México y la lucha contra el narcotráfico


Margarita López es miembro de Buscando Cuerpos, un colectivo que se dedica desinteresadamente a encontrar y devolver a las familias los restos de sus seres queridos asesinados en México. En una entrevista con la agencia Efe, López, que perdió a su hija hace una década, ha descrito a su país como "una fosa común". "Dondequiera que tú camines vas a caminar sobre los cuerpos de los miles y miles de desaparecidos", ha añadido desde el campamento que familiares de personas desaparecidas han instalado frente a la Secretaría de Gobernación, en Ciudad de México.

"Soy una mamá rastreadora desde hace ya 10 años, desde que desapareció mi niña, y me enfoco en la búsqueda de desaparecidos y recuperación de cuerpos por todo el país por mi propia cuenta", relata. Lo hace con pico y pala y sus propias manos junto a decenas de familiares de otros desaparecidos y voluntarios. Desde su campamento frente a la Secretaría de Gobernación dicen que no se irán hasta que no haya una ley que les proteja y les garantice un presupuesto transparente para poder seguir buscando.

"La violaron, torturaron y finalmente ejecutaron"​

La tragedia de Margarita empezó en 2011, cuando desapareció su hija Yahaira tras mudarse del estado de Michoacán al de Oaxaca. Un grupo de personas la secuestró en la casa donde vivía con su marido, militar de profesión, para torturarla y violarla durante 10 días sin darle de comer ni beber. "El general de la zona me dijo que buscara yo por mis propios medios y me enfoqué a ello: a buscar a mi hija y a los responsables, colocando mantas, solicitando si querían remuneración económica o que yo me intercambiaba por ella, pero solo me quitaban las mantas", recuerda la mujer.

Saldos de la guerra narco en México: 73.201 personas desaparecidas y hallazgo de 3.978 fosas clandestinas


Saldos de la guerra narco en México: 73.201 personas desaparecidas y hallazgo de 3.978 fosas clandestinas

La madre dice que tras varias semanas logró llegar hasta unos implicados en la desaparición de Yahaira, entre los cuales, asegura, había miembros de las autoridades municipales, estatales y federales, así como criminales del cártel Los Zetas.

López se hizo pasar por funcionaria para reunirse en persona con algunos de los involucrados, quienes le revelaron el destino de Yahaira. "Me narraron cómo la habían violado, vejado, torturado y finalmente ejecutado. Hasta imitaban la voz de mi hija", señala la mujer. "La decapitaron y jugaron con la cabeza de mi hija. Le daban besos en los labios y se aventaban la cabeza de un lado para otro para finalmente sepultarla", dice.


En un intento de recuperar los restos de su hija, Margarita hizo huelgas de hambre en Ciudad de México y se dirigió a todas las autoridades que pudo. Como resultado, recibió una llamada del Ejército que le comunicó que los restos de Yahaira fueron localizados en la sierra de Oaxaca. Seis meses después de la desaparición de su hija, Margarita pudo recuperar el cadáver. Desde entonces empeña todo su dolor personal en ayudar a otras familias que perdieron a sus seres queridos en México.
 
Tropas especiales de un cartel en Jalisco, luciendo una caravana de blindados a ruedas y vehículos técnicos de combate.

ha cinco meses de este post , siguen existiendo esos pseudos ejércitos clandestinos!!!
aterrador el poder de fuego dentro de un estado que se supone de derecho.
no puedo concebir ese nivel de anarquía dentro de un estado, es una columna de mas de 50 blindados y bien pertrechados!!!
que asqueroso nivel de connivencia entre los politicos para permitir eso!
 
ha cinco meses de este post , siguen existiendo esos pseudos ejércitos clandestinos!!!
aterrador el poder de fuego dentro de un estado que se supone de derecho.
no puedo concebir ese nivel de anarquía dentro de un estado, es una columna de mas de 50 blindados y bien pertrechados!!!
que asqueroso nivel de connivencia entre los politicos para permitir eso!
En México tienen matanzas todos los días, decapitaciones, descuartizamientos, gente colgada en puentes como mensajes.
Hay ciudades y pueblos en ciertos estados sin policía ni alcaldes porque los matan, el gobierno son los narcos.

