La breve pero sangrienta guerra naval que se produjo en 1982 sobre las Islas Malvinas, se ve típicamente como un triunfo del poder naval británico. Una Task Force de la Marina Real logró rechazar a los fuertes ataques aéreos para recuperar el archipiélago del Atlántico Sur de las tropas argentinas.

Por la mayor parte de la guerra, un submarino diesel argentino solitario, el San Luis, se opuso a la Royal Navy en el mar. No sólo el San Luis volvio a casa sin arañazos mas alla de las más de doscientas municiones antisubmarinas disparadas por los buques de guerra británicos y helicópteros, sino que dos veces pudo emboscar a fragatas antisubmarinas. Con las armas funcionando como se esperaba, la victoria británica podría haber sido adquirida a un costo mucho más alto.

La Junta militar de Argentina aprovechó la disputadas Islas Malvinas de manera oportunista con el fin de ganar poder en el país. No esperaba una guerra real, la junta habia calculado mal la rapidez con que la primera ministra británica Margaret Thatcher escalaría en contra del uso de la fuerza.

Esta falta de planificación se manifiesta en la falta de preparación de la flota de submarinos de la Armada Argentina. Uno estaba en tal decrepita condición que no podía sumergirse de forma segura, mientras que el más moderno, el Salta fue objeto de reparaciones. El más antiguo, el Santa Fe inserto buzos para ayudar en la invasión inicial del 2 de abril. No fue hasta el día siguiente que el submarino disponible más moderno, el San Luis , recibió órdenes en su muelle de Mar del Plata para partir en una patrulla de combate en torno la zona de las Malvinas.

El San Luis era un tipo 209 diesel alemán construido en gran número para servir como un submarino más pequeño, rentable para los países menos ricos. Desplazando sólo 1.200 toneladas y con un complemento de tripulación de treinta y seis, el San Luis llevó catorce torpedos Mark 37 antisubmarinos y diez torpedos SST-4 guiados por cable fabricados en Alemania para su uso contra objetivos en superficie. Podría andar a cuarenta y dos kilómetros por hora bajo el agua o veintiuno en la superficie, y tenía una profundidad máxima para sumergirse de quinientos metros.

Sería un cliché común en muchos cuentos de logros militares improbables enfatizar en la habilidad de la tripulación del San Luis, pero, de hecho, los mejores tripulantes de submarinos de la Argentina estaban en Alemania en la época de la Guerra de las Malvinas. En su lugar, el San Luis fue tripulado con suboficiales subalternos encargados para muchas áreas claves de la nave. Su comandante, el capitán de fragata Fernando Azcueta, era un veterano, pero no tenia mucha experiencia con el submarino modelo 209.

Por otra parte, el San Luis se encontraba en mal estado y tuvo que someterse a reparaciones rápidas, incompletas. Su snorkel fue agujereado, sus bombas de achique estaban funcionando mal y uno de los cuatro motores diesel no estaba en funcionamiento. Personal paso casi una semana entera tratando de limpiar los crustáceos aferrados en el casco y la helice del San Luis, que restaban velocidad y el sigilo de la embarcación.

El submarino argentino finalmente hizo a la mar el 11 de abril, y se instaló en un punto de espera, mientras que la situación política continuaba deteriorándose. Las cosas no llegaron a un comienzo prometedor. El sistema de control de fuego del San Luis le permitia guiar automáticamente tres torpedos simultáneamente después de su lanzamiento. Así que, por supuesto, se rompió después de sólo ocho días en el mar, y ninguno de sus oficiales menores sin experiencia sabía cómo solucionarlo. Ellos sólo serían capaz de lanzar un torpedo a la vez bajo guía manual. Aún así, se decidió que el San Luis debia continuar con su misión.

