La empresa INVAP, perteneciente a la Provincia de Río Negro, incursionó en el desarrollo de radares a fines de la década de 1990, cuando la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) le encomendó el diseño de un sistema de Radar de Apertura Sintética (SAR por sus siglas en inglés) en Banda L que sería el instrumento principal de los Satélites Argentinos de Observación por Microondas (SAOCOM), de los cuales dos ejemplares (SAOCOM 1A y 1B) ya fueron lanzados -en 2018 y 2020, respectivamente- y se encuentran en órbita actualmente.

Tras los fallidos intentos para concretar la radarización del espacio aéreo nacional en 1976, a través del “Sistema Integrado de Control del Espacio Aéreo” (SICEA) y, en 1996 con el “Plan Nacional de Radarización” (PNR) en 1996, el gobierno nacional decidió -a través del Decreto 1407- crear en 2004 el “Sistema Nacional de Vigilancia y Control Aeroespacial” (SINVICA).

El SINVICA, en su diseño inicial, preveía la instalación de casi treinta radares primarios terrestres -fijos y móviles- así como también la incorporación de tres aeronaves de alerta y control aéreo tipo AWACS (Airborne Warning and Control System).

Además, el citado Decreto 1407 contemplaba la mayor participación posible de la Ciencia y la Industria argentina en el desarrollo y producción de los radares, los sistemas de comunicaciones, comando y control, la infraestructura, etc., que requería la radarización integral del territorio nacional.

A casi 20 años de su creación, el SINVICA se viene ejecutando en la medida que el presupuesto nacional lo permite, habiendo alcanzado al presente una cobertura de más del 95% del espacio aéreo en lo que hace al control del tráfico aerocomercial con 23 radares secundarios de INVAP ya instalados y, en menor porcentaje, una importante cobertura para vuelos no colaborativos a través de una decena de radares primarios  fabricados  o modernizados por la empresa estatal rionegrina.

La capacidad de INVAP

En estas poco más de dos décadas que INVAP lleva trabajando en el diseño, desarrollo, manufactura, mantenimiento y modernización de radares propios y extranjeros, la compañía ha alcanzado un dominio cada vez mayor sobre una tecnología sensitiva y estratégica como son los radares, dadas sus aplicaciones duales, ya sean civiles (control de vuelos comerciales, seguridad náutica, pesca, búsqueda y rescate, etc.) y/o militares (vigilancia y control del aeroespacio, fronteras y espacios marítimos, guiado y control, etc.).

De este modo, INVAP logró conformar un grupo de profesionales y técnicos altamente calificados; construir infraestructura específica (talleres, laboratorios, etc.); incorporar equipos, maquinaria e instrumentos que le permiten:

  • Diseñar, fabricar, testear, calibrar, mantener y modernizar radares propios de uso civil y militar; primarios y secundarios; de dos y tres dimensiones (2D y 3D); terrestres, fijos, móviles y transportables; de corto, medio y largo alcance; navales, aerotransportados y para satélites; en bandas L, S y X; de tecnologías SAR y AESA.
  • Mantener y modernizar radares de otros fabricantes.
  • Desarrollar y proveer Sistemas de Comando y Control fijos y móviles
  • Diseñar y fabricar simuladores de radares.
  • Capacitar al personal técnico de los clientes para que operen y/o mantengan los radares.
  • Sostener el ciclo de vida completo de estos sistemas

Resulta importante destacar que INVAP es la cara visible de los radares “made in Argentina”, pero atrás de la empresa rionegrina existe una importante red de proveedores locales que -en su gran mayoría- son pequeñas y medianas empresas (PYMES) radicadas en Bariloche, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, entre otras.

Solo el 20% del costo de los radares de INVAP corresponde a materiales importados, un claro indicador del alto nivel alcanzado por el entramado científico-tecnológico y productivo argentino en la sustitución de importaciones, lo cual reduce costos, plazos y dependencia de terceros (otras empresas y países) para fabricar y mantener operativos nuestros radares.

Por otro lado, el mayor dominio de la tecnología de radares y la forma en que INVAP tracciona sinérgicamente sus contratos con otras empresas e instituciones del sector público (CONAE, VENG, FAdeA, Universidades, etc.) y privado nacional implica la creación de más puestos de empleo en Argentina, reduce la fuga de divisas y hasta genera su ingreso por exportaciones, etc.

