Las tripulaciones de los aviones de combate MiG-31 del Distrito Militar Central de Rusia practicaron complejas maniobras acrobáticas y entrenaron para interceptar objetivos supersónicos en la estratosfera durante los ejercicios en la Región de Perm, informó este jueves, la oficina de prensa del Distrito.

«Los pilotos del MiG-31 realizaron despegues solitarios y se unieron en parejas a una altitud de unos 3.000 metros y practicaron misiones de entrenamiento destinadas a mejorar la interacción entre las tripulaciones como parejas de combate», dijo la oficina de prensa en un comunicado.

A una altitud de más de 16.000 metros, los pilotos del MiG-31 emplearon el radar a bordo Zaslon-M, para monitorear la situación aérea. Durante las patrullas, los pilotos detectaron un objetivo simulado por un avión de combate MiG-31 que se movía a una velocidad de aproximadamente 2.300 km / h. Los pilotos se acercaron rápidamente, apuntaron y destruyeron el objetivo, según el comunicado.

Los pilotos del MiG-31 también practicaron maniobras acrobáticas complejas. Todos los elementos se realizaron a velocidades máximas de hasta 3.000 km / h.

Las maniobras y el ejercicio para eliminar a un enemigo involucraron a aproximadamente 10 equipos de aviones a gran altitud, más de 40 miembros del personal y alrededor de 50 artículos de equipo terrestre, dijo la oficina de prensa.

Tal vez te pueda interesar: Rusia realizó segunda entrega de los sistema de misiles S-400 a China

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.