Los tipos como los de arriba, en general son ex militares y policías que toman por la fuerza organizaciones de narcotráfico y empiezan a barrer la competencia.
 

En las redes sociales circula un video donde presuntos miembros del cártel de Sinaloa tienen en su poder a supuestos integrantes de los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Los Talibanes, a quienes culpan de ser los responsables del asesinato de estudiantes y mineros en Zacatecas, al centro-norte del país.

En la grabación se puede observar a varios hombres uniformados, con armas largas y encapuchados, que tienen de rodillas a los tres capturados, entre ellos un menor de 17 años.

"Buenas tardes, pueblo de Zacatecas, nos presentamos, somos el cártel de Sinaloa, Operativo MZ (Mayo Zambada), nuestra misión es exterminar a todo aquel que dañe al pueblo", comienza el comunicado, que es leído frente a la cámara por uno de los encapuchados.

"Lamentamos los hechos de los últimos días, donde estas basuras mataron a unos estudiantes inocentes, se les hará justicia", añade.


Los presuntos miembros del cártel de Sinaloa se refieren a los cinco jóvenes universitarios que fueron asesinados luego de que el pasado 12 de febrero salieran de un centro nocturno de la ciudad de Zacatecas. Se trata de Alexia Monserrath Ábrego Esqueda (25 años), Irving Castor Reyes (21), Natalio Torres Balderas (21), Luis Ángel Manzanares Cortés (25) y Valeria Landeros Calderón (24).

Cuatro de los jóvenes fueron encontrados sin vida al día siguiente, tres de ellos dentro de una camioneta en bolsas y con mensajes alusivos a un grupo delictivo; mientras que el cuarto fue localizado en un terreno baldío. Una semana después fue encontrado el cuerpo de Landeros.

Sobre estos asesinatos, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas informó el sábado que ya han sido capturadas cinco personas, tres hombres y dos mujeres, por su presunta participación en el hecho.

Los capturados​

En el video, los tres capturados, entre ellos un menor de 17 años, se presentan ante la cámara. Los dos primeros afirman ser colaboradores del CJNG, mientras que el tercero dice formar parte de Los Talibanes y que ayudaba a cobrar cuotas al 'Cachacuaz', 'Draco' y 'Chorizo'.

Además, uno de los capturados afirma que a los estudiantes los asesinaron para "calentar la plaza" y que el asesinato fue ordenado por su superior, a quien identificó como el 'comandante Chisco'. Este, a su vez, cumpliría órdenes del 'comandante Toro', quien mantiene su bastión en Lagos de Moreno, Jalisco, territorio del CJNG.


Por su parte, el menor habla del asesinato de dos mineros —y otros seis que resultaron heridos—, que fueron atacados por un comando armado en Fresnillo, Zacatecas, el mismo sábado 12 de febrero. De acuerdo con el adolescente, a los mineros los mataron porque "quedaron a deber piezas de cristal"; señala, además, que el ataque fue ordenado por 'El 14'.

"Nuestro compromiso es con el pueblo"​

En el video, los presuntos integrantes del cártel de Sinaloa dicen que ellos no atentan "contra el Gobierno ni la ciudadanía" y no hacen "pacto con ninguna organización del cártel que sea".


"No hagan caso a extorsiones, estamos para apoyarlos; como muestra, los municipios donde gobernamos no se toca al inocente, nuestro compromiso es con el pueblo", manifiestan.

Sin embargo, reconocen que han ocasionado "daños colaterales" en Jerez y Valparaíso, donde mantienen una disputa con el CJNG y la ola de violencia ha generado el desplazamiento de decenas de familias.

