Un portaaviones para la Armada Argentina

Nicanor_Chile

En plena adolescencia ......... en el Foro
Miembro del Staff
Moderador
Muchachos, estamos en Sudamerica, dejemos los portaviones para los tipos expancionistas y quienes quieren proyectar su fuerza, creo que ni Chile noi Argentina prtenden algo así.


Saludos
 
SAC-200/220


Impresiòn artìsitica del SAC-220 cuando fue ofrecido a la ARA a mediados de los 90. Con capacidad de embarcar F-18 y a un costo de 350 millones de dòlares.

Entre los años 1995 y 1996 los Astilleros Bazán ofrecieron a la Armada Argentina, como propuesta de reemplazo para el ARA 25 de Mayo, dos diseños de portaaviones de bajo costo, que en la nomenclatura de la Armada corresponde al de “portaaviones liviano” o “de apoyo” (hasta alrededor de 30.000 toneladas), a diferencia de los grandes “portaaviones de flota” (más de 50.000 toneladas), que no requieren de enormes recursos económicos para su obtención, mantenimiento y operación.

Justamente esta clase de portaaviones puede afirmarse que el costo de su ciclo de vida es el adecuado a nuestras necesidades y no superaría el correspondiente a dos fragatas. También conocidos como “Pocket Carriers” refieren a buques de hasta 30.000 toneladas y cuyo costo de estos buques ronda los 350 a 400 millones de dólares en ese momento.

El SAC-200 refería al diseño de un buque de 24.000 toneladas de desplazamiento y 221 mts de eslora y 24 aeronaves embarcadas y unos 350 millones de dólares de costo, mientras que el SAC-220 es un diseño para 30.000 toneladas de desplazamiento, 240 mts de eslora y con capacidad de embarcar hasta 30 aeronaves, cuyo costo rondaba los 400 millones de dólares. Ambos proponen 2 catapultas de 75 mts.

También fueron ofecidos a Brasil y China. En el caso de los Armada China podía embarcar 21 Mig-29K.

De acuerdo a lo ofrecido a la ARA el período de construcción del mismo era de aproximadamente cinco años, del primer buque, mientras que el segundo era de tres años.

Los cables de arresto de los diseños BSAC son mayores que los existentes en CdG, de modo que es suficiente para operar un Hawkeye y seguramente para un F-18 Hornet. Los márgenes de seguridad sobre la popa serían más críticos entonces que en el Charles de Gaulle porque el punto para toque de las aeronaves estaría más atrás y cerca de la popa. Para no arriesgar a los accidentes en popa, más cables de frenado serían necesarios. El BSAC un buque para el Control del Mar o para una demostraciòn limitada de fuerza como lo era el 25 de Mayo. Este barco sufrió muchos problemas técnicos que el BSAC probablemente no tendría. El ARA 25 de Mayo mostró los límites de un portaaviones demasiado pequeño y que ha fallado en el ataque al Invencible al no haber suficiente viento sobre plataforma, del tal forma que los Skyhawks no pudieron ser lanzados a carga completa de combustible y armas. Con dos catapultas de 75 mts como se propuso con los BSAC-220 y BSAC-200 el resultado de ese ataque habría sido diferente.


Planos del SAC-220/200

En el desarrollo del proyecto SAC 220 se han tenido en cuenta las siguientes consideraciones básicas:

- Mayor capacidad militar de los aviones CTOL frente a los VTOL
- Mínimo coste comparado con la operatividad
- Coste de aviones VTOL más portaviones pequeño
- Coste de aviones CTOL más portaviones ligero

Dimensiones mínimas del buque compatibles con:

- Número de aviones a bordo
- Tipos de aviones
- Dimensiones de la cubierta de vuelo
- Facilidad de operaciones en cubierta de vuelo
- Movimientos del buque para operaciones diurnas y nocturnas
- Municiones y combustible para al menos 10 operaciones de cada aeronave
- Mantenimiento de aeronaves
- Capacidad de Mando y Control y Comunicaciones
- Capacidad de autodefensa

Los objetivos básicos del proyecto son:

- Consideración de un grupo aèreo de 25 aeronaves
- Coste reducido de la plataforma

Los requisitos básicos considerados son:


1.- Capacidad para operar aviones convencionales

Aviones de ataque de pequeño y mediano tamaño tales como: SUPER ETENDARD, A4M Skyhawk, ADA-LCA. Rafale M, F-18, Mig-29, S2-E Tracker, S2-G, Grumman E2 Hawkeye, S3 Viking, BR 1050 Alize

2.- Mínimo coste
- Desplazamiento del orden de 25000 t
- Dotación máxima del buque del orden de 1000 personas
- Normas de proyecto de buque de guerra
- Combinación de estándares militares y civiles para materiales, equipos y construcción
- Equipos y sistemas comunes en el mercado

El proyecto presenta flexibilidad suficiente para acomodar tanto un sistema de propulsión CODAG, como un sistema COGAG, según sean los requisitos finales del cliente. La potencia instalada y la velocidad alcanzada varían con el sistema instalado.

Este tipo de portaaviones (para aviones de ala fija) se piensa para aquellas marinas que no disponen de aviones de despegue vertical y que por tanto, necesitan plataformas para operar sus aviones convencionales.


Tambièn se ofrece una versión STOBAR (junto al CATOBAR) del SAC-220 como aquí pueden verse:

BSAC CATOBAR


Imàgen màs nìtida generada por computadora de lo actualmente serìa un diseño CATOBAR del SAC-220

BSAC 220 STOBAR


Idem anterior pero para una versión STOBAR del SAC-200/220

BSAC 220
Desplazamiento: hasta 30000 tons
Dimensiones: 240 X 29.5 mts
Aeronaves: 30
Velocidad: 24 nudos
Alcance: 7500 MN a 15 nudos
Tipo propulsión: CODAG/COGAG
Potencia propulsora: 66 MW
Operaciones de aviones hasta: estado de mar 5
Operaciones del buque hasta: estado de mar 9

BSAC 200
Desplazamiento: hasta 24000 tons
Dimensiones: 221,8 X 28 mts
Aeronaves: 24
Velocidad: 26 nudos
Alcance: 7500 MN a 15 nudos
Tipo propulsión: CODAG/COGAG
Potencia propulsora: 57 MW
Operaciones de aviones hasta: estado de mar 5
Operaciones del buque hasta: estado de mar 9




BSAC-240?


