En un video recientemente publicado por la Armada Israelí se logra apreciar el volumen de medios y personal que la fuerza mantiene desplegada en apoyo a las operaciones que las Fuerzas de Defensa de Israel vienen ejecutando en la franja de Gaza. Una secuencia por demás llamativa es la de una de las corbetas Sa’ar 5 brindando protección a las plataformas off-shore, donde claramente se distingue un lanzador Iron Dome en la cubierta de vuelo, sistema que está en las primeras planas por su activa participación en la defensa contra los cohetes lanzados contra territorio israelí.

La presencia del sistema Iron Dome embarcado no es algo de estos días, ya que para mayo de 2016 las IDF habían comunicado la la ejecución exitosa de pruebas con el sistema de defensa de misiles Tamir Adir. En aquella ocasión, los lanzamientos se realizaron desde la cubierta de una de las tres corbetas Sa’ar 5 con que cuenta la Armada Israelí. Según lo informado por aquel entonces, «...la prueba demostró la capacidad del Iron Dome «Marítimo» para operar en una plataforma altamente dinámica y en movimiento. Durante la prueba, se dispararon múltiples cohetes de corto alcance desde la costa, los cuales fueron clasificados como amenazas reales por el sistema de radar Adir y eliminados en su totalidad por el sistema de armas Tamir…»

Los resultados de las pruebas realizadas en 2016 demostraron que el sistema Tamir Adir era capaz de detectar y derribar cohetes similares a los que son lanzados desde Gaza gracias a la utilización de la tecnología desarrollada para el Iron Dome, el cual había probado su eficacia durante la operación Protective Edge de 2014. Tamir Adir fue el resultado de un trabajo en conjunto entre el gobierno israelí y la industria local, surgiendo como un requerimiento para complementar las capacidades de defensa de las corbetas Sa’ar. De esta manera, el lanzador Iron Dome navalizado refuerza al sistema Barak 8, el cual fue diseñado para batir objetivos aéreos, tanto aeronaves como misiles anti-buque.

La importancia de contar con medios navales capaces de batir objetivos como cohetes y misiles ya lo habíamos informado en 2015, siendo una de las razones por la cuales Israel optó por incrementar las capacidades de sus medios navales sobre todo si tenemos en cuenta al cambio que sufrió la situación estratégica de país con el hallazgo de importantes yacimientos gasíferos en el mar Mediterráneo. Denominados campos Tamar y Leviatán respectivamente, los mismos contendrían más de 800 billones de metros cúbicos de gas así como una significante presencia de petróleo, lo que se puede traducir en decenas de billones de dólares. La seguridad de las instalaciones de exploración y explotación se convirtió en una nueva prioridad para el gobierno israelí, no solo contra pretensiones de otras naciones sino también contra la amenaza irregular, la cual por aquel entonces ya había demostrado la capacidad de operar y lanzar desde tierra misiles anti-buque así como también vehículos aéreos no tripulados. Con los avances apreciados en cuanto a disponibilidad y sistemas, en la actualizad la amenaza se torna aún mayor.

Vale recordar que la Armada Israelí está en proceso de reforzar su flota con la incorporación de 4 corbetas de la clase Sa’ar 6, las cuales fueron encargadas al astillero alemán Thyssen Krupp Marine Systems/TKMS en 2015 a un costo de 480 millones de euros. Actualmente, la Armada Israelí ya opera dos de estos buques, la «INS Magen» y la «INS Oz». Por su parte, la clase Sa’ar 5 entraron en servicio a partir 1993, habiendo sido construidas en el astillero norteamericano Litton-Ingalls Shipbuilding Corporation. En su momento fueron clasificadas como uno de los buques mejor armados, tomando en cuenta la proporción con respecto a su desplazamiento/armamento: Con sus 1275 toneladas, las corbetas estaban armadas inicialmente con misiles anti-aéreos Barak 1, misiles anti-buque RGM-84 Harpoon, CIWS Phalanx Mk15, RWS Typhoon y tubos lanza torpedos Mk32. El armamento (hoy modernizado) era complementado por diferentes sistemas, como un radar AESA, directores de tiro y sonar de casco y remolcado así como la capacidad de operar un helicóptero AS565 ASW.

Foto de portada: Israeli Navy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.