Lockheed Martin recibió un contrato por USD 2.43 mil millones para adquirir repuestos para el avión de combate F-35 Lightning II Joint Strike, según informó el Departamento de Defensa.

El contrato, anunciado este viernes, exige paquetes de repuestos globales, paquetes de repuestos básicos, paquetes de repuestos de implementación, paquetes de repuestos a flote y hardware asociado relacionado con el avión F-35.

El acuerdo cubre aviones en servicio dentro de la Fuerza Aérea de los EEUU, el Cuerpo de Marines y la Armada,. También para participantes del programa que no pertenecen al Departamento de Defensa y clientes que pertenecen al programa Ventas Militares Extranjeras del Departamento de Defensa.

Los fondos aún no han sido comprometidos hasta el momento de la adjudicación, pero el Pentágono espera que todos los pedidos en virtud del contrato se realicen para diciembre de 2020.

El F-35 es considerado como un avión de combate de múltiples funciones y un cambio de juego en la capacidad de dominación aérea, con características de sigilo avanzadas, aviónica integrada, soporte logístico superior y potentes sensores integrados.

Se han construido unas 300 unidades, y el Pentágono tiene la intención de comprar más de 2.000, además de los pedidos y entregados a otros países.

La cadena de suministro del avión ha sido un problema continuo, según oficiales militares y miembros del Congreso. En mayo, un subcomité de la Cámara trató de aprobar solo la mitad de las compras de repuestos del Pentágono para aviones F-35 al revisar los planes presupuestarios de 2020. En ese momento, existía una acumulación de 4.300 piezas para el F-35 debido a problemas de la cadena de suministro, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno.

Un informe de la GAO publicado en abril, informó que el F-35 no pudo volar aproximadamente el 30 por ciento del tiempo durante un período de siete meses en 2018 debido a la escasez y las piezas no coincidentes. El informe agregó que la compañía tenía procedimientos de inventario inadecuados y que a menudo carecía de datos sobre el costo y la ubicación actual de sus componentes F-35.

Durante una audiencia en julio, se informó que no se esperaba que la flota estadounidense de F-35 cumpliera con el objetivo de evaluación de preparación del Pentágono, principalmente debido a la escasez en partes clave.

Lockheed Martin recibió contratos adicionales del Departamento de Defensa para piezas de repuesto a principios de este año, incluyendo uno por USD 542 millones en enero y otro por USD 117.1 millones en abril.

Los funcionarios de Lockheed y del Departamento de Defensa se culparon mutuamente por la falta de piezas de repuesto. Los componentes del F-35 son muchos y están fabricados por cientos de proveedores. Algunos han sido fabricados por proveedores turcos de una sola fuente que han sido eliminados de la lista de suministros tras la compra de los sistemas de defensa aérea rusos a principios de este año.

Deja un comentario