BSAC-240?. Ilustración que muestra un “R21” en lo que sería un portaaviones tipo CTOL de diseño español basado en el concepto BSAC, donde se aprecian aviones VSTOL y CTOL

La imagen está inspirada en el concepto de BSAC. El BSAC-220/240 fue un diseño para el mercado de la exportación. Quizá un reemplazo futuro para el "PdA", si cualquier y si el F-35B sigue adelante, la mayor parte del diseño, sería un derivado del BPE, puede más orientado a un "CV".
En este diseño se aprecian los ascensores de flightdeck por delante de la isla. Parece un diseño CTOL, si bien no se ve la catapulta en él, sí hay un receptor de la brida, no hay un Ski-Jump necesaria para STOBAR y STOVL, la plataforma angulada también.
 
Nicanor_Chile dijo:
Muchachos, estamos en Sudamerica, dejemos los portaviones para los tipos expancionistas y quienes quieren proyectar su fuerza, creo que ni Chile noi Argentina prtenden algo así.


Saludos
Che, pero Brazil ya se fue del continente :rolleyes: :rolleyes: :D

Argentina necesita y proyecta un PA para la próxima decada tal vez (aparte ya tuvo unos cuantos...estando en sudamerica).

Saludos,
Hernán.
 
VioladorDeLaLey dijo:
Che, pero Brazil ya se fue del continente :rolleyes: :rolleyes: :D

Argentina necesita y proyecta un PA para la próxima decada tal vez (aparte ya tuvo unos cuantos...estando en sudamerica).

Saludos,
Hernán.
no te creas que brazil se fue del contigente, el saopaulo esta echobosta literalmente y mas de 10 años no tira,..... ya deben ser como 8 que le queda de vida, yo creo que si se reflota el proyecto brazil se prende..... me llamo la atencion que en 5 años estaria listo...poco tiempo no? :confused: y a todo esto las catapultas de donde saldrian?¿?:confused:
 

Nicanor_Chile

En plena adolescencia ......... en el Foro
Miembro del Staff
Moderador
VioladorDeLaLey dijo:
Che, pero Brazil ya se fue del continente :rolleyes: :rolleyes: :D

Argentina necesita y proyecta un PA para la próxima decada tal vez (aparte ya tuvo unos cuantos...estando en sudamerica).

Saludos,
Hernán.

1) Me podrías explicar para que quiere Argentina un Porta???

2) Si lo adquiren en 10 años más, que va pasar con la ARA en 20, estará en bacarrota??

3)Conmo ya dijo Excoset, Brasil tiene un Portaviones casi de museo, y si lo saca en un conflicto no tiene escuadra que lo proteja, sería un "gran" blanco.

4) Repito lo que postie mas arriba un Porta para sudamerica es un Belgrano en potencia. Las razones sobran: Nadie en el barrio puede duplicar, mejor bien dicho triplicar, su escuadra de superficie y submarinos para defender una nave como estas; Nadie en el barrio tiene los recursos para duplicar su parque aereo; Nadie en ebarrio NECESITA armas ofensivas como un portaviones; en fin, Nadie en el barrio podrá afrontar, por lo menos, en unos 50 años mas el costo politico de una compra de estas caracteristicas.



Saludos
 
Repito lo que postie mas arriba un Porta para sudamerica es un Belgrano en potencia
Los muchachos de la Revista MACH 1 de la Armada te dedicaron este artìculo...


Proyecto Portaaviones de Ataque Mediano PAM General Belgrano
Por Vicente Lloret y Alejandro Stuart Pennington – Revista Mach 1


Se cuenta que estando reunidos en Yalta los tres grandes al fin de la SGM. Churchill informó a los demás que el Papa sugería seguir tal o cual curso de acción. Se afirma que Stalin manifestó su desacuerdo preguntando ¿Y cuantas divisiones blindadas dice Ud que tiene Su Santidad para el combate?

Una necesidad

Con la salida del PAL ARA 25 de Mayo, la Armada Argentina no sólo ha perdido irremediablemente un buque insignia de entidad sino que también ha relegado la capacidad de ejercer un rol predominante en el Atlántico Sur. Claro está una nave capaz de transportar un escuadrón completo de aviones de la talla del Super Etendard así como también un vector antisubmarino integrado (Turbo Trackers + Sea Kings) no es algo que deba pasarse por alto en estas latitudes.

Sin resultar preyorativos, la influencia del ARA 25 de Mayo en la región nunca hubiera quedado ensombrecida por la presencia en la región del Nael Sao Paulo del Brasil, buque considerablemente mayor, ya que las capacidades reales y a la experiencia de nuestro actual Grupo Aéreo Embarcado fueron y son a todas luces evidentes.

Empero debe considerarse como algo positivo el que la Armada Argentina haya preservado la doctrina operativa de portaaviones de cara a impedir una pérdida irreparable en las aptitudes conseguidas con tanto esfuerzo, sudor y lágrimas y refiriéndonos al tema de las hipótesis de conflicto, convengamos que no podemos tomar como nuestras aquellas que se elaboran desde el extranjero puesto que éstas son entendibles únicamente desde un Estado que necesita y desea ejercer su injerencia a nivel planetario el cual no es precisamente nuestro caso. Es más, de no tener suficientemente clara aún nuestra hipótesis, podríamos decir que la sola posesión de un portaaviones desalentaría el uso de la fuerza a todas aquellas naciones que quieran tener ingerencia en el nuestro.

Este lujo de carecer de hipótesis (o aún, de tener más de una) es una flexibilidad que sólo puede otorgarla un portaaviones. Nosotros como estado soberano ¡nos damos semejante lujo sin tener esa flexibilidad!

Recordemos también que un portaaviones no sólo sirve para disuadir sino que de hecho (y a menudo a sucedido así) su posesión y uso acorta los tiempos de la guerra. El que uno de ellos esté estacionado cerca de la capital de una nación adversaria hará que el combate sea llevado directamente sobre la vertical de las esferas del poder político y administrativo e incidirá de manera aplastante sobre el curso y la continuidad de las hostilidades. No es lo mismo un frente de batalla lejano y subjetivo que una base aérea enemiga próxima, móvil belicosa que además juega con la ventaja de la iniciativa.

Las opciones para un nuevo portaaviones

Haremos un rápido repaso de las posibilidades con las que contamos para tener un portaaviones nuevamente en servicio.

