El pasado martes 09 de junio fue confirmado por Darlene Costello, subsecretaria de Adquisición, Tecnología y Logística de la Fuerza Aérea ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, que Northrop Grumman (grupo de empresas estadounidenses dedicadas a producciones aeroespaciales y de defensa) había terminado de construir los dos primeros modelos del B-21 Raider en su Planta 42 de la Fuerza Aérea en Palmdale, California. Previamente consideraban que el primer vuelo de los primeros modelos construidos se realizaría a finales de este año, pero terminó por retrasarse hacia principios del 2022. Se planea que la nueva producción reemplace de a poco a gran cantidad de la flota de los B-1 Lancer.

Actualmente la flota estadounidenses de bombarderos está compuesta por 158 aeronaves, siendo 21 de ellos del modelo B-2 Spirit, 61 del B-1 Lancer, y 76 del B-52 Stratofortress, y esperan poder completar con la nueva serie de los B-21 un total de 225 aeronaves, según confirmó el Teniente General y Subjefe del Estado Mayor de Planes y Programas de la Fuerza Aérea, David S. Nahom. No está confirmada la cifra de los B-21 Raider que se planea producir, pero puede especularse a raíz de las cantidades actuales y de la cantidad de bombarderos que entrarán en retiro próximamente (por ejemplo, 16 del B-1 Lancer), que serán aproximadamente 149, si es que no contamos con que pueda retirarse también cierto número de bombarderos de la serie B-2 Spirit, o los B-52. Dicha cifra se vuelve aún más certera al tener en cuenta que, Frank Kendall, nominado por Joe Biden para convertirse en el próximo secretario de la Fuerza Aérea, aseguró que no planean producir menos de 145 aeronaves de la serie B-21.

Commons

Muchos de los aspectos técnicos de la aeronave aún son un misterio, por ejemplo se desconoce si podrán portar armamento nuclear, y puede que dicho aspecto se vea afectado por el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) que mantiene Estados Unidos con Rusia, al menos hasta 2026 que posee validez.

Se espera que entren en servicio en la Base de la Fuerza Aérea Ellsworth en Dakota del Sur, y se le fue asignado un presupuesto para su producción de US$ 2.873 mil millones para el 2022, siendo US$30 millones más a comparación de lo asignado para el corriente año.

Te puede interesar: ¿Por qué Estados Unidos aumentó el presupuesto de sus armas nucleares?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.