Pese a que el esfuerzo de personal y medios pertenecientes a las Fuerzas Armadas están concentrados en las tareas de apoyo a la emergencia sanitaria «Operativo General Manuel Belgrano», consecuencia de la pandemia de COVID19, la Armada, Ejército y Fuerza Aérea han logrado recuperar y mantener cierta actividad operacional luego de la reorganización que demandó la etapa inicial de la cuarentena. Particularmente en el Ejército Argentino, se ha apreciado un paulatino incremento en la ejecución de ejercitaciones, instrucción, dictado de cursillos y adiestramiento en el terreno, muchos de los cuales se han concentrado en las Brigadas de Montaña por lógicas razones estacionales.

Para comprender el marco en el cual están actuando las FFAA, haremos eco de las palabras que el General de Brigada Juan Martín Paleo, Jefe del EMCOFFAA expresó a La Nación: Actualmente las Fuerzas Armadas están operando gracias a los refuerzos presupuestarios, debido a que repitió el presupuesto 2019, a todas luces insuficiente para atender las necesidades del período 2020. El titular el Estado Mayor Conjunto manifestó que para hacer frente a las obligaciones que demandan las operaciones de asistencia a la comunidad, se debió reorganizar la cuestión presupuestaria. Esto significó la suspensión de la actividad en los institutos de formación así como la pausa en lo que refiere a la incorporación de persona, ejercicios y capacitaciones en el exterior.

Con este panorama no del todo favorable, las FFAA en general y el Ejército en particular destacan por el gran esfuerzo que vienen realizando, tanto en lo material como con sus recursos humanos. Estos últimos destacan constantemente a lo largo y ancho de la geografía de la Argentina, constituyéndose como representantes del estado tanto en populosas zonas urbanas así como en los rincones más recónditos de la nación. Pese a que los medios especializados ven como algo usual la iniciativa y compromiso demostrados por las FFAA, no se puede pasar por alto la ponderación que realiza la prensa masiva y su lógico impacto (positivo) en la opinión pública.

En este contexto de presupuesto más ajustados y emergencia sanitaria, sobresalen aún mas las actividades operacionales que se han podido apreciar en las últimas semana. Lógicamente, y por razones obvias, no veremos grandes despliegues de personal y medios, sin embargo eso no quita relevancia a las tareas que se vienen ejecutando. Como mencionamos, por razones estacionales, las unidades y subunidades con asiento en las provincias de Mendoza y Neuquén han concentrado mucha de la actividades, entre ellas el dictado de los cursillos básicos de montaña invernal y ejercitaciones que incluyeron marchas a pie y montadas, prácticas de tiro, trabajo de ingenieros en el armado y desarmado de puentes, etc.

En Santa Cruz, el Grupo de Artillería Blindado 11 se adiestró en el Campo de Instrucción General Adalid, mientras que en Chubut, el Batallón de Ingenieros Mecanizado 9 realizó actividad relacionada al franqueo de ríos. Por su parte, tiradores especiales pertenecientes al Regimiento de Caballería de Exploración 3 pusieron a prueba en el Campo de Tiro 3 de Fierro sus fusiles anti-material Steyr HS.50 M1 12.7mm

En la zona centro, los paracaidistas de la IV Brigada Aerotransportada y la Compañía de Apoyo de Fuerza de Operaciones Especiales 601 realizaron diversas ejercitaciones y dictado de cursillos. Entre ellos destacan las actividades realizadas en conjunto con la Sección de Aviación de Despliegue Rápido (abastecimiento con cargas externas, lanzamiento de cargas, marcación de zonas de aterrizaje, embarque/desembarque y guiado) y las capacitaciones en los sistemas anti-tanque AT-4 y Carl Gustaf M4 dictadas por el Escuadrón de Exploración de Caballería Paracaidista 4. En la provincia de Buenos Aire, el Grupo de Artillería Antiaéreo 601 se adiestró en el empleo de los cañones bitubo Oerlikon de 35mm y en su radar de tiro Skyguard mientras que el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 estrenó sus FAMCa en el polígono de la Guarnición Militar Pigüé. En Entre Ríos, el Grupo de Artillería Blindado 2 realizó prácticas de tiro con sus piezas remolcadas de 155mm.

Por una cuestión de tiempo y espacio no podemos abordar todas las actividades, sin embargo lo mencionado sirve para recalcar una vez mas que pese a un contexto muy desfavorable, el Ejército Argentino continúa con los esfuerzos para alistarse en lo que hace a su misión principal.

Fotos: Ejército Argentino

1 COMENTARIO

  1. Que bueno ver que nuestras fuerzas armadas se entrenen en lo suyo. Son tiempos dificiles, pero es necesario estar preparados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.