Tal como es sabido, desde hace varias semanas trascendió en diversos medios sobre la posibilidad de que el Comando de Aviación Naval de la Armada Argentina incorpore cuatro aviones de exploración/patrulla marítima P-3C Orion provenientes de la US Navy. La noticia fue finalmente confirmada el pasado 16 de julio cuando, en ocasión por la conmemoración del Día de los Intereses Argentinos en el Mar, la propia fuerza se pronunció sobre el avanzado estado de las negociaciones a los fines de adquirir las mencionadas aeronaves. Tal como hemos mencionado en contadas ocasiones, la llegada de los Orion «Charlie» representarán una notable repotenciación para el COAN y en especial para la Escuadrilla Aeronaval de Exploración (EA6E), la cual ha sufrido en los últimos años la falta de inversión y modernización de sus P-3 «Bravo», impactando directamente en su capacidad operacional.

Cabe recordar que la revitalización de los P-3B Orión argentinos se encuentra paralizada desde hace un buen tiempo debido a problemas presupuestarios y burocráticos. El programa de mantenimiento y recuperación estaba previsto que lo realizara la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín» con la asistencia de la portuguesa OGMA. Para ello, en abril de 2015 arribaba a las instalaciones de la ex-FMA el P-3B Orión «Super Bee» 6-P-56, el primero de tres unidades que recibiría el PMI (Programa de Mantenimiento Integrado). De acuerdo a lo oportunamente informado, el programa le brindaría 15 años de vida adicional a los Orion, esperándose que el esfuerzo total sobre las tres aeronaves implicarían unas 90000 horas de trabajo. Al día de hoy, los trabajos en el 6-P-56 se encuentran paralizados aunque con un importante avance (+/- 70%), en espera de una decisión que permita disponer del presupuesto necesario para su completamiento. Con la probable incorporación de los P-3C Orión, se abre una incógnita sobre el futuro del «56»: finalizar el PMI y que refuerce a los «Charlie» o pasar el resto de sus día en FAdeA.

Un breve repaso histórico.

El origen del P-3 Orión se rastrea hasta mediados de la década de los cincuenta, cuando la US Navy inicia la búsqueda para reemplazar a sus P2V Neptune. En 1958, Lockheed resulta  seleccionada para desarrollar el nuevo avión anti-submarino, utilizando como base de diseño a su avión civil L-188 Electra. El producto obtenido de las modificaciones recibidas (MAD, sistemas propios de la Armada norteamericana, bahía de bombas, etc) resulta en el P3V-1, el cual posteriormente sería re-designado P-3A y bautizado como Orión. Las primeras unidades de esta variante entran en servicio en 1962, construyéndose un total de 157 aeronaves (en sus diversas versiones) hasta 1965. En ese mismo año, la posta la toma el Orión «Bravo», cuya principal diferencia radicó en el reemplazo de los motores por unos Allison T-56-A-14 de mayor potencia. Lockheed fabricó un total de 144 P-3B en diferentes versiones tanto para la US Navy como para la Royal Australian Air Force (10), la Royal New Zealand Air Force (5) y para la Luftforsvaret noruega (5). Más de 60 P-3B Orión serían fabricados bajo la configuración heavyweight, con fuselaje y tren delantero reforzados para operar con mayor peso, mientras que a lo largo de su vida en servicio irían recibiendo diversas modificaciones, con la consiguiente aparición de subvariantes, tales como los «Super Bees» TACNAVMOD (unidades con las que cuenta la Armada Argentina).

Finalmente, en 1969 ingresa en servicio la última y más prolífica variante del Orión: El P-3C, el cual entró de lleno en la era digital y electrónica con el sistema A-NEW, nuevo radar doppler AN/APS-115, sistemas ESM AN/ALQ-78 y detector de anomalía magnéticas (MAD) AN/ASQ-81, sistema de sensores acústicos DIFAR AN/AQA-7 así como paquete completo de comunicaciones UHF/VHF/HF y data link AN/ACQ-5 que facilitaba el intercambio de información con otras aeronaves, estaciones terrestres y buques. A los fines de ir reemplazando y actualizando sistemas gracias a los constantes avances tecnológicos, la US Navy optó por realizar modernizaciones por medio de una serie de bloques denominados «Update». Estas mejoras tenían previsto mantener al día las capacidades anti-submarinas y anti-superficie de los P-3C Orión, con el objetivo de no solo de hacer frente a la amenaza que representaba la constante evolución de los submarinos del bloque este sino también de crecientes riesgos que ya se avizoraban.

