alemana estarían persuadidas de que, además de Estados Unidos, los servicios de espionaje de China, Rusia, Corea del Norte y Reino Unido habrían interceptado conversaciones mantenidas por la canciller germana a través de su teléfono móvil.
Hasta ahora se había dado a conocer que el móvil de Angela Merkel se encontraba en la lista de objetivos de Agencia Nacional de Inteligencia estadounidense (NSA) desde 2002, tres años antes de que ganase sus primeras elecciones.
Según distintos medios alemanes, los servicios de inteligencia de EEUU habrían intervenido el teléfono que había proporcionado a Merkel su partido, la Unión Cristianodemócrata, y que la canciller empleó entre octubre de 2009 y julio de este año.
elmundo.es
 

Sebastian

Colaborador
Bruselas amenaza a EE UU con cortar los flujos de datos

La UE cree que ha habido abusos en los intercambios entre empresas

Lucía Abellán Bruselas 27 NOV 2013 - 00:04 CET

Viviane Reding, el 21 de noviembre en Bruselas. / OLIVIER HOSLET (EFE)

La Comisión Europea quiere sellar las grietas que han permitido a Estados Unidos acceder de forma indiscriminada a multitud de datos de ciudadanos europeos. Buena parte de esos coladeros proceden del llamado safe harbour (puerto seguro), el mayor puente de intercambio entre empresas de ambos bloques, vigente desde el año 2000. Con la convicción de que ha permitido abusos, Bruselas pedirá hoy a Washington que tome el control de esta herramienta antes del verano. En caso contrario, la Comisión Europea se reserva el derecho de suspenderla.

El malestar que han generado en la UE las sucesivas revelaciones de espionaje a gran escala llevó al Ejecutivo comunitario a revisar a fondo toda la relación transatlántica. Varios meses después, Bruselas tiene ya listo ese análisis, que presentará este miércoles a través de cinco informes, según ha podido saber este periódico. La principal novedad consiste en exigir a Estados Unidos que revise las normas que permiten a más de 3.200 compañías a ambos lados del Atlántico intercambiar datos en un marco de supuesta confianza y seguridad (por ejemplo, la información bancaria que almacena Mastercard en Estados Unidos de los clientes europeos cuando realizan un pago con tarjeta).

"Estamos pidiendo a los estadounidenses que no se limiten a las palabras, sino que actúen", asegura Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, a EL PAÍS y otros cinco diarios europeos. La comisaria da a sus socios hasta verano de 2014 para ponerse de acuerdo en reformar el sistema, de forma que aumenten la transparencia y el control de las empresas adheridas al sistema y, sobre todo, se limiten al máximo las excepciones que permiten a las autoridades estadounidenses acceder a esos datos por motivos de seguridad.

La suspensión del safe harbour es una de las represalias más duras que puede adoptar la UE por el espionaje estadounidense. Fuentes comunitarias aseguran que las grandes empresas europeas les han mostrado su inquietud por la ventaja competitiva que acumulan las firmas estadounidenses al acceder a multitud de datos sin las garantías que se exigen en Europa. Pese a esa preocupación, las compañías de los 28 países comunitarios no son proclives a suspender completamente el acuerdo, por lo que es improbable que esa amenaza, una competencia de la Comisión que requiere la aquiescencia de la mayoría de los Estados miembros, se ejecute.

Las diversas reuniones mantenidas con las autoridades estadounidenses desde que estalló el escándalo del espionaje han servido también para corroborar la enorme incidencia de estos programas. Altos cargos de EE UU han reconocido que la NSA (agencia de seguridad estadounidense, al cargo de la vigilancia electrónica) accede al 1,6% del tráfico global de datos por Internet, según fuentes comunitarias. De ellos, una cifra nada despreciable pasa a una segunda fase de revisión: aproximadamente 4 de cada millón de los que circulan en todo el mundo, aunque las autoridades norteamericanas no aclararon la naturaleza de esos datos.

Toda la inquietud europea ha logrado, al menos, que Washington adquiera sus primeros compromisos con la UE. "Por primera vez hemos detectado un cambio de actitud", asegura Reding tras reunirse con diferentes autoridades y senadores estadounidenses. La comisaria cree que esos representantes comienzan a lamentar el modo en que los episodios de vigilancia están afectando a las relaciones transatlánticas. Washington y Bruselas firmaron hace unos días un documento en el que la Administración de Obama se comprometía a adoptar para mediados del año próximo una medida largamente demandada por Bruselas: que los europeos que vean violada la privacidad de sus datos puedan recurrir a los tribunales estadounidenses, como ocurre a la inversa.
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/26/actualidad/1385489253_635244.html
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Canadá dejó que la NSA espiara al G-20 durante la cumbre de Toronto
La radiotelevisión pública canadiense revela documentos de Snowden
Canadá permitió que la Agencia de Seguridad Nacional de EE UU (NSA, en sus siglas en inglés) llevara a cabo una amplia operación de espionaje durante la cumbre del G-20 celebrada en Toronto en 2010, según documentos filtrados por el exanalista de la agencia, Edward Snowden.
El informe, dado a conocer por la radiotelevisión pública canadiense CBC, no describe con precisión la información que la NSA estaba buscando en la cumbre. La nueva revelación llega después de que en las pasadas semanas salieran a la luz operaciones similares contra aliados como Brasil y Alemania.
Los documentos, clasificados como "alto secreto", muestran que EE UU convirtió su embajada en Ottawa durante seis días en un centro de espionaje, mientras Barack Obama y otros 25 líderes mundiales se reunían en un hotel en la región de Muskoka, a 210 kilómetros de Toronto, en junio de 2010.
La operación fue conocida por las autoridades locales en todo momento. De hecho, documentos de la NSA relatan que el espionaje fue "estrechamente coordinado con el socio canadiense". Canadá es, según las revelaciones de Snowden, miembro del grupo de países anglosajones que coordinan sus servicios de espionaje con los de EE UU. Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda también forman parte del programa, que intercepta llamadas telefónicas y contenidos de los sistemas informáticos en todo el mundo.
elpais.es
 
informe del Washington Post
La NSA persigue cientos de millones de celulares en todo el mundo
El espionaje de EEUU tiene la localización instantánea de cientos de millones de celulares en todo el mundo, con lo que rastrea a sus propietarios y mapea las relaciones que sostienen, reveló el Washington Post a partir de documentos liberados por Edward Snowden.

Según un artículo publicado por el diario de la capital estadounidense, la National Security Agency (NSA) recolecta diariamente unos 5 mil millones de registros de localización de celulares en el planeta entero, y alimenta así una base de datos que almacena información sobre centenares de millones de aparatos.

  • ampliar

    La información, provista por el ex contratista de la NSA Edward Snowden, hoy refugiado en Rusia, y confirmada por funcionarios que el diario no identifica, agrega que la "comunidad de inteligencia" está en condiciones de utilizar esa información para organizar una megaherramienta de vigilancia masiva.

    En el territorio estadounidense, la NSA no tiene la intención de recolectar esos datos, pero le llegan "incidentalmente": no intencionadamente, pero sí previsiblemente. El resto del mundo ni siquiera goza de esa distinción.

    Un gerente principal de recolección de datos citado por el Post, que habló bajo anonimato pero con autorización de la NSA, explicó que los datos llegan a través de intervenciones en el cableado que interconecta las redes de celulares, y llevan información de dispositivos de todo el mundo.

    Cuando un estadounidense hace turismo en el extranjero, le caben las generales de la ley, dijo: se recoge su información sin limitación alguna.

    El espionaje de EEUU tiene la localización instantánea de cientos de millones de celulares en todo el mundo, con lo que rastrea a sus propietarios y mapea las relaciones que sostienen El diario de Washington afirma que el impacto potencial sobre la privacidad, la escala y la amplitud de este programa superaría todos los que ya se habían revelado a partir de junio pasado. Los analistas pueden encontrar cualquier celular en cualquier lado del planeta, seguir sus movimientos y revelar las relaciones entre los individuos que los usan.

    Los funcionarios estadounidenses se defienden diciendo que los programas del sistema son legales y solo atacan a extranjeros.

    Tajante, el consejero general del Despacho del Director de Nacional de Inteligencia, que supervisa a la NSA, enfatizó que "ningún elemento de la comunidad de inteligencia está recogiendo información masiva sobre localización de teléfonos celulares bajo ninguna autoridad", pero agrega: "en los Estados Unidos".

    Aunque la NSA, dice el Post, no tiene motivos para sospechar de los movimientos de la abrumadora mayoría de los celulares del planeta, recoge información a granel porque sus herramientas analíticas más poderosas le permiten buscar socios desconocidos de blancos de inteligencia detectados rastreando sus cruces.

    CO-TRAVELER y herramientas asociadas parecen exigir la recolección metódica de datos de localización en el mundo entero, y su almacenamiento. El gobierno estadounidense sabe cuándo una persona entra a una reunión de negocios confidencial, visita al médico, se aloja en un hotel, en un hogar o en sitios protegidos.

