Estados Unidos acusa nuevamente a Rusia de haber llevado a cabo un encuentro peligroso, pero esta vez en el aire y sin heridos. La semana pasada se dio a conocer un vídeo que muestra como un vehículo militar ruso choca contra un vehículo M-ATV (Mine-Resistant Ambush Protected All-Terrain Vehicle) del ejército estadounidense ocasionando lesiones a la tripulación del vehículo. El incidente ocurrió en el este de Sira en el área llamada Zona de Conflicto donde los estadounidense no esperaban la presencia rusa mientras realizaban una patrulla de seguridad de rutina. El incidente está siendo investigado por las autoridades.

Pero en esta oportunidad el encuentro peligroso se dio en el aire, mientras los B-52 Stratofortress de la OTAN sobrevolaban el Mar Negro.

El pasado viernes, los B-52 Stratofortress sobrevolaron los 30 países de la OTAN en un ejercicio que, según EE.UU., estaba destinado a demostrar la solidaridad de la alianza, en medio de crecientes signos de grietas entre los aliados. Ese mismo día, EE.UU. declaró que dos aviones de combate rusos habían realizado una intercepción insegura a uno de los B-52. La intercepción peligrosa se dio sobre aguas internacionales sobre el Mar Negro.

La acusación fue hecha mediante un comunicado de prensa donde se alega que los pilotos rusos «volaron de manera insegura y poco profesional mientras cruzaban a menos de 100 pies del B-52 varias veces lo que provocó turbulencias y restringió la capacidad de maniobra del B-52». Posteriormente se dio a conocer el vídeo del incidente.

El general Jeff Harrigian, (U.S. Air Forces in Europe-Air Forces Africa commander) dijo que “acciones como estas aumentan el potencial de colisiones en el aire, son innecesarias e inconsistentes con la buena habilidad para el vuelo y las reglas de vuelo internacionales” (…) “Mientras los aviones rusos estaban operando en el espacio aéreo internacional, pusieron en peligro la seguridad del vuelo del avión involucrado. Esperamos que en el futuro operen dentro de los estándares internacionales establecidos para garantizar la seguridad y prevenir accidentes”, sentenció.

La misión duró tan sólo un día y se lleva a cabo en Europa desde 2018. El objetivo es «demostrar solidaridad de la OTAN» con sus aliados. En la actualidad, la OTAN se encuentra envuelta en medio de una disputa entre Grecia y Turquía sobre la jurisdicción de las aguas del Mediterráneo, y la posición enfrentada entre Turquía y Francia en Libia.

Tal vez te pueda interesar: ¿S-400 en Libia?¿O se trata del S-300? Analistas intentan descifrar que sistema de defensa aérea desplegó Rusia en el país

Imagen de portada ilustrativa.

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.