Dentro del segmento del mercado de portaaviones –usados- no existen hoy muchas alternativas: el portaaviones francés Clemenceau –gemelo del Nael Sao Paulo- con un remanente de vida útil por delante fue enviado finalmente a desguace. El portaaviones ruso Admiral Gorshkov ha sido adquirido por la India bautizándolo INS Vikramadya. Este buque está siendo actualmente sometido a una profunda reforma en su país de origen a fin de poder operar en aptitudes STOBAR, para lo cual la India ha solicitado el despeje de toda la cubierta de proa con el fin de instalar una rampa Ski-Jump. Se le ampliará además la rampa de aterrizaje, las áreas de parqueo y se le instalarán cables de frenado convencionales para que pudan posarse allí los MIG-29 navalizados adquiridos estos recientemente . Su equipamiento electrónico también deberá ser cambiado completamente puesto que las ventajas de su radar planar no serían al parecer compatibles con las interfases y sistemas occidentales. Por última opción los viejos pero nobles cascos remanentes de la clase Essex con pista angulada y catapultas de vapor (que reposan inermes en los docks de la US Navy) se han oxidado ya en extremo. Quizá de haber solicitado alguno hace una década (con el beneplácito de los norteamericanos por supuesto) hubiera posibilitado una mejor recuperación de los mismos. Estos barcos tuvieron siempre un gran potencial y capacidad.

Renunciando a todo lo anterior, la construcción de un pequeño portaaeronaves V/STOL para países como el nuestro puede encararse en los EEUU, Italia o España indistintamente. La experiencia que poseen estos países en la construcción de buques dotados con aviones no convencionales es por demás patente. Pero no yace aquí el problema sino que el inconveniente reside justamente en el principal vector embarcado posible para un navío de este tipo: el Harrier, cualquiera sea su versión. Como el avión en su totalidad británico, no creemos que estén dadas las condiciones políticas que posibiliten la compra de un lote de éstos. Además sus prestaciones respecto del Super Etendard en lo que hace al ataque antibuque son evidente, visto que el Harrier no fue concebido ex profeso para tal fin. Sin prejuicio de ello, difícilmente la compra de un portaaeronaves V/STOL baje de los 350 millones de dólares a los que habría que sumar otros tantos o más para el nuevo grupo aéreo nutrido del modelo mencionado precedentemente.

Una tercera opción sería la de construir esta nave capital en la Argentina....

¿Podríamos hacerlo?

Es poco sabido que la posibilidad de desarrollar navíos del tamaño y complejidad de un portaaviones clásico no es una quimera en nuestro país. Argentina cuenta con personal de ingeniería y construcción naval altamente calificado y una industria relativamente ociosa que podría convertir este sueño en una palpable realidad. Sin ir más lejos, en complejo Astillero Río Santiago (Ensenada – La Plata) existe una grada capaz de buques de 240 metros de eslora y 80.000 TPB más que suficiente para ensamblar allí uno de estos colosos del mar. Aunando a ello la experiencia de los veteranos oficiales y suboficiales que supieron operar nuestro último portaaviones, podríamos finalmente hallar una solución viable y económica.

Suponiendo un límite de gastos de 350 millones de dólares y la realización de la obra en unos cinco años daría como resultado un desembolso anual de 70 millones de dólares para un barco completamente nuevo y la consiguiente reactivación de la zona de influencia del astillero. No es descabellado pensar que la construcción de un portaaviones es una de las maneras más sanas de hacer un gasto social visto que conlleva empleo, capacitación y sentido de dignidad derecho este harto percibido por aquellas personas que deben hoy sobrevivir como rehenes de los punteros políticos de turno.

¿Renace el ARA General Belgrano?

¿Hace falta explicar los motivos de su nombre? Los buques que no se olvidan son aquellos que vencen o pelean hasta la muerte. El crucero ARA General Belgrano cayó en desigual lucha aquella aciaga tarde del 2 de Mayo de 1982. Creemos que el mejor homenaje que se le pueda rendir al buque y quienes cayeron con él sería bautizar nuestra futura nave capitana con este glorioso nombre dando constancia que no los hemos olvidado. Ellos nos han rendido sus armas...entonces que mejor que hacerlos resurgir de sus cenizas.

Los requerimientos

Es importante sobre todas las cosas que la plataforma a elegir por nuestra Armada no esté demasiado limitada en cuanto al tipo de aviones que pudiera portar. Esto elevaría la dependencia obligada de un solo Estado que considerare o denegare vender a la Argentina aparatos embarcados de última generación. Para ello es necesario tener abordo un mínimo de aptitudes suficientes para manipular y resguardar la pesada masa de los aviones, esto es, catapultas potentes, sistemas de frenado equiparables, ascensores de capacidad notable, hangares amplios y cubierta resistente. Tales requisitos no serían imposibles desde el punto de vista del tamaño del buque. Para dar un ejemplo el actual portaaviones V/STOL Viraat de la armada hindú (otrora HMS Hermes de la Royal Navy) poseía en su configuración original como portaaviones clásico, plena capacidad para lanzar y recoger aviones tales como el Blackburn Buccaneer de 28 toneladas máximas y 19.33 mts de longitud. Y esto añadiendo sólo 8.000 toneladas adicionales (28.000 tons) y 14 mts más de eslora (228 mts) al diseño de los pequeños portaaviones clase Colossus del cual surgió el ARA 25 de Mayo.

Catapultas

Nos harán falta, claro está, catapultas del tipo C-11 como las que equiparon en su día a buques más modernos de la clase Essex o las cortas y potentes BS-5 de 22.700 kg de tracción, semejantes a las del HMS Hermes aludido. No descartamos el uso de las largas C-13 Mod. 1 de 95 mts de longitud y 31.780 kg desarrolladas para la clase Nimitz (de las cuales dos ya han sido adaptadas para su uso a bordo del portaaviones francés Charles de Gaulle) aunque se necesitará mucho vapor para mover sus pesados pistones. El dibujo adjunto del hipotético navío argentino considera estas últimas catapultas en versión original, conservando una extensión de cubierta de sólo 225 mts. Una proel a estribor y una en el combés a media eslora a babor.



Para cerrar este ítem, diremos que la catapulta proel deberá ser capaz de realizar lanzamientos simultáneos respecto de los anavizajes que se estén realizando en ese momento. No es necesario que la orientación de la catapulta en cuestión esté en un ángulo abierto en relación a la pista de apontaje sino que puede situarse en forma paralela a ésta y no complicar el diseño de la manga y la proa del barco.


Ascensores

El tamaño de los ascensores será el mínimo necesario para ubicar y elevar un caza F-18 Hornet lo que daría un margen considerable en atención a otros tipos de aviones adquiribles tales como los Rafale M, MiG-29M (nunca se sabe) y/o cualquier V/STOL presente o futuro. No debemos descartar tampoco la compra y operación de aviones AWACS o ASW. Es menester que los ascensores sean dos, uno de los cuales tendrá que operar sin interrumpir las operaciones básicas de cubierta (lanzamiento y recuperación). Una mayor cantidad de ascensores sólo redundaría en un aumento de la eslora y no se condice con la cantidad posible de aparatos embarcados (unos 25, entre aviones y helicópteros) más acorde a nuestros planes y posibilidades.

