Noticias de la Fuerza Aérea de Chile

Daniel1962

Moderador
Miembro del Staff
Moderador
No sé si soy yo que soy un ignorante del tema, pero sigue sin cerrarme la teoría de la falla estructural en las alas (sin tener ninguna otra teoría, aclaro!), por eso quiero hacer un par de preguntas a ver si los que saben me lo pueden aclarar mejor:
A ojímetro estimo que la caída desde los 5200m del nivel de vuelo dura al menos 30 segundos.
-¿Una falla estructural de ese tipo dejaría sin corriente eléctrica todos los equipos de comunicación o tienen algún respaldo de baterías automático que hubiera permitido enviar un mayday? (30 segundos o más es mucho más tiempo de lo que parece).
-¿Es posible que hayan enviado una señal de auxilio y nadie la haya escuchado?
-Estimando que por la componente de avance que traía el avión y la aerodinámica del fuselaje este cayó de trompa ¿El sistema de baliza automática de emergencia ELT (Emergency Location Transmitter) no debería haber tenido buenas probabilidades de salvarse y debería haber emitido?
Desde ya agradezco el desburre.
Saludos.
Flavio.
En el accidente del KC-130T del USMC del 2017 tampoco hubo comunicación ninguna y lo que pasó no fue una falla estructural de las alas sino un desprendimiento de una pala de una helice que corta el fuselaje y a partir de alli la cadena de eventos que provoca la caida:

(https://aviation-safety.net/database/record.php?id=20170710-0)

While the aircraft was flying at 20,000 feet, the number four blade from the number two propeller departed and sliced through the left side of the fuselage, and impacted the interior of the right side, initiating the catastrophic sequence of events. This impact caused the skin of the aircraft to separate along the starboard side. The energy transferred from the propeller blade's impact through the structure of the airframe also caused an overload condition of propeller three's drive shaft. This resulted in its associated reduction gearbox assembly (RGA) failing and the separation of propeller three from the aircraft. Propeller three then momentarily embedded into the upper right section of the fuselage. After which it continued over the aft starboard section of the fuselage and impacted the starboard horizontal stabilizer separating a significant portion of the stabilizer from the aircraft.
The aircraft structure forward of the wings then began to separate, resulting in the cockpit section separating and creating a trail of debris. The absence of the cockpit resulted in the forward section of the central fuselage creating a violent nonaerodynamic drag moment, which exceeded engineering tolerances and greatly accelerated fuselage break up forward of the wing box structure. The fuselage section from the wing box structure aft, continued to fly in a general southwest direction with enough dynamic stability that allowed the fuselage to reenter a downward attitude until final impact in a soybean field.
Via Translate.google
Mientras el avión volaba a 20,000 pies, la pala número cuatro de la hélice número dos partió y cortó el lado izquierdo del fuselaje, e impactó el interior del lado derecho, iniciando la catastrófica secuencia de eventos. Este impacto provocó que la piel del avión se separara a estribor. La energía transferida del impacto de la pala de la hélice a través de la estructura de la célula también causó una condición de sobrecarga del eje de transmisión de la hélice tres. Esto dio como resultado su falla asociada en el ensamblaje de la caja de engranajes de reducción (RGA) y la separación de la hélice tres de la aeronave. La hélice tres se incrustó momentáneamente en la sección superior derecha del fuselaje. Después de lo cual continuó sobre la sección de estribor de popa del fuselaje e impactó el estabilizador horizontal de estribor que separaba una parte significativa del estabilizador del avión.
La estructura de la aeronave delante de las alas comenzó a separarse, lo que resultó en la sección de la cabina que se separaba y creaba un rastro de escombros. La ausencia de la cabina dio como resultado que la sección delantera del fuselaje central creara un violento momento de arrastre no aerodinámico, que excedió las tolerancias de ingeniería y la ruptura del fuselaje muy acelerada hacia adelante de la estructura de la caja del ala. La sección del fuselaje desde la estructura de la caja del ala en popa, continuó volando en dirección suroeste general con suficiente estabilidad dinámica que permitió que el fuselaje volviera a entrar en una actitud descendente hasta el impacto final en un campo de soja.
 

BIGUA82

VETERANO DE GUERRA DE MALVINAS
Colaborador
Bueno, el lanzamiento de esos contenedores si supone esfuerzo por la inmediata pérdida de peso precisamente en los anclajes alares que es de donde "cuelga" el avión.
Señor Angel
No,por favor , es un avion diseñado para hacer estas tareas,lanzamiento de carga no afecta,le pido mil discul´pas pero no es ahi donde radica la cuestion.
 