Los mencionados Updates fueron los siguientes:

Update I (UI – 1975): Proporcionó una mayor capacidad  de memoria en la computadora ASW, permitiendo que se incorporara la pantalla táctica AN/ASA-66 para el operador acústico. Se dispuso de nuevos sistemas de navegación AN/ARN-99 OMEGA y de procesamiento acústico, en este caso AN/AQA-7(v)4.

Update II (UII – 1977): Agregó el sistema de detección de infrarrojos AN/AAS-36 (IRDS), montado en la parte inferior del rádomo. También se mejoró considerablemente el procesamiento de la información adquirida a través de las sonoboyas gracias al sistema de referencia de sonoboyas (SRS) AN/ARS-3 y a la grabadora magnética AN/AQH-4(v)2 de 28 canales. La capacidad de combate anti-superficie es considerablemente reforzada gracias al misil AGM-84 Harpoon.

Update II.5 (UII.5 – 1981): Agregó el sistema de cinta magnética digital (DMTS) al sistema informático ASW AN/AQA-7(v)10 y la capacidad de comunicación acústica integrada (IACS) para establecer enlace con submarinos propios. También recibió mejoras con el equipo de navegación LTN-72 INS y nuevo radar doppler AN/APN-227.

Update III (UIII – 1985): Introdujo un sistema de procesador de señal avanzado (SASP) que permitía el pos-procesamiento programable de datos acústicos. Asociados a estas mejoras se encontraban suites de sensores acústicos (el AN/UYS-1 Porteus), de comunicación UHF/VHF/SATCOM, enlace de datos, una nueva computadora central digital AN/ASQ-212 y ESM AN/ALR-66B(v)3. En cuanto a navegación, recibió los sistemas INS AN/ASN-179 y GPS AN/ARN-151(V)1 mientras que la cabina sería actualizada con sistema electrónico de visualización de vuelo (EFDS).

A los diversos updates se fueron incorporando nuevos sistemas tendientes a incrementar la supervivencia del P-3C Orion cuando tuvieran que operar en ambientes hostiles: tanques auto-sellantes, contramedidas de bengalas/chaff AN/ALE-47, receptores de alerta misil AN/AAR-47 y interferidor infra-rojo AN/ALQ-157. Otras mejoras, como nuevos radares, sistemas de navegación GPS y armamento solo se aplicaron en algunas unidades dentro del marco de diversos programas y subprogramas, los cuales posteriormente serían estandarizados con las últimas dos grandes variantes del P-3C Orion: el Aircraft Improvement Program (AIP) y la Block Modification Upgrade Program (BMUP), que son las versiones más numerosas que actualmente opera la US Navy. En paralelo corrieron los programas de extensión de vida útil, tal como supimos tratar hace unos años

P-3C Aircraft Improvement Program.

Con el fin de la Guerra Fría, la Armada de los Estados Unidos no solo se vio en la necesidad de recortar su flota de P-3 Orion (pasó de 24 escuadrones activos a 12) sino que también  tuvo que mutar las tareas de sus Orión, de las casi exclusiva misiones anti-submarina a aquellas que le permitieran convertirse en un sistema de armas multimisión, tan demandado en los conflictos que tendrían lugar en las décadas de los noventas y bien entrado el siglo 21. Esta nueva configuración le otorgaría al P-3C Orion un notable incremento en sus capacidades de detección y seguimiento más allá del horizonte (OTH-T) gracias a la provisión de nuevo radar, ESM, sistemas EO/IR y de comunicación, resultando en una excelente herramienta C4ISR no solo en alta mar o litoral, sino también sobre tierra.