Cubierta

La cubierta debería ser reforzada especialmente en el área de los cables de frenado. Estos últimos y sus sistemas asociados deberán guardar proporción de acuerdo con la masa lanzable por las catapultas. El voladizo necesario para alojar la catapulta de combés y el parking de popa hará que también se eleve la altura la altura del casco y por ende aumente también el desplazamiento. En consecuencia, y para evitar un desplazamiento desproporcionado, la cubierta angulada no deberá salir excesivamente del casco. El esbozo adjunto al artículo nos brinda mayores detalles de cómo llegar a esa relación óptima. Por supuesto que la rampa tendrá una longitud suficiente como para permitir que el sistema de frenado pueda detener dentro de su área aviones de un peso considerable. La pequeña eslora proyectada obligará a usar casi toda la extensión a favor de esta pista. La configuración hará inevitablemente que la nave se parezca al extinto portaaviones HMS Centaur.


HMS Centaur. Con una configuraciòn de flight deck y pista similar a la propuesta

Area de parking y reaprovisionamiento

Esta área deberá estacionar un número de aviones suficiente para ejecutar un scramble de interceptores en pareja, un refuerzo individual de esa misma pareja, una salida urgente ASW, un par de aviones en configuración antinavío y un reabastecedor aéreo para contingencias. De los siete aviones enumerados, uno podría situarse en el puerto de lanzamiento a estribor mientras los seis restantes aparcarían en un área libre de movimientos. Esta solución es similar a la utilizada en su día por el ARA 25 de Mayo (parking detrás de la isla) con el agregado de un sector a popa y babor resultante de la extensión del voladizo.



Grupo Embarcado

Cualquiera que saque los cálculos de factor tiempo caerá en la cuenta que el actual Grupo Aéreo Embarcado estará ya al final de su vida útil cuando nuestro deseable portaaviones fuere alistado. Pero también sabemos que para aquellos años la mayor parte de los aviones navales que hoy se venden a cifras astronómicas ya estarán lo suficientemente amortizados y hasta es posible que encontremos ejemplares de segunda mano en buen estado. Al fin y al cabo no es necesario comprar cantidades ingentes de aparatos sino sólo la necesaria para cubrir la cuota del barco y de las aspiraciones para las cuales fue concebido.

Propulsión

La motorización del barco no tiene que ser demasiado onerosa ni constituir un factor de riesgo. (como lo es la todavía embrionaria propulsión eléctrica para buques de superficie en desarrollo actualmente) sino que debe servirse, y en este caso más que nunca, de técnicas harto probadas que sean capaces de responder eficazmente a la hora de la verdad (entiéndase, en combate). Cuatro turbinas General Electric LM-2500 en la versión que desarrolla 30.000 hp de potencia unitaria bastarán para mover la mole a velocidades del orden de los 28 o más nudos dependiendo de la hidrodinámica del casco. Los italianos son licenciatarios de esta planta propulsora por lo que nos resultaría más barata su compra y más práctica su instalación. Sería útil aprovechar la experiencia italiana en el uso de este modelos de turbinas. El portaaeronaves Giuseppe Garibaldi se sirve de ellas (en la versión de 20.000 hp de potencia unitaria) y lo hará también el futuro portaaeronaves en construcción (Conte Di Cavour).


LM 2500. De Fiat Aviazione similares a los que iban a montarse en el ARA 25 de Mayo de 30000 hp cada una, tienen un costo de 4 millones de dòlares cada una

Conclusiones

A lo expuesto los argumentos sobran y las ventajas se hacen más evidentes. Sólo es necesaria una voluntad política con visión objetiva, carente de actitudes demagógicas o mezquinas. No faltará el oportunista que proclame a los cuatro vientos que sería preferible destinar ese dinero para comprar gasas en los hospitales o comida a los indigentes. Lo lamentable es que quienes inducen a pensar de ese modo eluden dar una solución de raíz al problema social, solución como sólo lo puede representar un trabajo digno, y omiten denunciar irregularidades tales como las montañas de dinero público que se esfuman en manos anónimas (y no tanto) y que nunca llega a las manos de aquellos que realmente la necesitan. Y basta por poner un ejemplo de lo que es el gasto estatal, los ferrocarriles despilfarran en dos años más dinero del erario público que todo el proyecto de portaaviones en su ciclo completo (¡aún concesionados!) sin percibirse una mejora del servicio.

De nada vale a los argentinos su experiencia de vida por más positiva que ésta fuere si el suelo que está bajo sus pies es usurpado o pretendido por países extraños que le arrebatan el preciado derecho de realización nacional. Por ello es aún válido el adagio romano: Si vis pacem, parabellum....

Fuente: Revista MACH 1
 
Exocet dijo:
no te creas que brazil se fue del contigente, el saopaulo esta echobosta literalmente y mas de 10 años no tira,..... ya deben ser como 8 que le queda de vida, yo creo que si se reflota el proyecto brazil se prende..... me llamo la atencion que en 5 años estaria listo...poco tiempo no? :confused: y a todo esto las catapultas de donde saldrian?¿?:confused:
El Sao Paulo fue sometido a una modernizaciòn en Brasil, que consistiò en el cambio del sistema de comunicaciones, electrònica y varios items màs de un refit general, tambièn se le mejorò la pista y se prevee cambiarle las catapultas por otras de mayor presiòn y capaces de soportar aviones como el Rafale y el F-18.

Tiempo atràs DEFESANET publicò un reportaje al SRPM (Serviço de Relações Públicas da Marinha) en la persona del Capitàn de Mar y Guerra Wellington Liberatti..

O GLOBO: Quantos porta-aviões seriam necessários para um país do tamanho do Brasil?

SRPM: Na verdade, não seria apenas o tamanho do país o fator a ser considerado. O mais importante é a tarefa a desempenhar. A Grã-Bretanha, com uma área menor do que a maioria dos nossos estados, possui três porta-aviões. Para a atual conjuntura brasileira, considerando-se, entre outros fatores, a estratégia de garantir um mínimo de dissuasão e as realidades econômicas e sociais do país, a Marinha considera essencial um porta-aviões. O desejável, pelo menos dois.

O GLOBO: O Brasil tem capacidade para construir seu próprio porta-aviões ou terá de comprar um pronto?

SRPM: O Brasil tem capacidade de projetar e construir seu próprio porta-aviões e, no momento, esta é a única alternativa contemplada pela Marinha. Nosso país já projeta e constrói navios de guerra, produzindo, inclusive, submarinos, meios que demandam a rnais sofisticada tecnologia de construção naval.

