El Ministerio de Defensa del Reino Unido ha confirmado su decisión de comprar otros 14 helicópteros Chinook de transporte pesado a Estados Unidos.

Se informó que el acuerdo de 2.000 millones de dólares entre el Reino Unido y el Pentágono incluiría también motores, ametralladoras, radares y equipos de bloqueo de misiles.

Con 60 unidades en servicio, el Reino Unido es ya el segundo mayor operador de este tipo de helicópteros. El principal operador sigue siendo el ejército estadounidense, que ha volado con diferentes versiones de la aeronave durante más de 50 años.

El Reino Unido está comprando nuevos Chinooks para reemplazar algunos de las aeronaves más antiguas en servicio. La Royal Air Force (RAF) recibió sus primeros helicópteros del tipo en 1980. Las nuevas unidades serían del tipo H-47 Extended Range (ER), que actualmente está en servicio en Canadá y cuenta con depósitos de combustible mejorados.


“El calendario de entrega y los costos exactos de los nuevos helicópteros Chinook están aún por confirmar, pero se espera que la entrega se realice antes de finales de 2030”, señala un informe de Bloomberg, citando a una portavoz de la embajada del Reino Unido en Washington.

Aunque el acuerdo está confirmado, parece que el Reino Unido quiere retrasar la entrega hasta tres años debido a las repercusiones económicas de la pandemia de Covid-19.

Desde la Guerra de las Malvinas en 1982, el Reino Unido ha utilizado el Chinook en todos los conflictos importantes, entrando en acción en Irlanda del Norte, Bosnia, Kosovo, Sierra Leona, Irak, Afganistán, principalmente en el papel de MERT, y actualmente sirviendo en Malí apoyando a los franceses en la Operación BARKHANE. Está destinado a permanecer en servicio más allá de 2040.

Es importante señalar que el departamento de defensa estadounidense ha aprobado una posible venta de un total de 16 Chinooks al Reino Unido en 2018.

Tal vez te puede interesar: El Reino Unido dispara su gasto militar con la vista en las guerras del futuro

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.