Transcurría el año 2016, y a casi 10 meses del cambio de administración, los ofrecimientos y requerimientos propios para re-equipar a la Fuerza Aérea Argentina cada vez eran más recurrentes: desde entrenadores básicos/primarios pasando por aeronaves de transporte medio. Sin embargo, una de los grandes desafíos para la FAA era recuperar las capacidades que se perdieron con el pase a retiro del sistema de armas (sarm) Mirage IIIEA-DA / V Finger / 5A Mara. Para tal fin, la Fuerza mantenía en curso diversos análisis sobre un número de sarm capaces de cubrir esa necesidad y que a la vez resultaran sostenibles.

De los sistemas de armas considerados para ser el futuro avión de combate, algunos pudieron ser evaluados por personal de la FAA y sobre los mismos se realizaron los respectivos análisis en cuanto a sus ventajas y desventajas, evaluaciones técnicas, soportabilidad logística, etc. Y pese a que las autoridades políticas optaron por darle un muy bajo perfil al tema (en lo que sería una serie de silencios respecto a la política de defensa), integrantes de la FAA si supieron manifestarse al respecto, en cuanto a que la Fuerza se había pronunciado en favor del KAI FA-50 como su futuro avión de combate.

Imagen: ROKAF – KAI

Por aquel entonces, Korea Aerospace Industries había elaborado y presentado una serie de propuestas técnicas y comerciales, en repuesta a la Solicitud de Información (RFI) elevada por la Fuerza Aérea Argentina. En el último trimestre de 2016, la oferta de KAI consistía en proveer el sistema de armas completo: 12 FA-50, equipamiento, paquete de repuestos por dos años, capacitación de pilotos y personal técnico así como los sistemas para entrenamiento en tierra (simuladores) ¿El monto? Poco menos de 500 millones de dólares. El acuerdo, que podía incluir un Programa de Cooperación Industrial, estaba atado a la firma del contrato por las dos partes, al establecimiento de una carta de crédito por parte de la Fuerza Aérea Argentina y al pago del adelanto establecido por KAI. De haberse concretado los procesos administrativos mencionados, la FAA habría estado en condiciones de recibido su primer par de FA-50 en este mes de junio…

Lamentablemente, y como es bien sabido, la adquisición de aeronaves supersónicas no se concretó por aquel entonces, ni tampoco se realizaría en los años subsiguientes, pese a que su compra estuviera contemplada en el Presupuesto del Ministerios de Defensa de los años 2017 y 2018 (también lo estuvo para 2016). Pese a las insistencias de KAI, las negociaciones se irían diluyendo con el paso del tiempo: A la falta de interés local se le sumaría la inestabilidad económica de los último años, dejando paralizadas o ralentizando todas la intenciones de re-equipamiento. El presupuesto siempre fue considerado el gran limitante…pero ¿lo fue?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) agrupa a 36 países, siendo uno de sus objetivos «…promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo.» En el mes de mayo, la Argentina vio postergado su ingreso a la organización pese al fuerte compromiso del país por alinearse a las prácticas internacionales de la OCDE. Y fue la misma organización la que manifestó recientemente la necesidad de que el país «necesita más reformas para conseguir una economía más fuerte e inclusiva»

Resulta necesario brindar este contexto de alineamiento económico y político para comprender las razones por las cuales en la órbita del Ejecutivo Nacional se considera perjudicial la compra de aeronaves supersónicas, ya que la misma es percibida como un obstáculo para el ingreso de la Argentina a la OCDE. Ya sea por temor al veto, por complacencia o por razones aún mas complejas, se pretende asumir el debilitamiento de la defensa nacional (porque así como sucede con aviones, podría esperarse lo mismo con submarinos, buques o a una política de defensa determinada) en pos de resguardar las relaciones con organismos económicos internacionales y de los países que las integran.

Una vez más, las historia se repite: los costos a pagar no solo serán en metálico.

23 COMENTARIOS

  1. De considerarse a la Argentina una nación «independiente» (por cierto lo es), los organismos internacionales deberían tener en cuenta que el país también tiene derechos, la autodefensa, la vigilancia y protección de su soberanía SON DERECHOS que no pueden resignarse ya que no somos colonia de nadie. Ninguna entidad internacional puede negarnos ése derecho bajo ningún motivo ya que no somos amenaza de nadie, hay otras naciones que si lo son (Corea del Norte) y tienen armamento mucho más peligroso.

