Un día será en El Palomar, al siguiente en Mendoza y una semana después en la Escuela de Aviación Militar. Estos son algunos de los tantos lugares donde se puede apreciar a una veterano de la aviación militar argentina: Se trata del Tango Charlie 53, figurita repetida durante estos últimos meses a lo largo y ancho del país. La razón es bien conocida, ya que se trata del último Fokker F-28 Fellowship en servicio con que cuenta la Fuerza Aérea Argentina y que por estas horas transita sus última horas de vuelo previo a su pase a retiro.

La historia del Fellowship en la Fuerza Aérea se inició con su incorporación de los Fokker F-28 Mk1000 en el año 1975, llegando a contar el Escuadrón II de la I Brigada Aérea con un total de cinco unidades: los TC-51, TC-52, TC-53, TC-54 y TC-55. A lo largo de sus años en servicio, los F-28 participaron activamente como transporte de carga y pasajeros en muchas de las actividades y despliegues realizados por la FAA , incluida su intervención en el puente aéreo que tuvo lugar durante el conflicto por las Islas Malvinas. Tampoco se puede pasar por alto el destacado papel que jugaron dentro del funcionamiento de la Línea Aérea del Estado (LADE), donde junto a otros sistemas de armas proveyeron el esencial servicio de transporte aéreo desde centros urbanos a puntos distantes de nuestra geografía.

Con mas de 4 décadas sobre su espalda, el sistema de armas Fokker F-28 Mk1000 se encuentra cada vez más cerca de su merecido retiro, habiendo cumplido con creces, junto a sus tripulaciones y personal técnico, un noble servicio a la Nación. Quedará el sabor amargo de que nuevamente se despedirá un sarm sin su debido reemplazo, tal como sucediera con los Fokker F-27 Friendship, y con las consecuencias negativas que ello significa para la Fuerza Aérea, la cual verá aún mas mermada su capacidad de transporte.

Hace unos meses, los F-28 dados de baja en las instalaciones de FAdeA.

Imagen de portada: Facundo Fernandez / Imágenes artículo: Zona-Militar

2 COMENTARIOS

  1. Lastima y dolor genera una frase de lo publicado, NO TENDRA REEMPLAZO. Creo que las autoridades castrenses tendrán en vista la adecuada nave que podría subsanar ésta demanda. Y creo que habrán planteado la necesidad. NO ENTIENDO A LAS AUTORIDADES. Y MENOS A NUESTRO PUEBLO. DUELE Y MUCHO.

  2. Es una lastimosa tradición de nuestra clase política de las últimas décadas la de no reponer el material aéreo que se da de baja, por viejo. Los militares, seguramente, tendrán en vista modelos para reemplazar al Fokker, el tema es que los políticos no tienen demasiada gana de gastar en reequipar a las FFAA. Y así, nuevamente se perderà otra capacidad de la FAA. Lastimoso y peligroso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí