uh-60

El Ejército de EE.UU. ha retrasado un segundo intento de prueba operativa inicial para el Black Hawk modelo UH-60 Victor hasta que se realicen las correcciones de confiabilidad en el software y hasta que la aeronave reciba la certificación para volar en el espacio aéreo nacional, dijo Robert Barrie, oficial ejecutivo del programa de aviación del Ejército.

La primera prueba y evaluación operativa inicial se llevó a cabo en la base conjunta Lewis McChord en el estado de Washington, en septiembre de 2019, pero debido a numerosos problemas de confiabilidad del software, el Ejército decidió realizar una segunda prueba para el tercer trimestre del año fiscal 2020. Asimismo, ese evento fue retrasado un año debido a la pandemia de coronavirus y a retrasos en el proceso de certificación Instrument Flight Rules certification process (IFR) que permite que la aeronave vuele en el espacio aéreo nacional.

El modelo Victor convierte al Black Hawk modelo Lima de cabina analógica en un modelo digital, que a su vez coincide mejor con las capacidades del modelo UH-60 Mike, que es la última variante del helicóptero. Si se garantiza el éxito del modelo Victor, esto podría funcionar como un trampolín para futuros proyecto.

Redstone Defense Systems fue elegido por el ejército para tomar el diseño de la cabina de Northrop Grumman e integrar la tecnología en los prototipos del modelo V en la primavera de 2014. Tres prototipos pasaron más de dos años en la Instalación de Integración de Prototipos en Redstone en proceso de integración.

El Ejército se asoció con Corpus Christi Army Depot, Texas, para convertir los modelos «L» en nuevos modelos «V» a un ritmo de 48 aviones por año. Algunos han criticado la planificación de producción por considerarla demasiado lenta puesto que se tardarían muchos años en llegar al total pensado de 760 helicópteros. El ejército ha afirmado que necesita acelerar el proceso de producción.

El Ejército ha desarrollado una nueva línea de base de software – «línea de base 3.0″ – que está siendo sometida a pruebas de desarrollo» dijo Barrie. Y por ahora lo que resta es certificar la aeronave para volar en el espacio aéreo nacional. «Es la mayor parte del trabajo que resta y estamos en camino de hacerlo», concluyó.

Tal vez te pueda interesar: Imágenes de satélite sugieren que China está impulsando su presencia naval en el Mar del Sur de China

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.