Chinook

El Ejército de los EE. UU. se ha quejado de las «vibraciones en exceso en las palas del rotor» en la última versión del helicóptero Chinook (Ch-47F Block II) que fabrica Boeing. Según un informe publico del Pentágono, por tal motivo, el helicóptero será sometido a «pruebas de usuario limitada» durante toda la primera mitad del presente año.

El nuevo Advanced Chinook Rotor Blade, o ACRB, en el CH-47F Block II «produce vibraciones excesivas en tierra, durante el vuelo estacionario y en su movimiento hacia adelante que pueden causar un riesgo de seguridad de vuelo», indica el informe. «Las tripulaciones aéreas informaron fatiga prolongada y otras condiciones fisiológicas debido a vibraciones excesivas después de un vuelo de prueba de desarrollo utilizando los ACRB rediseñados».

Las mejoras del Bloque II incluyen palas de rotor de nuevo diseño, cambios importantes en el sistema de transmisión y otras mejoras como celdas de combustible no segmentadas. Se espera que la aeronave albergue aproximadamente 4.000 libras de capacidad de carga adicional y agregue capacidad de alcance.

Según una fuente citada por el medio estadounidense, la prueba de usuario limitado aún está siendo programada, y acorde a lo que dice el informe, el US Army tomaría una decisión sobre cuando iniciar su producción en abril de 2021, pero dado los retrasos de las fallas encontradas parece poco probable que se pueda atenerse al calendario. El programa de prueba y evaluación de entrenamiento con fuego real del programa Chinook está retrasado también, con lo cual no se sabe bien cuando será la fecha.

“Los cambios de diseño necesarios para corregir las deficiencias de rendimiento, la disponibilidad de piezas y la disponibilidad de una instalación de prueba especializada retrasarán múltiples eventos de prueba de fuego real hasta después del Milestone C”, indica el informe del Pentágono. Asimismo agrega, «retrasar las pruebas con fuego real aumenta el riesgo del programa».

A pesar de las vibraciones excesivas del diseño de ACRB, según el informe, el helicóptero cumplió con los requisitos de potencia aumentados durante las pruebas de vuelo estacionario dentro y fuera del suelo y demostró un aumento de elevación de 2.300 libras a 95 grados a una altitud de presión de 4.000 pies.

El Ejército planea probar segmentos ACRB bajo cargas representativas en marzo de 2021 y luego desarrollará pruebas dinámicas de palas en el vehículo de prueba en tierra en función de los resultados de las pruebas de segmento, según el informe. Además, el helicóptero no pasó la prueba de calificación de la celda de combustible cuando no se selló automáticamente después de la prueba balística. El informe dice que el contratista «debe rediseñar y fabricar una nueva celda de combustible antes de futuras evaluaciones con fuego real».

Tal vez te pueda interesar: «Defiant X», nuevo candidato para competir por el próximo helicóptero de asalto de largo alcance para el Ejército de EE.UU.

Imagen de portada: Soldados estadounidenses entrenan con cargas y realizan asaltos aéreos en el marco de Saber Junction 20 en el área de entrenamiento Hohenfels, Alemania, el 10 de agosto de 2020. Crédito: Spc. Hunter García / Ejército de los EE. UU.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.