Portfolio y usuarios de radares de INVAP

En las últimas dos décadas, INVAP ha desarrollado y/o modernizado más de cien radares de diversos tipos y aplicaciones, tanto para usuarios civiles como militares, del Estado nacional, entre los cuales se puede citar a las siguientes instituciones: Fuerza Aérea Argentina (FAA), Ejército Argentino (EA), Armada de la República Argentina (ARA), Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), Subsecretaría de Recursos Hídricos, etc.

Actualmente, la oferta de sensores radar de INVAP abarca un amplio abanico de aplicaciones, que se están desarrollando y/o ya han sido entregados a usuarios civiles y militares, a saber:

  • Radar Secundario Monopulso Argentino (RSMA). Veintitrés unidades entregadas y en servicio bajo la órbita de la EANA.
  • RSMA Transportable (RSMA-T). Equipo que INVAP provee mientras hace el mantenimiento o modernización de los RSMA.
  • RSMA Naval (RSMA-N). Un radar instalado a bordo del Rompehielos ARA “Almirante Irízar” de la Armada Argentina.
  • Radar de Apertura Sintética (SAR) en Banda L para Satélites. Dos unidades construidas y en servicio a bordo de los SAOCOM-1A y 1B.
  • Radar Meteorológico Argentino (RMA). Veintiún ejemplares para la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, 11 ya operativos.
  • Modernización de radares móviles AN/TPS-43 al estándar MTPS-43. Dos ejemplares ya modernizados y operativos en la FAA. Posible continuación  del upgrade a dos unidades adicionales de la FAA.
  • Modernización de radares terrestres “Rasit” al estándar “Rastreador”. Más de 45 unidades entregadas y en servicio en el Ejército Argentino.
  • Radar Primario Argentino de 240 millas náuticas (MN) de alcance Transportable (RPA-240T). Siete unidades fabricadas para la FAA, 5 en servicio y 2 en proceso de instalación.
  • Radar de Alcance Mediano (RAM), una unidad en servicio por la FAA.
  • Sistema de Consolas de Defensa Aérea (SCODA). Varias unidades fabricadas y en servicio con diversos clientes militares.
  • Radar Primario Argentino de 200 MN de alcance Fijo (RPA-200F). Cinco ejemplares en etapa de fabricación para la FAA.
  • Radar Primario Argentino de 170 y 200 MN de alcance Móvil (RPA-170M y RPA-200M). Un RPA170M entregados y en servicio en la FAA y [UdW1] 
  • RPA de 200 MN de alcance, Móvil, de uso Civil (RPA-200MC). Dos unidades en construcción para Nigeria.
  • Pod ISR con Radar AESA aerotransportado. Un ejemplar con capacidad operativa inicial a entregar a mediados de 2022 y cuatro unidades más hasta 2025 para equipar los aviones IA-58 Pucará Fénix de la FAA.
  • Simuladores de Radares. Entregados a varios clientes, civiles y militares.

Entre los nuevos desarrollos que INVAP se encuentra impulsando con esfuerzo propio podemos citar:

  • Radar Argentino en banda X Aerotransportados (RAXA). Equipo en desarrollo por INVAP a riesgo propio para aviones y helicópteros, tripulados y no tripulados.
  • Radar de Vigilancia Terrestre y Costera de 30, 50 y 80Km de alcance (RVT-30, 50 y 80). Sensores en desarrollo a riesgo propio por INVAP.
  • Radar Multifunción 3D (sobre tráiler o integrado en vehículo 4×4) de 200Km de alcance para Vigilancia (RMF-200V). Desarrollo a riesgo propio de INVAP.
  • Radar Multifunción 3D de 200Km de alcance Naval (RMF-200N). Sensor en desarrollo a riesgo propio de INVAP con foco en los nuevos Patrulleros Oceánicos (OPV), las Corbetas y Destructores clase MEKO-140 y 360 de la Armada Argentina.
  • Radares específicamente orientados a la detección de drones y la protección de infraestructura crítica.

2021, el año récord

Tanto para INVAP en particular como para la Argentina en su conjunto, el año pasado no será “un año más” o “común” en materia de radares. Esto es así porque en 2021 se reactivaron de manera importantísima los procesos de radarización para distintos ámbitos del Estado Nacional, sino también porque se concretó la primera exportación de radares “made in Argentina” a otro país.

En ese sentido, INVAP proveerá a Nigeria dos radares RPA-200MC de uso civil y cursos de capacitación para el personal que los operará las 24 horas, los 365 días del año, para mejorar la seguridad de su aviación civil.

