El Cuerpo de Marines de EEUU anunció este miércoles, sobre el comienzo de un exitoso ejercicio naval llevado a cabo en los mares de Filipinas, en el este de China y en Okinawa, Japón. El mismo trata de un ejercicio de simulación combinado que tiene como objetivo, recuperar un territorio disputado, en 10 días.

La 31ª Unidad Expedicionaria de la Marina y el Escuadrón Anfibio 11 llevaron a cabo una serie de operaciones a gran escala en una maniobra naval expedicionaria de armas combinadas, que contó con el desembarco del Wasp Amphibious Ready Group. El ejercicio comenzó el 9 y finalizará el 19 de agosto.

La 31ª Unidad Expedicionaria de Infantería de Marina y el Escuadrón Anfibio 11 planearon, coordinaron y ejecutaron la demostración para demostrar su flexibilidad en las incautaciones simultáneas en varias islas y la proyección del poder de combate, informó un comunicado del Cuerpo de Marines. Las fuerzas aéreas y terrestres también integraron sus capacidades en todos los dominios de guerra.

El ejercicio incluye barcos, helicópteros, buques de asalto anfibio, operaciones de reabastecimiento de combustible y personal que ejecuta lanzamientos desde paracaídas, cordones de seguridad, bajas simuladas y captura exitosa de objetivos.

Asimismo, el ejercicio incluyó la captura de un aeródromo en el Centro de Entrenamiento Ie Shima de Okinawa.

«La velocidad con la que los marines pudieron establecer el FARP (Punto de reabastecimiento-rearme del área) demuestra una capacidad que es crítica para realizar operaciones expedicionarias en un entorno disputado», dijo 1Lt. Guiron Cai, oficial a cargo de las FARP. «Su habilidad para establecer rápidamente un punto de reabastecimiento de combustible con 5.500 libras de combustible, demuestra la capacidad de la 31.ª MEU para reabastecer y reubicar rápidamente nuestros activos aéreos según lo requiera la misión», concluyó.

Deja un comentario