29 de abril. Con un paso lento pero firme, la confrontación militar por las islas Malvinas parece no tener salida. A los sucesos que tuvieron lugar en las Georgias del Sur, se le suma la casi nula posibilidad que el conflicto logre tener una salida diplomática. EE.UU., uno de los principales mediadores entre las partes, finalmente se inclina por la posición británica, con las consecuencias que eso traerá aparejado a la República Argentina.

Diplomacia

En la reunión del pasado 28 de abril entre Costa Méndez y Alexander Haigh se han agotado los recursos diplomáticos de ambas partes, sin dejar espacio de maniobra al no alcanzarse puntos de acuerdo. Atento a como se desenvuelve la mencionada reunión y la situación diplomática en general, medios británicos ya especulan sobre el apoyo de la postura norteamericana en vistas a una inevitable confrontación armada.

La señales son claras: la Comisión Relaciones Exteriores del Senado EEUU, luego de tomar conocimiento del informe Haigh, vota casi en su mayoría a los fines de demandar al gobierno de la República Argentina el retiro de sus Fuerzas Armadas de las Islas Malvinas. La embajada norteamericana en Buenos Aires recibe instrucciones con la tarea de poner al tanto el día siguiente al Ministerio de Relaciones Exteriores argentino sobre sanciones que serán impuestas por gobierno norteamericano.

Frente: Islas Malvinas

Con un contexto lejos del ideal, el Comando Conjunto debe responder y obrar en consecuencia según disposiciones y órdenes que se dan sobre la marcha, a los fines de reforzar de urgencia el dispositivo en las Islas. Esto implica un escaso margen de maniobra que permita tomar medidas acordes para restructurar y organizar planes de operaciones. Un ejemplo es lo que sucede en la BAM «Malvinas», punto clave para la conexión con el continente, donde se está sufriendo las consecuencias de una congestión crítica debido al constante flujo de material y personal. Esto trae aparejado una excesiva exposición a las inclemencias del medio ambiente, con sus lógicas consecuencias, ya que las unidades son desplegadas vía aérea, con un mínimo material, sin vehículos, entre otras limitaciones.

Pese a estos inconvenientes, el personal que integra el dispositivo defensivo en Malvinas sigue realizando denodados esfuerzos, como es el caso del carguero ARA «Forrest» junto a PNA «Río Iguazú» GC-83, los cuales zarpan desde Puerto Argentino rumbo a la isla Borbón. Sus bodegas van completas con un cargamento de diverso material, víveres, munición y armamento destinado a la guarnición del Batallón de Infantería de Marina 3.

Con el arribo de la Brigada de Infantería III, los elementos del Ejército Argentino quedan aglutinados en la «Agrupación Ejército Puerto Argentino» y la «Agrupación Ejército Litoral», repartiéndose las responsabilidades de las guarniciones y posiciones en Puerto Argentino y sus inmediaciones, Puerto Darwin/Pradera del Ganso, Puerto Yapeyú (Howard) y Bahía Zorro (Fox). A continuación se hace una enumeración las unidades que integran cada agrupación, teniendo en cuanta que algunas subunidades y elementos menores se desprendieron para reforzar los distintos puntos del dispositivo argentino

Agrupación Ejército Puerto Argentino: Regimientos de Infantería 3, 4, 6 y 7. El Grupo de Artillería 3, el Grupo de Artillería Paracaidista 4, el Grupo de Artillería Antiaéreo 601 (+) y el GADA 101. Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 10, el Batallón de Aviación de Combate 601 y las Compañías de Ingenieros 10 y 601 Ing. Complementado por Batallón de Infantería de Marina 5, la Batería B del Batallón de Artillería de Campaña mas personal y medios de defensa aérea.

Agrupación Ejército Litoral: En Pradera del Ganso con el Regimiento de Infantería 12 y la Compañía C del Regimiento de Infantería 25. En Puerto Yapeyú (Howard): Regimiento de Infantería 5 (menos su Cia de Servicios, subunidad que emplazó sus posiciones en Cabo San Felipe). En Bahía Zorro (Fox): Regimiento de Infantería 8 y la Compañía de Ingenieros 9.