Mientras tanto, el Santa Fe, un viejo submarino de la clase Balao que había servido en la Armada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, fue enviado el 17 de abril para transportar infantes de marina y técnicos para reforzar las tropas que se habían apoderado de la isla de Georgia del Sur. A pesar de que ha desplegado con éxito a las tropas el 25 de abril, no pudo salir con la suficiente rapidez y fue detectado a las 9 am por el radar de un helicóptero Wessex británico, que pronto fue acompañado por helicópteros Wasp y Lynx. El Santa Fe fue dañado por dos cargas de profundidad , atacado por un torpedo, golpeado por misiles AS-12 , y agujereado con fuego de ametralladora. El capitán del submarino lo varo en la playa, y fue capturado junto con su tripulación por las tropas británicas poco después. El ataque al Santa Fe marcó los primeros disparos de la campaña británica.

Al día siguiente, el San Luis recibió la orden de navegar por las aguas alrededor de las islas en disputa, y se autorizó el 29 a disparar contra los buques de guerra británicos que encontrara.

Sin embargo, la Royal Navy había interceptado las comunicaciones del San Luis  y desplegó sus helicópteros y fragatas para cazarlo. Por un parte, la Royal Navy tenía diez fragatas o destructores y un  helicóptero asignado al menos en parte, a tareas antisubmarinas, así como seis submarinos en patrulla.

El 1 de mayo, el sonar pasivo del San Luis detecta a las HMS Brilliant y Yarmouth, ambas fragatas antisubmarinas especializadas. Azcueta lanzó un torpedo SST-4 a una distancia de nueve kilómetros, pero poco después de su lanzamiento, la guia de orientación del torpedo se corto. Azcueta sumergió rápidamente su submarino para esconderse en el fondo marino. La Brilliant detecto el ataque y las dos fragatas y sus helicópteros entraron en una búsqueda frenética de los posibles contactos de sonar. Lanzando treinta cargas de profundidad y numerosos torpedos, los buques británicos volaron con éxito varias ballenas por sus esfuerzos.

Al día siguiente, el submarino británico Conqueror torpedeó el crucero argentino General Belgrano , que se hundió junto con 323 miembros de su tripulación. La flota de superficie argentina se retiró posteriormente a las aguas costeras, dejando al San Luis, el único buque argentino oponiendose a la fuerza de invasión británica. Barcos británicos y helicópteros comenzaron a reportar los contactos de sonar y avistamientos de periscopio en todas partes, y lanzaron nueve torpedos en zonas que el San Luis nunca transito.

La tripulacion del San Luis, por su parte, pensó que habían sido atacados por un submarino británico el 8 de mayo, y después de realizar maniobras de evasión, lanzó un torpedo Mark 37 contra un contacto submarino. El torpedo se escuchó explotar y se perdió el contacto. Esto, también, fue probablemente una ballena.

Dos días más tarde, el San Luis detecta unas fragata del Tipo 21, la HMS Arrow y Alacrity en el paso norte de Malvinas. Enmascarado por el ruido producido por las fragatas, el San Luis se deslizó dentro de los cinco kilómetros de rango, disparó otro torpedo SST-4 y se preparó un segundo para el lanzamiento.

Una vez más, los hilos del SST-4 se cortaron poco después del lanzamiento. Sin embargo, algunas versiones indican que el torpedo golpeo realmente un señuelo remolcado por el HMS Arrow , pero no detonó. Azcueta renunció a disparar el segundo torpedo y ordenó al San Luis retirarse para evitar un contragolpe.

Sin embargo, los barcos británicos navegaban sin darse cuenta del ataque. El capitán del San Luis ni siquiera tuvo conocimiento de esto hasta después de la guerra!

Desmoralizado, Azcueta aviso que los torpedos eran inútiles, y recibió permiso para regresar a la base, que se llevo a cabo el 19 de mayo. La guarnición argentina se rindió el 14 de junio antes de que el San Luis podría ponerse de nuevo a la mar. Quince años después, el San Luis se convirtió en uno de los tres submarinos Tipo 209 en ser dado de baja después de una revisión incompleta. Otros cincuenta y nueve sirven en en varias marinas.