Con la cancelación del programa P-7 LRAACA y del Update IV, el AIP fue una respuesta directa a nuevas misiones ISR que los Orión debían realizar en puntos calientes a lo largo y ancho del globo, tales como en Somalia o en los Balcanes donde oficiaron como plataformas C3I (Comando, Control, Comunicaciones e Inteligencia) y reconocimiento fotográfico respectivamente. El programa, que se inicia en el año fiscal 1994, tiene como objetivo la integración en los P-3C Orion Update III de componentes comerciales (COTS) y militares que no requirieran desarrollo. Los trabajos se realizaron a través de un kit que permitieron un incremento notable en las capacidades de sus sensores, comunicaciones, controles y displays, aumentando la supervivencia y letalidad del sistema de armas.

Algunos elementos claves del AIP son:

Sistema EO/IR AN/ASX-4 AIMS, producido por L3, se trata una variante de su plataforma multisensor (hasta siete sensores) estabilizada MX-20.

Radar multimodo Raytheon AN/APS-137B(V)5 para detección, navegación, modo metereológico, búsqueda de largo alcance, capaz de generar imágenes en modo SAR – ISAR. También permiten detección, identificación, rastreo y clasificación de objetivos terrestres y marítimos respectivamente.

Sistema de detección IR AN/AAS-36A, el cual obtiene pasivamente imágenes de la radiación de longitud de onda IR a la luz visible que emana del terreno, para la detección de largo alcance, seguimiento y  clasificación.

Set de medidas de soporte electrónico (ESM) AN/ALR-66C(V)3, el cual opera en conjunto con el analizador de pulsos EP-2060 para detectar, encontrar, cuantifica y marcar las señales electromagnéticas emitidas por los sistemas terrestres, aéreos y navales.

Kit de contramedidas AN/ALE-47 CMDS (que permite el lanzamiento de bengalas, chaff e interferidores) y de alerta AN/AAR-47 MWS (sistema EO para detección de misiles SAM y AAM).

Renovación de la estación de piloto con displays color de alta resolución (CHRD), tres unidades adicionales de CHRD así como actualización de las estaciones del TACCO, NAV-COMM y SS-3 (display, joystick, trackball, etc).

Misil Aire-Superficie AGM-65F Maverick. Con una carga de combate de 136kg y un alcance superior a los 20 kilómetros, esta versión IR dispone de dos modos de seguimiento de objetivo: Seguimiento terrestre, el cual está optimizado para rastrear vehículos  o emplazamientos fortificados. El modo de seguimiento del buques está optimizado para rastrear objetivos marítimos. Es del tipo lanza-y-olvida.

 Una vez finalizado el Aircraft Improvement Program, un total de 73 P-3C Orion recibieron las modificaciones mencionadas (65 P-3C UIII, 5 UII.5 y 3 UII). Para abril de 2019, aún quedaban en servicio 24 AIP+ repartidos entre los escuadrones activos y de reserva de la US Navy.

P-3C Block Modification Upgrade Program.

El programa nace como requerimiento para estandarizar los Update II, II.5 ante la falta de presupuesto para llevarlos al Update III y la creciente obsolescencia de diversos sistemas. Lockheed Martin inicia los trabajos de conversión en 1999, recibiéndolo un total de 10 P-3C Orion. Las primeras unidades BMUP entrarían en servicio en el año 2002. Posteriormente, la compañía L3 sería la encargada de modernizar 15 unidades adicionales, totalizando 25 P-3C Orion BMUP. Las actualizaciones que abarca el BMUP proporcionarán una interfaz mejorada para los operadores, pantallas en color similares a los P-3C AIP, modificaciones en diversos sistemas y la incorporación del sistema de control del torpedo MK-50.

Elementos claves del BMUP:

Procesador acústico y display CP-2435 AN/USQ-78(V), el cual proveerá mejores tiempos de reacción y procesamiento. Utiliza controles similares a los que se encuentran en los P-3C AIP.

Nueva computadora digital AN/ASQ-227(V) y sistema de almacenamiento de información (RDSS).

Link avanzado de comunación de sonoboyas AN/ARR-78(V)3, de 40 canales y capas de brindar todas las funciones de recepción.

Kit de mejora para sistemas acústicos: Generador de señal de prueba acústica SG-1156/A y grabador acústico AN/AQH-13

En cuanto a los displays y control, se recibe configuración similar al P-3C AIP (teclado alfanumérico, trackball, PEP y color, pantallas planas de alta resolución) en TACCO, NAV-COMM y SS-3. El cockpit también recibe displays de alta resolución.

