El Ejército de los Estados Unidos quiere transformar el Vehículo de Asalto M1150 en un vehículo robótico fuertemente blindado para atravesar los campos de minas, obstáculos complejos que proporcionan una brecha en el interior.

El Ejército está buscando información para posibles mejoras en el Vehículo de Asalto para proporcionar la opción de operación tripulada o no tripulada, de acuerdo con el sitio web de contratación del gobierno de los EE.UU.

El estudio de mercado afirma que el Ejército está buscando reunir información sobre compañías que puedan añadir el control tele-operativo del Vehículo de Asalto M1150 (ABV), un sistema de campo del Ejército de los EE.UU.

El Sistema de Control Remoto (RCS) del M1150 ABV será un sistema multimodal compuesto por un kit portátil de Unidad de Control del Operador (OCU), que puede ser instalado en el Vehículo de Comando y Control del M2 Bradley con el kit A de OCU (soportes, cables, otros equipos de integración), y el propio M1150 ABV.

Operando dentro de este concepto, el M1150 ABV en configuración RCS operará en pares: uno equipado con un arado de mina de ancho completo y otro con una cuchilla dózer de combate. El propósito del RCS es evitar que los soldados se vean afectados por la peligrosa actividad de ruptura que realiza el ABV. El RCS proporciona la opción de operaciones tripuladas o no tripuladas.

También señaló que la estación de comando del RCS podrá ser instalada y operada desde el vehículo Stryker.

De acuerdo con el documento, el contratista será responsable de hacer ingeniería inversa de las interfaces y desarrollar un Sistema de Control Remoto.

Foto de Sgt. Patrick Eakin

Tal vez te puede interesar: Oshkosh Defense construirá 248 JLTVs por contrato con el Pentágono

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.