¿Qué salió mal con los torpedos del San Luis? Hay una media docena de explicaciones, varias que dicen de errores de la tripulación o defectos técnicos. El Fabricante AEG reivindica que los torpedos habían sido lanzado desde muy lejos y sin contacto sonar activo. Otra cuestion es que las tripulaciones argentinas por error invierten la polaridad magnética de los giroscopios de los torpedos, haciendo que se ejecuten erróneamente. Sin embargo, también hay pruebas de que los torpedos fallaron para armar sus cabezas de combate y no podían mantener la profundidad. Sugestivamente AEG implementó numerosas mejoras para el torpedo tras el conflicto de las Malvinas.

El San Luis no era súper submarino, ni tenía una super-tripulación. Sin embargo, se beneficio de un comandante competente utilizando tácticas ordinarias, se las arregló para correr en círculos alrededor de una docena de fragatas antisubmarinas de una de las marinas más capaces del mundo, y fácilmente pudo haber hundido varios barcos de guerra si sus torpedos funcionaban como se esperaba.

La Royal Navy, por su parte, gasto cientos de municiones caras antisubmarinas y envió 2,253 vuelos de combate de helicópteros persiguiendo falsos contactos sin detectar al San Luis en cualquier ocasión que se cerró a tiro.

La verdadera guerra submarina ha sido, afortunadamente, muy poco frecuente desde la Segunda Guerra Mundial. La experiencia de Malvinas sugiere que los submarinos diesel baratos podrían ser muy difícil de contrarrestar, incluso cuando se enfrentan a adversarios bien entrenados y bien equipados.

19 Comentarios

  1. Si van a escribir un articulo referido a nuestros submarinos en Malvinas y mas principalmente la participación del Submarino Clase 209 1200T A.R.A.”San Luis”, traten de poner una foto que corresponda al mismo. El de la foto es un 209 1300T y los países que lo poseen son: Venezuela, Ecuador e Indonecia. Si Zona Militar necesita fotos, hay lugares para obtenerlas y no poner cualquier foto.

  2. ¿A solo nueve años después de haber entrado en servicio los 209 ya estaban echos percha? ¿Que hicieron con el presupuesto militar más alto de la historia?

  3. La experiencia submarina de la ARA en MLV ya ha sido escrita con la dignidad de sus hombres que fuero EXPUESTO al combate en forma “imprudente”. Por qué? Porque la gesta de MVL-Malvinas- fue un ataque de bandera falsa. De este hecho cuenta la magistral obra del Comodoro Ruben Moro en su libro “La Tranpa” y video que posteriormente se realizara :”La Trampa,Conspiración en el Atlántico Sur”, pues como operador privilegiado en el Informe Rattenbach ha quedado en probanza: 1- NO fue inoperancia del Comanda del TOAS de la armada en el despliegue de la Fuerza de Tarea Argentina, 2-El enemigo poseía con anterioridad al conflicto el Plan de “Batalla”, incluso el agregado estadounidense en argentina fue invitado al 6to piso del Edificio Llibertador a presenciar el operativo, aspecto que rehusó y se retiró de un agasajo la noche/madrugada del día “D” 3-Que en el inmenso mar, el enemigo ya poseía la ubicación del Crucero “Gral. Belgrano” y no fue suministrada por terceros contendientes y operadores, 4-El Crucero “Gral. Belgrano” fue expuesto innecesariamente como “señuelo” en batalla, 5-El incidente Davidoff y el izamiento de la bandera fue recreado por propia tropa. 6-La ARA negó sistemáticamente repuestos para los Skyhawk a la Fuerza Aérea Argentina….Bueno, como se solía decir en esa época:”no habrá querra, el Jefe (Galtierti) lo arregló todo”, es decir una puesta en escena que les salió bien como en 1833 cuyos gobiernos nunca enviaron ninguna expedición punitiva ante la usurpación de nuestras MLV. Por qué habrá sido?.Saludo2.-