  2. He escrito en otras oportunidades sobre este tema, pero no lo quieren publicar, y el motivo es siempre el mismo, los tratados de Madrid con Gran Bretaña de 1990.
    Ahí queda muy claro el tema de defensa del territorio Argentino.

  3. De ser cierto esto, es vergonzoso. Degradar deliberadamente la capacidad defensiva militar del país para ingresar a una de estas organizaciones pedorras, es incumplimiento de los deberes de funcionario público, dice el preámbulo de la CN: «proveer a la defensa común». Seguramente esta «organizaciòn» està manejada por las grandes potencias. La defensa del país debe estar por encima de todas estas cosas. Aceptar esta imposiciòn es una bajada de lienzos frente a estos organismos. Argentina necesita tener FFAA bien equipadas y modernas. Dudo que los países vecinos, Chile y Brasil, quieran desarmarse para ingresar a estas estupideces, que no se què beneficios le traen al país y su gente.

  4. Cualquiera lo que decís nada que ver no quieren gastar lo único que argentina no puede comprar son aviones con componentes ingleses.nada mas no sabes nada hablas por hablar sos un mal ejemplo para la comunidad

  5. Inteligente decisión la de no comprar FA50.
    Argentina no necesita más aviones de adiestramiento, ni dependencia de Estados Unidos ni del Reino Unido.
    Argentina necesita aviones de combate que le generen poder militar efectivo.
    Comprar material militar con dependencia de nuestro principal oponente es tirar plata a la basura.

  6. No estoy de acuerdo, la realidad de los hechos así lo demuestran – Argentina no compro esas aeronaves y aún así la dejaron fuera de la OCDE.

  7. Interesante artículo que enseña como se relacionan geopoliticamente los vículo de las compras belica internacionales … armas supersónicas, para qué? … para una segunda guerra por las Malvinas ahora convertidas por Gran Bretaña en una casamata con sistemas de misiles y submarinos atómicos … o un absurdo conflicto bélico con Chile que también se arma hasta los dientes otra vez?… si la vida útil de estos avioncitos coreanos
    con componentes usamericanos es de no mas de 20 años, bien vale la pena esperar y reforzar la propia industria aeronáutica para suplir a Sudamerica territorio de Paz.

  8. De hecho la situación económica y financiera Argentina no es la mejor, tampoco se puede negar que los Ingleses van a seguir impidiendo que volvamos a tener aviones eficaces. Argentina tiene que definirse en la política de defensa.

  9. A este gobierno,lo unico que le interrsa del atea de defensa es apropiarse de los fondos del IOSFAno poder realizarlo.Ya que los afialidos no lo vamos apermitirs.Ya que son propiedad de los afiliados y no de la Fuerzas.Solo otorgan un limitadisimo ptesupuesto.que sirve solo para no cetrat las puertas.Macri es un sirviente de intereses que aun desconfian ,de Argentina.Entonces nos colocan en un estado de indefension absoluta.Con vecinos armados y equipados,que de ganar las elecciones los populistas del socialismo de siglo xxi,como los degenerados K.Seran un cuchillo en la garganta,de Argentins.y los cobtadores de la inmensa deuda contraida.

  10. Aviones rusos estaria muy bien. Su24. Para reenplasar los camberras ya dados de bajas hace años. Su25 para los pucaras. Su27 o mig29. Para mirages y A4. Comprar aviones con componentes de eeuu. Inglatera ya a estas alturas es tirar mas plata a la basura. Soñar no cuesta nada gente…