Y algunos dibujos se publicaron


Hipotètico A-13

Y hasta posibles modificaciones a los S-2 en Embraer para convertirlos en AEW embarcados

 

AMX

Colaborador
Colaborador
El Sao Paulo fue sometido a una modernizaciòn en Brasil, que consistiò en el cambio del sistema de comunicaciones, electrònica y varios items màs de un refit general, tambièn se le mejorò la pista y se prevee cambiarle las catapultas por otras de mayor presiòn y capaces de soportar aviones como el Rafale y el F-18.
Exatamente, O Nae São Paulo foi todo reformado e nacionalizado.

O Nae São Paulo já está pronto e está sendo testado os novos sistemas, no começo de 2007 ele vai para o mar e no segundo semestre vai realizar um exercicio com os SUE e S-2 da ARA.

Y hasta posibles modificaciones a los S-2 en Embraer para convertirlos en AEW embarcados
Isso já foi negado pela Marinha. Minha opnião e que vamos usar algum helicopetero AEW.

Talvez em 2007 teremos S-3. ;)
 

Nicanor_Chile

En plena adolescencia ......... en el Foro
Miembro del Staff
Moderador
Porras,

Si npor revistas te cuento que la FACH habla de naves espaciales y satelites militares, y no me extrañaría que en la revista del ejercito se pongan articulos sobre misiles intercontinentales, lo que quiero decir que esto va mas allá de los deseos de cada rama de las FFAA, por que acá es donde el poder civil debe poner orden, una cosa son los deseos de una rama del las FFAA y otra muy distintas las politicas defensa.

En las politicas de defensa ta como están ahora (me refiero a Chile y Argentina) no cabe un portaviones, ni misiles nucleares ni aviones stealth armas claramente ofensivas, ya que se habla de disuación, con un porta, además de que te vas a la ruina (si lo sacas de puerto claro) quedas expuesto a que te tachen por una politica de defensa ofensiva.

hago las preguntas nuevamente:

Para que un porta si es un arma ofensiva?
Con que lo cubro? (buques)
Que aviones los doto?
De donde saco presupuesto para no tener guerra civil?


Saludos
 
En la pàgina anterior està la respuesta respecto del porque del portaaviones para la Argentina.

Estaba leyendo un reportaje al Capitàn de Corbeta (R) de la ACh Daniel Prieto Vial y esto decìa respecto de los portaaviones para Argentina y Chile:

TecMIL: Pero ahora que Chile adquirió buques, aviones y tanques ¿Ud. estará satisfecho?
DPV: Bueno, sí, creo que se ha dado un gran paso. Sin embargo me preocupa cómo van a ser equipados estos buques y estos aviones. Hay indicios que no todas las fragatas tendrán sus ametralladoras antimisiles o que se les sacó la capacidad de usar misiles antirradiación a los aviones. También me preocupa que se tengan que dar de baja anticipada tantos aviones actuales –algunos aún perfectamente válidos si se les equipa bien–. Esto ocurre por falta de presupuesto de operaciones y mantenimiento. A su vez genera cierta incapacidad para producir suficientes pilotos. Para producir más pilotos de combate y compensar el alza del precio del combustible de aviación –que corre paralelo con el alza del precio del petróleo–, es indispensable triplicar el presupuesto de operaciones y de mantenimiento. Esto es prioritario. Y en términos más generales, también debiéramos reflexionar sobre lo que ha ocurrido en las últimas décadas en el diseño de nuestras fuerzas de aviones de combate. Reducir la fuerza de unos 120 aviones de combate, que hubo en un momento dado, a solo unos 60 aviones –y quizás menos en el futuro próximo–, creo que es grave. Desde luego, no es culpa de la Fuerza Aérea: son las restricciones presupuestarias. Considerando las magnitudes de las fuerzas aéreas de Perú y Argentina, Chile debería tener unos 120 aviones de combate. O, al menos, un mínimo de 90, si realmente lo que buscamos es mantener equilibrios regionales que amarren y garanticen la paz.

TecMIL: ¿Piensa lo mismo en asuntos navales o terrestres?
DPV: En asuntos navales, fíjese Ud. que los peruanos han operado el misil antibuque Otomat Mk 2 –de 180 Km de alcance, con el link orientador del helicóptero–, y lo han hecho desde hace más de 20 años. Y aquí no ha habido ningún escándalo. Nuestros misiles Gabriel o los dos modelos de Exocet, tenían apenas 25, 35 ó 70 Km respectivamente. Es cierto que operamos el Exocet AM 39 como sistema de ataque aire-mar desde helicópteros, pero eso también lo hacen luego peruanos y argentinos, por lo que no ha habido ventajas en ello. Además, Argentina tiene los desequilibrantes cazas Super Etendard (sin mencionar los 36 Fighting Hawk de la Fuerza Aérea). Y no crea que me molesta que tengan los Super Etendard, en cierto modo me alegro por ellos. En un contexto de alianza entre ambos países, es bueno para Chile que Argentina tenga capacidades como esas. Pero nosotros deberíamos tener algo equivalente. Por eso he insistido por años en los aviones de despegue vertical. Fíjese Ud. que Perú también dispone de varios aviones provistos de misiles guiados, aptos para atacar buques desde gran distancia. Siempre se especula sobre lo que pueden hacer nuestros misiles antimisiles Barak, pero nos olvidamos que ahora queda solo un solo buque con Barak. Los misiles Sea Sparrow o los Sea Wolf de que dispondremos ahora, son también relativamente antiguos. A lo más, son equivalentes a los Aspide de las fragatas Lupo peruanas, todos de corto alcance. Por otro lado los misiles de 45 Km de alcance Standard 1, de las fragatas tipo L, son importantes. Pero estarán en solo dos de nuestros buques. No debe olvidarse que desde principios de los 80, ya tuvimos misiles Sea Slug de mediano alcance, en cuatro de los destructores County. Pero los misiles no resuelven la amenaza aeronaval y aérea de Argentina ni del Perú. Al menos no mientras no tengamos aviones de combate embarcados o, inicialmente al menos, operando desde bases en la costa. He sugerido partir con 6 Harriers en la Armada y 12 en la Fuerza Aérea, y que operen en forma conjunta. Como lo hace la Royal Navy con la Royal Air Force con mucho éxito. A partir de ahí, aumentar el número y, con el tiempo llegaríamos a tener 12 aviones en la Armada y 24 en la Fuerza Aérea, es decir 36 aviones operando en forma conjunta. Además serían indispensables para la defensa de la zona central de Chile, donde no tenemos ahora poder aéreo. Tienen la ventaja de que se pueden distribuir y esconder para resistir un ataque sorpresa, y después reaccionar. Por otro lado, los peruanos operan 6 submarinos y Argentina se programa para terminar otros 2 TR-1700 que dejaron inconclusos en los 90. Con ello llegarán a 5 submarinos, cuatro TR-1700 y un U-209. Luego reemplazarán a los dos U-209 históricos con nuevos que reeligirán en su oportunidad. No sería extraño que sean otros dos TR-1700 pero con las últimas tecnologías. Me parece muy bien por ellos, pero Chile también debiera aspirar a seis submarinos, es decir, otros dos más. Todo para mantener equilibrios.