    Chris Soghoian, de la American Civil Liberties Union (ACLU) explicó que "por leyes de la física, nadie puede mantener privados los datos de localización", lo que los hace particularmente sensibles: “para esconderse, la única manera es desconectarse de nuestros sistemas modernos de comunicación y vivir en una cueva".

    La cuestión de los datos de localización movilizó también a algunos congresistas, como los tres demócratas Ron Wyden, Mark Udall y Bárbara Mikulski, que sin embargo solo se limitan a residentes en Estados Unidos.
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Tu teléfono móvil también puede estar monitoreado
La estadounidense NSA (National Security Agency) recopila 5.000 millones de datos al día sobre móviles en todo el mundo. Los servicios de espionaje almacenan esa información en una inmensa base de datos para seguir los movimientos de individuos y establecer mapas de sus relaciones. El procedimiento es intervenir en los cables submarinos que conectan las redes celulares a nivel global.
Ampliar
“El ciberespacio es una zona de guerra de pleno derecho en el que los tiros se desencadenan mucho antes de que empiecen las operaciones militares clásicas en el terreno de combate. Pero un misil puede ser identificado, en tanto que resulta sumamente difícil saber quién está detrás de un ciberataque”, afirma Denis Gadonnet, ejecutivo de FireEye en Europa.
VALOR AGREGADO
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El impacto del espionaje es impresionante a nivel global. Para comenzar, ya es un negocio completamente rentable.
"Aproximadamente los costes estimados que generan este tipo de actividades oscilan entre los US$300.000 millones hasta US$1 billón" cada año, indicó dijo Juan Carlos Vázquez, de McAfee. Ganancias que hacen que el cibercrimen y el ciberespionaje sean más rentables que "la piratería y el tráfico de drogas", y permiten afirmar que vamos hacia un nuevo modelo.
El consultor en seguridad de McAfee comentó que los casos de presunto espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) han hecho que grandes empresas cambien sus planes de protección en la red y, según datos del sector, en USA al menos 2 de cada 10 empresas "que habían empezado a ver iniciativas para ver información en la nube han cancelado sus proyectos".
5.000 millones
Precisamente, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) reúne unos 5.000 millones de datos sobre el paradero de cientos de millones de móviles en todo el mundo, informó el matutino 'The Washington Post', y agregó que los servicios de espionaje almacenan esa información en una inmensa base de datos que les permite seguir los movimientos y las relaciones de cualquier persona despierte su interés.
El origen de la historia que desvela el 'Post' cabe encontrarlo en los documentos sustraídos por Edward Snowden. Pero sus periodistas han contrastado los detalles entrevistando a diversos miembros de la NSA, que han confirmado el alcance del programa de espionaje y han defendido su legalidad.
La ley no permite a la NSA espiar a los estadounidenses. Pero la agencia accede a los datos de algunos de ellos a través de los cables que conectan teléfonos móviles de todo el mundo y que dan servicio a los ciudadanos de USA que viajan fuera del país.
Los servicios de espionaje estadounidenses pueden detectar el paradero de cualquier móvil en cualquier lugar del mundo, averiguar sus movimientos y examinar las relaciones de su propietario. Las herramientas actuales permiten a la NSA seguir el rastro de un teléfono en cualquier momento del día y puede seguir la pista de una persona en un ambulatorio o en una habitación de hotel.
"La única forma de esconder el lugar en donde uno está es desconectarse del sistema de comunicaciones modernas y vivir en una cueva", decía este miércoles con sorna Chris Soghoian, responsable de tecnología de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU según sus siglas en inglés).
La NSA empezó a recoger las localizaciones de ciudadanos de USA rastreando sus móviles como parte de un programa piloto en 2010. El general Keith Alexander, director de la agencia de espionaje, aseguró en octubre durante una audiencia en el Senado que el plan terminó en 2011 porque tenía ningún "valor operativo".
"Puede ser algo que necesitemos en el futuro para el país pero no ahora mismo", dijo entonces Alexander, que añadió que para esas labores "ya está el FBI", que controla a los sospechosos después de lograr una orden judicial.
Los responsables de la agencia insisten que sus sistemas no rastrean a propósito datos de los móviles de ciudadanos estadounidenses. Pero admiten que reúnen muchos datos sobre ellos de un modo rutinario y rastrean a fondo los movimientos de cualquier persona que cambie a menudo de teléfono o use herramientas para encriptar sus mensajes en el teléfono o en el computador.
Aquí algunas aplicaciones y programas que prometen comunicaciones "a prueba de ciberespionaje".
> Correo electrónico a prueba de espías
Enigmail: Es una extensión que encripta (y desencripta) los emails usando el protocolo PGP (Pretty Good Privacy), funciona siempre junto con programas de gestión de correo como Thunderbird, de Mozilla, SeaMonkey y Postbox y es compatible con la mayoría de sistemas operativos. También es necesario algo de paciencia para proteger sus correos, esta guía le ayudará a instalar la herramienta paso a paso.
Navegar sin dejar huella
Tor: Este software promete un 'todo incluido' para ponerse a salvo del análisis de las webs que visitamos, consigue "evitar la vigilancia masiva que amenaza la libertad, la privacidad y las relaciones personales y comerciales" de los internautas. El anonimato que ofrece este programa viene avalado por todo un sistema de navegación "por capas" que permite, entre otras cosas, no revelar desde qué localización navega un usuario. No en vano, periodistas de investigación, activistas proderechos humanos y hasta un departamento del Ejército estadounidense usan Tor, según asegura su página web. A pesar de que ningún sistema es infalible, un documento de la NSA publicado por The Guardian hablaba de Tor como "el Rey de la seguridad" y reconocía que por ahora "no tiene rival".
Bleach Bit: "Desde que empecé a trabajar con los documentos de Snowden he usado Bleach Bit". La frase-reclamo que domina la web de este software la pronunció el periodista del 'Guardian', Bruce Scheiner, parte del equipo que destapó el escándalo del espionaje masivo por parte de EEUU. El programa ofrece muchas funcionalidades como borrar cookies, limpiar el historial de navegación, eliminar 'logs', archivos temporales y "toda la basura que no sabías que tenías". Funciona con la mayoría de los navegadores aunque sólo es compatible con Windows y Linux. Aquí lo puede descargar.
> Chatear 'off the record'
Pidgin + OTR: El programa Pidgin permite unificar todas las plataformas de mensajería instantánea posibles en un mismo lugar (Facebook, Google Talk, MSN, Yahoo...), combinado con el plugin Off The Record (OTR) es posible encriptar todas las conversaciones realizadas en estos servicios de chats. Este tutorial de vídeo le puede ayudar a instalar y dar sus primeros pasos en el chat 'seguro'. El software tiene incluso unas preguntas de seguridad para verificar que los usuarios que participan en una conversación son los únicos que están conectados.
Cryptocat: Esta aplicación que funciona con la mayoría de los navegadores es una alternativa a otros servicios de mensajería instantánea. El invento se hizo popular cuando su fundador empezó a narrar vía Twitter cómo había sido detenido e interrogado por el Departamento de Seguridad Nacional de USA en la frontera con Canadá. Descargar e instalar este sistema es fácil, lo complicado será convencer a todos sus contactos para disfrutar de las bondades del chat encriptado.
Chatsecure: App para iPhone y teléfonos que usan el sistema operativo Android, utiliza OTR, el mismo protocolo que los anteriores ejemplos. No sustituye a Whatsapp, el sistema más popular y usado entre los dispositivos móviles. Sí es compatible con una larga lista de servicios de chat como Google Talk o Facebook Chat, aquí una lista de los requisitos y un tutorial para descargarlo.
> Discos duros y pendrives seguros
Truecrypt: Los datos del disco duro de un ordenador también pueden ser 'hackeados' sin que sean compartidos por correo electrónico o un servicio de chat. Para ocultar y asegurar material que los usuarios consideren reservado, la mejor opción este programa que permite crear un 'volumen secreto' y cifrado con datos sensibles. Truecrypt es un programa gratuito y con un código fuente abierto, aunque con una licencia restrictiva. En la web del programa están todos los detalles del funcionamiento y también existen varios tutoriales en YouTube. Dado que las contraseñas débiles utilizadas por algunos usuarios pueden suponer un punto flaco en el sistema, también existe la posibilidad de utilizar los denominados 'keyfiles'. Esto es, elegir un archivo del equipo como llave para acceder al material encriptado, si contraseña y 'keyfile' coinciden, los documentos 'cerrados' quedan accesibles.
Tails: Se define como un "sistema operativo en tiempo real", a través de una memora USB o un DVD cualquier ordenador puede utilizar este sistema que promete anonimato total en la Red y evitar la censura existente en algunos países.
> Llamadas y SMS
Text Secure: Aunque con la generalización de la mensajería instantánea cada vez son menos los usuarios que mantienen contacto a través de los SMS, esta aplicación está pensada para encriptar este tipo de mensajes entre móviles. Tanto el emisor como el destinatario tienen que usar el mismo sistema y sólo está disponible para móviles con sistema operativo Android.
Redphone: También sólo para Android, esta aplicación promete llamadas "a prueba de PRISM". No se necesita un nuevo número de móvil, ni un código especial, el único requisito es que los dos tengan instalado este sistema para poder realizar llamadas seguras, la aplicación avisa cuando uno de nuestros contactos tiene instalado Redphone