Las mejoras en letalidad se dan gracias a la capacidad de operar el misil anti-buque AGM-84 Harpoon y el torpedo Mk-50.

P-3C Orion BMUP+ con LSRS

 En su configuración BMUP+, se le otorgó la capacidad de operar el Sistema Radar de Vigilancia Litoral (LSRS) AN/APS-149 del tipo AESA. Montado en la sección central del P-3C Orión, el LSRS ofrece capacidades similares a la del J-STAR de la USAF, habiendo sito empleado con éxito en Irak y Afganistán. Para abril de 2019, la US Navy contaba con 15 BMUP+ y 3 BMUP operando en sus escuadrones.

Conclusión.

Como es bien sabido, los escuadrones de patrulla norteamericanos se encuentran en la etapas finales de su transición de Orión a los nuevos Boeing P-8A Poseidon. El último escuadrón activo de la costa este en realizar un despliegue operativo fue el VP-26 «Tridents» en el año 2015, mientras que ese honor (para los escuadrones activos de la costa este) corresponde al VP-40 «Fighting Marlins», con asiento en la Naval Air Station Whidbey Island. En el pasado mes de abril, los P-3C Orion de esta unidad se desplegaron a las bases de Sheik Isa (Bareín) y Kadena (Japón). Una vez finalizadas sus obligaciones en ultramar, retornarán al continente para iniciar progresivamente el radiado de sus Orión y posterior alistamiento de los nuevos Poseidon. Mismo destino tendrán los P-3C Orion especializados pertenecientes al escuadrón VPU-2, por lo que para fines de 2019 quedarán solo dos escuadrones de reserva operando P-3C Orión: el VP-69 «Totems» y el VP-62 «Broadswords», los cuales operarán el cuatrimotor hasta 2023.

P-3C Orion junto a sus reemplazos: P-8 Poseidon y MQ-4C Triton

 Con las bajas de Orion «C» previstas para este año, especulamos que se podría realizar una transferencia en caliente de aquellas unidades que se encuentren en mejor estado, aunque es probable que previamente sean desprovistas de cierto equipamiento sensible. Pese a ello, su incorporación al Comando de Aviación Naval resultará en un notable refuerzo de las capacidades de exploración y patrulla marítima.

Especificaciones técnicas del P-3C Orion. Fuente: US Navy

Función principal: guerra antisubmarina (ASW) y guerra antisuperficie (ASuW)

Propulsión: Cuatro motores turbohélices Allison T-56-A-14 (4,600 hp, cada uno)

Longitud: 35.57 metros

Altura: 10.27 metros

Envergadura: 30.38 metros

Despegue bruto máximo: 63,394 kilogramos

Velocidad: 411 nudos; Crucero, 328 nudos

Techo: 28,300 pies (8,626 metros)

Alcance: 2,380 millas náuticas de radio; por tres horas en estación a 1,500 pies, 1,346 millas náuticas

Tripulación: tres pilotos, dos oficiales de vuelo, dos ingenieros de vuelo, tres operadores de sensores y un técnico de vuelo

Armamento: misiles AGM-84 Harpoon, AGM-84K SLAM-ER y AGM-65F Maverick, torpedos Mk46/50/54, cohetes, minas y bombas de profundidad.

Imágenes: US Navy

5 COMENTARIOS

  1. Seguramente, de venir, los P-3C Oion vendrán muy aguachentados, con ningún equipamiento o armamento de importancia, será seguramente útil para localizar barcos pesqueros ilegales, y un poquito más. Todo para mantener la tranquilidad de los submarinos y buques británicos con base en Malvinas.

  2. Ante todo Buenos Dias, consulta, cual es el estado de la flota de P3 Orion del ARA, estan todos en servicio, los que no, se van a reparar, son recuperables…!!??

    Saludos cordiales.

  3. Obtener un P3 C sería un salto cualitativo para el COAN, reforzando el patrullaje marítimo que tanto hace falta en el Mar Argentino, igualmente como toda operación que incluye armamento hay que esperar hasta último momento para saber si ésto se hace posible.

Deja un comentario