TecMIL: Bien, pero Chile también tiene 4 misileras Tiger tipo 148 en el norte y 3 misileras Saar 4 en Magallanes, que podrían equilibrar a las corbetas peruanas y argentinas...
DPV: Sí, en cierto modo Ud. tiene razón, pero las misileras del norte son costeras, no son corbetas de Escuadra, de alta mar, como las peruanas. Yo no daría de baja las fragatas tipo Leander, al menos no hasta que sean reemplazadas por otros tres o cuatro buques equivalentes en el futuro, independientes de los que ya compramos en Holanda e Inglaterra. Por desgracia ya se han dado de baja dos. No debemos olvidar que nuestras fragatas Leander eran originalmente cuatro. Tampoco debemos olvidar que la Escuadra chilena de 1982, tenía 15 buques principales de combate –incluyendo 3 grandes cruceros, 2 destructores Fletcher, 2 Sumner, 2 Williams, 2 fragatas Leander y 4 destructores APD– y creo debemos acercarnos a eso. Como dije antes, se impone la necesidad de tener un porta-aeronaves, con helicópteros y operando Harriers modernos embarcados. Idealmente el Harrier tipo Gr 9 británico o el Harrier II Plus norteamericano. Es decir 12 fragatas y al menos un porta-aeronaves me parece adecuado. Si logramos evitar una crisis con Perú, sería partidario de que también Perú y Argentina tuvieran un portaaviones cada uno, los que, juntos con los de Brasil y de Chile, formen una fuerza combinada que pueda defender los intereses comerciales de Sudamérica en caso de alguna crisis mundial futura.
 
Nicanor, yo creo que si las autoridades argentinas estiman que necesitan un
portaviones, mas alla de todo tipo de analisis tecnicos que digan que no es una
decision costo/eficiente, estan en su pleno derecho a hacerlo.


Yo por lo menos, no me cierro a nada, a la velocidad de los desarrollos tecnologicos,
nuevas tecnicas de construccion, nuevos materiales, etc, de aqui a 15-20
años, hasta la misma ACh a lo mejor se entusiasma.

Enmarquemos estos proyectos en marcos de tiempo: Hoy no, mañana quiza
tampoco, pero y pasadomañana?

En el mundo de la defensa, ser tajante y descartar todo de plano, no es muy
aconsejable, eso independiente de lo que uno piense o no, yo por lo menos,
para 10-15 años mas, me sigo quedando con los Subs con Tactom y unas
fragatas antiaereas con PAAMS o SM2.


saludos :)
 
sebastian_porras dijo:
En la pàgina anterior està la respuesta respecto del porque del portaaviones para la Argentina.

Estaba leyendo un reportaje al Capitàn de Corbeta (R) de la ACh Daniel Prieto Vial y esto decìa respecto de los portaaviones para Argentina y Chile:
Sebastian, Prieto Vial tiene ideas que no son respetadas por nadie, o sea,
si vamos a enriquecer algun tipo de debate que sea cosntructivo, no citemos
a semejante "analista", el mismo que queria transformar buques de la escuadra
para portar Harriers.
 

Wolf

Colaborador
Queeeeeeeeeee

sebastian_porras dijo:
En la pàgina anterior està la respuesta respecto del porque del portaaviones para la Argentina.

Estaba leyendo un reportaje al Capitàn de Corbeta (R) de la ACh Daniel Prieto Vial y esto decìa respecto de los portaaviones para Argentina y Chile:

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO EL PRIETO NOOOOOOOOOOOOOO

Jajajajajaja Sebastian, aca Prieto no es referente, leiste lo que dice? que a las fragatas les removieron "las ametralladoras antimisil"....jajajajjajaa los CIWS Goalkeeper de las "M" se removieron PERO para instalarles......y por que el hangar.... ahhh bueh

Saludos
 

Nicanor_Chile

En plena adolescencia ......... en el Foro
Miembro del Staff
Moderador
Porras,
El tipo que citas es un militarista que en un examen de economía saca puntaje negativo.

Por otro lado yo respeto las políticas de defensa de cada país pero tampoco me cierro a nada, pero seamos realistas, y pongo sólo el caso de Chile que lo conozco bien, con un mar similar al de Argentina, con una economía estable y con políticas de defensa claras y transparentes apenas somos capaces de mantener una escuadra relativamente moderna con eventuales 8 buques y 4 submarinos.

Díganme de donde podríamos mantener un portaviones?, para que? a donde queremos proyectarnos?, seamos claros, estamos lejos de eso, y esto corre para Argentina también, y por favor seamos realistas a futuro también, salvo que encontremos petróleo brotando como lava desde la cordillera, ni en 20 años mas tendremos la capacidad para mantener una flota incluyendo un portaviones.

Mi hijo para esta navidad me pidió 30 juguetes distintos y claro que lo entiendo ya que es un niño que ve TV y quiere todo lo que el mercado le ofrece, bueno, es lo mismo que sucede en las FFAA, si les preguntas (usan sus revistas) claro que necesitan portaviones submarinos nucleares y satélites antimisiles, etc. pero otra cosa es nuestra real necesidad de defensa, nadie en su sano juicio querría asumir un costo político (salvo otro dictadorcillo) de cuadriplicar un presupuesto en defensa para tener un barco más, por muy portaviones que sea, ya que mas explicaciones internas deberás responder de una u otra manera a la comunidad mundial para que necesitas un portaviones.

Ya no corren argumentos tipo “yo hago en defensa lo que se me cantan las pel...” por que el mundo hace rato que cambió, en estas materias ya nadie se manda solo, ni aun los países del OTAN.

Lo que quiero decir no otra cosa que analicemos estos temas no como fans de las FFAA sino como analistas de defensa (amateur), cada país es soberano en materia de defensa pero al mismo tiempo debe tener la capacidad para no ser considerado el "entupido mejor equipado".


Saludos
Nicanor
 
Las respuestas Nicanor, estan todas en el articulo que subio sebastian porras.

