El Ejercicio Operacional Combinado «Relámpago VI – 2021» realizado entre la Fuerza Aérea Colombiana y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos de América nos ha servido como una nueva ocasión para apreciar a los Kfir locales junto a los F-16C/D norteamericanos, todos ellos en el marco de la espectacularidad que ofrece el paisaje colombiano. El mencionado ejercicio tiene como objetivo mejorar e incrementar la interoperabilidad entre ambos países, sirviendo como herramienta para profundizar conocimientos y capacidades en el desarrollo de operaciones aéreas conjuntas bajo estándares internacionales de la OTAN.

En esta ocasión, personal y medios aéreos de los Comandos Aéreos de Combate No.1 y No. 5 de la FAC, en especial los IAI Kfir C-10 del Escuadrón 111, operaron en conjunto con personal norteamericano del 79th Fighter Squadron, unidad con asiento en la Base Aérea de Shaw, Carolina del Sur. Para esta nueva edición, la USAF desplegó su acostumbrado tren logístico para apoyar las operaciones de seis F-16C/D Block 50D. El arribo del contingente de los EEUU al Comando Aéreo de Combate n.º 5 con asiento en Río Negro, Antioquía, se inició en los primeros días del mes de julio.

Según lo expresado por Teniente Coronel William McDowell, comandante del 79º Escuadrón de Cazas Expedicionarios y del 474º Escuadrón de Apoyo a las Operaciones Expedicionarias, entre las actividades por realizar durante «Relámpago VI» estuvieron incluidas la práctica de tácticas aéreas cercanas, fundamentos así como tácticas avanzadas de combate aéreo. «Vamos a superar los límites para que nuestras dos fuerzas aéreas y nuestros pilotos perfeccionen sus habilidades» concluyó.

El ejercicio combinado entre colombianos y norteamericanos trata de reflejar la importancia en el mundo real sobre cuestiones referidas al mantenimiento de la seguridad regional, para lo cual se incluyeron salidas de entrenamiento centradas en el desarrollo de tácticas defensivas/ofensivas que permitan alcanzar y mantener superioridad aérea a la vez que se ejecutaron ejercicios simulando el empleo de grandes formaciones.

Con una duración de un mes, Relámpago VI también contó con la participación de observadores de Chile y Brasil. De acuerdo a lo manifestado por la gacetilla de prensa de la FAC, «…su presencia es verificar las capacidades de la FAC en ámbitos como Guerra Electrónica, operaciones aéreas y misiones de búsqueda rescate y salvamento, logrando con esto fortalecer el entrenamiento y la capacitación del personal…»

Las operaciones efectuadas durante «Relámpago VI» también incluyeron la participación del Grupo de Control Aéreo Táctico (TACP) asignados al 474º Escuadrón de Apoyo a las Operaciones Expedicionarias, los cuales se entrenaron junto con el personal del Grupo de Operaciones Especiales Aéreas (GROEA) de la Fuerza Aérea Colombiana en operaciones de Apoyo Aéreo Cercano y coordinación de medios aéreos desde posiciones avanzadas.

Foto de portada: USAF

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.