Rusia completó la segunda entrega de su sistema de misiles antiaéreos S-400 Triumf a China en diciembre, según un informe de prensa ruso. La agencia de noticias estatal TASS informó este lunes, que el sistema de defensa aérea que incluye dos divisiones de dispositivos de lanzamiento, estaciones de radiolocalización, equipos de energía y servicio, repuestos e instrumentos, fue entregada a China, citando a fuentes diplomáticas y militares rusas.

China también recibió 120 misiles guiados antiaéreos avanzados de dos tipos, dijo el medio ruso. Según el contrato, los rusos deben proporcionar 18 meses de servicio de garantía, una obligación que entró en vigencia en diciembre. Rusia entregó los primeros S-400 a China en julio de 2019, transportando los sistemas por barco.

China y Rusia inicialmente acordaron la venta del sistema en 2014, pero fue recién en el 2015 que China concretó la compra y se convirtió en el primer comprador extranjero del sistema de defensa antimisiles S-400. Alrededor de esa época, Beijing firmó un contrato para desplegar misiles S-400 en el país por USD 3 mil millones.

Por otro lado, Rusia ha aumentado las exportaciones del S-400 a otros países, incluida Turquía. También se dijo que India pudo haber firmado un contrato con Rusia para la venta de los sistemas, según los informes.

El sistema S-400 de Rusia es similar al sistema de defensa aérea THAAD de Estado Unidos. Los misiles antiaéreos del S-400 tienen un alcance máximo de aproximadamente 250 millas.

Hace poco, Rusia también realizó la entrega de una gran cantidad de misiles para el sistema S-400 de Turquía. En total se informó que se trató de 120 misiles.

Rusia y China han estrechado su relación bilateral gracias a las presiones que ejerce Estados Unidos con sus sanciones. Situación que ha llevado a Rusia a intensificar su búsqueda por aliados económicos. En está área, Rusia y China han avanzado mucho, habiendo superado los USD 100 mil millones en contratos durante el 2018, según indicó el medio Nikkei Asian Review.

Desde el área de la Defensa, Pekín y Moscú se han resistido a los planes de EE. UU. de desplegar misiles de mediano alcance en el Pacífico asiático. A esto, Putin respondió diciendo que Rusia reaccionaría como un «espejo», refiriéndose a que imitará la postura estadounidense en la región.

Tal vez te pueda interesar: Rusia envía 120 misiles a Turquía para los sistemas S-400

Deja un comentario