En lo que hace a movimiento de tropas, el RI 4 finaliza traslado a las islas, habiéndole sido asignada la defensa del sector occidental de Purto Argentino. El desplazamiento a su zona se completa con una marcha a pie, lo cual implica un lógico desgaste y pone en evidencia las limitaciones de medios de transporte. El RI 12 al mando del Teniente Coronel Ítalo Piaggi, manteniendo posición transitoria en Monte Challenger, inicia desplazamiento vía aérea y naval a Darwin. Su Compañía B se preserva para constituir una reserva aeromóvil.

Por su parte, el RI 5 finaliza el desplazamiento de la unidad a Puerto Yapeyú (Howard), esfuerzo que se realizó vía aérea con helicópteros del Batallón de Aviación de Combate 601 y con el ARA «Monsunen», transporte isleño requisado a la FIC. El GA Paracaidista 4 suma coordina con GA 3 ocupación de zona de posiciones provisorias al oeste de su vivac, para apoyar con sus fuegos al RI 25 y RI 6. Para ello, dispone de 18 piezas de artillería Oto Melara M-56 de 105mm. Las actividades incluyen el movimiento de observadores, emplazamiento de piezas y establecimiento de enlaces radioeléctricos.

La defensa aérea no es un aspecto menor, para lo cual el GADA 601, la Batería B del GADA 101 y el GADA mix 602 han realizado un notable esfuerzo para trasladarse a Malvinas. Tal fue el caso del GADA 601, unidad que debió hacer frente a inconvenientes iniciales tal como el incidente sufrido por el buque de carga ELMA «Córdoba», viéndose obligada a realizar el cruce por vía aérea. El Grupo cuenta con 12 piezas bitubo Oerlikon GDF-01 de 35mm, 3 cañones Oerlikon de 20mm, tres unidades de fuego de misiles superficie-aire Short Brothers Tiger Cat (del GADA mix 602), un lanzador de misiles Euromissile Roland y un radar Cardion AN/TPS-44 Alert II. Durante la jornada arriba la Batería de Tiro «B» del GADA 101 (8 cañones Hispano-Suiza HS), alojándose en contenedores próximos a la gobernación y en el puerto.

El Componente Aéreo Malvinas mantuvo actividad inusual durante la jornada: Los doce IA-58 Pucará del Escuadrón Aeromóvil que operan en BAM Malvinas se despliegan a BAM Cóndor, ante posibilidad una posible amenaza de ataque al aeropuerto. Las aeronaves se mantienen a orden del CIC para tareas de reconocimiento ofensivo y ataque terrestre, particularmente ante la amenaza de desembarco. Por su parte, los Aermacchi MB-339 de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque realizan un vuelo de reconocimiento.

Despliegue de la FAA en el continente

En el marco del Plan de Operaciones N° 2/82 «Mantenimiento de la Soberanía» la Fuerza Aérea Argentina materializa el despliegue de personal y medios a lo largo de sus Bases Aéreas Militares en la Patagonia, unidades que recibían apoyo constante de todas las Brigadas Aéreas.

BAM Trelew (Base Aeronaval Almirante Zar)

  • Escuadrón Aeromóvil Canberra MK.62 del Grupo 2 de Bombardeo, II Brigada Aérea

BAM San Julián

  • II Escuadrón Aeromóvil “La Marinete” IAI Dagger del Grupo 6 de Caza, VI Brigada Aérea. Durante la jornada, el Escuadrón Aeromóvil se repliega a Tandil ante amenaza de una posible incursión de FFEE británicas o ataque de bombarderos Vulcan.
  • I Escuadrón Aeromovil A-4C Skyhawk del Grupo 4 de Caza, IV Brigada Aérea.
  • Sección de Búsqueda y Rescate / Exploración con Bell 212 y Hughes 369HS.