BIGUA82

VETERANO DE GUERRA DE MALVINAS
Colaborador
No sé si soy yo que soy un ignorante del tema, pero sigue sin cerrarme la teoría de la falla estructural en las alas (sin tener ninguna otra teoría, aclaro!), por eso quiero hacer un par de preguntas a ver si los que saben me lo pueden aclarar mejor:
A ojímetro estimo que la caída desde los 5200m del nivel de vuelo dura al menos 30 segundos.
-¿Una falla estructural de ese tipo dejaría sin corriente eléctrica todos los equipos de comunicación o tienen algún respaldo de baterías automático que hubiera permitido enviar un mayday? (30 segundos o más es mucho más tiempo de lo que parece).
-¿Es posible que hayan enviado una señal de auxilio y nadie la haya escuchado?
-Estimando que por la componente de avance que traía el avión y la aerodinámica del fuselaje este cayó de trompa ¿El sistema de baliza automática de emergencia ELT (Emergency Location Transmitter) no debería haber tenido buenas probabilidades de salvarse y debería haber emitido?
Desde ya agradezco el desburre.
Saludos.
Flavio.
Fansafe
Entre los que surcamos el aire,entre aquellos que alguna vez operamos un avion militar y aun más entre aquellos que integramos tripulaciones de Hercules C-130 tenemos una premisa o tal vez principios de respeto.
Podría darles mi punto de vista cual ha sido ese evento instantaneo de caracteristicas catastroficas,pero fiel a esos principios ,por respeto a los muertos y familias,ese ensayo de lo ocurrido me lo guardo y no lo expreso,ya habrá seguramente con el paso del tiempo un veredicto de la junta de investigacion de accidentes de la FACH,de la propia Lockheed que tambien está interesada y hasta de la justicia penal que investigará en Chile.
Explicar a la luz de mi experiencia por haber operado C-130 desde 1988 a 2006 lo para mi sucedido no estaría eticamente sustentado,es como por ejemplo ,todos aquellos que aventuraban lo sucedido con el ARA SAN JUAN en medios radiales,televisivos,foros,prensa etc,etc mientras lo estaban buscando al submarino,personalmene consideraba esas acciones de una total falta de respeto hacia esa tripulacion que habrá hecho todo lo imposible para volver a estar con sus familias y ahora descansan en el mar.
Es por ello que me limité siempre a calificar,nada mas que calificar,evento instantaneo de caracteristicas catastroficas que no permitió a la tripulacion emitir una informacion de situacion y posicioamiento y fue de tal magnitud ese evento catastrofico que elimino la herramienta del ELT para posicionar al evento en forma automativa via COSPAS SARTAT o como se llame en la FACH.
En mi vida volando C-130 he tenido muchas situaciones anormales y algunas emergencias,una de ellas fue muy grave,semejante a la vivida por un C-130H de la USCG,nuestra tripulacion pudo sortearla por haberla vivido a mas altura que el C-130 de la USCG,nada mas...y con una miscelanea,hacia unos pocos meses que habiamos leido y estudiado en una clase de CRM esa emergencia de la USCG precisamente en un boletin informativo de Lockheed para todos los usuarios en el mundo,esto nos ayudó a reconocerla a los segundos. Uno va volando tranquilamente,operando al avion,nunca se espera una emergencia instantanea,y por mas que se practique en simulador y se estudie no es lo mismo que vivirla,ya que es eso...una situacion instantanea que a uno lo saca del ambiente de confort,de la realidad,la conciencia situacional demora unas milesimas de segundo para alertar psicomotrizmente que ha comenzado a suceder algo grave y es el inicio de una cadena de eventos los cuales debo resolver sino el final esta cerca.
En el simulador todo se practica,se repasa y recien ahi el instructor de simulador acomete a la tripulacion con una situacion anormal o de emergencia....es ma´s uno la está esperando para resolverla y bien,en la realidad la sorpresa domina la escena y la respuesta psicomotriz tarda en reconocerla,tarda unas milesismas de segundos que tal vez sean pocos para Ustedes,pero se desencadenan otras situaciones que se suman y arrastran tanto a la tripulacion como al mismo avion hacia un colapso total.
 
Última edición:

BIGUA82

VETERANO DE GUERRA DE MALVINAS
Colaborador
MISA EN EL EDIFICIO CONDOR POR EL FACH 990

Durante la mañana de hoy, en el hall central del Edificio Cóndor, se realizó una misa a cargo del padre Sergio Fochesato, para recordar a los tripulantes y pasajeros del C-130 Hercules de la Fuerza Aérea de Chile que el lunes 9 de diciembre se siniestró rumbo a la Antártida, mientras volaba el Mar de Drake, por causas que aún se desconocen.

El titular de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general “VGM” Enrique Víctor Amrein, fue la máxima autoridad durante la ceremonia religiosa y estuvo acompañado por el subjefe de la Institución, brigadier mayor Gustavo Testoni y el encargado de Negocios de la Embajada de Chile en Argentina, Bernardo Del Piccó.

Asimismo, se hicieron presentes agregados extranjeros de los países acreditados en nuestro país y los agregados aéreo, militar y de Ejército, además de personal militar y civil de nuestra Institución alojado en el Edificio Cóndor.
“Padre, te encomendamos a tus hijos por quienes hemos celebrado esta Eucaristía para que vivan para ti en tu inmensa misericordia; perdónales los pecados que han cometido por su humana fragilidad y concédeles la recompensa de una vida de servicio (…) Concédeles señor el descanso eterno y brille para ellos la luz que no tiene fin”, reflexionó el sacerdote.




 
Señor Angel
No,por favor , es un avion diseñado para hacer estas tareas,lanzamiento de carga no afecta,le pido mil discul´pas pero no es ahi donde radica la cuestion.
Por supuesto que debe soportar eso y más, pero notarlo si lo nota.
Espero prudentemente como el resto a las conclusiones de la investigación.
Un saludo y un abrazo.
 
La FACh concentra la instrucción de pilotos de combate en el Super Tucano - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com


Diez años de operación en Chile


Aviones Embraer A-29B Super Tucano del Grupo de Aviación N° 1 de la FACh. Foto: FACh

03/01/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) confirmó que el avión de ataque ligero Embraer A-29B Super Tucano es desde el 2019 la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate de la institución.




Tal como dio a conocer Infodefensa.com, la FACh contemplaba concentrar la instrucción de vuelo táctico y ataque ligero en el Super Tucano, considerando el final de la vida útil del CASA/Enaer A-36 Halcón (C-101), aún en inventario operativo de la Escuela Táctica del Grupo de Aviación N°1.

En su sitio web, la Fuerza Aérea informó que el pasado 21 de diciembre el A-29B cumplió diez años desde que los primeros ejemplares llegaron a la base aérea Los Cóndores de la Iª Brigada Aérea en Iquique, al norte del país, donde cumplen, entre otras, misiones de apoyo aéreo estrecho. Gracias a su moderna aviónica, hacen posible a las nuevas generaciones de pilotos de combate transicionar rápidamente al avión caza multirol Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon de los modelos Block 50 C/D y Block 20 MLU AM/BM que operan los Grupos de Aviación N° 3, N° 7 y N° 8.