  11. Cualquiera puede averiguar qué es, para qué sirve y quienes integran este organismo intergubernamental. La OCDE durante muchos años estuvo integrada solamente por países del primer mundo, siendo denominado «el club de los ricos», aunque en las últimas décadas se ha abierto a países con menores ingresos, si bien con mercados potenciales importantes, de distintas regiones del globo. Además, tiene varias dependencias como el Centro de Desarrollo, el Centro de Cooperación Con No Miembros, y promueve numerosas iniciativas regionales, en numerosas zonas del planeta incluida América Latina, para abarcar a países que no son miembros. De todas maneras, coincidimos que explicar la inexistencia de cazas supersónicos en nuestra FA por esta cuestión es muy débil, por decirlo de alguna manera. Podemos empezar a pensarlo por la consabida falta de presupuesto, que no es más que el reflejo del profundo desinterés que tienen los políticos argentinos hacia los temas castrenses, que ni siquiera intentan cumplimentar el mandato de la CN. Obviamente que el tema cazas supersónicos se encuadra en una trama mayor, que afecta a todas las ramas de las FFAA, su personal, y terminando en el material de equipamiento, incluso en cuestiones básicas como el simple mantenimiento. La falta de dinero real afecta a todas y cada una de las propuestas de reemplazos y compras de material de defensa a niveles novelescos, así como los desarrollos propios. Tomemos como ejemplo la compra de los SUEM, o la tortuosa fabricación de 3 (tres)! Pampa III… Incluso la lamentable y dolorosa pérdida del ARA San Juan se inscribe dentro de éste proceso de desidia e irresponsabilidad política. El otro aspecto desde el que se puede pensar es el conflicto diplomático con Gran Bretaña. Por más que los sucesivos gobiernos democráticos de Argentina hayan demostrado hasta el extremo durante más de 35 años que nuestro país no volverá a intentar recuperar por medios bélicos la soberanía sobre el archipiélago malvinense, Gran Bretaña se esmera con todos los medios diplomáticos, presiones e influencias a su disposición, impedir que dispongamos de medios bélicos, para asegurarse eficientemente que ello no pueda volver a suceder. De tal guisa que cualquier intento por nuestra parte de obtener cazas de combate, incluso de tecnología superada, será objetado por Londres. Es por ello que cualquier adquisición de aviones de combate de origen norteamericano (y cualquier otro que incorpore componentes de origen o patente británica, como el Grippen) ha sido y será impedido por Gran Bretaña. El Brexit y la ruptura de BAE Systems con Airbus y la conformación del bloque Francia-Alemania abren un nuevo horizonte de esperanza de adquisición de cazas en Europa, tal como lo fue el Mirage III en su momento. La opción chino-paquistaní (JF-17, J-10) o rusa (Su-35, MiG-35) resulta inviable por una multiplicidad de factores, aunque no es éste el lugar para analizarlos. De todas maneras cualquier análisis que podamos realizar los profanos caerá en anatema si no existe en primer lugar, una ley de defensa que se corresponda con la actualidad, que responda a las necesidades nacionales, y que abarque todas las áreas de defensa del país, incluso del espacio y que contemple la necesidad de desarrollar una industria de defensa nacional de forma integral, con participación del sector civil (I+D+i) y un presupuesto acorde a las necesidades. Una ley de defensa que sea superadora de la voluntad de los políticos de turno o de la política dominante. Una ley es expresión de derechos y obligaciones, y debe ser cumplida. Las leyes se emiten en el congreso, y la realizan los legisladores que nosotros votamos. Es allí adonde se juega el futuro de la defensa nacional. Hay que comenzar de alguna manera a mover voluntades y a realizar toma de conciencia de que la defensa no es un gasto, sino una obligación. Que las armas No son símbolo de agresión, sino elementos de disuasión y las únicas que garantizan la seguridad de todos y las guardianas de nuestros recursos. De una ley semejante deben nacer las estructuras de las FFAA, las necesidades operativas, y qué materiales adquirir para cumplimentar esas necesidades. Hasta qué punto resulta endeble el argumento que la nación se niega a poseer cazas supersónicos en pos de la aceptación en la OCDE, que los principales adherentes al mismo organismo son los países más armados del mundo, los que desarrollan las tecnologías de armamentos y los que se los venden al resto del mundo. Si Argentina no integra el organismo, ¿no será porque no puede costearse ni siquiera un escuadrón de cazas supersónicos?

