Foto: 149th Fighter Wing

Del 6 al 17 de octubre de 2014, la Fuerza Aérea de Argentina participó en uno de los adiestramientos de combate aéreo simulado de mayor relevancia en el continente: Salitre 2014. Con epicentro en la Base Aéreo “Cerro Moreno”, Salitre logró reunir a una fuerza multinacional integrada por más de 1000 personas y 54 aeronaves, todas ellas pertenecientes a las Fuerzas Aéreas de Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos y Estados Unidos.

Salitre implicó para la Fuerza Aérea Argentina el despliegue de los sistemas de armas A-4Ar Fightinghawk, C-130 Hércules y Fokker F-28 Fellowship. De las actividades desarrolladas en Antofagasta tomaron intervención 95 mujeres y hombres pertenecientes al Comando de Adiestramiento y Alistamiento, así como de la I y V Brigadas Aéreas, los cuales no solo tuvieron activa participación en la línea de vuelo, sino que también realizaron su aporte durante los diversos procesos que se ejecutaron durante Salitre. Entre ellos destacaron el por entonces Capitán Gastón Costantino, el cual se desempeñaba en la V Brigada Aérea como oficial de operaciones del 2° escuadrón del Grupo 5 de Caza, jefe de escuadrilla, instructor, piloto y jefe de mantenimiento del sistema Fightinghawk. Durante Salitre, Costantino tuvo la posibilidad de oficiar como Comandante de Misión (Mission Commander), tarea que demandó comandar y coordinar los distintos paquetes de aeronaves. Esta función es esencial, ya que demanda la pericia necesaria del oficial a cargo para organizar la actividad de las diversas aeronaves participantes, teniendo como fin central el cumplimiento satisfactorio de la misión. Costantino recalcó que “nosotros tenemos nuestros ejercicios integradores en la Fuerza Aérea Argentina. Tuve la oportunidad de participar del ultimo y desempeñarme con esa función lo que fue muy provechoso para mí porque me permitió desempeñarme con una práctica para lo que iba a ser este ejercicio…”

El punto nostálgico y emotivo de rememorar la actividad y los participantes Salitre 2014 es la opinión que expresaba el por entonces Teniente Gonzalo Britos Venturini, el cual junto con el Teniente Ezequiel Devigilli cumplieron el rol de Mission Planing Cell (célula de planificación). Britos Venturini supo brindar una interesante conclusión acerca del rol que tuvieron con Devigilli, al mencionar que “…uno se da cuenta que está al nivel de los estándares que se manejan en el mundo porque se pudo ver esto con el Mission Commander argentino. El objetivo de la Aviación de Caza Argentina está muy bien encaminado porque el resultado es que uno puede interactuar y aplicar todo lo que uno sabe, son estándares OTAN

De acuerdo con lo informado oportunamente por la FAA, durante los 15 días en el terreno los cinco A-4Ar Fightinghawk desplegados (los C-920, C-923, C-925, C-926 y C-932) junto con el C-130H Hércules TC-64 y el Fokker F-28 Fellowship TC-52 acumularon un total 133:50 horas de vuelo.

Los demás participantes

Para las maniobras que tuvieron lugar durante Salitre 2014 se dispuso de dos asientos de operaciones: la Base Aérea “Cerro Moreno”, localizada y la Base Aérea “Los Cóndores”, Iquique, desde las cuales operaron el Bando Azul y el Bando Rojo respectivamente.

Salitre 2014 consistió en simulación de un conflicto armado que tuvo como objetivo evaluar la interacción y preparación de una coalición ante una crisis, en este caso una situación de conflicto entre dos naciones denominadas «Buli» y «Rupanco». Este último país es el que adoptaría una posición hostil, ejecutando actos prohibidos por el derecho humanitario. Ante este cuadro de crisis, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas da luz verde para la creación de una coalición y que la misma pueda hacer uso de la fuerza. Este contingente multinacional desplegaría desde un país neutral denominado «Ranco», con la misión de suprimir las fuerzas hostiles pertenecientes a “Rupanco”. De esta manera se conforma el Bando Azul, integrado por los medios y personal de Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos y Uruguay. El papel de Bando Rojo estuvo representado por la I Brigada Aérea de la FACh.

Bando Azul

Fuerza Aérea Argentina: Cinco A-4Ar Fightinghawk, un C-130 Hércules y un 1 Fokker F-28 Fellowship.

Força Aérea Brasileira: Cuatro F-5EM del 1° Grupo de Aviação de Caça, un C-130H del 1°/1° Grupo de Transporte y un ERJ-145.

Fuerza Aérea de Chile: Seis F-16MLU, seis F-5E Tigre III, un KC-135 Stratotanker, dos Bell 412 y un Sikosky S-70 Blackhawk.

Fuerza Aérea Uruguaya: Tres A-37 Dragonfly del Escuadrón Aéreo N° 2 (Caza) y un C-130B Hércules Escuadrón Aéreo Nº 3 “Transporte”

United States Air Force: Seis F-16C del 149th Fighter Wing y un KC-135 Stratotanker del 121st Air Refueling Wing (Texas ANG) y un C-17 Globemaster III del 172d Airlift Wing (Mississippi ANG)

Bando Rojo (FACh): Seis F-16 MLU, seis F-16Block 50 y dos Bell 412.

Fotos: 149th Fighter Wing – USAF.

¡Apoyanos!

2 COMENTARIOS

  1. Es doloroso e indignante ver cómo, en pocos años, fuimos perdiendo capacidades militares. Hoy no tenemos un solo caza supersónico. No tenemos cómo defender adecuadamente la capital argentina contra un ataque aéreo convencional, o terrorista. Los Pampas están buenos, pero no dan la talla. Esperemos que podamos, en unos años, recuperar lentamente ciertas capacidades estratégicas, dado que hacerlo más rápido supone mucha inversión, difícil en estos tiempos de crisis económica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.