Según la institución, diez son las generaciones de pilotos que han sido formadas, llegando a las 20.000 horas de vuelo, gracias al trabajo conjunto del Grupo de Aviación N° 1 y del Grupo de Mantenimiento N° 54. Es así como desde el año 2019 el Super Tucano se transforma en la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate.

El valor del Super Tucano



El Grupo de Aviación N° 1 tiene la misión de formar a los pilotos de combate de la FACh a través del Curso Táctico de Combate. Luego de aprobar el curso de Piloto Militar en el avión de entrenamiento básico Enaer T-35 Pillán en la Escuela de Aviación, así como el Curso de Vuelo por Instrumento en aeronaves CJ1 en el Grupo de Aviación Nº 5 de la IIIª Brigada Aérea en Puerto Montt, los oficiales pilotos se forman como especialistas. Esto les permite, posteriormente, iniciar su camino como pilotos de aviones de primera línea al cursar en la Escuela Táctica de Combate.

La preparación del piloto de combate está compuesta por la enseñanza en cuanto a doctrina, planificación, armamento, guerra electrónica y varias asignaturas que le entregan las herramientas para la toma de decisiones. Además estudian la ingeniería del avión, el funcionamiento de cada uno de los sistemas, los procedimientos y cómo enfrentar las emergencias.



Los pilotos que realizan el Curso Táctico de Combate inician su formación en aeronaves de instrucción avanzada Embraer A-29B Super Tucano. Las ventajas de esta decisión están dadas por las características que presentan los sistemas de esta aeronave. Por una parte, está el proceso de instrucción en tierra, donde se estudia el funcionamiento de los sistemas propios del material, tales como su ingeniería, capacidades y lo relacionado con las posibles emergencias, para que el alumno vea gráficamente qué sucede si falla algún subsistema y cómo solucionarlo. Junto con ello, el simulador de vuelo les permite practicar de manera fácil y confiada cómo realizar las misiones que tienen asignadas y lograr que la misión en vuelo sea más eficiente.



Referente a los costos de operación, el comandante en jefe de la FACh, general del aire Arturo Merino, señaló a la revista Fuerza Aérea de Chile que "este es un avión de múltiples capacidades tecnológicas que nos permite tener una excelente transición de los aviones de instrucción básica para posteriormente hacer el Curso Táctico, y luego llegar al F-16. Sus instrumentos, que son todos digitales, van a permitir una transición mucho más fácil desde el punto de vista de la operación de todos los equipos que tiene el F-16. En segundo lugar, este es un avión más barato de operar, en cuanto al consumo de combustible y, obviamente, estas dos condiciones a nosotros nos permiten tener una mejor capacidad para instruir a nuestros pilotos".

En tanto el comandante del Grupo de Aviación Nº 1, Claudio Ibara, explica a la misma revista que “los sistemas del Super Tucano fueron diseñados para la FACh de manera que simulen las mismas capacidades que el material F-16, y de esta forma las nuevas generaciones de pilotos de combate se entrenen y practiquen las tácticas y técnicas que luego emplearán en material de primera línea”. Lo anterior permite que ellos lleguen mejor preparados y que el esfuerzo sea, principalmente, relacionado en los aspectos de performances del avión, facilitando y haciendo eficiente los procesos de instrucción y preparación de estas tripulaciones.

A esta línea de integración digital se sumarán también las aeronaves de instrucción básica Pillán II, el nuevo proyecto de la Empresa de Aeronáutica Nacional (Enaer), haciendo más fluido transitar de una plataforma a otra.

Camino a los cazas de primera línea



Después de efectuar el Curso Táctico en el A-29B Super Tucano se gradúan como Pilotos de Guerra de la FACh, especializados en el Área de Combate. De ahí comienza el proceso de adquirir mayor experiencia en el área continúa, ahora conformando las diferentes bandadas de combate de la unidad, hasta que obtengan los requisitos para llegar a volar el material supersónico como los Northrop Grumman F-5E/F Tigre III o los Lockheed Martin F-16AM/BM MLU ó C/D Block 50.

“La principal ventaja está centrada en el entrenamiento en un material de vuelo moderno, con grandes capacidades de aviónica y armamento, pudiendo familiarizarlos de una mejor manera con la nueva tecnología, técnicas y tácticas existentes para llegar a volar un material de primera línea. Ser piloto de combate es una gran responsabilidad, la cual nos obliga e incentiva a explotar al máximo nuestras capacidades y habilidades, desarrollando lo mejor de cada uno de nosotros para maximizar el trabajo en equipo que realizamos diariamente. El principal desafío que tenemos es cumplir con nuestra misión institucional en materia de Defensa, de la manera más profesional y motivada”, acota el comandante Ibara.

Encuentros comerciales



La institución actualmente opera 18 de estas unidades, y como dio a conocer en exclusiva Infodefensa.com, Embraer se encuentra negociando cuatro aeronaves adicionales.

El 6 de diciembre de 2018 el vicepresidente para América Latina de Embraer, Rafael Daher de Miranda, y el representante de ventas y negocios internacionales de Embraer Defense and Security, Alexander Rochael de Paiva se reunieron con el entonces jefe de la División de Desarrollo y Proyectos (Divdepro) del Comando Logístico de la FACh, general de brigada aérea Orlando Franchi, para entregar una propuesta comercial, atendiendo a un Request For Quotation de cuatro aeronaves A-29B más Equipos de Asistencia en Tierra (GSE, Ground Support Equipment).

El 15 de febrero de 2019, según la Ley del Lobby de Chile, Alexander Rochael de Paiva se reunió con el jefe del Estado Mayor de la FACh, general de aviación Roberto Avendaño (en calidad de comandante en jefe subrogante), para efectuar un análisis de la Segunda Fase del Proyecto Super Tucano.