‘Hackers’ atacan a Facebook y Twitter
En tanto, piratas cibernéticos robaron casi 2 millones de cuentas de usuarios de las redes sociales Facebook y Twitter, y Yahoo.
La firma Trustwave alertó que hackers robaron nombres de usuarios y claves de casi dos millones de cuentas en Facebook, Google, Twitter, Yahoo, y otras firmas, de acuerdo con un reporte divulgado esta semana.
La fuga se debió a un software malicioso instalado en un número no especificado de computadoras en todo el mundo. El virus capturó los accesos para entrar a sitios clave en el último mes y envío esos datos a un servidor controlado por hackers.
El 24 de noviembre, los investigadores de Trustwave rastrearon el servidor y localizaron en Holanda. Descubrieron accesos comprometidos en 93.000 sitios de Internet incluyendo:
318.000 cuentas de Facebook.
70.000 cuentas de Gmail, Google y YouTube.
60.000 cuentas de Yahoo.
22.000 cuentas de Twitter.
9.000 cuentas de Odnoklassniki (una red social rusa).
8.000 cuentas de ADP.
8.000 cuentas de LinkedIn.
"No tenemos evidencia de que hayan entrado a estas cuentas, pero probablemente lo hicieron", dijo John Miller, un gerente de seguridad en Trustwave.
Facebook y Twitter dijeron a CNNMoney que han estado renovando claves para todos sus usuarios comprometidos. Google, Yahoo, ADP y LinkedIn no dieron respuesta inmediatamente.
Miller dijo que el equipo no sabe todavía cómo el virus llegó a tantas computadoras, ya que los hackers instalaron el software para enrutar la información a través de un servidor proxy, por lo que es imposible rastrear a las computadoras infectadas.
Entre los datos comprometidos están 41.000 credenciales utilizadas para conectarse a File Transfer Protocol, la red utilizada cuando se trabaja desde casa.
La campaña de los hackers comenzó a recolectar claves el 21/10, y podría estar en funcionamiento todavía: pese a que Trustwave descubrió el servidor en Holanda.
Miller dijo que hay otros servidores similares que no han sido localizados.
De todos los servicios comprometidos, el más preocupante es ADP. Las claves son utilizadas por personal de recursos humanos que maneja los salarios de los empleados. Ese tipo de información puede ser vista por los hackers.
"Pueden haber entrado a los cheques y modificar las pagas de las personas", especuló Miller.
Si Internet tiene una constante duradera, es que en algún lugar, de alguna manera, alguien está siendo hackeado. Los ciberataques del mes pasado contra bancos, entre ellos BB&T, Citigroup y SunTrust llegaron a los titulares.
Sin embargo, un reciente estudio de Ponemon Institute informó que la empresa promedio es atacada dos veces por semana y pierde 8.9 millones de dólares al año a causa de la ciberdelincuencia.

Aunque muchos hackers utilizan herramientas relativamente básicas tales como el phishing o el malware, a menudo hacen uso de ellas con diferentes motivos.
Los ataques contra los sistemas informáticos son cada vez más obra de grupúsculos “patrocinados” por Estados, como el Ejército Electrónico Sirio o grupos chinos “que se sabe tienen mandato oficial del gobierno”, asevera Guezo.
En China, se ha identificado a unos 200 grupúsculos ligados al gobierno, según la firma norteamericana FireEye, que publicó el lunes un informe sobre las características de los ciberataques según los continentes y los países.
“El ciberespacio es una zona de guerra de pleno derecho en el que los tiros se desencadenan mucho antes de que empiecen las operaciones militares clásicas en el terreno de combate. Pero un misil puede ser identificado, en tanto que resulta sumamente difícil saber quién está detrás de un ciberataque”, afirma Denis Gadonnet, ejecutivo de FireEye en Europa.
Aquí 5 casos de piratas informáticos eficaces:
> Una quinta parte de las centrifugadoras nucleares de Irán colapsó después de que Stuxnet, un gusano supuestamente desarrollado por la inteligencia de USA e Israel, penetró en las computadoras de una planta de enriquecimiento iraní. Irán supuestamente tomó represalias al interrumpir el acceso a los sitios web de JP Morgan, PNC, Wells Fargo y otros bancos.
> Los sitios web de PayPal, Visa y MasterCard fueron interrumpidos durante la Operación Payback, un esfuerzo liderado por Anonymous para castigar a las empresas que suspendieron las cuentas de WikiLeaks en 2010. Unos 5.6 millones de dólares fueron perdidos solamente por PayPal.
> Coreflood, un software malicioso que registra las pulsaciones de teclado y las contraseñas, infectó 2.3 millones de computadoras en 2009, algunas en departamentos de policía, aeropuertos, bancos, hospitales y universidades. Las empresas afectadas sufrieron transferencias electrónicas fraudulentas de hasta seis cifras.
> Maroochy Shire, un distrito australiano junto a la Sunshine Coast de Queensland, fue inundado con millones de galones de aguas residuales no tratadas en 2001 cuando un contratista hackeó y tomó el control de 150 estaciones de bombeo de aguas residuales. Él había sido rechazado para un puesto de trabajo en el distrito. Su trabajo sucio costo a Maroochy Shire más de 1 millón de dólares.
> Un correo electrónico titulado TE AMO engañó a muchas personas -algunas de ellas dentro del Pentágono- en 2001. El virus que contenía, originado en Filipinas, destruía archivos y se replicaba simultáneamente, sembrando correos a su paso. El llamado 'Love Bug' causó un estimado de US$10.000 millones en daños digitales y pérdida de productividad.
urgente 24
 

Sebastian

Colaborador
Las mayores empresas de Internet piden a EE UU regular las leyes de espionaje

Un grupo de presión que incluye a Microsoft, Apple y Google inicia una campaña de lavado de imagen tras ser cómplices de las peticiones del Gobierno

Yolanda Monge Washington 9 DIC 2013 - 18:58 CET44


Servidores de Google en Oklahoma. / Connie Zhou (AP)


En una campaña de lavado de imagen e intentando hacer contención de daños tras el escándalo sobre el espionaje norteamericano revelado por el exanalista de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad, siglas en inglés) Edward Snowden, ocho prominentes compañías tecnológicas han unido sus fuerzas para pedir al presidente y al Congreso de EE UU que establezcan nuevos límites a la vigilancia que realiza el Gobierno sobre sus usuarios.

Rivales en los negocios pero tratando de defender a quien, al fin y al cabo, son quienes compran o utilizan sus servicios y se han sentido traicionados por el uso dado a sus datos –que las compañías entregaron sin pudor a la NSA-, Google; Microsoft; Apple; Yahoo; Facebook; Twitter; AOL y LinkedIn han decidido hablar con una sola voz al presentar un plan para regular el espionaje a través de la red y pedir al Gobierno de EE UU que sea quien lidere el esfuerzo para que el mundo siga el mismo ejemplo.

“El equilibrio en muchos países se ha inclinado demasiado a favor del Estado y en contra de los derechos de los individuos, derechos que están consagrados en nuestra Constitución”, se lee en la carta abierta a Obama y el Congreso, que ha sido publicada en forma de anuncio en varios periódicos nacionales por los ejecutivos y fundadores de unas compañías que son importantes donantes de las campañas electorales políticas y con profundos intereses en Washington.

El equilibrio en muchos países se ha inclinado demasiado a favor del Estado y en contra de los derechos de los individuos, derechos que están consagrados en nuestra Constitución”

La Administración de Obama ya tiene abierta una revisión de los procedimientos que sigue la NSA debido a la indignación que se desató entre los consumidores tras las revelaciones hechas por Snowden la pasada primavera. El presidente dijo la semana pasada en una entrevista en la cadena MSNBC que “tras haber hecho una revisión independiente –con abogados, expertos en libertades civiles, …-“ propondría que la NSA se contuviera en el acceso a cierta información y que se iniciarán ciertas reformas para dar a los ciudadanos una confianza que parecen haber perdido.

El tema es cuando menos espinoso, ya que el modelo de negocio de esas empresas se basa en tener conocimiento de los datos de sus consumidores, datos que a la vez son anhelados por las agencias de espionaje, quienes hasta el momento han estado en buena sintonía con las compañías de internet y han entregado al Gobierno la información en su poder sobre sus usuarios cada vez que este se la ha solicitado con la ley en la mano.

