Tal como hemos informado desde este espacio, la Fuerza Aérea Argentina ha logrado mantener en movimiento el proceso de adquisición de una decena de bimotores ligeros Beechcraft TC/UC- Hurón, aeronaves dadas de baja por la US Navy que aún cuentan con una importante un vida útil y que permitirían a la FAA incrementar sus capacidades de transporte, enlace e instrucción. Pese a que distintos portales como Aviones de Argentina y Andespotters han publicado las últimas actualizaciones respecto a las unidades seleccionadas, costos y fechas de pagos y entregas, queda por hacer una aclaración respecto a los últimos pasos administrativos de la Carta de Aceptación (LOA)

Como es sabido, el proceso de compra gobierno a gobierno debe atravesar por una serie de pasos burocráticos de los cuales toman partes distintos organismos e instituciones de los Estados Unidos. Sus intervenciones van desde la recepción de la Carta de Solicitud (LOR), pasando por revisión de la misma en lo referido aspectos técnicos como legales (respecto a legislación de EEUU). Una vez cumplidos estos pasos, la LOA es transmitida al país requirente para revisión y aprobación por parte de la autoridad competente.

Pese a que la/las LOA para los Hurón ya han sido firmadas y todo indica que las primera unidades arribarán al país antes de fin de año (y a la II Brigada Aérea como asiento), no se puede pasar por alto que el calendario de pagos identifica un depósito inicial, el cual sirve para cubrir costos que se incurrieron con la aceptación del caso FMS. Para quedar firme la intención de compra, como respaldo, el país requirente deberá depositar esta primera cuota que hace a la cuenta total y que permitirá la ejecución final. Pese a que parezca un detalle menor, no se puede ignorar que la Argentina tiene sus antecedentes de incumplimiento con esta cuota inicial (desde la decisión política), razón por la cual se cayeron incorporaciones que se daban por confirmadas. Aunque en este caso los montos resultan a primera vista accesibles, la complicada situación económica y disposición de divisas por la cual atraviesa la actual administración se presentan como un obstáculo.

3 COMENTARIOS

  1. Sería una lástima que nuestro país, nuevamente, deja pasar el tren, que no pasa todos los días. Un ejemplo de cómo comprar bueno y barato es Chile. Tiene historia en comprar buen material a precios accesibles. Claro, hay tienen o tenían buena financiación para comprar de armamento, cosa que en nuestro país no se da desde hace décadas. Sería bueno poder incorporar los Huron, todo suma a las capacidades de la FAA.

  2. Esperemos que el Gobierno abra la billetera y pague a la brevedad el pago inicial para la compra de tan utiles medios que son extremadamente necesarios para Argentina vista la actual situación de la pandemia…en caso contrario perderán una muy buena oportunidad y continuará el deterioro de la FAA

  3. Ahora, con las cartas sobre la mesa, es cuando se vera si realmente el gobierno pretende equipar a las FFAA según vienen comentando a través de Rossi en los últimos tiempos, solo falta pagar la cuota, nada mas….ali veremos si existe ese primer paso, ahora en el tema de cazas que hagan PUM…es otro tema, el gobierno evita comprar armas estratégicas desde hace tiempo, por sus “Planes políticos” e ideología retorcida/acomplejada controlada desde el “Foreing Office” desde 1982, habrá que estar muy atentos a los pasos que den próximamente, sinceramente espero equivocarme…..

Deja un comentario