  4. Respondo en primer lugar a MUHANMAD LI:El presupuesto mas alto como usted dice no fue para las fuerzas armadas.

  5. Al Dr. Jorge Montenegro:Desde mi punto de vista no creo en todo lo que falsamente se publico con respecto al tema Malvina …es mas, existen informe de Ingleses mas fidedignos que los Argentinos por ejemplo el General Moore. Ademas quiero aclarar una situacion que usted se pregunta ¿porque no se realizo una expedicion en 1833 a Malvinas? ante la usurpacion por parte de los Ingleses en este pais, que a la posteridad seria la Nacion Argentina, no existia un gobierno que tratara los temas internacionales…eran solo gobernadores de cada provincia que existia en ese momento, ni siquiera estaba Rosas en el poder…es por ello que nadie movio un dedo por la recuperacion pero si, en el año 1834 Rosas pide un gran prestamo para iniciar lo que luego seria la Campaña del Desierto…que incoherencia, aniquilar indios, los verdaderos dueños de estas tierras, en vez de recuperar las Islas Malvinas.

    • Me parece que la incoherencia viene de tu comentario, querer que se ocupe unas islitas minúsculas mientras se deja de lado la patagonia con sus millones de km 2 es lo más descabellado que he leído… además los indios patagónicos se unieron a Roca en la Campaña del Desierto , no hubo exterminio, sólo se expulsó a los mapuches originarios de Chile. Por otro lado , si no hubiera habido tal campaña, hoy no habría bases geográficas para reclamar las islas, por medio de la plataforma submarina, como dije ,comentario descabellado y contradictorio el tuyo.

      • Informacion incorrecta.Sugiero entre varias fuentes el nuevo libro del Dr.Julio Gonzalez”Desde la Patagonia a la Union hisoanoamericana”Editorial Docencia.Nota:La Patagonia fue cedida a la Argentina por tratado secreto entre su real udutpador;Grsn Bretaña a la Argentina como resultado de no entrar en la Guerra del Pacifico junto a Peru y Bolivia.Luego se invento la lucha del desierto para que quedara las tierras en manos galeses e ingleses.

    • Sugiero dos obras:1.”Proceso al liberalismo argentino” de Garvia Mellid e “Involucion Hispanoamericana” ediiorial docencia y alli esclarecera con verdad historica du errado concepto

  6. Sr.Mariano Gonzalez Lacroix: no se cual es la fuente de informacion suya, pero le puedo informar con una gran certeza que su informe esta plagado de errores, hablo en forma especial del submarino ARA San Luis y en mi condicion de mecanico es sistemas de armas submarinas. El 1 de mayo, ascendiendo para regeneracion de aire y carga de baterias encontramos el primer contacto al cual atacamos, el torpedo no dio en el blanco y comenzaron a buscarnos incluyendo el unico torpedo que nos tiraron del cual escapamos por maniobras propias y un choque contra el fondo del mar…el 8 de mayo atacamos un contacto inteligente, no era un banco de krill ni ballenas, posiblemente un submarino, el torpedo exploto ( MK 37) y el submarino ingles Onix llego con la proa muy averiada a Inglaterra ¿quien lo averio? nadie se hace cargo…el 10 de mayo teniamos los dos contactos en la entrada del canal, atacamos uno y el torpedo choco contra la fragata y no exploto el otro contacto se esfumo del lugar…No existen mejores o peores submarinistas y los mejores, como usted dice que estaban en Alemania, volvieron al pais antes del conflicto…los tripulantes del San Luis fueron elegidos, y se formo una gran tripulacion …los oficiales no podian arreglar el sistema de control tiro porque eso corresponde a personal especializado que se encuentran en los talleres integrados para submarinos ( TISU)…nunca estuvo agujereado el snokel y las bombas funcionaban perfectamente…La baja del San Luis se lo debemos a la democracia, a los gobiernos inoperantes que jamas contaron con un Ministro de Defensa a la altura de las circunstancias…no fue error de la tripulacion las fallas de los torpedos ni tampoco invierten la polaridad de los giroscopos ,la falla venia de fabrica…tampoco sabotaje. Me gustaria ver las pruebas de que los torpedo no podian armar su cabeza de combate, eso no lo creo… y a pesar que existen mas errores en su informe, los cuales no los voy a detallar, quiero por ultimo dejarle algo escrito que es realmente inportante: El Submarino ARA San Luis era un super submarino, con una super tripulacion y un super Comandante…yo estuve ahi, soy un testigo de privilegio, y generalmente muchos escriben lo que no vivieron…me despido de Ud. quedando a su disposicion por cualquier duda que pueda evacuar

    • Hola Damian! Un gusto tenerte por aca.
      Te comento que la nota la transcribí y la adapte según el análisis que hizo el medio National Interest.
      Te invito a mantenernos en contacto con el fin de hacer un raconto mas cabal de las acciones del submarino y difundir las vivencias de la tripulación.
      Te mando un saludo.