La campaña propone restringir la capacidad de los Estados para pedir a las empresas datos sobre sus usuarios, ya que se está dañando “la confianza” que los clientes tienen en internet, lo que según un estudio citado por el diario The New York Times podría costar a la industria para el año 2016 hasta 180.000 millones de dólares en perdidas, una cuarta parte de sus ganancias.

Las empresas no hacen ninguna promesa sobre las propias prácticas de sus compañías, que sin dudad hasta el momento tampoco han resultado beneficiosas para los usuarios, a los que han dejado al descubierto al colaborar sin pudor con los Gobiernos

En la carta abierta a Washington, los grandes tecnológicos también reclaman la prohibición de la captación de datos en masa y “el reforzamiento de la transparencia”, con la suspensión de los tribunales secretos que en la actualidad son los que aprueban el espionaje digital. En la misiva, las compañías insisten en que están luchando por la privacidad de sus consumidores, ya que esta ha sufrido un duro revés tras el caso Snowden. Todas y cada una de las empresas antes citadas han tomado medidas legales, tecnológicas y de relaciones públicas para asegurar a sus clientes que su información personal está a salvo e intentar que sus marcas no se vean dañadas y pierdan volumen de negocio, que es al fin y al cabo lo que las motiva.

“Creemos con firmeza que las leyes y prácticas actuales deben de ser reformadas”, dice la coalición en la página en la que presenta su iniciativa, sin que los principios generales esbozados hagan mención específica a ningún país. Los cinco principios en los que se basa la petición de los grandes tecnológicos para regular las leyes de espionaje digital son: limitar la autoridad del gobierno para recolectar información de los usuarios; la supervisión y rendición de cuentas; la transparencia sobre las demandas del gobierno; el respeto al libre flujo de la información y evitar conflictos entre gobiernos.

Sin embargo, en esos principios no hay ninguna promesa sobre las propias prácticas de las compañías de internet, que sin dudad hasta el momento tampoco han resultado beneficiosas para los usuarios, a los que han dejado al descubierto al colaborar abiertamente con los Gobiernos.

De la petición a la Administración han quedado fuera las compañías de telecomunicaciones, que desde hace tiempo practican el acuerdo no firmado de entregar información sobre sus clientes así como obvian la transparencia a la hora de hacer público que se les ha solicitado
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/09/actualidad/1386588911_791315.html
 

Sebastian

Colaborador
El comité de revisión de la NSA propone limites a su capacidad de espionaje

El equipo propuesto por Obama este verano plantea cambios en la dirección y en la estructura y mayores restricciones para recopilar datos

Eva Saiz Washington 13 DIC 2013 - 18:39 CET3


Emblema de la NSA. / Patrick Semansky (AP)

El equipo de expertos para revisar las actividades de vigilancia de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) ha concluido un informe que remitirá a la Casa Blanca este fin de semana y que prevé limitaciones a la capacidad de espionaje de la entidad y cambios en su organización, de acuerdo con un borrador al que han tenido acceso The New York Times y The Wall Street Journal. La presidencia -que aún no ha recibido oficialmente el documento-, sin embargo, no se plantea imponer restricciones significativas, según The Washington Post.

El presidente de EE UU, Barack Obama, ordenó constituir ese grupo este verano, como reacción a la controversia provocada por las filtraciones de Edward Snowden. El informe elaborado por el equipo reconoce que las prácticas de la NSA son legales pero propone un incremento de los requisitos para autorizar la recopilación de datos y otras medidas para garantizar la transparencia y la seguridad interna. Entre las propuestas se plantea que sean altos funcionarios de la Casa Blanca, entre ellos el propio presidente, quienes revisen personalmente el listado de los líderes extranjeros cuyas comunicaciones son objeto de vigilancia -las revelaciones de Snowden sobre este particular han supuesto un serio contratiempo para las relaciones internacionales de EE UU, hasta el punto de y obligar a Obama a disculparse con algunos de los mandatarios espiados-.

El equipo de expertos también propone que la dirección de la NSA sea ocupada por un civil -ha estado liderada por militares desde que se fundó en 1952- y que se escinda de la misma el Cibercomando, un organismo creado en 2009 integrado por hackers del Ejército. Si la primera iniciativa cuenta con el apoyo de James Clapper, el director Nacional de Inteligencia, la separación del Cibercomando de la agencia es algo que la Casa Blanca no se plantea, de acuerdo con un correo remitido por la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, al Post.

“La Administración ha decidido que mantener juntas la dirección de la NSA y del Cibercomando, es lo mejor para la eficacia de las dos agencias”, cita el diario. Las recomendaciones del equipo de expertos no son vinculantes para la Casa Blanca, que ya ha advertido que las tendría en cuenta a la hora de elaborar las conclusiones de su propia revisión de las políticas y programas de vigilancia de la Administración.

Las medidas del equipo contemplan que sea una compañía telefónica o una organización independiente quien albergue la base de datos de las llamadas telefónicas recopiladas por la NSA, una disposición a la que la dirección de la agencia se ha mostrado reacia por considerar que tener que acudir a un tercero a solicitar los datos le restaría rapidez y efectividad. El miércoles pasado, durante una audiencia ante el Senado, el director de la NSA, el general Keith Alexander, sostuvo que el programa de seguimiento de llamadas era “un buen modelo, no sólo para EE UU sino para el resto del mundo”.

El equipo también recomienda que se cree un grupo de abogados que puedan confrontar las alegaciones de la fiscalía en el Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera, una medida a la que el presidente parece inclinado, y que sea una organización sin ánimo de lucro la que se encargue de controlar los antecedentes de los analistas que, como Snowden, trabajaban para la NSA. Entre las propuestas también se contempla que se tengan en consideración las preocupaciones de la Unión Europea sobre los programas de recopilación de datos de los ciudadanos europeos.

El grupo de expertos está integrado por miembros de larga experiencia en las agencias de inteligencia estadounidenses, como el ex subdirector de la CIA, Michael Morell, Richard Clark, antiguo jefe de Antiterrorismo, Peter Swire, exfuncionario experto en temas de privacidad, y los académicos, Geoffrey Stone, profesor de Derecho Constitucional en la universidad de Chicago y Cass Sunstein, profesor de Derecho.
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/13/actualidad/1386956394_658090.html
 

Sebastian

Colaborador
La onda expansiva desatada por Snowden

Las filtraciones del extrabajador de la NSA han sacudido en 2013 las relaciones diplomáticas de EE UU con sus aliados

Madrid / São Paulo / Moscú 20 DIC 2013 - 13:26 CET11


Edward Snowden el 10 de junio de 2013. / The Guardian (AFP)

Las revelaciones del exanalista de la NSA Edward Snowden sobre el espionaje de Estados Unidos y Reino Unido han provocado un tsunami de consecuencias globales sin precedentes en el mundo de los servicios de espionaje. Han puesto a EEUU en apuros con sus aliados, han generado una enorme desconfianza global y multiplicado la sensación de que vivimos bajo la mirada de un gran hermano.

Las repercusiones internas de la crisis para EE UU
Pese a enfrentarse a un problema común, los países europeos han desarrollado políticas

En la entrevista con el diario británico The Guardian en la que Edward Snowden reveló que era el responsable de las filtraciones que dejaron al descubierto el alcance del espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), el informático de 30 años reconocía que su “único temor era que, a pesar de la transcendencia que para Estados Unidos tenían esas revelaciones, nada cambiara en su país”. El miedo del extécnico de la CIA era infundado.

En estos últimos seis meses, el goteo de información sobre las cuestionables prácticas de vigilancia de la Administración que Snowden ha ido destilando cuidadosamente a los medios de comunicación ha abierto un debate sobre el significado de las libertades civiles en el siglo XXI que ha obligado a la Casa Blanca y al Congreso estadounidense a revisar sus programas de inteligencia y ha puesto en jaque la política de seguridad nacional y la agenda internacional del presidente estadounidense. El presidente Obama defendió este jueves la vigencia de los programas de la NSA, pero reconoció la necesidad de introducir algunas reformas. El rediseño se anunciará el mes que viene.

“Sin duda, es al funcionamiento de la NSA y a su estrategia de vigilancia a quienes más han afectado las filtraciones de Snowden”, explica en conversación telefónica Judd Legum, vicepresidente de Comunicaciones del think tank Center for American Progress. La magnitud y extensión del espionaje, la aparente falta de control por parte de la Administración sobre las actividades de la NSA y el creciente enojo de la comunidad internacional, al constatarse que la vigilancia alcanzaba a sus ciudadanos, empresas y líderes motivó al presidente de EE UU, Barack Obama, ha anunciar una revisión del funcionamiento de la agencia.