El RPA-200MC es un 3D radar móvil de largo alcance, de diseño modular, con transmisores y receptores distribuidos en su antena, que puede operar con muy alta disponibilidad, mínimo mantenimiento preventivo y bajos costos logísticos y operativos a lo largo de todo su ciclo de vida.

Esta primera exportación de radares “made in Argentina” a un nuevo mercado en el continente africano permitirá a INVAP continuar consolidándose como un proveedor fiable y competitivo de la más avanzada tecnología en radares.

Además, el Estado nacional celebró diversos acuerdos con INVAP para el desarrollo, provisión y modernización de más de treinta radares de diversos modelos, entre los cuales podemos citar:

  • 5 RPA-200F para la Fuerza Aérea Argentina (FAA) con su infraestructura de sitio asociada.
  • 1 RPA-240T para la FAA con su infraestructura de sitio asociada.
  • 1 Pod ISR con el segundo Modelo de Evaluación Tecnológica (MET-2) del Radar RAXA con Capacidades Operacionales Iniciales (COI) para la FAA.
  • 2 RPA-200M y su simulador específico para el Ejército Argentino.
  • 10 RMA para la Subsecretaría de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, con su infraestructura de sitio asociada.
  • 3 Radares Primarios PSR-SSR Modo A/C/S, ADS-B MET, 2 Radares Secundarios SSR Modos A/C/S y funcionalidad ADS-B para la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), con su infraestructura de sitio asociada.
  • Modernización de 22 sistemas RSMA a RSMA-S/A (modos S y ADS-B) y provisión de unidades de  ADS-B stand alone.

Entre los radares exportados a Nigeria y los acordados por el Estado nacional para equipar a las Fuerzas Armadas y otras instituciones civiles, en 2021 INVAP gestionó acuerdos por casi 180 millones de dólares en radares civiles y militares, de los cuales casi un 20% corresponde a su primera exportación.

El volumen de ventas de radares alcanzado en 2021 no sólo es récord por su importe sino también porque implica una gran carga de trabajo para los próximos años y la apertura de nuevos mercados, todo lo cual contribuye a brindar la continuidad imprescindible para seguir avanzando en el desarrollo de estas tecnología estratégicas.

Conclusiones

Si bien la Argentina no es  tan conocida a nivel mundial como un país referente en materia de desarrollo de sistemas complejos de alta tecnología, como lo son los radares, reactores nucleares, satélites de observación y comunicaciones, etc., INVAP está abriendo nuevos mercados para las exportaciones nacionales.

No caben dudas que los proyectos estratégicos requieren un apoyo sostenido a lo largo de los años por parte del Estado nacional, independientemente del signo político del gobierno de turno.

Dados los plazos extensos y las importantes inversiones que requieren, no es posible para ningún país lograr el dominio de tecnologías sensitivas y estratégicas si sus autoridades políticas no comprenden la necesidad de dar continuidad a proyectos que requieren cinco, diez años, o más, para completar su ciclo de investigación, desarrollo y producción.

Los países más avanzados, como EE.UU., Francia, Alemania, Israel, llevan décadas implementando un modelo de gobierno que, sin importar la ideología de quienes resulten elegidos en las urnas, mantienen un fuerte compromiso respecto a fomentar el desarrollo científico-tecnológico y productivo de sus naciones, priorizando que el presupuesto de las compras del Estado sea satisfecha por empresas locales y, cuando ello no fuere posible, exigiendo los mayores offsets y compensaciones industriales con la finalidad de lograr una autonomía cada vez mayor en el dominio de tecnologías sensitivas como la Nuclear, Aeronáutica, Espacial, Seguridad y Defensa.

En este sentido, durante la firma del contrato entre INVAP y la Fuerza Aérea Argentina para la compra de radares, el Ministro de Defensa, Lic. Jorge Taina, afirmó que: “INVAP es un ejemplo de empresa exitosa y coloca a la Argentina entre los países que tienen proyectos de tecnología de punta. Hoy veo aquí la expansión de un trabajo exitoso, de una empresa que es reconocida internacionalmente, pero además veo la sinergia entre una empresa que funciona como una empresa comercial, pero que tiene el impulso extraordinario del Estado, que la ha puesto a competir, no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional”.

La sanción en 2021 de la ley que creó el Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF) representa una herramienta clave con la que cuentan las Fuerzas Armadas por primera vez en su historia y les permite realizar una planificación estratégica y dar sustento presupuestario a los proyectos que requieren inversiones plurianuales significativas por su magnitud, que varía del orden de decenas a centenas de millones de dólares, como lo es el caso de los radares primarios, los cazas supersónicos, misiles, buques y tanques que requiere la Defensa Nacional de un país tan extenso y rico como la República Argentina.

