Asuntos Aeroespaciales

Nocturno Culto

Colaboracionista
Colaborador

Una nueva estación espacial rusa se pondrá en órbita en 2035


29 ABRIL 2021
NIKITA PETROV

La estación espacial rusa se pondrá en órbita en dos fases, para 2035, dijo Alexander Bloshenko, director ejecutivo de Roscosmos para Programas de Prospectiva y Ciencia.

Rusia planea salir del proyecto de la Estación Espacial Internacional en 2025 y construir su propia estación orbital nacional. El módulo básico será el de ciencia-energía, que fue diseñado originalmente para la Estación Espacial Internacional, pero no se ha utilizado. Según el CEO de Roskomos, Dmitri Rogozin, este último será rediseñado, “más independiente” en cuanto a orientación espacial, energía y sistemas de soporte vital.

Según Rogozin, el equipo científico no se instalará dentro, sino fuera de la estación, y será atendido por robots bajo la supervisión de astronautas. Además, se espera que un remolcador nuclear se ponga en órbita en 2030 para ser utilizado en vuelos a la Luna.

 
Parece, que está cayendo, unx sección de 20 Ton, de la no estación espacial china, sin certeza de dónde caerá, se especula que al entrar en la atmósfera en gran parte se desintegra, no se descarta que algo pueda caer.
info: observatorio Oro Verde pcia. Entre Ríos Argentina.
 

La sonda solar Parker de la NASA –del tamaño de un coche pequeño– realizó el pasado 29 de abril su octava aproximación exitosa al Sol, llamada 'perihelio', y batió sus propios récords de distancia y velocidad, comunicaron los responsables de la misión.

La sonda, lanzada en agosto del 2018 para estudiar el Sol, logró acercarse a 10,4 millones de kilómetros de su superficie, mientras se movía a una velocidad de más de 532.000 kilómetros por hora.


Parker estableció dos récords anteriores en febrero del 2020, cuando se aproximó al astro a una distancia de 18,6 millones de kilómetros a 393.044 kilómetros por hora, convirtiéndose de este modo en la sonda espacial más cercana al Sol y el objeto más rápido construido por el ser humano.

Más cerca que nunca del Sol: una nave europea pasa a 77 millones de kilómetros del astro

Más cerca que nunca del Sol: una nave europea pasa a 77 millones de kilómetros del astro

"A medida que nos acercamos al Sol, esperamos aprender aún más de lo que ya sabemos sobre la formación y la estructura del viento solar, y las fuerzas que lo lanzan hacia y más allá de la Tierra", afirmó Nour Raouafi, científico de la misión del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, que también diseñó y construyó la sonda.

Durante dos años y medio de su misión, que durará unos siete años, la sonda se mantiene en buen estado debido a su sistema de protección térmica, teniendo en cuenta que se enfrenta actualmente a temperaturas superiores a los 650 °C. Está previsto que la Parker finalmente viaje a unos 6,5 millones de kilómetros de la superficie del Sol, donde deberá soportar temperaturas de unos 1.400 °C.
 

Uno de los dos micrófonos instalados en el róver Perseverance de la NASA grabó el sonido que el helicóptero autónomo Ingenuity produjo durante su cuarto vuelo en Marte el pasado 30 de abril. Desde la agencia espacial estadounidense señalaron este viernes que esto marcó la primera vez en la historia que un aparato logra grabar el sonido de otro en otro planeta.

El róver se encontraba a una distancia de 80 metros del lugar, donde el helicóptero despegó y descendió y los especialistas de la NASA no estaban seguros de que su micrófono podría grabar el sonido que el aparato produjo durante el vuelo.


David Mimoun, profesor de Ciencias Planetarias en el Institut Supérieur de l'Aéronautique et de l'Espace de la Universidad de Toulouse y líder científico para el micrófono de SuperCam Mars, declaró que el logro es "una muy buena sorpresa".

"Hemos realizado pruebas y simulaciones que nos dijeron que el micrófono apenas recogería los sonidos del helicóptero, ya que la atmósfera de Marte amortigua fuertemente la propagación del sonido. Hemos tenido suerte al registrar el helicóptero a tal distancia", declaró, agregando que esta grabación "será una mina de oro para nuestro entendimiento de la atmósfera marciana".
 

El complejo óptico-electrónico ruso Oknó-M, ubicado en las montañas de Sanglok, en Tayikistán, registró en los primeros cuatro meses de este año "un aumento de la actividad espacial", en concreto, alrededor de 30.000 objetos espaciales, unos 5.000 más que en el mismo período de 2020, informa el Ministerio de Defensa de Rusia.

Según se detalla, la estación puede observar objetos del tamaño de una pelota de tenis a distancias de entre 120 y 50.000 kilómetros. Desde que empezó a funcionar en 1999, ha descubierto más de 7.500 objetos de la órbita alta previamente desconocidos y ha controlado la puesta a la órbita de alrededor de 800 aparatos espaciales.