Yo te podria preguntar, que cambio que Argentina tuvo por decadas porta, y ahora no lo necesita mas, nada, pero no importa, la realidad es que evaluaron que es necesario mas allá de lo que pienses vos, o de lo que piense yo, y tarde o temprano ese plan se concretará, estimo.

Saludos,
Hernán.
 

jedi-knigth

Colaborador Flankeriano
Colaborador
Humm como necesitarlo lo necesitamos por el asunto ingles. Obviando eso no creo que lo necesitemos realmente.
 
Nicanor_Chile dijo:
Por otro lado yo respeto las políticas de defensa de cada país pero tampoco me cierro a nada, pero seamos realistas, y pongo sólo el caso de Chile que lo conozco bien, con un mar similar al de Argentina, con una economía estable y con políticas de defensa claras y transparentes apenas somos capaces de mantener una escuadra relativamente moderna con eventuales 8 buques y 4 submarinos.
No se si tan solo 8 buques y 4 submarinos, pensemos que los ahorros que
implican en numero de personal, puedes perfectamente amarrar una 4a T23
o una 2a T22-3, o sea 10 buques. No creo que "apenas" se pueda mantener
8 cascos.


Díganme de donde podríamos mantener un portaviones?, para que? a donde queremos proyectarnos?, seamos claros, estamos lejos de eso, y esto corre para Argentina también, y por favor seamos realistas a futuro también, salvo que encontremos petróleo brotando como lava desde la cordillera, ni en 20 años mas tendremos la capacidad para mantener una flota incluyendo un portaviones.
En Chile obvio que no se podria, el componente aereo de combate esta entregado
a la FACh, tras los estudios de la ACh se concluyo que no era necesario
poseer uno y que por los costos que implicaban, se podian buscar otro
tipo de alternativas mas factibles.

Compararnos con Argentina tampoco significa una correlacion, por ej: son
tamaños de economias alejados, con un 1% del producto chileno no haces lo
que podrias hacer con un 1% del producto argentino, ahi Brasil es el claro ejemplo.

Aparte, han tenido Aviacion Naval, han operado PA y por lo tanto aspiran a
recuperar una capacidad que tuvieron con no uno, sino dos PA. Cosa que
Chile no ha tenido, o sea, ahi ya hay otra diferencia.

Ya no corren argumentos tipo “yo hago en defensa lo que se me cantan las pel...” por que el mundo hace rato que cambió, en estas materias ya nadie se manda solo, ni aun los países del OTAN.
O sea, de hecho es asi, si mañana coinciden los planetas, se alinea los agujeros
negros y se da una conjuncion estelar tal que anuncien que para el bicentenario
de la escuadra se entregara un PA... que podriamos hacer?, ni Peru podria
hacer nada, ni Bolivia, ni nadie. Las decisiones no las tomamos nosotros :D

Yo tengo mas o menos claro que por costos, un PA, para la ACh es un hecho
muuuuuuuuuuuy lejano, pero eso no tiene que aplicarse para el resto del barrio.

saludos
 
Wolf dijo:
NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO EL PRIETO NOOOOOOOOOOOOOO

Jajajajajaja Sebastian, aca Prieto no es referente, leiste lo que dice? que a las fragatas les removieron "las ametralladoras antimisil"....jajajajjajaa los CIWS Goalkeeper de las "M" se removieron PERO para instalarles......y por que el hangar.... ahhh bueh

Saludos
No sè, pero todo lo que sabe Prieto Vial respecto de temas navales lo aprendiò en la Armada de Chile...
 
Para reunir todos los argumentos en contra de los portaaviones recurro a este anexo realizado por el Capitàn de Navìo Juan A. Imperiale de la Aviación Naval que responde a todas las preguntas que aquì se han hecho respecto de los portaaviones:

A.5. Argumentos en contra de los portaaviones


Suelen ser esgrimidos en nuestro país los siguientes:

• “Los portaaviones sólo serían propios de naciones agresivas y de estrategias militares ofensivas.”
• “Los portaaviones sólo serían propios de las grandes potencias mundiales.”
• “El empleo de portaaviones no se ajustaría a las doctrinas que sustentan las otras fuerzas armadas de una misma nación.”
• “Una armada no se convertiría en costera por carecer de portaaviones.”
• “Para las operaciones navales los portaaviones resultarían más costosos que la aviación basada en tierra.”
• “Los abastecimientos de combustible en vuelo harían innecesarios a los portaaviones.”
• “Al costo de un portaaviones habría que agregar el de su escolta.”
• “La aviación embarcada no podría operar ante la oposición de la basada en tierra.”
• “La actuación del ARA 25 de Mayo en la guerra de las Malvinas habría demostrado la inutilidad de estos buques.”
• “Los portaaviones serían muy vulnerables a las amenazas aérea y submarina.”

La presentación en conjunto de estos argumentos podría configurar una situación poco propicia para evaluar objetivamente a estos buques; de allí que deban ser tenidos en cuenta. Aunque ninguno de esos argumentos
—individual o colectivamente— es determinante para descalificar a los portaaviones, algunos son de peso; todos los aquí citados han sido analizados y rebatidos en los trabajos citados en la nota (105), razón por
la cual aquí sólo serán analizados los cuatro que han sido invocados más recientemente, en forma pública y de manera más explícita,

A.5.1. “Los portaaviones sólo serían propios de naciones agresivas y de estrategias militares ofensivas.” Al hacerse en este trabajo un breve análisis del marco legal y del pensamiento del Estado Argentino con relación a la Armada (punto 5.3), se definió a una nación “agresiva” como aquella que para el logro de sus objetivos recurre injustificadamente a la violencia o a la amenaza de su empleo, vulnerando el Derecho Internacional, la Carta de las Naciones Unidas y el concepto de Guerra Justa. Como bien lo expresa un estudio reciente del Centro de Estudios Estratégicos de la Armada (en adelante, CEE) “El Portaaeronaves para la Armada del 2010” (110): “Que los portaaviones puedan ser utilizados para desarrollar estrategias militares ofensivas por parte de esas naciones [...] no es razón suficiente para que nuestra nación se abstenga de usarlos para su defensa. Una concepción estratégica defensiva en el mar contempla casi siempre operaciones tácticas ofensivas que aseguren una adecuada defensa en profundidad. No obstante aquella circunstancia ofensiva de las operaciones tácticas, las mismas resultan perfectamente coherentes con la estrategia defensiva adoptada por la Argentina [...]. Con relación a la estrategia defensiva adoptada por la
República Argentina, y la licitud y necesidad de las operaciones ofensivas que contempla en el Libro Blanco de la Defensa, también se ha tratado en este trabajo en el punto 5.3.