EL PAÍS

El primero fruto de ese examen es el informe de un comité de expertos que se publicó el pasado miércoles en el que se concluye la necesidad de limitar la recopilación indiscriminada de datos por parte de la NSA y de reestructurar su organización. En esa línea se enmarca una de las reformas legislativas que se han presentado en el Capitolio. La otra iniciativa pretende mantener las actividades de la NSA pero incrementar los controles. Esta semana, un juez federal cuestionaba la constitucionalidad de las prácticas de la agencia.

La fuga y las tentativas de asilo de Snowden, primero, y el descubrimiento, después, de que EE UU controlaba las comunicaciones de decenas de líderes mundiales han afectado seriamente a la estrategia en política exterior del segundo mandato de Obama.

Las filtraciones sobre el espionaje de la NSA a China dilapidó la autoridad moral con la que Washington acusaba a Pekín de estar detrás de los principales ciberataques a EE UU. El asilo temporal que Rusia otorgó al analista en agosto puso en entredicho la capacidad diplomática estadounidense y motivó la cancelación del encuentro bilateral entre Obama y Vladimir Putin, enfriando las tensas relaciones con un país cuya complicidad es esencial para sacar adelante el plan de desarme nuclear, una de las principales prioridades en la agenda internacional del presidente estadounidense y para garantizar la retirada de las tropas americanas de Afganistán.

“La relación que más se ha visto afectada es la europea y, en concreto, la alemana, el control de los móviles de los líderes aliados supone un nuevo nivel de vigilancia”, reconoce Legum. El malestar por el espionaje a mandatarios europeos a punto estuvo de frustrar el inicio de las negociaciones del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y EE UU. Este jueves se supo, además, que el espionaje estadounidense, ayudado por el británico, accedió a la cúpula de la Unión Europea: espió al comisario Joaquín Almunia en 2008 y 2009, cuando era el responsable de Asuntos Económicos y Monetarios.

En América Latina, Brasil ha sido el país más beligerante. Su presidenta, Dilma Rousseff, además de suspender su visita de Estado a Washington acaba de preferir la compra de aviones militares a Suecia, en lugar de a Estados Unidos o Francia. La región ha tenido también ocasión de manifestar sus quejas con ocasión del incidente del avión del presidente de Bolivia, Evo Morales. Las presiones de Washington para que los países a los que Snowden había solicitado asilo no se lo concedieran se saldó con la ruptura por parte de Ecuador de su tratado de libre inversión con EE UU.

Las filtraciones de Snowden también han dejado al descubierto la connivencia de los gigantes tecnológicos de EE UU con la NSA. Las empresas, conscientes de que necesitan recuperar la confianza de sus clientes, han instado al presidente a que aplique cuanto antes “medidas para proteger a los ciudadanos”.

Obama anunciará las reformas del sistema de inteligencia el próximo mes de enero. La decisión que adopte tendrá muy en cuenta la ponderación entre la protección de la seguridad nacional y el respeto a la privacidad de los ciudadanos, pero no podrá obviar el recelo internacional que han suscitado esas prácticas y la necesidad de enviar a sus aliados el mensaje de que EE UU es sensible a sus quejas y que va a limitar, de alguna manera, el alcance de su sistema de espionaje. Un cambio, al fin, aunque quizás no de la magnitud que Snowden pensaba provocar.

En Europa la indignación se queda en amenaza
Europa ha sido el territorio donde más consternación han causado las revelaciones de Edward Snowden, aunque la respuesta dada al escándalo no haya resultado siempre la más enérgica. La progresiva convicción de que empresas, ciudadanos y gobernantes comunitarios habían sido víctimas de una vigilancia ilegal, según las leyes europeas, elevó por igual la indignación hacia Estados Unidos y las simpatías hacia el exempleado de la NSA. El momento de mayor tensión se produjo al conocerse que el espionaje había afectado a varios líderes europeos, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, que llegó a telefonear a Barack Obama para pedirle explicaciones.

A ello se ha sumado esta semana la información sobre el espionaje a 1.000 objetivos hasta ahora desconocidos, entre los que figura el comisario Almunia. La Comisión ha condenado enérgicamente este hecho "inaceptable". "Este no es el tipo de de comportamiento que esperamos de nuestros socios estratégicos, mucho menos de nuestros propios Estados miembros", añadía en alusión al Reino Unido.

Pese a la conciencia de enfrentarse a un problema conjunto, los países han preferido lidiar bilateralmente con Estados Unidos –o no lidiar en absoluto- a crear un frente común en el Consejo Europeo.

Más allá de esas respuestas individuales, la voz más contundente desde Bruselas provino del Parlamento Europeo, que abrió una comisión de investigación para aclarar lo ocurrido, pidió que se suspendieran acuerdos clave de intercambio de datos con Washington y condicionó su visto bueno al acuerdo comercial que actualmente negocian los dos bloques a que se restaure la confianza. También la vicepresidenta de la Comisión Europea Viviane Reding ha sido contundente con sus socios estadounidenses. El enfado ha servido, al menos, para que una delegación de Washington se desplazase por primera vez a Bruselas y respondiera a las preguntas de sus socios.

Lejos de quedar cerrado, el último enfrentamiento a cuenta de este episodio afecta al propio Snowden. La invitación de la Eurocámara al exanalista para que comparezca –a distancia- ante los eurodiputados ha soliviantado a Estados Unidos, que advierte del daño que este episodio puede ocasionar a la relación transatlántica.

Londres, el gran aliado de la NSA
La difusión de parte de los documentos filtrados por Edward Snowden señalan al aliado británico como cómplice de Estados Unidos en la intercepción sistemática de millones de comunicaciones de voz y datos. Y el Gobierno de David Cameron ha optado por la táctica del contraataque, emprendiendo una campaña contra el diario nacional que se ha hecho eco de esas revelaciones, The Guardian, acusado de “hacer un regalo a los terroristas” y de dañar la seguridad del Reino Unido.

El Cuartel General de Comunicaciones Gubernamentales (GCHG, en sus siglas inglesas) es la rama de los servicios de inteligencia británicos que, según los datos procurados por Snowden, ha jugado un papel imprescindible en la red global de espionaje a través del programa estadounidense Prisma. Esa alegación –que incluye la participación británica en el espionaje de líderes mundiales- orilla la legislación del Reino Unido en la materia y provocaba, a resultas, la inédita comparecencia de los tres máximos representantes de los servicios secretos (GCHQ, la inteligencia nacional del MI5 y la exterior del MI6) ante los diputados de los Comunes, que fue televisada al país en noviembre.

En contraste con el trato de guante blanco que entonces recibieron, la misma comisión parlamentaria de Interior sometió semanas después al director de The Guardian, Alan Rusbridger, a un verdadero acoso que incluso cuestionó su patriotismo. El periódico había recibido antes presiones privadas del gobierno, como reveló Rusbridger a raíz de la detención, el pasado agosto de David Miranda, compañero sentimental del periodista que les había hecho llegar los documentos del empleado de la CIA (Glenn Greenwald). Londres fue alertado por EE.UU. de la presencia de Miranda en la lista de pasajeros en tránsito del aeropuerto de Heathrrow y, en un claro abuso de poder, le aplicó inmediatamente la ley antiterrorista.

Las escuchas masivas recuerdan a los alemanes su historia más oscura
Las revelaciones de Edward Snowden causaron una fuerte impresión en la opinión pública alemana ya desde la primavera. Un país que padeció los abusos de la Gestapo Nazi y la Stasi en la Almenia comunista recibió con especial rechazo el espionaje a su canciller. El revuelo comenzó con las primeras informaciones en diarios extranjeros. El entonces ministro de Interior Hans-Peter Friedrich dijo enterarse por la prensa de los sucesos. La canciller Angela Merkel recibió al presidente estadounidense Barck Obama en Berlín. Le pidió que equilibre “seguridad y libertad, pero le quitó hierro al asunto asegurando que “internet es un terreno ignoto”.

A finales de junio, el semanario Der Spiegel publicó una exclusiva sobre el espionaje masivo de las agencias estadounidenses y británicas en Alemania y en el resto de Europa, incluidas las representaciones comunitarias en Washington. El escándalo fue mayúsculo y puso al Gobierno de Angela Merkel a la defensiva apenas 8 semanas antes de las elecciones generales. Los principales medios alemanes se hicieron eco del escándalo y aumentaron la presión sobre el Ejecutivo, que reaccionó con palabras más duras y enviando a Friedrich a una visita relámpago a Washington. El Ministro dio el caso por solucionado.