A-29 en la FACh



El 15 de agosto de 2008 la empresa brasileña fue la encargada de informar la venta de los primeros 12 Super Tucano los que serían identificados con los numerales 451 al 462, y que llegarían a contar de noviembre de 2009 al Grupo de Aviación Nº 1 de la Iª Brigada Aérea.

El sistema de armas seleccionado incluyó un paquete de soporte logístico integrado ILS (Integrated Logistic Support) y un sistema de entrenamiento y apoyo a la operación TOSS (Training and Operation Support System), compuesto por tres subsistemas: uno de planificación de misiones de navegación y ataque MPS (Mission Planning Station), uno para el relato de misiones MDS (Mission Debriefing Station), y un simulador de vuelo FS (Flight Simulator).

La adquisición del segundo lote fue anunciado por Embraer el 16 de octubre de 2017. En un comunicado, la compañía señaló que las aeronaves encomendadas, por un cliente no revelado y que serían entregadas en 2018, son de ataque ligero y para el entrenamiento de pilotos militares. Los aviones podrán ser usados tanto para el entrenamiento táctico y avanzado, como para misiones ISR (Intelligence, Surveillance, and Reconnaissance).

El A-29B es una aeronave turbohélice doble cabina, versátil, potente y capaz de ejecutar diferentes misiones: CAS (Close Air Support), FAC (Forward Air Controller), Recce (Armed Reconnaissance), ISR y entrenamiento avanzado. Gracias a su tren reforzado, puede operar en pistas improvisadas y además cuenta con sistemas EO/IR (Electro-Optical / Infra-Red System), LRF (Laser Range Finder), Datalink, NVG (Night Vision Goggle), sistema dispensador Chaff/Flare (CMDS, Counter-Measure Dispense System), asientos eyectables Martin Baker MK 10, un motor Pratt & Whitney PT6A-68C, y NCDR (Net Centric Data Recorder).


Los pilotos cuentan con un sistema integrado SMS (Store Management System) con el que administran sus armas, entre ellas, dos ametralladoras .50. También tienen un CAM (Computerized Attack Modes) que despliega en el HUD (Head-Up Display) la información de los tipos de misión de bombardeo (CCIP, Constantly-Calculated Impact Point, o CCRP, Constantly-Calculated Release Point).

El avión de ataque ligero puede ser equipado con diferentes armamentos en sus cinco puntos duros que soportan 1.500 kilos. En ellos se pueden instalar cohetes de 70 milímetros, bombas de caída convencional Mark 82LD, bombas guiadas por láser GBU-58 y misiles aire-aire AIM-9, Python 3 ó 4, entre otros.

En misiones ISR, la información recabada por el FLIR (Forward Looking InfraRed) se despliega en el CMFD (Colored Multi-Function Display). Para misiones de entrenador, se transforma en una interfaz de aviones de combate de cuarta generación como el F-16. Permite practicar el lanzamiento de armamento vivo, así como el uso virtual de misiles BVR (Beyond Visual Range), el radar APG-68 y sistemas RWR (Radar Warning Receiver).

Fotos 1 y 3: Ministerio de Defensa./Fotos 2, 4 y 5: FACh./Fotos 6 y 7: Gilmar Leal./Foto 8: Óscar Medina.


https://www.infodefensa.com/latam/2...instruccion-pilotos-combate-super-tucano.html
 
Cazas F-5 completan 44 años en la Fuerza Aérea de Chile

13 de marzo de 2020


F-5 Tiger III - foto Fuerza Aérea de Chile - FACh

En mayo de 1974, Chile aceptó la oferta de 18 cazas Northrop F-5E Tiger II de los EE.UU., Luego se modificó a 15 unidades del modelo E y tres del F-5F recientemente lanzado.

El contrato firmado en septiembre de ese año fue de poco más de US$ 44 millones, con cada monoplaza costando alrededor de US$ 2 millones y el biplace un poco más de US$ 3 millones.

El F-5 fue el primer avión de combate nuevo de Chile y colocó a la Fuerza Aérea del país a la par de las fuerzas aéreas regionales.

Los F-5Es chilenos recibieron una modernización en la década de 1990 similar a la que la FAB con sus F-5.

El IAI llevó a cabo la actualización de 12 F-5E y 2 F-5F, que incluyó la instalación de un radar multimodo Elta EL/M-2032B, HUD, bus digital MIL-STD 1553B, cabina HOTAS, RWR/ECM integrado con chaff/bengala y misiles Shafrir y Python III.

Debido a los cambios, los aviones pasaron a llamarse Tiger III.




Panel FACh F-5E Tiger III - foto IAI






https://www.aereo.jor.br/2020/03/13/cacas-f-5-completam-44-anos-na-forca-aerea-do-chile/
 
Cazas F-5 completan 44 años en la Fuerza Aérea de Chile

13 de marzo de 2020


F-5 Tiger III - foto Fuerza Aérea de Chile - FACh

En mayo de 1974, Chile aceptó la oferta de 18 cazas Northrop F-5E Tiger II de los EE.UU., Luego se modificó a 15 unidades del modelo E y tres del F-5F recientemente lanzado.

El contrato firmado en septiembre de ese año fue de poco más de US$ 44 millones, con cada monoplaza costando alrededor de US$ 2 millones y el biplace un poco más de US$ 3 millones.

El F-5 fue el primer avión de combate nuevo de Chile y colocó a la Fuerza Aérea del país a la par de las fuerzas aéreas regionales.

Los F-5Es chilenos recibieron una modernización en la década de 1990 similar a la que la FAB con sus F-5.

El IAI llevó a cabo la actualización de 12 F-5E y 2 F-5F, que incluyó la instalación de un radar multimodo Elta EL/M-2032B, HUD, bus digital MIL-STD 1553B, cabina HOTAS, RWR/ECM integrado con chaff/bengala y misiles Shafrir y Python III.

Debido a los cambios, los aviones pasaron a llamarse Tiger III.