El funcionamiento del complejo está totalmente automatizado y puede realizarse sin operadores humanos. Una característica de Oknó-M es que para detectar objetos aprovecha el reflejo de la luz solar.

En 2018, las instalaciones de Oknó-M fueron escenario de un episodio del programa '¡Bienvenidos al Ejército!', de RT. En él, Pável Senin y Anna Nedelko muestran el complejo de cerca y cuentan la historia de creación del sistema, que tiene tintes de película de espías de Hollywood. Pueden ver el programa en nuestro canal de YouTube.
 
En el fondo del mar, sin causar daños: así termina el cohete chino fuera de control
Y a mí se me pudrió el negocio, estaba vendiendo paraguas de lata :/ Ahora en serio, es una señal de alarma para los que pueden poner este tipo de objetos en órbita, y para colmo China no decía nada como si ellos no hubieran sido los responsables, ojo qué está cosa voló sobre centros muy poblados y ahí la cosa hubiese tenido otro color.
 

Inventan la radio que permitirá un Perseverance en el infierno de Venus​

Las sondas Venera duraron apenas dos horas en la superficie de Venus antes de que se frieran sus circuitos pero esta nueva electrónica permitirá misiones de larga duración​

placeholder
Foto: Visualización de un volcán en la superficie de Venus (Peter Rubin/NASA/JPL-CalTech)

Visualización de un volcán en la superficie de Venus (Peter Rubin/NASA/JPL-CalTech)

Por Jesús Díaz

03/05/2021 - 05:00 Actualizado: 05/05/2021 - 03:24

El 1 de marzo de 1982, la sonda soviética Venera 13 envió la imagen bajo estas líneas. Acababa de aterrizar en el infierno de Venus y moriría dos horas y siete minutos más tarde, inutilizada por las demoníacas temperaturas del planeta. Ahora, un equipo de científicos han creado un sistema electrónico que hubiera sobrevivido durante muchos meses: una radio en un chip que podría ser vital para el futuro de nuestro planeta.

Aparte de varias fotos y el primer sonido grabado en un planeta del sistema solar, los datos recogidos por la sonda Venera 13 en esos 127 minutos muestran que aguantó una temperatura de 457 grados centígrados mientras una presión atmosférica de 89 atmósferas terrestres la aplastaba contra la superficie.

placeholder
El suelo de Venus fotografiado por la Venera 13 (URSS)

El suelo de Venus fotografiado por la Venera 13 (URSS)

Fue un gran logro para sus creadores, que sabían que no iba a durar mucho más. De hecho, la Venera 13 superó su estimación inicial, cifrada en poco más de treinta minutos. En la década de los 70 y 80 no existían los materiales necesarios para que la electrónica sobreviviera en este planeta infernal.


Esto es justo lo que quieren resolver con su sistema de radio Vulcan II el ingeniero de electrónica en la Universidad de Arkansas Alan Mantooth junto con Carl-Mikael Zetterling y Ana Rusu, ambos ingenieros del KTH Royal Institute of Technology, en Estocolmo, Suecia. En un artículo genialmente titulado 'La radio que podemos mandar al infierno' publicado en la revista IEEE Spectrum, los inventores afirman que Vulcan II será capaz de sobrevivir en Venus “durante meses y años”, transmitiendo información constantemente a la Tierra.


Audio de las superficie de Venus grabado por la sonda Venera 14
Esto permitiría una exploración de larga duración de un rover similar al Curiosity o el Perseverance de la NASA. Aunque pueda parecer extraño, una misión así que podría resultar vital para la supervivencia de la vida en nuestro planeta. A primera vista parece que no se nos ha perdido nada en Venus y tampoco podemos colonizarlo, pero este gemelo demoniaco de la Tierra a 108 millones de kilómetros del Sol encierra importantes pistas sobre nuestro posible futuro.


Cómo funciona el Vulcan II​

El secreto del Vulcan II está en la aleación utilizada en su fabricación, una mezcla de silicio y carbono llamada carburo de silicio (SiC o Silicon Carbide en inglés). La aleación no es nueva. Se descubrió en 1895 y se lleva utilizando años en varias industrias que requieren componentes electrónicos que soporten temperaturas extremas. Aunque un chip de silicio no se derretiría a 470ºC — el punto de fusión del silicio es 1.440ºC — deja de funcionar por varios motivos que el carburo de silicio evita.


Hasta hace poco, era muy difícil conseguir obleas SiC con el tamaño necesario para crear circuitos integrados complejos como el Vulcan II. Pero ahora, aseguran sus inventores, hemos llegado al punto en que podemos usarlo para construir chips que tengan las funciones necesarias para soportar una misión en Venus.


placeholder

El circuito integrado de carburo de silicio del sistema de radio Vulcan II (IEEE)

En su artículo, los ingenieros afirman las propiedades únicas del SiC para que un chip funciones a temperaturas y presiones venusianas. La primera, apuntan, es la fuerza crítica del campo eléctrico, el punto en el que un material empieza a conducir electricidad de forma incontrolada. En el caso de un chip SiC es diez veces más alta que uno normal, abriendo la puerta a chips más pequeños que puedan funcionar a los voltajes necesarios para operar en Venus.