Pero en octubre, Der Spiegel publicó que los estadounidenses tenían vigilado el móvil de Merkel. Ahora sí contra las cuerdas, la canciller llamó a Obama para protestar y puso en marcha negociaciones para un acuerdo de no espionaje mutuo con Estados Unidos. El parlamentario de Los Verdes Hans Christian Ströbele se reunió con Snowden y propuso que lo invitaran a Berlín para declarar sobre el espionaje. Alemania ha impulsado la resolución para pedir más privacidad en internet.

parte 1
 

Sebastian

Colaborador
parte 2

La onda expansiva desatada por Snowden

Las filtraciones del extrabajador de la NSA han sacudido en 2013 las relaciones diplomáticas de EE UU con sus aliados


España gesticuló una queja de rigor

La sangre no llegó al río en la crisis entre Madrid y Washington por el caso Snowden. Bastó que el embajador estadounidense en Madrid, James Costos, asegurase, el 8 de noviembre, que la NSA “respeta la privacidad de los ciudadanos españoles y el debido marco legal” para que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, decidiera olvidar que, solo unos días antes, había advertido que, de confirmarse el espionaje masivo, se quebraría la confianza entre los dos aliados. España tenía prisa por pasar página: los Príncipes de Asturias se disponían a viajar a Florida y California y Rajoy estaba pendiente de una cita en la Casa Blanca, finalmente fijada para el próximo 13 de enero.

Ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz, dio por buena la versión de la NSA de que los más de 60 millones de metadatos recopilados en un mes correspondían a comunicaciones realizadas fuera de España. Una versión tan difícil de creer como de rebatir.

La tormenta pasó sin dejar rastro salvo, quizá, un frenazo en los planes del Gobierno para flexibilizar el marco legal y permitir que el fiscal, y no solo el juez, puede acceder a los metadatos. Si la confianza entre los gobiernos no se deterioró no puede decirse lo mismo de la de los ciudadanos en el secreto de sus comunicaciones.

Consecuencias económicas
El llamado “caso Snowden” no solo ha tenido consecuencias políticas sino también económicas. Empresas y también instituciones públicas de medio mundo desconfían ahora de las compañías norteamericanas que ofrecen correo, almacenamiento etcétera porque están sometidas a la legislación a la legislación estadounidense con el Patriot Act y el Cispa que otorgan amplios poderes a los servicios secretos empezando por la NSA.

Un sondeo efectuado en julio por la Cloud Security Alliance, una asociación que promueve las buenas prácticas en la nube de Internet, reveló que, sobre un total 207 empresas no americanas que aceptaron contestar, nada menos que el 56% es ahora reacio a contratar con proveedores de EE UU. Un 10% había incluso decidido cancelar proyectos relacionados con ese país. De ahí que el analista David Castro, de la Fundación Tecnologías de la Información e Innovación, con sede en Washington, opine que “las políticas de seguridad de EE UU son perjudiciales para sus intereses nacionales”.

En Europa es entre los empresarios de Alemania y, en menor medida, de Francia y Suecia, donde más alarma ha causado la colaboración de las compañías de IT con la NSA. Buscan ahora alternativas para poner sus metadatos a buen recaudo. Una de ellas consiste en dejarlos en “casa”, que no se almacenen en servidores allende sus fronteras. Suiza se ofrece también como una solución de recambio dejando caer que los datos estarán allí tan seguros como el dinero. España puede también aspirar a ser alternativa porque figura entre los cuatro países del mundo más solventes a la hora de proteger la privacidad de sus ciudadanos, según la consultora BackgroundChecks.org.

El asilo ruso del filtrador agrió las relaciones de Moscú con Washington
El caso Snowden ha sido uno de los temas más discutidos en el año en curso en Rusia. Y el nombre del jóven ex-analista de la CIA no fue omitido durante la tradicional conferencia de prensa del presidente de Rusia, Vladímir Putin, celebrada este jueves. El líder ruso precisó que no conoció personalmente a Snowden ni habló con él, pero que le parece "una persona interesante" ya que gracias a él "ha cambiado algo en la mente de millones de personas, incluso de destacados líderes políticos contemporáneos".

Putin subrayó que Rusia no tenía intenciones de sacar del ex-analista de la CIA alguna información sobre el labor de los servicios secretos estadounidenses: "Hablando en términos profesionales no trabajamos ni hemos trabajado con él en plano operativo y no le fastidiamos con preguntas sobre los detalles del trabajo", señaló.

Edward Snowden pasó 38 días en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremétievo de Moscú esperando la solución de su caso y fue obligado por las circunstancias a pedir asilo político a Rusia. La decisión de Moscú de concederle asilo politico temporal el 1 de agosto llevó a un nuevo agravamiento de las tensas relaciones entre Moscú y Washington.

El presidente norteamericano Barack Obama se negó oficialmente viajar a Moscú para encontrarse con su homólogo ruso, Vladímir Putin. Esa reunión estaba prevista en el marco de la cumbre de los líderes del G-20 en San Petersburgo a principios de agosto. Y aunque después el ministro ruso de relaciones exteriores Serguéi Lavrov aseguró que el caso Snowden no afectaría a las relaciones bilaterales, la reunión bilateral de los dos presidentes aplazó y, según fuentes del Kremlin, no se realizará ya en el 2013.

El mismo Lavrov insistó la semana pasada en que en varias instituciones norteamericanas "hay gente dispuesta a hacernos una mala jugada" por dar asilo a Snowden. "No fuímos nosotros los que anularon el pasaporte de Edward Snowden, indispensable para viajar por el mundo, ni fuímos los que escogimos la ruta, lo hizo él mismo. No fuímos los que organizaron horrores como el aterrizaje forzoso del avión del presidente boliviano Evo Morales", agregó el diplomático.

Según Lavrov, el problema consiste en que Rusia y Estados Unidos no han firmado hasta el momento un acuerdo de extradición, aunque Moscú lo había propuesto durtante años. "No niego, en primer lugar lo hicimos para conseguir la extradición de personas acusadas en Rusia de cometer graves crímenes, incuso actos terroristas, que ha encontrado refugio en el territorio de EE.UU. y a quienes no nos entregan ni entregarán nunca", concretó Lavrov. Pero Lavrov dejó entre paréntesis otros casos de extradición deseada – los de Victor But y Konstantín Yaroshenko, acusados ambos en EE.UU. por tráfico de armas.

Crisis diplomática entre Brasil y EEUU
Las revelaciones del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) tuvieron especial repercusión en Brasil. No solo porque el periodista que recibe los archivos de Snowden, Gleen Greenwald, cambió Nueva York por Río de Janeiro para escribir, sino porque afectaron a la propia presidenta. La primera semana de julio, solo un mes después de que The Guardian publicase que los Estados Unidos registraban comunicaciones en cualquier parte del planeta, Brasil se despertaba con que las llamadas e emails de millones de sus ciudadanos aparecían en los registros de la NSA.

Hubo condena, pero también cautela por parte del Gobierno Rousseff, hasta que en septiembre un programa de televisión, con el que colaboró Greenwald, revelaba que también se espiaron los emails y las llamadas de la propia presidenta y su círculo de colaboradores, además de los ordenadores de la petrolera estatal Petrobras. Rousseff escenificó su enfado cancelando la visita oficial a los EE UU prevista en octubre y, junto con sus ministros, insistió en la idea de que el episodio era un claro caso de espionaje económico, lejos de la lucha contra el terrorismo.

La presidenta pasó semanas pidiendo explicaciones que, al menos públicamente, no llegaron al pueblo brasileño. Pueblo que, con casi un millón y medio de firmas a través de la web Avaaz.org, se está movilizando para presionar a su país para que conceda asilo político a Snowden.
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/20/actualidad/1387542392_057942.html
 

Sebastian

Colaborador
“Sigo trabajando para la NSA. Ellos son los únicos que no se dan cuenta”

En una entrevista al 'Washington Post', el exanalista que reveló el escándalo del ciberespionaje afirma haber cumplido su misión

El País Madrid 24 DIC 2013 - 11:42 CET3


Edward Snowden, en Moscú, el pasado 31 de octubre. / REUTERS

El exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, en sus siglas en inglés) Edward Snowden, cuyas revelaciones acerca del espionaje llevado a cabo por Estados Unidos y sus aliados han desencadenado un escándalo político y diplomático a escala global, ha afirmado en Moscú que su objetivo de su deserción no era destruir al espionaje de EE UU. "Trabajo para mejorar la NSA", declaró en una entrevista al diario estadounidense Washington Post, que ha publicado algunos de los papeles del exanalista. "Sigo trabajando para ellos. Ellos son los únicos que no se han dado cuenta".

"Lo que quería es que la opinión pública fuera capaz de decir algo sobre la forma en la que se le gobierna", afirma el exanalista. "Ese objetivo ya lo hemos alcanzado hace mucho". Snowden, en una entrevista que se ha extendido durante varios días, asevera que su misión "está cumplida" a un nivel personal. "Yo ya he ganado. En el momento en el que los periodistas han podido ponerse a trabajar, todo lo que he intentado hacer ha pasado a ser válido. Porque, recuerda, no quería cambiar la sociedad. Quería dar a la sociedad una oportunidad para determinar si quería cambiar", señala.

