Hydroid brindará soporte para la producción de vehículos submarinos no tripulados

0
Imagen: UPI News

Hydroid obtuvo un contrato de 23.1 millones de dólares para apoyar la producción de la familia del MK 18 de sumergibles no tripulados para la Marina de los Estados Unidos.

El trabajo se realizará en la planta de Hydroid en Pocasset, Massachusetts, con una fecha de finalización prevista para abril de 2020. En 2017, la Marina otorgó a Hydroid 27.3 millones para mejorar los vehículos submarinos, incluidos los servicios técnicos y de ingeniería.

Parecido a un torpedo convencional, el MK18 Kingfish se lanza desde barcos o botes de casco rígido de tamaño mediano. Tiene casi 4 metros de largo y pesa más de 600 libras. A profundidades de 10 a 40 pies, el sumergible Kingfish puede realizar exploraciones y reconocimientos de poca visibilidad, en apoyo de aterrizaje de anfibios, en las operaciones de contra-medidas de minas.

El Kingfish es una variante del Hydroid REMUS 600, que se desarrolló originalmente a través de la financiación de la Oficina de Investigación Naval.

El REMUS 600, conocido como el Swordfish (o pez espada en español), puede sumergirse a profundidades de casi 2.000 pies, operando con una carga de batería por hasta 24 horas. El REMUS 600 UUV tiene casi 13 pies de largo y 2 pies de diámetro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí