La Fuerza Aérea de los Estados Unidos está desplegando seis bombarderos B-52 a Diego García, una base militar estratégica ubicada en una pequeña isla en el Océano Índico, utilizada para las operaciones tanto en el Medio Oriente como en el Pacífico.

El movimiento se realiza justo en medio de la creciente tensión generada por las amenazas de represalias de Irán después de un ataque aéreo en Bagdad en donde fue abatido el general iraní Qassem Soleimani, uno de los máximos jefes militares del país persa.

El bombardero B-52, es sin dudas el avión que simboliza el poderío militar de Estados Unidos, también llamado «The Buff», (El Musculoso), por sus iniciales en inglés de «Big Ugly Fat» (Grande Feo Gordo).

El despliegue, que fue reportado inicialmente por la cadena CNN, es el más reciente movimiento de las Fuerzas Militares de los Estados Unidos que buscan reforzar sus unidades y poder de fuego en el Medio Oriente, apenas horas después de que la milicia chiíta iraquí Kataib Hezbollah insinuara posibles ataques de represalia para vengar la muerte de Soleimani.

«En este momento y por motivos de seguridad operacional, no estamos discutiendo el movimiento de nuestras fuerzas que se despliegan dentro o fuera del área de responsabilidad del Comando Central de los EE.UU.», dijo la portavoz del Pentágono, Cmdr. Rebecca Rebarich al medio especializado Military.com en respuesta a una solicitud de comentarios sobre el tema.

Tal vez te puede interesar: Los TC-12B para la FAA a la espera de una confirmación

Deja un comentario