Finalmente, no puede terminarse este comentario sin dejar de destacar que el análisis de los portaaviones suele estar viciado de una aproximación subjetiva —generalmente de base ideológica— que resulta en
evaluaciones incorrectas sobre su aceptabilidad. Esa forma de aproximación no es exclusiva de nuestros tiempos; por ejemplo, entre 1882 y 1895 —cuando el poder militar de las naciones se media por el número
y calidad de los grandes acorazados de línea que tenían— Francia consumió vanamente sus presupuestos navales en la búsqueda de la utopía prometida por la Jeune École: lograr rechazar una agresión desde
el mar, utilizando básicamente una multitud de pequeñas embarcaciones torpederas apoyadas por algunos acorazados guardacostas de poco poder artillero y con escasa protección. Esa nación vivía entonces una
situación política muy particular, y una prestigiosa revista de la época (111), al analizar con simpatía la teoría de la Jeune École, publicó en sus columnas expresiones tales como [...] el torpedero es un arma que responde al sentimiento popular y [...] el torpedero es una expresión democrática opuesta al espíritu conservador y restaurador representado por los grandes y lentos acorazados.

A.5.2. “Los portaaviones sólo serían propios de las grandes potencias mundiales.” Como también lo afirma el mencionado estudio del CEE: Esta afirmación parte de una falacia; la necesidad de determinados medios militares no depende del potencial de la Nación. El planeamiento de medios que se ejecuta en los países con una buena organización de la Defensa se efectúa guiado por una Estrategia Militar que satisface la Política de su Defensa. [...] El concepto político que guía la selección de medios no es la riqueza de las naciones, sino sus necesidades e intereses. [...] En el hemisferio Oceánico en que nos encontramos y con una frontera marítima inconmensurable, buques de este tipo, diseñados de acuerdo a las mínimas capacidades de Aptitud que nuestra estrategia defensiva establezca, serían los más capacitados para resguardar ese flanco desguarnecido [...] por sus posibilidades de contribuir con sus aeronaves a la detección y a la eficaz defensa en profundidad y al control del mar.

En otras palabras, cuando los portaaviones son necesarios para el desarrollo de una estrategia militar y satisfacen las condiciones de ser Aptos para cumplir sus funciones, Factible su adquisición, operación y mantenimiento, y Aceptables desde el punto de vista de la relación costo-beneficio, no se advierten razones suficientes para que no puedan también ser utilizados por naciones de menor poder militar y económico que las grandes potencias. Así, Tailandia, que no es una de ellas, ha incorporado en la década pasada un portaaviones diseñado y construido específicamente para la defensa de su zona económica exclusiva (112).

Es necesario destacar que los “portaaviones livianos” o “de apoyo” (hasta alrededor de 30.000 toneladas), a diferencia de los grandes “portaaviones de flota” (más de 50.000 toneladas), no requieren de enormes recursos económicos para su obtención, mantenimiento y operación. Por el contrario, puede afirmarse que el costo del ciclo de vida de un portaaviones adecuado a nuestras necesidades, no superaría el correspondiente a dos fragatas; esta afirmación podrá verificarse aplicando los criterios explicados en 7.8.1.

A.5.3. “Para las operaciones navales los portaaviones resultarían más costosos que la aviación basada en tierra.” Citando otra vez el estudio del CEE: Lo cierto es que la afirmación opuesta está más cerca de la realidad. Ello puede verificarse integrando los costos de todas las bases terrestres que serían necesarias para materializar las posiciones que puede ocupar un portaaviones en el mar, se computan el correspondiente
personal, equipos y abastecimientos a disponer en cada una de ellas, y se evalúan los de su defensa. Por supuesto, sería insensato no utilizar aviones basados en tierra para las operaciones navales pero no
sería lógico pretender hacerlo, cuando ello no sea factible o la relación costo-beneficio favorezca ampliamente a la aviación embarcada. Dicho estudio del CEE expresa también que debido a la falta de aviación embarcada, el poder naval propio presenta entre otras limitaciones que identifica, las siguientes:

- Ante la oposición de aviación enemiga, los medios de superficie y las aeronaves de exploración y guerra antisubmarina no podrían desarrollar operaciones eficaces y seguras aun dentro de nuestra Zona
Económica Exclusiva.


- Si determinadas bases aéreas al Sur de Bahía Blanca fueran neutralizadas o capturadas, o no se las pudiera usar por alguna otra causa, no sería Factible o sería poco Aceptable dar apoyo con aviones de caza y ataque a nuestras fuerzas terrestres y navales, en gran parte de la Patagonia y del Mar Argentino.

- Para enfrentar con éxito a un portaaviones [...] que amenazare el litoral marítimo argentino, nuestra actual Flota de Mar, aun con los medios aéreos de la Armada y la Fuerza Aérea reunidos, podría resultar insuficiente para rechazar a ese buque antes de que pudiera lanzar sus ataques sobre la Zona Económica Exclusiva y partes del territorio nacional. (Los autores del presente agregan a la amenaza de un portaaviones, la de unidades de superficie y submarinas armadas con misiles mar-tierra de largo alcance.)

A.5.4. “Al costo de un portaaviones habría que agregar el de su escolta.” Es innegable que un portaaviones necesita de una escolta de superficie para poder desarrollar con mayor seguridad y eficacia las tareas que tiene asignadas dentro de una fuerza naval, pero si el mismo no la integrara, para reemplazarlo en muchas de esas tareas serían necesarias aún más unidades de superficie (ver 6.5.2 y 6.5.3) y más importante aún, hay tareas de la aviación embarcada que los buques no pueden realizar; por ejemplo, reconocer territorio hostil y atacar blancos móviles en su profundidad, o dar escolta aérea a los helicópteros durante una operación anfibia, o disputar la superioridad aérea para asegurar el control de un área marítima de interés. En resumen, quien elija no tener portaaviones porque necesita una escolta e intenta sustituirlo con otros medios, se encontrará ante la paradoja de tener que incrementar el número de unidades de superficie y sus helicópteros, al mismo tiempo que pierde capacidades.

Invirtiendo ahora la “carga de la prueba”, si bien es cierto que las fuerzas de superficie tienen capacidades que la aviación no posee, es también innegable que necesitan de escolta y apoyo aéreo para poder desarrollar con mayor seguridad y eficacia las tareas que se les suele asignar. Así puede afirmarse que esgrimir el argumento en trato para oponerse a la incorporación de un portaaviones es tan poco razonable como oponerse a la posesión de fuerzas de superficie, porque a éstas habría que agregarle el costo de la aviación que les brindará escolta y apoyo.
 

Noticias del Sitio

Arriba