  12. No busquemos chivos expiatorios, la cuestión es muy simple, no hay voluntad política, el conjunto de la dirigencia política de este país es sumamente mediocre y miope, están más pendientes de la próxima elección que de la próxima generación de argentinos , no comprenden temas de geopolítica ni soberanía, de hecho al no tener un proyecto de país definido y en función de los genuinos intereses nacionales menos aún habrá una política de defensa orientada en base a necesidades e intereses nacionales, sin un proyecto nacional de verdad jamás habrá una política de defensa acorde a nuestras necesidades e intereses. El proyecto y modelo de país es la variable independiente de la cual dependen todas las demás entre ellas la defensa.

  13. Pero, no es cierto que EEUU nos ofreció e incluso el Pentagono aprobó la venta de cazas F -16 para la Argentina ? y que cuando el jefe del Comando Sur le trajo la noticia al gobierno de Macri que la venta estaba aprobada el gobiero de Macri les pidió que si por favor se los podían donar que dinero no iban a destinar y que por eso se cayó la operación ? es decir , si EEUU nos ofreció cazas y aprobó su venta, solo que acá no quieren gastar dinero en armamentos, porque no es redituable políticamente en términos de atracción de votos, no busquemos conspiraciones donde no las hay, la realidad es que no tenemos aviones caza porque el gobierno no quiere destinar el dinero para comprarlos porque no le interesa, a pesar de que EEUU, China, y Rusia ya han ofrecido, desde el F16, el J 10 y el Mig 29 o Mig 35 que fué lo que los rusos han ofrecido y el gobierno sistemáticamete rechazó todas las ofertas, no hay bloqueo de armas , no hay interés político, que es diferente.

  14. Acá hay gente que parece que vivió en Finlandia durante el régimen del matrimonio exitoso, que hundió a las FF.AA. como nunca antes, con la indiferencia de la generalidad de la clase política…Pero es más fácil buscar las causas en el exterior

  15. Simplemente, apatridas con la octava geografia mundial, sera mucho mas facil dominarnos.. NO OLVIDARCE EL EJERCITO LIVIANO DE AGUAD, eso si algun buen curro con los ta-63 basta politicos mediocres y ladrones.

  16. Comparto el análisis de Fer65, está a la altura de las circunstancias geopolíticas que le toca al país atravesar. Teniendo en cuenta el intento de recuperar nuestras islas Malvinas por la vía militar!
    El imperio británico, no permitirá que se establezca una fuerza aérea, ni marítima que pueda ser una amenaza a sus intereses!!

  17. Después de lo de Malvinas, las potencias (OTAN) se dieron cuenta que un país del «Tercer Mundo» como lo era la Argentina. Casi derrota a una de las potencias más poderosas del mundo. Ningún país después de la segunda Guerra Mundial le había provocado tal desastre, en combate abierto como los que le produjo la Argentina, pese al embargo de sistemas de armas que teníamos desde antes de la recuperación de Malvinas. Entonces se dieron cuenta que habíamos superado a los Sherman con el TAM, que podíamos construir destructores, fragatas, submarinos y hasta un versátil avión de combate como el IA 58 Pucara, que los ingleses lo sufrieron en carne propia. sabían del poder destructivo de este turbohelice y enviaron la joya de la corona el SAS (Servicio Aéreo Especial) a destruir a cueste lo que cueste los apostaderos de los Pucara. Luego de la rendición inglaterra, reforzó considerablemente el sistema de armas de su aliado incondicional como lo es Chile. Luego llegó el Tratado de Versalles Argentino (Pacto de Madrid 1990) firmado por Menem y con esto la destrucción del todo el sistema defensivo argentino representado por:La Dirección de Fabricaciones Militares. Se destruyó todo lo que se pudo destruir y se paralizó todo lo que se pudo paralizar y la frutilla del postre fue la anulación del Servicio Militar obligatorio. Luego llegó el kirchnerato para demonizar a las Fuerzas Armadas, con el perverso fin de instrumentar «el relato» y el desaforado saqueo de la República Argentina. Hoy la República Argentina está en abrumadora inferioridad defensiva con respecto a Chile y Brasil. e escuchado una docena de veces a políticos y a periodistas que la Argentina no necesita de Fuerzas Armadas. Recuerdo a la ex presidenta Cristina Kirchner decir en un acto por Malvinas (Provincia de Tierra de Fuego) que prefería «soldados sin armas que soldados con armas» posiblemente no sabría que allí cerca en el Territorio Continental en Punta Arenas al una poderosa brigada de tanques chilenos y frente al este de su Santa Cruz hay una formidable base militar inglesa en el Archipiélago de Malvinas. Tambien lo escuche al Ministro de Defensa y a políticos decir. Que la Argentina «No Tiene Hipótesis de Conflicto» y que por eso hay que achicar las Fuerzas Armadas. El hecho de que una potencia colonialista como el Reino Unido tenga como territorio de ultramar al Archipiélago de las Islas Malvinas y a las Islas del Atlántico Sur pertenecientes al territorio soberano de la República Argentina. Es a todas luces una real hipotesis de conflicto. En la alta escuela militar chilena durante años se estudio y se estudia.La guerra relampago (blitzkrieg) contra el Peru y la Argentina, sus prácticas continuas en la Pampa Magallánica con formaciones de blindados y despliegue de medios aéreos y anfibios a escasos kilómetros de la frontera Argentina. Siendo ese el lugar donde sus pesadas formaciones blindadas pueden desplazarse sin el impedimento geográfico de los Andes y entrar sin impedimento rápidamente a territorio argentino. mientras los políticos nuestros discuten cómo seguir carancheando a la patria, Chile y Brasil son socios en la industria de defensa. nosotros todavía estamos desfilando con cañones Oerlikon de 20 mm GAI-BO1 modelo 1938 montados sobre chasis de camionetas, Fueron regalados por Suiza unos 200 hace unos años y son de accionamiento manual. La Argentina es hoy el único país que los tiene en uso, tengo entendido que CITEDEF los esta modernizando para montarlos de vehiculos de infanteria.