  7. Hola Mariano…con mucho gusto estoy a tu disposicion …lo que tu desee y pueda brindarte sobre el Majestuoso Submarino San Luis 1982…un abrazo y un hasta pronto Mariano

  8. señorsu comentario es una falta de conocimientos de como se manejo nuestra fuerza de submarinos yo pertenesco a la ultima tripulacion del A.R.A SANTAFE EN SU COMENTARIO DICE QUE ERA UN SUBMARINO CLASE BALAO NO ES VERDAD ERA CLASE GUPPI TAMBIEN USTED MENCIONA QUE FUIMOS A LARGAR BUZOS PARA SU INFORMACION LOS LLAMADOS BUZOS PARA USTED PARA MI Y MI CAMARADAS DE ARMAS SON LOS BUZOS TACTCOS COMANDOS ANFIBIO FUERZA DE ELITE DENTRO DE LAARMADA O COMO QUIERA USTED LLAMARLO SON LOS COMANDOS OTRO COMENTARIO SUYO ES QUE NO SALIMOS RAPIDOS DE EL LUGAR QUE FUIMOS A DEJAR UN GRUPO DE INFANTES DE MARINA PARA REFORSAR LAS ISLA GEORGIAS DEL SUR Y QUE EL COMANDANTE LO VARO EN LA PLAYA PARA SU INFORMACION YO SOY UNOS DE LOS QUE SE BATIO EN LA VELA (TORRETA) DEL SANTA FE A MI ME SILBARON LAS BALAS ENEMIGASCOMO A MIS COMPAÑEROS LLEVO CON MUCHO ORGULLO LA MEDALLA DEL HONOR AL VALOR EN EL COMBATE JUNTO AMIS OTROS COMPAÑEROS QUE CODO A CODO LO DEFENDIMOS EN DEFINITIVA LE COMENTO PORQUE PARECE QUE USTED ESTA MUY LEJOS DE TENER INFORMACION REAL Y COMO EXTRIPULANTE DE A.R.A SANTA FE CREO QUE ES UNA FALTA DE RESPETO SUS COMENTARIOS DISCULPEME NADA MAS ESCRIBO LO QUE PIENSO Y COMENTO LO VIVIDO REALMENTE

    • Hola Jose, gracias por ponerte en contacto. En primer lugar, es un gusto para mi ver que la difusión del articulo haya generado polvareda. Como mencione en otro comentario, la nota es una adaptación y traducción mia a un informe del National Interest. Como tal, mi trabajo dista MUCHO de la falta de respeto, llevando conmigo la idea y el gusto de que los temas de Malvinas sean tratados y difundidos de manera masiva para llegar a la mayor cantidad de gente. Lógicamente los errores de apreciación históricos o técnicos pueden observarse en las notas tanto mia como de cualquiera, pero desde mi punto de vista el RESPETO se pierde cuando se omite o se callan los acontecimientos para tranquilidad de la coyuntura.
      Me parece que la odisea del arma submarina merece mayor difusión y tratamiento en los medios, como tal, primeramente sirve difundir el trabajo de un medio exterior sobre tal acontecimiento para, luego, ya narrar lo acontecido con la optica domestica y mas cercana a los hechos.
      Lo invito a que nos pongamos en contacto, tanto para marcar los detalles de la nota, como para salvar aquellas cuestiones de una nota foranea, y asi continuar apuntalando la Gesta en los distintos medios de comunicación.

      Mi saludo y mis respetos.
      Mariano

Deja un comentario