Panel FACh F-5E Tiger III - foto IAI






https://www.aereo.jor.br/2020/03/13/cacas-f-5-completam-44-anos-na-forca-aerea-do-chile/
Si no los quieren mas, aceptamos una docenita por acá...
 
FACH SE MANTIENE ALERTA PARA TRASLADAR PACIENTES CRÍTICOS A RAÍZ DEL COVID-19

Tripulaciones y medios se preparan para el traslado de pacientes críticos por Covid-19
C-130



Black Hawk


Twin Otter


 
La FACh concentra la instrucción de pilotos de combate en el Super Tucano - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com


Diez años de operación en Chile


Aviones Embraer A-29B Super Tucano del Grupo de Aviación N° 1 de la FACh. Foto: FACh

03/01/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) confirmó que el avión de ataque ligero Embraer A-29B Super Tucano es desde el 2019 la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate de la institución.




Tal como dio a conocer Infodefensa.com, la FACh contemplaba concentrar la instrucción de vuelo táctico y ataque ligero en el Super Tucano, considerando el final de la vida útil del CASA/Enaer A-36 Halcón (C-101), aún en inventario operativo de la Escuela Táctica del Grupo de Aviación N°1.

En su sitio web, la Fuerza Aérea informó que el pasado 21 de diciembre el A-29B cumplió diez años desde que los primeros ejemplares llegaron a la base aérea Los Cóndores de la Iª Brigada Aérea en Iquique, al norte del país, donde cumplen, entre otras, misiones de apoyo aéreo estrecho. Gracias a su moderna aviónica, hacen posible a las nuevas generaciones de pilotos de combate transicionar rápidamente al avión caza multirol Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon de los modelos Block 50 C/D y Block 20 MLU AM/BM que operan los Grupos de Aviación N° 3, N° 7 y N° 8.

Según la institución, diez son las generaciones de pilotos que han sido formadas, llegando a las 20.000 horas de vuelo, gracias al trabajo conjunto del Grupo de Aviación N° 1 y del Grupo de Mantenimiento N° 54. Es así como desde el año 2019 el Super Tucano se transforma en la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate.

El valor del Super Tucano



El Grupo de Aviación N° 1 tiene la misión de formar a los pilotos de combate de la FACh a través del Curso Táctico de Combate. Luego de aprobar el curso de Piloto Militar en el avión de entrenamiento básico Enaer T-35 Pillán en la Escuela de Aviación, así como el Curso de Vuelo por Instrumento en aeronaves CJ1 en el Grupo de Aviación Nº 5 de la IIIª Brigada Aérea en Puerto Montt, los oficiales pilotos se forman como especialistas. Esto les permite, posteriormente, iniciar su camino como pilotos de aviones de primera línea al cursar en la Escuela Táctica de Combate.

La preparación del piloto de combate está compuesta por la enseñanza en cuanto a doctrina, planificación, armamento, guerra electrónica y varias asignaturas que le entregan las herramientas para la toma de decisiones. Además estudian la ingeniería del avión, el funcionamiento de cada uno de los sistemas, los procedimientos y cómo enfrentar las emergencias.



Los pilotos que realizan el Curso Táctico de Combate inician su formación en aeronaves de instrucción avanzada Embraer A-29B Super Tucano. Las ventajas de esta decisión están dadas por las características que presentan los sistemas de esta aeronave. Por una parte, está el proceso de instrucción en tierra, donde se estudia el funcionamiento de los sistemas propios del material, tales como su ingeniería, capacidades y lo relacionado con las posibles emergencias, para que el alumno vea gráficamente qué sucede si falla algún subsistema y cómo solucionarlo. Junto con ello, el simulador de vuelo les permite practicar de manera fácil y confiada cómo realizar las misiones que tienen asignadas y lograr que la misión en vuelo sea más eficiente.



Referente a los costos de operación, el comandante en jefe de la FACh, general del aire Arturo Merino, señaló a la revista Fuerza Aérea de Chile que "este es un avión de múltiples capacidades tecnológicas que nos permite tener una excelente transición de los aviones de instrucción básica para posteriormente hacer el Curso Táctico, y luego llegar al F-16. Sus instrumentos, que son todos digitales, van a permitir una transición mucho más fácil desde el punto de vista de la operación de todos los equipos que tiene el F-16. En segundo lugar, este es un avión más barato de operar, en cuanto al consumo de combustible y, obviamente, estas dos condiciones a nosotros nos permiten tener una mejor capacidad para instruir a nuestros pilotos".

En tanto el comandante del Grupo de Aviación Nº 1, Claudio Ibara, explica a la misma revista que “los sistemas del Super Tucano fueron diseñados para la FACh de manera que simulen las mismas capacidades que el material F-16, y de esta forma las nuevas generaciones de pilotos de combate se entrenen y practiquen las tácticas y técnicas que luego emplearán en material de primera línea”. Lo anterior permite que ellos lleguen mejor preparados y que el esfuerzo sea, principalmente, relacionado en los aspectos de performances del avión, facilitando y haciendo eficiente los procesos de instrucción y preparación de estas tripulaciones.

A esta línea de integración digital se sumarán también las aeronaves de instrucción básica Pillán II, el nuevo proyecto de la Empresa de Aeronáutica Nacional (Enaer), haciendo más fluido transitar de una plataforma a otra.

Camino a los cazas de primera línea



Después de efectuar el Curso Táctico en el A-29B Super Tucano se gradúan como Pilotos de Guerra de la FACh, especializados en el Área de Combate. De ahí comienza el proceso de adquirir mayor experiencia en el área continúa, ahora conformando las diferentes bandadas de combate de la unidad, hasta que obtengan los requisitos para llegar a volar el material supersónico como los Northrop Grumman F-5E/F Tigre III o los Lockheed Martin F-16AM/BM MLU ó C/D Block 50.