Asimismo, resulta necesario contar con una Ley de Investigación, Desarrollo, Innovación y Producción para la Defensa, que articule sinérgicamente las capacidades científico-tecnológicas e industriales del sector público y privado argentino para hacer un uso más estratégico y eficiente del FONDEF.

Confiamos que, más pronto que tarde, la dirigencia política argentina en su conjunto, gobierno y oposición, entenderá que invertir en Tecnología y Producción nacional es la mejor manera de reequipar a las Fuerzas Armadas y, simultáneamente, genera puestos de empleo calificados, se sustituyen importaciones, se incrementa la independencia nacional al contar con una base industrial y tecnológica propia capaz de abastecer las necesidades de nuestras FFAA y Fuerzas de Seguridad, se generan nichos de exportación, etc.

Te puede interesar: ¿Cómo fue la participación de la firma INVAP en FIDAE 2022?

Publiidad

El autor se desempeñó como Oficial del Cuerpo Comando de la Armada Argentina y Asesor de los Ministros de Defensa y de Seguridad de la Nación.

7 COMENTARIOS

  1. Si cada província tuviera una empresa como INVAP, seriamos una potencia. Tenemos el modelo y el ejemplo propio. El desafio, es librarnos de los políticos que tiran para atrás.

  2. Excelente INVAP, ojalá que continúe en la misma senda y consiga ser proveedor de radares en otros países. Sería bueno si otras empresas nacionales pudiesen comenzar a exportar alta tecnología con la continuidad que lo hace INVAP. Y entusiasma que hayan tantos proyectos y desarrollos de radares, y que además continúe el plan nacional de radarización. El Estado Nacional debe continuar apoyando a esta empresa estratégica. Muy buena nota.

  3. Buen articulo, solo quiero hacer una simple aclaración/corrección, en el listado dice que los SAOCOM tienen radar de banda X, cuando los radares de apertura sintética de los SAOCOM 1A y 1B son en banda L y se combinan en prestaciones con los radares italianos los cuales si son de banda X y que juntos conforman la constelación SIASGE Italoargentina.

  4. Una muy extensa, importante y consistentemente técnica descripción de la INNEGABLE Y YA CONSABIDA capacidad de nuestras mentes y posibilidades de nuestras industrias y además, x lo menos para mi persona un SOBERANISIMO ORGULLO. Primero x vivir a unas cuadras del INVAP, o sea que además soy orgullosamente patagonico y Argentino x derecho propio y que estas magnas situaciones, no hacen más que reafirmar mi decisión del regreso a la patria. Esta situación, x otra parte me vuelven a reafirmar, x lo menos a mí, QUE NINGUNA GUERRA COGNITIVA ejercida desde el exterior y también propugnada x varios representantes vernáculos…

  5. Muchas gracias Javier José Diaz por esta nota.

    Considero que muchos funcionarios deberían estar en el banquillo de los acusados para responder porque se seleccionaron fabricantes extranjeros al comprar las OPV a Francia, los Texan II. Las pistolas Pietro Beretta PX4 Storm, las camionetas Dodge RAM de la policía Bonaerense, etc, etc.

    Argentina tiene sobrada capacidad para fabricar todos los sistemas arriba descriptos. Y así potenciar la industria nacional de alto valor agregado.

    Pienso en empresas como Cicaré que espera pacientemente que el Estado concrete la compra de sus helicópteros livianos y sus novedosos RUAS. Astillero Río Santiago, TAMSE, Petrel, Papizturbine, etc.

    Realmente hay que poner en primer plano la Ley de Compre Nacional. Tanto para empresas privadas como estatales.

    Abrazos y gracias

    Juan Martin Pettigrew

  6. Estimado Malvinero y comunidad de Zona Militar,
    Mis disculpas por el error en relación a que los satélites SAOCOM poseen radar SAR en banda X. Efectivamente, dichos radares de diseño argentino trabajan en banda L, mientras que sus pares italianos lo hacen en banda X. Muchas gracias por la acertada corrección. Ya pido que se corrija el texto de mi nota.
    Saludos

    José Javier Díaz

  7. Excelente artículo e innegable capacidad de INVAP. Pregunto, además de Nigeria, existen otros paises que esten interesados en la adquisición de radares fabricados por INVAP, y más particularmente pertenecientes a la región?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.