También comentan que este será su "último video", porque ellos no se dedican a "estar amenazando y atemorizando a la ciudadanía por medio de videos".

"Nosotros nos dedicamos a trabajar para tener un mejor Zacatecas; el pueblo se cuida, no se roba", enfatizan.
 

"Si Caro Quintero dice la verdad, no le va a gustar a México ni a EE.UU.": Un exagente de la DEA habla de los vínculos de la CIA con el capo​


Publicado:18 jul 2022 22:01 GMT

El Gobierno estadounidense quiere extraditar desde México al narcotraficante Rafael Caro Quintero, detenido por la Marina en el estado de Sinaloa el pasado viernes. Al que fuera uno de los fundadores del Cártel de Guadalajara se le busca en el país norteamericano por el secuestro, tortura y asesinato en 1985 de Enrique 'Kiki' Camarena, agente encubierto de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Aunque varias versiones apuntan a que 'Kiki' tuvo ese fatal destino en represalia por el descubrimiento y posterior incautación de un enorme terreno de siembra de marihuana en un sitio conocido como Rancho El Búfalo (Chihuahua), que fue un duro golpe para el Cártel de Guadalajara, un agente retirado de la DEA sostiene que Camarena fue torturado y asesinado por la información que había recabado sobre los vínculos entre los narcotraficantes mexicanos y la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA).


El agente encubierto de la DEA Enrique Camarena SalazarWikimedia / United States Drug Enforcement Administration (DEA) PD-USGOV
"El rancho de Veracruz es el rancho más poderoso que estaba involucrado en lo que estaba pasando en Nicaragua, y la cocaína que estaba entrando a los EE.UU.", dijo el agente de la DEA retirado, Phil Jordan, en entrevista con Aristegui Noticias.


La CIA y los narcos mexicanos​

De acuerdo con la versión de Jordan, Caro Quintero en realidad le rentaba un rancho a la CIA en donde se coordinaba el trasiego de drogas desde Sudamérica con destino a EE.UU., y el envío de armas para financiar a la Contra nicaragüense.

De acuerdo con Jordan, tres informantes de la DEA revelaron que en la casa en donde torturaron a 'Kiki', ubicada en la colonia Jardines del Bosque de la ciudad de Guadalajara, también había miembros de la CIA, incluyendo el agente de origen cubano Félix Rodríguez.

"Ahí había personas que trabajaban por la CIA. Un cubano que se llama Félix Rodríguez, (que) es una de las personas que estaba más interesado. Este cobarde también golpeó a 'Kiki', eso me dicen los informantes", agregó Jordan.

En este contexto, al agente en retiro de la DEA explicó que en caso de ser extraditado al país norteamericano, Caro Quintero podría relatar sus vínculos con funcionarios de México y EE.UU., lo que "no le va a gustar" a los Gobiernos de los dos países.

"Si Caro Quintero dice la verdad, no le va a gustar a México ni a los Estados Unidos", apuntó Jordan, agregando que no existen dudas de que el capo "estaba muy involucrado con miembros del Gobierno mexicano, y del Gobierno americano".

Posicionamiento de México y EE.UU.​

Tras la detención de Caro Quintero, el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, anunció que el Departamento de Justicia solicitaría la inmediata extradición del capo para que sea juzgado en territorio estadounidense.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo este lunes que el pedido de extradición realizado por EE.UU. está en marcha, aunque los abogados de Caro Quintero han interpuesto recursos de apelación, conocidos como amparos, para que se le libere.

En tanto, López Obrador no emitió ningún posicionamiento respecto a si estaba de acuerdo en que Caro Quintero fuese extraditado. "Eso lo va a decidir la autoridad competente", respondió.
 

