Raytheon anunció que trabajará para mejorar el planeo de las armas hipersónicas del Ejército de los EEUU, tan sólo días después de que Dynetics fuera adjudicado con un contrato para construir al menos 20 unidades de cuerpos de misiles comunes.

El Ejército de los EEUU lidera un equipo con la Marina y la Fuerza Aérea para ofrecer capacidad de combate de armas hipersónicas a los soldados de Estados Unidos con miras al año 2023.

Las armas hipersónicas lanzadas desde tierra, mar o aire viajarán a velocidades superiores a Mach 5, que es cinco veces la velocidad del sonido, según un comunicado de la compañía.

Raytheon «construirá y entregará los subconjuntos de control, actuación y acondicionamiento de potencia que controlan el vuelo del nuevo programa de cuerpo de deslizamiento hipersónico común del ejército de los EEUU», dice el comunicado.

La compañía de hardware y software Dynetics recibió un contrato por USD 351.6 millones para construir al menos 20 cuerpos de deslizamiento hipersónicos comunes para el Ejército y la Armada y algunos componentes para la Fuerza Aérea.

Raytheon, bajo contrato con Dynetics, y otros socios como Lockheed Martin y General Atomics Electromagnetic Systems, están ayudando al Ejército a mejorar los prototipos C-HGB.

Raytheon ampliará su «creciente cartera hipersónica» a través del proyecto, según un comunicado oficial. «Raytheon está a la vanguardia del desarrollo de tecnología hipersónica», dijo el vicepresidente de Raytheon Advanced Missile Systems, Dr. Thomas Bussing, en el comunicado. «Aportamos nuestros años de experiencia avanzada en el desarrollo de armas para transformar rápidamente el concepto inicial del gobierno en un diseño productivo».

Deja un comentario