china

La tensión entre Estados Unidos y China continúa escalando en Asia a medida que ambos países se mueven hacia sus intereses en la región. Esta vez, el foco de la tensión se localiza en Taiwán y en un provocador artículo que salió publicado en Military Review, titulado “Deterring the Dragon”, que propone que las fuerzas estadounidenses se desplieguen en Taiwán. 

El autor de la nota es el Capitán Walker D. Mills del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que actualmente está sirviendo en la Infantería de Marina de Colombia bajo un programa de intercambio, y que a lo largo de un extenso artículo explica las formas en que Estados Unidos debiera disuadir a China. 

En China, este artículo fue recogido por, Hu Xijin,  editor del medio Global Times, un medio de comunicación asociado al Estado Chino, quién escribió en su cuenta de twitter:

“Debo advertir a las personas en los Estados Unidos y Taiwán que tienen este tipo de pensamiento. Una vez que den el paso de devolver las fuerzas estadounidenses a Taiwán, el EPL definitivamente iniciará una guerra justa para salvaguardar la integridad territorial de China. La Ley Anti Secesión de China es un tigre con dientes”.

El artículo afirma que Estados Unidos ha “pivotado” hacia Asia y que ahora su mayor preocupación es la República Popular China, que es clasificada de “agresiva” y “revisionista”. También confirma que para China Continental la independencia total de Taiwán es “impensable” y que usará todo lo que esté a su alcance para evitar que Taiwán sea del todo independiente. Por el contrario, según el analista militar, China estaría trabajando en un plan de reunificación de Taiwán para el año 2049. 

El problema de esto, es que al observar al Ejército Popular de Liberación (EPL) en las últimas décadas, vemos la enorme transformación que ha sufrido, alcanzando un punto de avance tecnológico y de recursos que permite compararla con la fuerza estadounidenses en algunas áreas. 

Por tal motivo, todo indicaría que, ante un evidente choque de intereses entre China y EE.UU., ambos países podrían escalar en un futuro cercano en un conflicto arriesgado. 

Los espacios de disputa donde EE.UU. pretende llevar su influencia, son considerados como áreas de influencia histórica china, y esto supone un agravante de la situación.  Cómo señala el artículo, la mejor respuesta es la disuasión de China, pero para ello el autor propone una acción que podría ser considerada como “agresiva”. Disuadir China implicaría basar tropas estadounidenses en Taiwán. 

El problema es que China jamás permitiría una acción semejante por parte de Estados Unidos, y la misma supondría una automática escalada de conflicto que podría poner a ambos países en un enfrentamiento directo. 

Para China, Taiwán establece la oportunidad de ubicarse en una posición de dominio, mejorando su acceso a los recursos y al comercio. Taiwán es una zona estratégica para China, por ende ya ha manifestado en numerosas ocasiones que de ser necesario la defenderán “con la fuerza”. 

Con lo cual, plantear un escenario donde Estados Unidos moviliza tropas permanentes allí, supondría un escándalo para China; pero del mismo modo, para la política exterior estadounidense, dejar avanzar a China en la región tampoco es una opción. 

La situación que actualmente vive Estados Unidos con China podría asemejarse a aquella que transitó EE.UU. con Rusia durante la Guerra Fría. Por tal motivo, se considera que una política de disuasión es la mejor política para evitar un choque directo con el gigante asiático.  

Actualmente, el único involucramiento de Estados Unidos con Taiwán está relacionado con la venta de armas, y la misma ha generado tensión entre las partes. EE.UU. no tiene ningún compromiso real con Taiwán que le obligue a garantizar su defensa, no existe ningún acuerdo de ese estilo, sin embargo se entiende que la relación entre EE.UU. y Taiwán es de cooperación, aunque sin compromisos claros. 

China ha manifestado su intención de reunificación, y ha dicho que de ser necesario usará la fuerza para invadir la isla. De ser así, ¿Qué podrá hacer EE.UU. si esto sucede, o mejor aún, qué hará para evitarlo?. 

Tal vez te pueda interesar: Programa secreto de EE.UU. desarrolla nuevo avión de combate de sexta generación

Imagen de portada: Fotografía recreada por estudiantes del Instituto de Bellas Artes de Sichuan en Chongqing, China. La misma recrea un escenario ficticio de la invasión del Ejército Popular de Liberación a Taiwán. Cortesía del Instituto de Bellas Artes de Sichuan publicado en Military Review.

¡Apoyanos!

5 COMENTARIOS

    • No alcanzan a acercarse esos «Nimitz» que los mandan al fondo del mar a misiles limpios, vos te pensas que china tiene las mismas fuerzas y el mismo nivel tecnologico que en la guerra fria?…

      • «el mismo nivel tecnológico que en la guerra fría»…toda ingenieria inversa, robada a occidente; basura, copian a un F-35….pero el día que se tenga que enfrentar a un F-35 de verdad, ahí los quiero ver.

  1. Desde mi humilde punto de vista de un simple lector asiduo de temas de geoestratégica, puede que la disuada, o por lo contrario, sea la gota que colme el vaso tener tropas de EEUU en lo que China considera su territorio. Sería una jugada muy peligrosa de consecuencias imprevisibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.