10 de mayo de 1982. Las alarmas aéreas resonaban en Puerto Argentino mientras el buque mercante ELMA “Río Carcaraña” llegaba a territorio en operación de descarga. El submarino ARA San Luis era el único buque argentino que quedaba en el mar oponiéndose a los británicos luego del hundimiento del crucero ARA “General Belgrano”. Aquel día, frente a un sospechoso movimiento enemigo, el San Luis lanzó un torpedo Mark 37 contra un contacto submarino, registrándose la explosión del torpedo y perdiéndose el contacto. En el Estrecho de San Carlos, la situación era diferente. 

Frente: Estrecho de San Carlos – Ataque al ARA Isla de los Estados

Los medios aeronavales británicos se mantenían en patrulla ante posibles amenazas, y las alarmas aéreas resonaban en todo el frente argentino. Estas maniobras de patrullaje mantuvieron en alerta al cuerpo británico durante la noche del 9 de mayo. Un día después, el 10 de mayo, el portavoz del Ministerio de Defensa británico informó que 20 aviones de combate llegaron a la isla Ascensión para reforzar a la fuerza británica con estos propósitos. 

Ese mismo día, también como refuerzo, el contraalmirante Woodward dispone que la fragata HMS Alacrity debía llevar a cabo un pasaje en toda la extensión del Estrecho de San Carlos. Es allí cuando el radar de la Alacrity detecta movimientos seis millas más adelante de donde se encontraba, disparando una bengala con el fin de identificarlo y, posteriormente, abrir fuego con su cañón de 4,5 pulgadas. El buque británico efectuó múltiples disparos de artillería para persuadir al transporte argentino que se detenga (se estiman 12 salvas de granadas de estallido en el aire).

The Falklands War
HMS Alacrity.

El buque que la Alacrity había detectado era el ARA Isla de los Estados, que había llevado a Malvinas abastecimientos para el Ejército y combustible, carga que no había sido totalmente descargada. El transporte argentino había zarpado a Puerto Yapeyú/Howard a las 21:45 con rumbo al noroeste, ordenado de fondear la ubicación. Es allí cuando el buque es sorprendido por el estallido de una bengala, ya que no había avistado la presencia de ninguna nave, motivo por el cual decidió comunicarse por radio con Puerto Howard para saber si se trataba de fuerzas propias. 

ARA Isla de los Estados

Minutos después, el Isla de los Estados fue alcanzado por el ataque lanzado desde la Alacrity británica, que de las 12 salvas de granadas impactaron tres en el blanco. Y aunque la nave británica siguió su curso para salir del Estrecho antes del amanecer, el Isla de los Estados sufrió impactos graves, como una explosión que destruyó el área del puente y a la escora. Otra granada provocó el estallido del combustible, y al llegar la escora a 90°, se hunde. 

Como resultado del ataque, perecieron 21 hombres: 15 del personal mercante, tres de la Armada, uno de Prefectura, un capitán del Ejército y un suboficial perteneciente a la Batería B. Sin embargo, cuatro tripulantes lograron escapar de las explosiones iniciales y alcanzar las balsas salvavidas: el Capitán Tulio Panigadi, el 1er oficial Jose Botaro, el Capitán Alois Payarola y el Marinero Alfonso López. 

Hundimiento del Isla de los Estados – ARA – Marinos Civiles – Escuadrón  Fénix
ARA Ilsa de los Estados y su capitán, Tulio Néstor Panigadi.

La balsa de rescate estaba averiada, y es Panigadi quien vuelve al agua para disminuir el peso; las frías aguas le permitieron mantenerse con vida cierto tiempo, pero su valía no fue en vano. Esta misma balsa seguiría su camino con Botaro, Payarola y Lopez a bordo hacia Isla Cisne, aunque Botaro no logró sobrevivir. Solo dos tripulantes del Isla de los Estados quedaban con vida, luchando contra las condiciones climáticas y la falta de víveres durante días. La búsqueda de sobrevivientes comenzó rápidamente, a cargo del Monsunen, el Penélope y el Forrest. Cinco días después del hundimiento, este último buque de carga es quien encontró a los sobrevivientes, que permanecían al lado del cuerpo de Botaro. 

La última noche del ARA “Isla de los Estados” – Gaceta Marinera
Forrest.

Como consecuencia del hundimiento del Isla de los Estados y el eficaz pasaje de la Alacrity británica, Argentina determinó que se envíe desde Goose Green un destacamento para vigilar el Estrecho de San Carlos, el cual se instaló en el Puerto del mismo nombre. Luego de que la Alacrity partiera del lugar y se encontrara con su gemela Arrow, tomaron rumbo hacia el este. Allí es cuando el submarino ARA “San Luis” lanzó sus torpedos contra lo que pensaba que era un buque enemigo, aunque sin resultados. Mientras tanto, las posiciones de Puerto Argentino recibieron fuego de artillería naval enemiga durante 9 horas, desde las 00:00 hasta las 02:35, y de 03:40 a 10:20 horas. 

Actividad Aérea en el continente

El II Escuadrón Aeromóvil “La Marinete” retorna a su base de despliegue luego de haber retornado a la VI Brigada Aérea el 29 de abril, debido a la amenaza de ataque a la BAM San Julián. Los Dagger aterrizan bajo condiciones marginales de MET, pasando inmediatamente a atender las Ordenes Fragmentarias. La primera sección en salir es la “FIERRO”, habiendo sido configurada con misiles aire-aire para misión interceptora. Ante la falla de una de los Dagger, el Capitán Raúl A Díaz emprende en solitario la misión, tomando contacto con el CIC de Puerto Argentino una vez en las proximidades de las islas. Pese a ciertos tanteos, el Capitán Díaz no llegaría a trabarse en combate, quedándole la impresión que los cazas británicos rehuían al enfrentamiento cuando no se encontraban en condiciones ideales.

En cuanto a los esfuerzos de transporte, el puente aéreo Comodoro Rivadavia – Puerto Argentino se ve interrumpido debido a la presencia del enemigo (Patrullas de Combate Aéreo, presencia de buques y bombardeo naval en proximidades de la BAM Malvinas), a lo cual se suma condiciones meteorológicas adversas, impidiendo el cruce de los Hércules.

Por su parte, la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina desembarca del ARA “25 de Mayo” sus S-2E Tracker, iniciando las actividades de alistamiento a los fines de desplegar a la Estación Aeronaval Río Grande

Tal vez te interese: Malvinas 40 años – El Reino Unido ataca al pesquero argentino Narwal

Publiidad

2 COMENTARIOS

  1. Buen día. Mi Padre fue Miguel Aguirre, Jefe de Máquinas del Transporte ARA Isla de los Estados. En el ataque fallecieron 21 tripulantes y 4 quedaron en una balsa. Más tarde fallecerían 2 de ellos. En total fueron 23 los Caídos en el buque y 2 los sobrevivientes, Alois Payarola (coordinador naval) y Alfonso López (marinero, de nacionalidad española).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.