  18. Dejemos de inflar globos con helio, suben tanto que explotan y se desintegran… En realidad no hay hipótesis de conflicto reales con Chile y Brasil. Se corresponden con modelos superados hace décadas. Desde que las naciones sudamericanas traccionaron hacia las democracias, más allá del estilo de cada país, se terminaron las hipótesis de conflictos que en otras épocas eran válidas. En la medida que fueron pasando las décadas se fueron diluyendo las ansias de pelea como formas de solucionar diferencias y las FAA de cada país comenzaron un lento pero firme proceso de integración social y sometimiento al rigor de las leyes. Los pueblos ya no apoyarían conflictos armados como los que sucedieron entre Perú y Ecuador o entre Argentina y Chile (en este último caso escaramuzas). Probablemente nunca más un país como el que es hoy Argentina intente usar las armas contra Gran Bretaña, aún la superase en poder militar. Las instituciones nacionales y sus responsables jamás lo harían, excepto responder agresiones flagrantes. No se puede explicar en este espacio el por qué de éstas argumentaciones, e incluso pueden no ser compartidas, pero por el momento esa es la realidad. Ni diplomática ni comercialmente, ni por prestigio internacional Argentina arriesgaría su posición en una guerra siendo agresora. De todas maneras, somos conscientes que existen concepciones arraigadas muy profundamente en el imaginario colectivo muy difíciles de cambiar, tales como la antipatía hacia los chilenos, la rivalidad con Uruguay y el sentimiento anti imperialista brasileño. Si bien estos elementos psicológicos subyacen en el sustrato social, estas naciones tienden más hacia el desarrollo social y encontrar la manera de realizar mejores negocios para el beneficio mutuo (como por ej. El Mercosur), que la guerra. Aún cuando no consideremos que Argentina ya no posea sus hipótesis de conflicto clásicas, no nos cansamos de afirmar que nuestro país se encuentra luchando tres guerras al mismo tiempo, y aún cuando éstas no sean guerras convencionales las estamos perdiendo a las tres, y nos están produciendo grandes pérdidas. La primera es una guerra contra el narcotráfico y el contrabando en nuestras fronteras del norte y fluviales; la segunda es contra los depredadores de nuestras riquezas en el mar Argentino; y la tercera es una guerra diplomática contra Gran Bretaña. Un cuarto frente se avizora en el futuro y es la lucha por la soberanía en la Antártida e islas del Atlántico Sur. La carencia de medios y la desidia, expresada en las exiguas asignaciones presupuestarias para la defensa nacional (no hace falta ahondar en el tema) y la falta de respeto por la CN que han demostrado los sucesivos gobiernos (excepto el de Alfonsín), hace que las dos primeras guerras las estemos perdiendo por mucho. El interés por desarrollar el Pucará en su versión IA-58H, si es que llega a convertirse en un medio operativo, será un buen medio de lucha anti contrabando. El interés demostrado por la adquisición de algunos P-3C dados de baja por la US Navy, así como la compra de cuatro OPV, constituyen asimismo algún aliciente y la muestra fehaciente (aunque escasa) de alguna forma de reacción a éstas agresiones. En cuanto a la guerra diplomática con Gran Bretaña, ésta comenzó en cuanto terminó la guerra de Malvinas, y en ella Argentina se ha visto innumerables veces sujeta a las sanciones y presiones