Sección de guía, exploración y diversión con Learjet 35A

BAM Río Grande (Base Aeronaval Almirante Quijada)

  • I Escuadrón Aeromóvil “Avutardas Salvajes” IAI Dagger del Grupo 6 de Caza, VI Brigada Aérea.

BAM Río Gallegos

  • I/II Escuadrón Aeromóvil A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza, V Brigada Aérea
  • I Escuadrón Aeromóvil Mirage III-EA del Grupo 8 de Caza, VIII Brigada Aérea

BAM Santa Cruz

  • Escuadrón IA-58 Pucará del Escuadrón IV de Ataque, III Brigada Aérea

IX Brigada Aérea

  • C/KC-130 Hércules del Grupo I de Transporte, I Brigada Aérea
  • Escuadrón Mirage IIIEA del Grupo 8 de Caza, VIII Brigada Aérea
  • Escuadrón Fénix con Learjet 35
  • Escuadrón de Búsqueda y Salvamento con Fokker F-27, De Havilland Canada DHC-6 y helicópteros.

Operaciones de la Armada Argentina

La Armada mantiene sus actividades, tanto con sus medios navales como aéreos. En Río Gallegos el transporte «Yehuín» pone rumbo a Malvinas, con sus bodegas vacías. Perteneciente al armador privado Geomatter, el buque es requerido como unidad auxiliar por la Armada gracias a su capacidad de carga (400 toneladas) sumado a sus guinches de 15, 6 y 4 toneladas y el pórtico de popa, el cual permite ingresar cargas de gran peso. Abordo del portaaviones ARA «25 de Mayo», uno de los Grumman S-2E Tracker de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina realiza una nueva misión.

Durante la jornada, la Aviación Naval despliega al aeródromo en isla Borbón dos T-34C Turbo Mentor (1-A-411/412). Está previsto que se le unan los dos Turbo Mentor que ya operaban desde la BAM Cóndor. Durante el vuelo, reciben la asistencia del B200 4-G-44. Los Beechcraft B80 y B200 también realizan vuelos fotográficos y de exploración insular.

Actividad británica

Los responsables de las operaciones anfibias siguen estudiando opciones para un potencial desembarco. Los análisis van descartando según las posibilidades, capacidades y amenazas, quedando solo 3 de 19: bahía Cow/Volunteer, seno Berkeley y San Carlos. Por su parte, 90 integrantes del D Squadron 22 SAS y 6 del SBS se suman a la TF317, provenientes de las Georgias del Sur. También se incorpora la fragata HMS «Brilliant» mientras la fuerza de tareas británica se aproxima a los límites de la zona de exclusión.

El Submarine Service también mantiene actividad, ya que el HMS «Splendid» informa la presencia de las corbetas de la FT 79.4 de la Armada Argentina. Mientras tanto, el HMS «Conqueror» mantiene rumbo oeste para penetrar aguas profundas entre Malvinas y banco Burdwood a los fines de mantener búsqueda. Se había recibido inteligencia sobre el crucero ARA «General Belgrano» y la posibilidad de su desplazamiento hacia las Georgias del Sur.

A nivel comando, el Almirante Woodward es puesto al tanto que la operación «Black Buck» está planificada para el 1 de mayo a las 0700. Para esta misión, los bombarderos Avro Vulcan XM598 y XM697 arriban a la isla Ascensión luego de un intenso entrenamiento y período de ingeniería. Partieron de la base aérea RAF Waddington y aterrizando en Wideawake durante la tarde del 29 de abril. La última novedad del día para la RAF proviene de la compañía Marshalls, la cual hace entrega del primer C-130 Hércules modificado con lanza de reabastecimiento en vuelo.

*Foto de portada: FAA

Te puede interesar: Malvinas 40 años – Con las negociaciones empantanadas, la flota argentina se prepara para interceptar a los británicos

Publiidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.