Con el primer embarque de cazas furtivos F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical de fabricación estadounidense, Japón vuelve a operar un portaaviones de ala fija. Es la primera vez que el país asiático opera esta clase de aviones desde barcos desde la Segunda Guerra Mundial. 

El anuncio de las operaciones se dio a conocer este martes 5 de octubre por el Ministerio de Defensa de Japón. Los F-35B del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos están diseñados para operar desde bases austeras y una diversa gama de barcos; también puede despegar y aterrizar convencionalmente desde pistas más largas. 

Military

La noticia surge en consonancia con el inicio de las pruebas de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón (JMSDF), que durante mucho tiempo tenía el objetivo de adaptar sus dos portahelicópteros clase Izumo para operaciones de ala fija. 

Cabe destacar que los Izumo son altamente significativos para Japón, ya que son los portahelicópteros de mayor porte de la Fuerza Marítima de Autodefensa desde que fueron creados post Segunda Guerra Mundial. 

Este martes, los F-35B subieron a bordo de un Izumo en las aguas al sur de Shikoku, una de las principales islas de Japón. Anteriormente, el Ministerio de Defensa había confirmado que los F-35B llegarían entre el 3 y el 7 de octubre luego de realizar pruebas en el Pacífico.

Se estima que, posteriormente al inicio de pruebas de estas operaciones, el Izumo se someterá a una serie de revisiones con el objetivo de brindar un mejor apoyo a los F-35B. Por el momento, solo ha sido preparado con una cubierta de vuelo resistente al calor y otros cambios en la iluminación y cubierta. 

Asimismo, se espera que al completar esta serie de reformas y revisiones en el Izumo, su “barco hermano” Kaga se presentará para experimentar los mismos procesos en un período más corto de tiempo, esencialmente de reacondicionamiento. De igual forma, ambos barcos recibirán cambios debajo de la cubierta de vuelo para manejar mejor los F-35B y para proporcionar almacenamiento para municiones y combustible. 

Es probable que el trabajo conjunto entre los F-35B y el Izumo continúe, ya que el trabajo para adaptar el portahelicópteros está programado para completarse en 2026. Además, Japón espera poder introducir sus propios F-35B en un futuro cercano, como también comprar un total de 147 Joint Strike Fighters. 

Te puede interesar: Preparate: llegan las nuevas fragatas de la Royal Navy

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.