Ola de violencia en varios estados de México con numerosas víctimas: grupos armados queman transporte público y bloquean rutas​


Publicado:13 ago 2022 18:57 GMT

Una serie de hechos violentos azotó esta semana los estados mexicanos que se encuentran cerca de la frontera del país con EE.UU. y dejó varias víctimas. Entre los estados afectados por la ola de violencia se encuentran Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Baja California.

Al principio, unos enfrentamientos e incidentes violentos, marcados por bloqueos de vías carreteras y el incendio de vehículos y establecimientos comerciales, se registraron la noche del martes en los estados de Jalisco y Guanajuato. Según las autoridades, los hechos, que tuvieron lugar en seis localidades de Guanajuato (Silao, Irapuato, Salamanca, Celaya, León y Guanajuato capital) y dos municipios del vecino Jalisco (Ixtlahuacán del Río y Zapopan), acabaron con la detención de 16 personas.

En cuanto a las causas, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que los hechos violentos registrados fueron consecuencia de "un encuentro, una reunión de dos bandas [criminales]". Según sus palabras, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y los cuerpos policiales de Jalisco y Guanajuato intervinieron y la situación derivó en "un enfrentamiento".

Mientras tanto, medios locales reportaron que la reunión fue entre dos presuntos cabecillas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG): Ricardo Ruiz, alias 'el RR', y Gerardo González, 'el Apá'.

"Represalia" en Ciudad Juárez​

Días después, el pasado 11 de agosto, se registró un conflicto en Ciudad Juárez, Chihuahua, que dejó un saldo de 11 muertos.

La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) señaló que todo empezó con una pelea entre dos bandas criminales, Los Chapos y Los Mexicles, en el interior de la cárcel Cereso Estatal 3 de Ciudad Juárez. Luego, el grupo de Los Mexicles ordenó acciones de disturbios y agresiones contra la población civil de Ciudad Juárez.

Como consecuencia, 6 integrantes de Los Mexicles involucrados en los ataques contra la población civil fueron detenidos.

Comentando los hechos, el presidente de México los calificó como inéditos. "Es algo que no se había presentado y ojalá no se repita, porque se agredió a la población civil, inocente, como una especie de represalia. No fue solo el enfrentamiento entre dos grupos, sino que llegó el momento en que empezaron a disparar a civiles. Esto es lo más lamentable", dijo el mandatario mexicano este viernes.

La magnitud de este enfrentamiento provocó que la liga mexicana de fútbol de primera división suspendiera el partido entre los Bravos de Ciudad Juárez y los Tuzos de Pachuca.

Baja California​

Otra serie de ataques tuvo lugar este viernes en los municipios de Tijuana, Mexicali y Ensenada, del estado de Baja California, donde personas armadas prendieron fuego a unidades de transporte público. Según testigos, grupos de sujetos armados obligaban bajo amenaza a los conductores a bajar de los vehículos junto con los pasajeros, para luego arrojar gasolina e incendiar el medio de transporte.

Por su parte, la gobernadora del estado de Baja California, Marina del Pilar Ávila Olvera, condenó los ataques e hizo saber que ya hay detenidos entre los "responsables de los hechos acontecidos", sin brindar más detalles al respecto. "Es importante mantener la calma, los mantendremos informados", escribió Ávila Olvera.


Posteriormente, se divulgó un mensaje, supuestamente escrito por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que anunciaba que se impondrá un toque de queda en Baja California. De acuerdo con el comunicado de los presuntos integrantes del grupo armado, el toque de queda está en vigor a partir de la noche del viernes hasta las 03:00 de la madrugada del domingo.

Indicaron que quieren lograr con esta medida que el gobierno libere a sus integrantes.

Mientras tanto, el Consulado General de EE.UU. en Tijuana comunicó este viernes que se instruyó a los empleados estatales estadounidenses para "que se mantengan resguardados en donde se encuentren hasta nuevo aviso". En ese contexto, se ordenó, entre otras medidas, evitar el área azotada por la violencia y buscar resguardo seguro.
 

Noticias del Sitio

Arriba