“La principal ventaja está centrada en el entrenamiento en un material de vuelo moderno, con grandes capacidades de aviónica y armamento, pudiendo familiarizarlos de una mejor manera con la nueva tecnología, técnicas y tácticas existentes para llegar a volar un material de primera línea. Ser piloto de combate es una gran responsabilidad, la cual nos obliga e incentiva a explotar al máximo nuestras capacidades y habilidades, desarrollando lo mejor de cada uno de nosotros para maximizar el trabajo en equipo que realizamos diariamente. El principal desafío que tenemos es cumplir con nuestra misión institucional en materia de Defensa, de la manera más profesional y motivada”, acota el comandante Ibara.

Encuentros comerciales



La institución actualmente opera 18 de estas unidades, y como dio a conocer en exclusiva Infodefensa.com, Embraer se encuentra negociando cuatro aeronaves adicionales.

El 6 de diciembre de 2018 el vicepresidente para América Latina de Embraer, Rafael Daher de Miranda, y el representante de ventas y negocios internacionales de Embraer Defense and Security, Alexander Rochael de Paiva se reunieron con el entonces jefe de la División de Desarrollo y Proyectos (Divdepro) del Comando Logístico de la FACh, general de brigada aérea Orlando Franchi, para entregar una propuesta comercial, atendiendo a un Request For Quotation de cuatro aeronaves A-29B más Equipos de Asistencia en Tierra (GSE, Ground Support Equipment).

El 15 de febrero de 2019, según la Ley del Lobby de Chile, Alexander Rochael de Paiva se reunió con el jefe del Estado Mayor de la FACh, general de aviación Roberto Avendaño (en calidad de comandante en jefe subrogante), para efectuar un análisis de la Segunda Fase del Proyecto Super Tucano.

A-29 en la FACh



El 15 de agosto de 2008 la empresa brasileña fue la encargada de informar la venta de los primeros 12 Super Tucano los que serían identificados con los numerales 451 al 462, y que llegarían a contar de noviembre de 2009 al Grupo de Aviación Nº 1 de la Iª Brigada Aérea.

El sistema de armas seleccionado incluyó un paquete de soporte logístico integrado ILS (Integrated Logistic Support) y un sistema de entrenamiento y apoyo a la operación TOSS (Training and Operation Support System), compuesto por tres subsistemas: uno de planificación de misiones de navegación y ataque MPS (Mission Planning Station), uno para el relato de misiones MDS (Mission Debriefing Station), y un simulador de vuelo FS (Flight Simulator).

La adquisición del segundo lote fue anunciado por Embraer el 16 de octubre de 2017. En un comunicado, la compañía señaló que las aeronaves encomendadas, por un cliente no revelado y que serían entregadas en 2018, son de ataque ligero y para el entrenamiento de pilotos militares. Los aviones podrán ser usados tanto para el entrenamiento táctico y avanzado, como para misiones ISR (Intelligence, Surveillance, and Reconnaissance).

El A-29B es una aeronave turbohélice doble cabina, versátil, potente y capaz de ejecutar diferentes misiones: CAS (Close Air Support), FAC (Forward Air Controller), Recce (Armed Reconnaissance), ISR y entrenamiento avanzado. Gracias a su tren reforzado, puede operar en pistas improvisadas y además cuenta con sistemas EO/IR (Electro-Optical / Infra-Red System), LRF (Laser Range Finder), Datalink, NVG (Night Vision Goggle), sistema dispensador Chaff/Flare (CMDS, Counter-Measure Dispense System), asientos eyectables Martin Baker MK 10, un motor Pratt & Whitney PT6A-68C, y NCDR (Net Centric Data Recorder).


Los pilotos cuentan con un sistema integrado SMS (Store Management System) con el que administran sus armas, entre ellas, dos ametralladoras .50. También tienen un CAM (Computerized Attack Modes) que despliega en el HUD (Head-Up Display) la información de los tipos de misión de bombardeo (CCIP, Constantly-Calculated Impact Point, o CCRP, Constantly-Calculated Release Point).

El avión de ataque ligero puede ser equipado con diferentes armamentos en sus cinco puntos duros que soportan 1.500 kilos. En ellos se pueden instalar cohetes de 70 milímetros, bombas de caída convencional Mark 82LD, bombas guiadas por láser GBU-58 y misiles aire-aire AIM-9, Python 3 ó 4, entre otros.

En misiones ISR, la información recabada por el FLIR (Forward Looking InfraRed) se despliega en el CMFD (Colored Multi-Function Display). Para misiones de entrenador, se transforma en una interfaz de aviones de combate de cuarta generación como el F-16. Permite practicar el lanzamiento de armamento vivo, así como el uso virtual de misiles BVR (Beyond Visual Range), el radar APG-68 y sistemas RWR (Radar Warning Receiver).

Fotos 1 y 3: Ministerio de Defensa./Fotos 2, 4 y 5: FACh./Fotos 6 y 7: Gilmar Leal./Foto 8: Óscar Medina.


https://www.infodefensa.com/latam/2...instruccion-pilotos-combate-super-tucano.html
Eso significará que no hay LIFT??

Que luego del retiro del A-36 en 2022 ... se pasará de ST directo a F-16B o F-5F ?
 
Así como van las cosas, en tiempos cambiantes adportas de una nueva Constitución y crisis económica mundial, hasta el 2025 vamos a andar a trancos. Creo a mi parecer que el F5 y A36 se irán a la baja juntos, reemplazados por una docena de lift

Después de lo descrito, veo una reducción notable de las FFAA chilenas para esta década
 
Grupo de Aviación N°1, 94 años formando pilotos de combate para Chile - Noticias Infodefensa América

Revista Defensa Infodefensa.com


Reportaje Infodefensa


Enaer aplicó un nuevo esquema a uno de los Embraer A-29B Super Tucano de la FACh. Foto: Fernando Castillo

03/04/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz



La combinación habitual: Desierto de Atacama, mar del Pacífico y cielo despejado. Este es el escenario del Grupo de Aviación N° 1, una de las escuelas estratégicas de la Fuerza Aérea de Chile (FACh). Un aula que no ha suspendido las clases a pesar de los desastres naturales y de la pandemia del coronavirus.
En la losa de operaciones de la base aérea Los Cóndores en Iquique, al norte del país, se realizó el martes 3 de marzo la ceremonia militar en conmemoración de los 94 años del Grupo de Aviación N° 1 Escuela Táctica de la Fuerza Aérea de Chile. La actividad fue presidida por el comandante en jefe subrogante de la Iª Brigada Aérea, coronel de aviación Eduardo Cuadra, y contó con la asistencia del comandante del Ala Base N° 4, coronel de aviación Luis Escobar, e invitados especiales.