La segunda propiedad fundamental es su altísima conductividad termal, que hace que el calor generado pueda ser disipado con una velocidad solo igualada por el diamante. Así, el Vulcan II puede mantener una baja temperatura operativa incluso usando un radiador pasivo.


Por último está la baja concentración intrínseca de portadores térmicos de carga a temperatura ambiente. Esta baja concentración evita que el aumento de temperatura interfiera con el flujo de electrones. Es la propiedad más importante de la tres, aseguran, para que el chip Vulcan II pueda funcionar en la superficie de este planeta.


placeholder
Otro de los circuitos SiC del equipo sueco-americano. (IEEE)

Otro de los circuitos SiC del equipo sueco-americano. (IEEE)

El equipo sueco-americano ha construido 40 circuitos diferentes hasta este momento, afirman. Y aunque recuerdan que solo los han probado a 500 grados centígrados solo durante dos semanas, apuntan a los estudios del NASA Glenn Research Center, que han sometido a otros circuitos a las condiciones de Venus durante 60 días en su cámara de simulación del entorno venusiano.


Por qué tenemos que ir a Venus​

Si te estás preguntando por qué hay que gastar cientos de millones en ir a un sitio tan inhóspito como Venus si no podemos colonizarlo o explotarlo para materias primas, la respuesta está aquí mismo, en la Tierra.


Venus está considerado como nuestro planeta gemelo, con un tamaño y gravedad muy similar. En el pasado, los científicos sospechan que podría haber tenido océanos de agua y una atmósfera parecida a la terrestre en vez de ser una pesadilla con temperaturas imposibles y una atmósfera de dióxido de carbono con nubes de ácido sulfúrico que destruiría casi cualquier forma de vida terrestre en segundos (digo casi porque existe la posibilidad de que haya vida microscópica extremófila).


placeholder
Concepto de un pequeño rover en Venus (NoEmotion)

Concepto de un pequeño rover en Venus (NoEmotion)
Para la ciencia, entender Venus es vital para entender la Tierra y su posible futuro. Responder a preguntas como qué eventos precipitaron el cambio de Venus y qué procesos químicos suceden en su atmósfera nos dará pistas de lo que podemos esperar aquí y qué debemos vigilar.


De hecho, Venus ya ha sido la clave para descubrir y entender fenómenos como el efecto invernadero producido por la emisión de CO2 — que está contribuyendo a que la temperatura global suba década tras década — o la destrucción de la capa de ozono que filtra la radiación ultravioleta que destruiría la vida en la Tierra.


Mario Molina y Sherry Rowland recibieron el premio Nobel de química por un estudio en el que identificaron el papel de los gases CFC en la destrucción de la capa de ozono que nos protege contra los rayos ultravioleta. Ese estudio estaba fundamentado en otros, entre ellos la observación del CO2 en la atmósfera venusiana realizados por científicos del MIT.


placeholder
Lanzamiento de una sonda medidora de ozono en el círculo polar antártico (Robert Schwarz/University of Minnesota)

Lanzamiento de una sonda medidora de ozono en el círculo polar antártico (Robert Schwarz/University of Minnesota)
Los modelos de la química atmosférica en Venus llevaron a Molina y Rowland a concluir que los mismos fenómenos estaban ocurriendo en la atmósfera terrestre sin que nos diéramos cuenta: el ozono estaba siendo destruido por los gases CFC que antes eran usados en frigoríficos, aires acondicionados y otras máquinas. Gracias a ese descubrimiento, y a pesar de los negacionistas de la época, se firmaron los protocolos de Montreal en 1987. Estos acuerdos limitaron el uso de CFCs y, en estos momentos, están resultando en una reducción gradual de la destrucción de este gas fundamental para nuestra supervivencia.


Como apunta Carl Sagan en su libro Pale Blue Dot, el estudio de Venus nos salvó de un peligro inminente. De ahí la necesidad de seguir investigando allí y en otros planetas. Conocer nuestro sistema solar es fundamental para descifrar nuestro pasado, elegir nuestro futuro y garantizar nuestra supervivencia en la Tierra y más allá.
 
Y a mí se me pudrió el negocio, estaba vendiendo paraguas de lata :/ Ahora en serio, es una señal de alarma para los que pueden poner este tipo de objetos en órbita, y para colmo China no decía nada como si ellos no hubieran sido los responsables, ojo qué está cosa voló sobre centros muy poblados y ahí la cosa hubiese tenido otro color.
Esto pasó siempre... Cuantas veces nos cayeron pedazos de cohetes yankees y rusos, satélites...

Solo que en las noticias todo el tiempo se repite China China China peligro...

China si informó, claramente dijeron "va a caer entre el índico y el pacífico en áreas con el mínimo de riesgo".
 

Noticias del Sitio

Arriba