Snowden reconoce que no tenía como saber qué efectos iban a tener sus revelaciones. "Vas a ciegas", afirma. "Pero cuando consideras la alternativa, que es no actuar, te das cuenta de que hasta un poco de análisis es mejor que nada. (...) Desde el punto de vista de un ingeniero, desde un punto de vista de un informático, estaba claro que había que probar a hacer algo en lugar de no hacer nada".

El exanalista ha respondido a las acusaciones hechas por, entre otros, el director de la NSA, Keith Alexander, afirmando que, al revelar la profundidad y la amplitud del espionaje, Snowden había roto su promesa de guardar secreto. "Un voto de fidelidad no es un voto de silencio", considera. "Es un juramento de fidelidad a la Constitución. Ese es el voto que he guardado y que ni Keith Alexander ni James Clapper [director de Inteligencia Nacional] han mantenido".

Ante la pregunta de quién le ha dado a Snowden la potestad de erigirse en guardián de la Constitución, el exanalista responde: "A mi me eligieron los que me supervisaban. Dianne Feinstein [presidenta del Comité de inteligencia del Senado] me la dio cuando hacía preguntas inocuas en las sesiones del comité". Snowden recuerda que "el sistema ha fallado de una forma global, y cada nivel de vigilancia, cada nivel de responsabilidad que debía haber tratado el tema, ha abdicado su responsabilidad.

Y remacha: "No es que me den esa responsabilidad como individuo —no es que esté especialmente cualificado, no es que sea un ángel descendido de los cielos— sino que se la den a alguien en alguna parte. Tienes la capacidad [de tratar del tema] y te das cuenta de que todos los que están sentados a la mesa tienen esa capacidad pero no lo hacen. Así que alguien tiene que ser el primero".
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/24/actualidad/1387881759_887114.html
 

Sebastian

Colaborador
Un juez federal falla que la recopilación de llamadas de la NSA es legal

La sentencia contradice a la que que emitió hace una semana otro magistrado federal en virtud de una demanda similar
La discrepancia hace plausible que sea el Tribunal Supremo quien se pronuncie sobre la constitucionalidad de las prácticas de espionaje

Eva Saiz Washington 27 DIC 2013 - 19:20 CET70


Acceso a la sede de la NSA en Fort Meade, Maryland. / JIM LO SCALZO (EFE)

Un juez federal de Nueva York ha dictaminado este viernes que el programa de recopilación de llamadas telefónicas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) es legal. La resolución se contradice con la que el pasado 16 de diciembre emitió otro magistrado de un tribunal federal de Washington en la que se ponía en duda la constitucionalidad de esas prácticas. Se trata de la segunda decisión judicial sobre las actividades de espionaje de la Administración estadounidense desde que comenzaran las filtraciones sobre sus métodos, hace seis meses. Esta discrepancia de pareceres acerca al Tribunal Supremo la responsabilidad final de dirimir sobre la legalidad de las técnicas de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos.

En su sentencia, el juez William Pauley, sostiene que los programas de rastreo de las llamadas telefónicas, el primero que denunció Edward Snowden, constituyen una “medida de contención” adoptada por el Gobierno tras los atentados del 11-S para evitar ataques terroristas similares.

En su fallo, el magistrado, advierte de que lo que a él le corresponde es “determinar si el programa de recopilación de metadatos de la NSA es legal”, no pronunciarse "sobre el debate entre la protección de la nación y la preservación de las libertades civiles” que la “filtración no autorizada de las órdenes del Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera,” por parte de Edward Snowden ha provocado en este país. “La pregunta sobre si este programa debería ser mantenido deben responderla las otras dos ramas del poder”, señala el magistrado.

Con este fallo, el juez desestima la demanda que presentó la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) el pasado mes de junio. La organización ha indicado, a través de un comunicado, que recurrirá la sentencia. Esta resolución se ha dictado poco más de una semana después de que otro magistrado federal de Washington, Richard Leon, dictaminara que el mismo programa de recopilación de llamadas que para su colega de Nueva York es legal tenía “altas probabilidades” de violar la Cuarta Enmienda de la Constitución, que prohibe la captación y búsqueda de información personal más allá de límites razonables.

“No puedo imaginarme una invasión de la privacidad más indiscriminada y arbitraria que la recopilación y retención tecnológica de datos personales de prácticamente todos y cada uno de los ciudadanos con el único propósito de indagarlos y analizarlos sin autorización judicial”, señalaba Leon en su fallo, en el que cuestionaba que esos datos fueran realmente efectivos para la lucha antiterrorista y tildaba esa práctica de “orwelliana”. Su decisión está pendiente de apelación por parte del Departamento de Justicia.

Pauley, por su parte, defiende lo contrario. “No hay duda de que la recopilación masiva de metadatos recoge información de, prácticamente, todas y cada una de las llamadas que se realizan en o hacia EE UU. Y por eso se diseñó así, para permitir a la NSA detectar relaciones tan efímeras o atenuadas que, de otro modo, pasarían desapercibidas”, se señala en su sentencia. El juez sostiene que la protección de la Cuarta Enmienda no se aplica a datos que son almacenados por terceros, en el caso concreto de la demanda, la compañía telefónica Verizon, la entidad en cuyo registro de llamadas se adentró la NSA.

Las contradicciones entre ambos fallos hacen cada vez más plausible que sea el Tribunal Supremo quien, finalmente, deba determinar sobre la constitucionalidad de los programas de vigilancia de la Administración.

Esta última resolución judicial supone un espaldarazo a los argumentos esgrimidos en los últimos meses por la Casa Blanca y los principales responsables de los servicios de Inteligencia estadounidenses, que siempre han defendido la legalidad de sus prácticas y han achacado los fallos a errores inevitables debido a la profusión de datos que se recopilan. La Administración ha sostenido en todo momento que el método de recopilación de llamadas no incluía a ciudadanos estadounidenses y había sido autorizada por el Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera, un organismo judicial secreto.

Tanto este tribunal como el alcance de los programas de espionaje de la NSA y su estructura están siendo objeto de revisión. El informe no vinculante de un comité de expertos, que encargó constituir el presidente de EE UU, Barack Obama, este verano, recomendó restringir las actividades de la agencia, de acuerdo con el informe que se hizo público la semana pasada. Obama anunciará las conclusiones de la reforma en enero.
http://internacional.elpais.com/internacional/2013/12/27/actualidad/1388166874_811362.html
 

Sebastian

Colaborador
La NSA trabaja en un ordenador cuántico que pueda descifrar cualquier contraseña

El proyecto pretende crear un sistema poderoso y mucho más complejo que el lenguaje binario
El espionaje estadounidense ha destinado 80 millones de dólares al proyecto
El desarrollo de la computación cuántica es objetivo de la comunidad científica desde hace años


El País / EFE Madrid / Washington 3 ENE 2014 - 07:58 CET21


Protestas ante la comparecencia del director de la NSA. / J. WATSON (AFP)

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE UU trabaja en la construcción de un ordenador cuántico que puede descifrar cualquier contraseña, incluso las de más alta seguridad, según revela en exclusiva el diario The Washington Post, a partir de los documentos del extécnico de la CIA Edward Snowden.

Según los documentos proporcionados por Snowden, los trabajos de la NSA para construir un ordenador cuántico se desarrollan en grandes habitaciones, conocidas como celdas Farday, forradas de metal para evitar interferencias y forman parte de un programa de investigación de 79,7 millones de dólares que tiene por título Penetrando objetivos difíciles.

El desarrollo de la computación cuántica es un objetivo que persigue desde hace años la comunidad científica y en el que la NSA, la Unión Europea y Suiza han hecho importantes avances en la última década. Un ordenador cuántico es mucho más rápido que uno común, tanto que es capaz de descifrar todas las formas de codificación, incluso las de más alta seguridad que se emplean para proteger secretos de Estado, transacciones financieras, e información médica y de negocios.

Físicos y expertos informáticos consultados por el diario estadounidense consideran que la NSA no está más cerca de alcanzar el ambicioso objetivo de la computación cuántica que la comunidad científica. Parece poco probable que la NSA haya llegado tan lejos sin que nadie lo haya sabido antes" asegura Scott Aaronson profesor del MIT.

Hace una década, algunos expertos aseguraban que el ordenador cuántico podría llegar en los diez o cien años siguientes, mientras que hace cinco años consideraron que para alcanzar este objetivo aún quedaban al menos diez años. La diferencia entre la computación cuántica y la clásica es que, mientras que ésta última usa el sistema binario de unos y ceros, la primera utiliza los "bits cuánticos", que son simultáneamente ceros y unos.