El comandante del Grupo de Aviación N° 1, comandante de grupo Claudio Ibara, en su discurso hizo una reseña histórica, recordando los orígenes en la localidad de Alto Hospicio, y también describió la evolución de la unidad hasta hoy. Durante la ceremonia se efectuó la entrega de los diferentes estímulos a los oficiales y Personal del Cuadro Permanente (PCP) que conforman esta unidad táctica dependiente de la Iª Brigada Aérea.

La misión

La misión del Grupo de Aviación N° 1 es instruir y entrenar a los oficiales del Escalafón del Aire, de manera de capacitarlos para que se desempeñen como pilotos de combate en las unidades de la FACh. Asimismo, realizar las misiones aéreas que se le asignen en la planificación operativa vigente, con el propósito de contribuir al logro de los objetivos impuestos por el nivel superior.



A fines de diciembre la institución confirmó que este entrenamiento se realizará en el avión de ataque ligero Embraer A-29B Super Tucano, el cual desde el 2019 es la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate de la FACh. Tal como dio a conocer Infodefensa.com, la Fuerza Aérea contemplaba concentrar la preparacion de vuelo táctico y ataque ligero en el Super Tucano, considerando el final de la vida útil del CASA/Enaer A-36 Halcón (C-101), aún en inventario operativo de la Escuela Táctica del Grupo de Aviación N°1.

El A-29B cumplió diez años desde que los primeros ejemplares llegaron a la base aérea Los Cóndores donde cumplen, entre otras, misiones de apoyo aéreo estrecho. Gracias a su moderna aviónica hacen posible a las nuevas generaciones de pilotos de combate transicionar rápidamente al avión caza multirol Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon de los modelos Block 50 C/D y Block 20 MLU AM/BM que operan los Grupos de Aviación N° 3, N° 7 y N° 8.

Según la institución, diez son las generaciones de pilotos que han sido formadas, llegando a las 20.000 horas de vuelo gracias al trabajo conjunto del Grupo de Aviación N° 1, y del Grupo de Mantenimiento N° 54. Es así como desde el año 2019 el Super Tucano se transformó en la plataforma de instrucción para los nuevos pilotos de combate.

La importancia del Super Tucano



El Grupo de Aviación N° 1 forma a los nuevos pilotos a través del Curso Táctico de Combate. Previo a este curso, los alumnos deben aprobar los cursos de Piloto Militar en el avión de entrenamiento básico Enaer T-35 Pillán en la Escuela de Aviación, y el Curso de Vuelo por Instrumento en aeronaves Cessna Citation CJ1 en el Grupo de Aviación Nº 5. Esto les permite, posteriormente, iniciar su camino como pilotos de aviones de primera línea al cursar en la Escuela Táctica de Combate.

La preparación está compuesta por la enseñanza en cuanto a doctrina, planificación, armamento, guerra electrónica y varias asignaturas que le entregan las herramientas para la toma de decisiones. Además estudian la ingeniería del avión, el funcionamiento de cada uno de los sistemas, los procedimientos y cómo enfrentar las emergencias.



Los pilotos que realizan el Curso Táctico de Combate inician su formación en aeronaves de instrucción avanzada Embraer A-29B Super Tucano. Las ventajas de esta decisión están dadas por las características que presentan los sistemas de esta aeronave. Por una parte, está el proceso de instrucción en tierra, donde se estudia el funcionamiento de los sistemas propios del material, tales como su ingeniería, capacidades y lo relacionado con las posibles emergencias, para que el alumno vea gráficamente qué sucede si falla algún subsistema y cómo solucionarlo. Junto con ello, el simulador de vuelo les permite practicar de manera fácil y confiada cómo realizar las misiones que tienen asignadas y lograr que la misión en vuelo sea más eficiente.



Referente a los costos de operación, el comandante en jefe de la FACh, general del aire Arturo Merino, señaló a la revista Fuerza Aérea de Chile que "este es un avión de múltiples capacidades tecnológicas que nos permite tener una excelente transición de los aviones de instrucción básica para posteriormente hacer el Curso Táctico, y luego llegar al F-16. Sus instrumentos, que son todos digitales, van a permitir una transición mucho más fácil desde el punto de vista de la operación de todos los equipos que tiene el F-16. En segundo lugar, este es un avión más barato de operar, en cuanto al consumo de combustible y, obviamente, estas dos condiciones a nosotros nos permiten tener una mejor capacidad para instruir a nuestros pilotos".

En tanto el comandante del Grupo de Aviación Nº 1, comandante Claudio Ibara, explica a la misma revista que “los sistemas del Super Tucano fueron diseñados para la FACh de manera que simulen las mismas capacidades que el material F-16, y de esta forma las nuevas generaciones de pilotos de combate se entrenen y practiquen las tácticas y técnicas que luego emplearán en material de primera línea”. Lo anterior permite que ellos lleguen mejor preparados y que el esfuerzo sea, principalmente, relacionado en los aspectos de performances del avión, facilitando y haciendo eficiente los procesos de instrucción y preparación de estas tripulaciones.

