La Corporación de Industria de Aviación del Estado de China (AVIC), Shenyang Aircraft Design and Research Institute, el fabricante del FC-31, considerado el segundo caza furtivo de China después del Chengdu J-20, reveló recientemente fotos de un modelo a escala del FC-31 pintado con las insignias del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China, en un movimiento que para los observadores militares sugiere que el avión de combate podría unirse pronto al servicio con el EPL, a pesar de que aparentemente fue diseñado para la exportación.

El modelo a escala se parecía al diseño inicial del FC-31 en lugar del último y modificado tercer prototipo. Hasta ahora se presento un prototipo para ensayos en vuelo y un segundo prototipo – modificado respecto al primero – denominado FC-31V2. De acuerdo a algunas fuentes, el FC-31V2 estaba destinado a ensayos estructurales en tierra y no para volar. Por otro lado, el tercer prototipo se vio recientemente en vuelo con un esquema gris oscuro, con el logo de Shenyang en su empenaje vertical y el número de identificación 31003 debajo de la cabina del piloto.

El modelo del FC-31, como se ve en la imagen de abajo, presentaba misiles debajo de sus alas, una bodega de armamento ventral abierta y una insignia del EPL en uno de sus empenajes verticales.

El modelo del FC-31 con la insignia del EPL.

Esto ha provocado nuevamente discusiones sobre la posible puesta en servicio del avión de combate con la Fuerza Aérea o la Aviación Naval del EPL, informó Weihutang – , un programa sobre asuntos militares afiliado a China Televisión central (CCTV) – señalando que otros informes de los medios dijeron que el FC-31, diseñado inicialmente para los mercados de exportación, eventualmente entraría en servicio con el EPL.

El futuro del avión podría quedar claro pronto, ya que se espera que el tercer portaaviones de China, aún en construcción, use un nuevo avión de combate, dijo el jueves a Global Times un experto militar que pidió no ser identificado.

El actual avión de combate embarcado de China, el Shenyang J-15, una copia china del Sukhoi Su-33, podría enfrentar serios desafíos al lidiar con el caza furtivo F-35, que es de una generación más avanzad y se ha desplegado ampliamente en la región de Asia y el Pacífico, tanto por los aliados de los EE. UU. como por el USMC y la US NAVY, dijo el experto.

El tercer prototipo del Shenyang FC-31 con el número de identificación 31003 debajo de la cabina del piloto.

Durante mucho tiempo se dio por sentado que el FC-31 era el candidato para convertirse en el avión de combate basado en portaaviones de próxima generación de China, ya que es comparable al F-35. El J-20 o eventualmente un avión de combate furtivo totalmente nuevo serían los otros candidatos.

El FC-31 es un avión de combate polivalente monoplaza y bimotor que satisface las demandas de los futuros entornos de campo de batalla. Tiene 17.3 metros de largo y una envergadura de 11.5 metros, según un folleto informativo obtenido por Global Times en Airshow China 2018 en Zhuhai, provincia de Guangdong, sur de China.

El FC-31 y el J-20 deberían modificarse para poder operar desde un portaaviones, dijo el experto.

El tercer prototipo del FC-31 en vuelo.
Previamente se pensaba que este era el segundo prototipo, pero en realidad es el tercero ya que el segundo es una aeronave para ensayos en tierra.

Tal vez te puede interesar: Un avance chino en tecnología Stealth revoluciona las capacidades de evasión de radar

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.