Rusia acaba de confirmar la suspensión en las entregas del sistema de defensa aéreo S-400 a China. Aparentemente, hace cinco meses que se vienen aplazando los envíos, según publicó recientemente el medio Sohu. China recibió el primer lote del sistema S-400 en 2018.

Asimismo, además de anunciar la suspensión, Rusia notificó que aún no se ha determinado cuando se reanudarán las entregas. Según destacó el país, las entregas se suspendieron «por el bien de China», puesto que «recibir un arma no es fácil». La decisión habría sido tomada teniendo en cuenta la situación de pandemia con el objetivo de no interferir en las acciones llevadas a cabo por China en sus esfuerzos por mitigar la propagación del virus covid-19. Y es que, para concretar con éxito la transacción era requisito que equipo técnico ruso viaje a China para poner el sistema en servicio, y del mismo modo, personal chino debía viajar a Rusia para comenzar el entrenamiento. Por este motivo, ante la imposibilidad de llevar a cabo este intercambio, la entrega se ha visto retrasada.

Sin embargo existen rumores que afirman que las buenas relaciones entre ambas naciones estarían viéndose afectadas, situación que podría haber llevado a Rusia a congelar la entrega. Recientemente Moscú ha acusado a Pekín de estar obteniendo información mediante el uso de espías. También existe preocupación por el creciente ascenso mundial de China, inquietud que comparten tanto Rusia como Estados Unidos.

El sistema de misiles de defensa aérea S-400 es considerado el más avanzado de su tipo en Rusia, capaz de destruir objetivos a una distancia de hasta 400 kilómetros y una altura de hasta 30 kilómetros.

Tal vez te pueda interesar: China podría estar construyendo un nuevo LHD para su Armada

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.