Un ordenador clásico, incluso si es rápido, debe hacer un cálculo cada vez, mientras que uno cuántico puede evitar hacer cálculos que son innecesarios para resolver un problema, lo cual permite encontrar la respuesta buscada más rápido. Los ordenadores cuánticos son extremadamente delicados, por lo que si no se protegen adecuadamente el sistema puede fallar.
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/01/03/actualidad/1388731863_127848.html
 

Sebastian

Colaborador
La NSA podrá seguir con registros telefónicos por tres meses

Sábado, 4 de enero de 2014

El director Nacional de Inteligencia decidió revelar la decisión por su interés público.

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en inglés) fue autorizada a continuar durante tres meses más con sus polémicos registros telefónicos.

La Corte reservada para el Control de Inteligencia de EE.UU. renovó la autorización de la NSA para recopilar metadatos de las compañías telefónicas.

Aunque los trámites del gobierno ante esa corte tienen carácter reservado, el director nacional de Inteligencia, James Clapper, decidió hacerlo público por el interés público del asunto.

La decisión llega entre decisiones judiciales contradictorias sobre los programas que reveló el exanalista Edward Snowden, huido a Rusia.
http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_...os_unidos_espionaje_nsa_autorizacion_az.shtml
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
EE.UU. también logró vigilar unas 100.000 PC sin acceso a Internet
La Agencia Nacional de Seguridad logró infiltrar diversos dispositivos que transmitían mediante ondas de radio los registros de computadoras sin conexión a la Red, mediante circuitos modificados y cables USB especiales


Una persona chequea su celular en Madrid, España. Además de implementar un espionaje masivo online, la Agencia Nacional de Seguridad también logró monitorear a las PC que no tienen acceso a Internet. Foto: AP
La Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha colocado software en casi 100.000 computadoras en todo el mundo que le permite realizar su vigilancia masiva y, de esta forma, este conjunto de equipos podría convertirse en una autopista digital para realizar ciberataques, según un reporte del diario The New York Times.
La NSA ha instalado este software principalmente al conseguir acceso a redes informáticas, pero también ha empleado una tecnología secreta que incluso le permite entrar en ordenadores que no están conectados en Internet, citando a funcionarios estadounidenses, expertos informáticos y documentos filtrados por Edward Snowden, antiguo empleado de la NSA .
El diario dijo que la tecnología lleva en uso desde al menos el 2008 y se basa en un canal encubierto de ondas de radio transmitidas desde minúsculos paneles de circuitos y tarjetas USB insertadas en secreto en las computadoras. De forma previa, la revista alemana Der Spiegel había adelantado varios documentos del catálogo utilizado por los agentes para llevar a cabo el espionaje electrónico incluso en equipos que se encuentran desconectados de las redes informáticas .
"La tecnología de radiofrecuencia ha ayudado a resolver uno de los mayores problemas que afrontan desde hace años las agencias de inteligencia estadounidenses: entrar en computadoras que adversarios, y algunos socios americanos, han intentado hacer impenetrables al espionaje o ciberataques", dijo el diario.
"En la mayoría de los casos, el hardware de radiofrecuencia debe ser insertado físicamente por un espía, un fabricante o un usuario involuntario", agregó.
La tecnología de radiofrecuencia ha ayudado a resolver uno de los mayores problemas que afrontan desde hace años las agencias de inteligencia estadounidenses: entrar en computadoras impenetrables al espionaje o ciberataques, dijo The New York Times
Entre los objetivos frecuentes del programa, cuyo nombre en clave es Quantum , se encuentran unidades militares de las Fuerzas Armadas chinas, a las que Washington ha acusado de llevar a cabo ataques digitales contra sus propias Fuerzas Armadas, así como contra objetivos industriales, agregó la publicación.
El programa también consiguió plantar software en redes militares rusas, así como en sistemas utilizados por la policía mexicana y los cárteles del narcotráfico, instituciones comerciales de la Unión Europea y aliados como Arabia Saudita India y Pakistán, reveló.
El New York Times dijo que no hay pruebas de que la agencia implantara estos programas informáticos o utilizara la radiotecnología en Estados Unidos.
"Las actividades de la NSA están centradas y específicamente desplegadas contra -y sólo contra- objetivos válidos de inteligencia exterior, en respuesta a requerimientos de inteligencia", dijo una portavoz de la agencia citada por el diario.
El viernes, el presidente Barack Obama revelará varias reformas al sector de inteligencia, incluyendo cómo opera la NSA, con el objetivo de dar a sus ciudadanos una mayor confianza en que su privacidad no esté siendo violada.
Agencia Reuters.
 

Sebastian

Colaborador
Una comisión independiente pide la eliminación de la vigilancia de la NSA

La agencia bipartidista asegura que el programa de vigilancia ha mostrado tener un beneficio “mínimo” en la lucha contra el terrorismo y presenta graves amenazas para la privacidad

Yolanda Monge Washington 23 ENE 2014 - 20:22 CET3


Barack Obama, durante su discurso la semana pasada sobre la NSA. / KEVIN LAMARQUE (REUTERS)

Una agencia federal independiente ha concluido que la recolección indiscriminada de datos sobre llamadas telefónicas realizada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, siglas en inglés) es ilegal y debería concluir. Según la Comisión de Supervisión de Privacidad y Libertades Civiles (PCLOB, siglas en inglés), creada por el Congreso de EE UU en 2007, el programa de espionaje ha mostrado tener un beneficio “mínimo” en la lucha contra el terrorismo y presenta graves amenazas para la privacidad y las libertades civiles.

Durante la habitual rueda de prensa diaria en la Casa Blanca, el portavoz del presidente, Jay Carney, ha rechazado las conclusiones del grupo independiente de expertos. “Sencillamente no estamos de acuerdo con el análisis que hace el panel sobre el programa”, ha dicho Carney. "La Administración considera que el programa es legal", ha puntualizado el portavoz.

El informe se hará público esta tarde en Washington y varios medios han tenido ya acceso a él, entre ellos el diario The New York Times y la agencia Associated Press. Las conclusiones –recogidas en 238 páginas- no harán si no avivar el debate sobre el espionaje y pondrán de manifiesto que el discurso pronunciado la semana pasada por el presidente Barack Obama no cierra un capítulo que ha provocado controversia mundial. El presidente anunció el pasado viernes una reforma del espionaje norteamericano que ejecuta un peligroso equilibrio en el intento de conciliar la protección de la seguridad y los intereses nacionales de EEUU con el derecho a la privacidad recogido en las Cuarta y Quinta Enmienda constitucionales.

Las recomendaciones de la Comisión son incluso más radicales que una propueste similar que presentó otro panel de expertos en diciembre

El plan de Obama no acaba con los programas de espionaje sino que persigue la progresiva eliminación del almacenamiento masivo de datos telefónicos y la prohibición de la vigilancia de las comunicaciones de los jefes de Estado y Gobiernos de países aliados.

La Administración de Obama ha definido como útiles los programa de recolección de datos pero el informe de la Comisión de Supervisión critica con dureza el aspecto más controvertido del programa de espionaje, el conocido como Sección 215 de la Ley Patriota, promulgada tras los ataques terroristas del 11-S, y que permite que la NSA recolecte los meta datos de las llamadas, que incluyen fecha, números y duración, pero no el contenido de las conversaciones.

Las recomendaciones de la Comisión son incluso más radicales que una propueste similar que presentó otro panel de expertos en diciembre. Entonces, el Grupo de Revisión de Inteligencia y Tecnologías de las Comunicaciones recomendó a la Casa Blanca que restringiera la vigilancia telefónica a operaciones limitadas que requieran una orden judicial.

El programa “carece de base legal viable bajo la Sección 215, implica preocupaciones constitucionales bajo la Cuarta y Quinta enmiendas, presenta amenazas graves para la privacidad y las libertades civiles y ha mostrado un valor limitado”, se lee en el informe que se hará público hoy. “Como resultado, esta Comisión recomienda que el Gobierno ponga fin al programa”, concluye.

La Comisión, institucionalizada por ley en 2007 tras su creación en 2004 como recomendación del informe del 11-S, está compuesta por cinco miembros, dos de los cuales –abogados del Departamento de Justicia durante el Gobierno de George W. Bush- disintieron de la opinión mayoritaria de que los programas de espionaje son ilegales. La comisión de expertos sí tuvo una posición unánime en 10 recomendaciones, que rebaja de cinco a tres años tras su obtención la eliminación de los registros telefónicos.

El programa se puso en marcha a finales de 2001, tras los ataques de Al Qaeda del 11-S y después de que George W. Bush anunciara que EEUU estaba en guerra contra el terrorismo, lo que le dotó de poderes especiales para tiempos de guerra. En el año 2006, la Casa Blanca de Bush logró la autorización legal para poner en marcha los programas, que luego fueron acogidos por la de Obama. A principios del verano pasado, el exanalista de la NSA removía los cimientos del espionaje de EE UU tras filtrar de forma masiva los programas de inteligencia del Gobierno norteamericano.
http://internacional.elpais.com/internacional/2014/01/23/actualidad/1390495526_045547.html
 

Noticias del Sitio

Arriba