A esta línea de integración digital se sumarán también las aeronaves de instrucción básica Pillán II, el nuevo proyecto de la Empresa de Aeronáutica Nacional (Enaer), haciendo más fluido transitar de una plataforma a otra. Además, la empresa chilena aplicó a un Super Tucano el cambio de pintura (gris) en sus dependencias ubicadas en la base aérea El Bosque en Santiago.

Previo a los cazas de primera línea



Después de efectuar el Curso Táctico en el A-29B Super Tucano se gradúan como Pilotos de Guerra de la FACh, especializados en el Área de Combate. De ahí comienza el proceso de adquirir mayor experiencia en el área continúa, ahora conformando las diferentes bandadas de combate de la unidad, hasta que obtengan los requisitos para llegar a volar el material supersónico como los Northrop Grumman F-5E/F Tigre III o los Lockheed Martin F-16AM/BM MLU ó C/D Block 50.

“La principal ventaja está centrada en el entrenamiento en un material de vuelo moderno, con grandes capacidades de aviónica y armamento, pudiendo familiarizarlos de una mejor manera con la nueva tecnología, técnicas y tácticas existentes para llegar a volar un material de primera línea. Ser piloto de combate es una gran responsabilidad, la cual nos obliga e incentiva a explotar al máximo nuestras capacidades y habilidades, desarrollando lo mejor de cada uno de nosotros para maximizar el trabajo en equipo que realizamos diariamente. El principal desafío que tenemos es cumplir con nuestra misión institucional en materia de Defensa, de la manera más profesional y motivada”, acota el comandante Ibara.

Sistema de armas

El 15 de agosto de 2008 la empresa brasileña Embraer fue la encargada de informar la venta de los primeros 12 Super Tucano que serían identificados con los numerales 451 al 462, y que llegarían a contar de noviembre de 2009 al Grupo de Aviación Nº 1.



El sistema de armas seleccionado incluyó un paquete de soporte logístico integrado ILS (Integrated Logistic Support) y un sistema de entrenamiento y apoyo a la operación TOSS (Training and Operation Support System), compuesto por tres subsistemas: uno de planificación de misiones de navegación y ataque MPS (Mission Planning Station), uno para el relato de misiones MDS (Mission Debriefing Station), y un simulador de vuelo FS (Flight Simulator).

La adquisición del segundo lote fue anunciado por Embraer el 16 de octubre de 2017. En un comunicado la compañía señaló que "las aeronaves encomendadas, por un cliente no revelado y que serían entregadas en 2018, son de ataque ligero y para el entrenamiento de pilotos militares. Los aviones podrán ser usados tanto para el entrenamiento táctico y avanzado, como para misiones ISR (Intelligence, Surveillance, and Reconnaissance)".

El A-29B es una aeronave turbohélice doble cabina, versátil, potente y capaz de ejecutar diferentes misiones: CAS (Close Air Support), FAC (Forward Air Controller), Recce (Armed Reconnaissance), ISR y entrenamiento avanzado. Gracias a su tren reforzado, puede operar en pistas improvisadas y además cuenta con sistemas EO/IR (Electro-Optical / Infra-Red System), LRF (Laser Range Finder), Datalink, NVG (Night Vision Goggle), sistema dispensador Chaff/Flare (CMDS, Counter-Measure Dispense System), asientos eyectables Martin Baker MK 10, un motor Pratt & Whitney PT6A-68C, y NCDR (Net Centric Data Recorder).
Los pilotos cuentan con un sistema integrado SMS (Store Management System) con el que administran sus armas, entre ellas, dos ametralladoras .50. También tienen un CAM (Computerized Attack Modes) que despliega en el HUD (Head-Up Display) la información de los tipos de misión de bombardeo (CCIP, Constantly-Calculated Impact Point, o CCRP, Constantly-Calculated Release Point).



El avión de ataque ligero puede ser equipado con diferentes armamentos en sus cinco puntos duros que soportan 1.500 kilos. En ellos se pueden instalar cohetes de 70 milímetros, bombas de caída convencional Mark 82LD, bombas guiadas por láser GBU-58 y misiles aire-aire AIM-9, Python 3 ó 4, entre otros.

En misiones ISR, la información recabada por el FLIR (Forward Looking InfraRed) se despliega en el CMFD (Colored Multi-Function Display). Para misiones de entrenador, se transforma en una interfaz de aviones de combate de cuarta generación como el F-16. Permite practicar el lanzamiento de armamento vivo, así como el uso virtual de misiles BVR (Beyond Visual Range), el radar APG-68 y sistemas RWR (Radar Warning Receiver).

Aumento de la flota



La institución actualmente opera 18 de estas unidades, y como dio a conocer en exclusiva Infodefensa.com, Embraer se encuentra negociando cuatro aeronaves adicionales.
El 6 de diciembre de 2018 el vicepresidente para América Latina de Embraer, Rafael Daher de Miranda, y el representante de ventas y negocios internacionales de Embraer Defense and Security, Alexander Rochael de Paiva se reunieron con el entonces jefe de la División de Desarrollo y Proyectos (Divdepro) del Comando Logístico de la FACh, general de brigada aérea Orlando Franchi, para entregar una propuesta comercial, atendiendo a un Request For Quotation de cuatro aeronaves A-29B, más Equipos Terrestres de Apoyo (GSE, Ground Support Equipment).

El 15 de febrero de 2019, según la Ley del Lobby de Chile, Alexander Rochael de Paiva se reunió con el jefe del Estado Mayor de la FACh, general de aviación Roberto Avendaño (en calidad de comandante en jefe subrogante), para efectuar un análisis de la Segunda Fase del Proyecto Super Tucano.
Fotos 1, 5 y 6: FACh. / Foto 2: Ministerio de Defensa. / Fotos 3 y 4: Fernando Castillo. Foto 7: Ministerio de Defensa. / Foto 8: Óscar Medina. Foto 9: Gilmar Leal.


https://www.infodefensa.com/latam/2...-aviacion-formando-pilotos-combate-chile.html
 
Última edición:

Noticias del Sitio

Arriba