refugio militar

El Batallón de Ingenieros de Montaña 8 del Ejército Argentino realizó la apertura del refugio militar «Real de la Cruz» en la provincia de Mendoza a 17 kilómetros del Paso Internacional «Portillo de Piuquenes».

El refugio Real de la Cruz solo se utiliza durante la temporada estival de diciembre a marzo, dado que durante el resto del año permanece cerrado por las condiciones climáticas adversas.

El refugio alberga a militares andinistas que realizan actividades y expediciones en esta época del año. También se mantiene operativo en caso de emergencias a civiles. Entre sus capacidades, se destacan dos alojamientos para 50 personas, un comedor y hospedaje para los habitantes del refugio.

Llegar no es fácil, y únicamente se accede a pie o montado, con lo cual implica un enorme esfuerzo para el personal y el ganado mular, quienes debe cargar con todo lo necesario para la supervivencia y el funcionamiento del refugio. Al ser un refugio de alta montaña, se le provee energía eléctrica con una turbina hidroeléctrica. El agua es tomada del río de deshielo, y se utiliza gas natural envasado que es transportado por el ganado mular en albardas acondicionadas para tal fin.

Cada relevo de personal y reabastecimiento del refugio tiene una duración de cinco días, y necesita alrededor de 15 efectivos, y 25 mulas silleras y cargueras.

El Refugio Militar “Real de la Cruz” es operado y custodiado por cuatro efectivos, capacitados e instruidos para permanecer aislados en alta montaña por períodos de tiempo prolongados.

Tal vez te pueda interesar: Las Fuerzas Armadas cumplen 300 días de trabajo consecutivos en el contexto de pandemia

*Con información e imágenes de Argentina.gob.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.