británicas para evitar que Argentina pudiera adquirir armas que pudieran de alguna manera amenazar las islas. Empezando por el misil Cóndor II, totalmente desmantelado por requerimientos del gobierno de EE.UU., pero espoloneado por GB; impidiendo la venta de Israel a la ARA de los A-4E que Argentina había pagado ya que iban a ser re configurados para operaciones embarcadas, nuevamente por oposición estadounidense; el veto británico para que Francia no entregue a Argentina el lote restante de misiles AM-39 Exocet luego de la guerra de Malvinas; las presiones a China por la oferta del J-10, e innumerables otros ejemplos. Gran Bretaña no ha renunciado al bloqueo naval a las Islas, a pesar que ya han pasado 37 años desde el final del conflicto, y a pesar que Argentina no sólo ha expresado su voluntad de solucionar el tema de la soberanía por las islas de modo pacífico, sino que además carece de potencial alguno para amenazar la posición británica en las islas Malvinas. En esta guerra, estamos perdiendo por robo. En cuanto a que periódicamente EE.UU ha estado dispuesto a entregarnos cierto equipo militar, algunas palabras. Los A-4AR Fightinghawk fueron cedidos durante el gobierno de Menem, luego que el presidente argentino claudicara a las exigencias de que Argentina renuncie al desarrollo del misil Cóndor II, destruyendo hasta las instalaciones productivas y entregando incluso los planos encriptados, microfilms y cuanto material informativo pudiera existir. A Gran Bretaña le interesaba que no desarrollemos el vector militar; a EE.UU le interesaba que no desarrollemos un vector de lanzamiento de satélites alternativo. El resto de material, por ejemplo el aeronáutico, se trató en todos los casos de aviones y helicópteros dados de baja por las FFAA de EE.UU., tales como C-130B, OV-1 Mohawk, UH-1H, P-3B Orion, etc., entregados bajo los lineamientos del FMS por tratarse Argentina de País Aliado Importante Extra OTAN, condición a la que Argentina fue elevada por el país del norte justamente durante el gobierno de Menem. En cuanto a los F-16 que el FMS estaba dispuesto a vender a Argentina, eran aeronaves «peladas» con escaso equipamiento electrónico y sin armas, de las primeras series, similares a las venezolanas. Por supuesto que a Gran Bretaña le conviene desde todo punto de vista que Argentina se «equipe» con armamento anticuado y pasible de ser privado de su condición operativa, tras ser afectados por embargos y sanciones según los caprichos y pareceres del congreso norteamericano (los ejemplos sobran). Decíamos al principio que las hipótesis de conflictos con los países limítrofes son cosa del pasado, pero la gran diferencia entre esos países y el nuestro, es que ellos se han preocupado de integrar las FFAA (tan golpistas como las nuestras) a su sociedad, y no las desarmaron para evitar sublevaciones, si no que las ocuparon en su función primordial: la defensa nacional. Para ello intentan equiparlos con lo mejor que su bolsillo pueda proveerles. Venezuela es una isla en medio del mar. No es comparable bajo ningún concepto con Argentina, Brasil, Chile o Uruguay; ni siquiera Colombia o Ecuador, tampoco Paraguay. Si nos seguimos desarmando nunca vamos a poder tener capacidad de negociación (pacífica) con Gran Bretaña. Si seguimos transitando este camino, no sólo vamos a perder las guerras actuales, sino también las futuras.

Deja un comentario